Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

La Nueva Agricultura para países tropicales

Agricultura Orgánica

Producción y comercialización de Orgánicos

Por ser de gran importancia el manejo integrado de plagas (ó MIP, como lo ha llamado el equipo de CORPOICA Regional Uno), en un cultivo tan importante para el país como la papa, se transcribe literalmente el documento "Metodología Para Un Curso-Taller De Manejo Integrado De Plagas En La Papa", desarrollado por esta entidad en el departamento de Antiquia y presentado en el año de 1997.

Títulos

Proceso ecológico de producción

Mercados   

La preocupación del consumidor por la seguridad de los alimentos ha llevado a incrementar la demanda de productos ecológicos, ya que éstos ofrecen una mayor seguridad en lo relativo a residuos e inocuidad. Adicionalmente, otro factor que viene incidiendo en la decisión de compra de productos ecológicos, es el relacionado con el crecimiento de una franja de consumidores que quiere contribuir a la conservación del medio ambiente apoyando una producción basada en procesos productivos naturales, que no usan de productos químicos de síntesis, mantienen la fertilidad del suelo, conservan el agua y protegen la biodiversidad, como es el caso de la producción ecológica (a).

Las primeras formulaciones sistemáticas relacionadas con tecnologías de producción ecológica fueron desarrolladas a principios de este siglo por Sir Albert Howard, Lady Eve Balfour y Rudolf Steiner y fueron popularizadas después en diferentes publicaciones, en especial por   J. I. Rodale a través de la revista Organic Farming and Gardening que se viene editando desde los años 40.

En general, los movimientos de agricultura alternativa buscan volver a la agricultura natural orientando la producción hacia un sistema diversificado, que no por ser natural es menos complejo o requiere menos desarrollos tecnológicos y científicos. En efecto, como se verá más adelante, los requerimientos de producción y manejo del cultivo, en el caso de producción ecológica, son aún más exigentes que en la convencional ya que en el proceso de producción debe evitar el deterioro del ecosistema.

La demanda de productos ecológicos cubre todo la gama de productos agropecuarios y acuícolas, tanto frescos como procesados. Aunque la demanda se ha concentrado en alimentos, han llegado a tener alguna importancia en el mercado otros productos que sirven de materia prima, como es el caso del algodón y las maderas o los productos de belleza. La producción de ecológicos a nivel mundial, sin embargo, se ha concentrado en una canasta relativamente reducida de vegetales y frutas frescas, granos básicos (especialmente los utilizados en panadería y elaboración de pastas), aceites, lácteos, vinos y productos cárnicos. Vale la pena advertir que el producto con mayor demanda en el mundo es el café, siendo los países latinoamericanos los principales proveedores. Si desea un poco mas de información sobre el mercadeo de productos ecológicos en el mundo puede visitar nuestra pagina.

Proceso ecológico de producción

Preparación del terreno

Según los principios de agricultura ecológica, se busca que las prácticas de preparación del terreno mantengan o mejoren la calidad del suelo en la medida que permitan conservar su estructura y mejorar disponibilidad y la absorción de nutrientes. Para lograr esto es necesario vigilar que se mantenga la riqueza biológica del suelo y se conserve la humedad.

Las prácticas más utilizadas en agricultura ecológica son la labranza mínima y el uso de implementos adecuados que no deterioren la estructura del suelo y permitan su oxigenación; se recomienda usar coberturas verdes o de hojarasca y desechos de cosechas que, entre otros beneficios, evitan el recalentamiento, conservan la humedad y previenen la erosión. La adición de sustancias como hongos, bacterias o minerales que mejoren los procesos físico-químicos y la interacción de la planta con el suelo es otra de las prácticas usadas y está relacionada también con procesos de fertilización.

Material vegetal, propagación y siembra

Tanto el reglamento colombiano como la Normas Básicas de la Federación Internacional de Movimientos Orgánicos, IFOAM, exigen que el material de propagación proceda de una producción ecológica. El uso de semillas provenientes de ingeniería genética o de plantas o materiales vegetales modificados genéticamente no está permitido dentro de los principios de agricultura ecológica definidos por IFOAM y actualmente existe un amplio debate internacional sobre su utilización en agricultura ecológica. La reglamentación colombiana, sin embargo, no prohibe expresamente el uso de este material. En Colombia se puede usar semillas convencionales solamente si están autorizadas por el ICA y no exista ninguna posibilidad de obtener semillas ecológicas.

En la etapa de vivero no se permite utilizar insumos provenientes de procesos de síntesis química. En esta etapa se debe garantizar la fortaleza y la sanidad de las plántulas con el fin de reducir los riesgos fitosanitarios a nivel de campo y mejorar su adaptabilidad al medio. En el vivero se permite usar bolsas plásticas, siempre y cuando se haga un manejo adecuado de este material luego de su utilización y no se quemen en el campo.

Sistemas de siembra

Orientada a lograr un equilibrio en los sistemas de producción, la producción ecológica comprende sistemas de siembra simultánea o sucesiva de plantas y cultivos de diferentes familias botánicas en la misma área. La asociación y rotación de cultivos o la siembra en relevos y escalonada permiten mejorar y conservar la fertilidad del suelo, aumentan la diversidad biológica del agroecosistema, hacen una mejor distribución de los trabajos del huerto, alternan cultivos con distintas necesidades nutricionales, combinan cultivos de diferente sistema radicular, permiten utilizar una leguminosa por lo menos cada tres cultivos y facilitan la utilización de abonos verdes. Las rotaciones de cultivos permiten adicionalmente, reducir los problemas fitosanitarios.

Los cultivos intercalados son siembras de dos o más cultivos en el mismo terreno, en surcos independientes pero vecinos. Se pueden combinar cultivos perennes con transitorios o varios transitorios, como se hace frecuentemente con las hortalizas. Los sistemas agroforestales o silvopastoriles entran dentro de esta categoría.

Manejo del cultivo

Fertilización.  

De acuerdo con los reglamentos nacionales e internacionales, no se permite la fertilización con productos químicos de síntesis. La fertilización se hace bajo los conceptos de adición de nutrientes y de incorporación de materiales que creen un ambiente favorable a la vida del suelo y que, por lo tanto, faciliten a la planta la absorción de las sustancias que requiere. Con este enfoque se manejan los abonos de origen animal procesados previamente, minerales naturales como cal, roca fosfórica y otros admitidos explícitamente en los reglamentos, el compós obtenido por el procesamiento de residuos vegetales y animales de distinto origen, el humus o lombricompuesto que se tiene de la deyección de la lombriz recolectados en cultivos especiales y los activadores microbianos elaborados con base en cultivos de bacterias, hongos y levaduras.

Manejo fitosanitario.

Los problemas fitosanitarios incluyen las plagas (insectos), las enfermedades (hongos, bacterias, virus) y las arvenses (plantas diferentes al cultivo), organismos que hacen parte del agroecosistema con los cuales es necesario convivir. Por manejo fitosanitario se entiende la combinación de métodos mediante los cuales se limita el desarrollo y la infestación de las plagas, enfermedades y arvenses, hasta evitar o disminuir los daños económicos al cultivo, a la producción y al medio ambiente. Los métodos de control a emplear deben ser integrados y complementarios, es decir, que se puedan combinar entre ellos con el fin de tener una base más amplia en el control, logrando así una mayor eficiencia para limitar el crecimiento y restringir la reproducción de los fitopatógenos. El manejo ecológico de cualquier problema fitosanitario debe contar con controles naturales, biológicos, mecánicos y culturales que sean complementarios y que permitan su integración.La agricultura ecológica establece unos preceptos para el manejo de los diferentes problemas fitosanitarios, los cuales deben ser considerados antes de establecer el cultivo o de tomar algún tipo de acción de control. Tales preceptos son: seleccionar especies y variedades vegetales adaptadas al medio ambiente, establecer un adecuado programa de rotación de cultivos, usar medios mecánicos de control, proteger a los enemigos naturales de los parásitos mediante prácticas que los favorezcan, establecer programas de abono equilibrado, usar suelos fértiles de intensa actividad biológica, hacer asociaciones de cultivos, emplear abonos verdes, realizar preparaciones biodinámicas, hacer recubrimientos del suelo con paja y aportar materia orgánica.

La determinación y la ejecución de cualquier tipo de control debe fundamentarse en inspecciones cuidadosas y regulares de los distintos problemas sanitarios en el cultivo. Como resultado del monitoreo se identifican los agentes dañinos y se establecen su distribución y abundancia, lo que permite manejar eficientemente el cultivo sin llegar a causar un desbalance en el medio ambiente. El conocimiento de la biología de los insectos y su dinámica, así como de su relación con otros componentes del agroecosistema, es la base del diseño y de la aplicación de procedimientos para su manejo, en el cual se deben tener en cuenta los factores bióticos y abióticos que incide sobre los insectos plaga. Adicionalmente, se puede hacer un manejo de los insectos plaga por medios mecánicos, lo cual es compatible con otras técnicas de control y es económico cuando no requiere de excesiva mano de obra. El control mecánico recurre a la remoción y destrucción manual, al establecimiento de barreras físicas y al uso de trampas para capturar insectos.

Cosecha y Poscosecha

En el momento de la cosecha, el productor ecológico debe tener en cuenta cuidados especiales para prevenir la contaminación del producto cosechado. El producto no debe mezclarse con productos convencionales. En los lugares de acopio en el campo y en el uso de contenedores, cajas o costales se debe tener un control especial para evitar el riesgo de contaminación.

La principal recomendación en materia de manejo poscosecha, según los distintos reglamentos, consiste en separar los productos ecológicos de los convencionales en el proceso de clasificación, empaque y almacenamiento. Adicionalmente, se prohibe utilizar sustancias químicas para mejorar la apariencia de los productos o extender su vida útil.

En términos de la calidad de los productos ecológicos, se deben tener los mismos cuidados que requiere el producto convencional, además del cuidado en el almacenamiento y la manipulación del producto para que no exista ninguna fuente de contaminación que desvirtúe su carácter de producto ecológico. En relación con el empaque se debe tener en cuenta que la reglamentación de estos productos define condiciones y requisitos especiales para el rotulado de los productos ecológicos, con el fin de que el consumidor final pueda identificarlos fácilmente.              |Ir Arriba...|

Mercados

La oferta de productos orgánicos en el mundo no alcanza a satisfacer la demanda creciente en cuanto a variedad y cantidad tanto de productos para el consumo en fresco como de procesados. Lo anterior permite suponer que la situación de sobreprecios que se presenta actualmente tenderá a mantenerse aún por varios años. En efecto, la conversión de un agricultor convencional a orgánico implica un período de transición que puede durar entre dos y tres años, durante los cuales el productor no puede contar con el beneficio de obtener precios superiores puesto que no puede ofrecer un producto certificado como orgánico, circunstancia que se ve agravada por la disminución de los rendimientos de sus cultivos. El costo de este período de transición debe ser asumido por el productor, hecho que, por otro lado, puede desestimular el interés del agricultor por este tipo de producción, a no ser que existan incentivos específicos que compensen el sobrecosto.

En todo el mundo los productos ecológicos tienen un sobreprecio que varía en relación directa con la oferta disponible. De acuerdo con el Organic Wholesale Market Report, OMNIS, publicado entre septiembre de 1985 y comienzos de 1990 por el Committee for Sustainable Agriculture in California, el premium para productos ecológicos llegó a ser de 183% para berenjenas, entre 31 y 256% para diferentes variedades de lechuga, de 122% para zanahorias y entre 15% y 280% en el caso del tomate tipo cereza (b).

Una vez se estabilice el mercado de ecológicos con una oferta regular, posiblemente los diferenciales de precios tenderán a bajar a niveles que permitan un incremento en la demanda, ya que el desabastecimiento es uno de los principales factores que está incidiendo en la diferencia de precios con los productos convencionales. Esta situación, sin embargo, podría tomar un buen tiempo puesto que, en la medida en que se reduce el sobreprecio, la demanda tiende a incrementarse superando el nivel de la oferta, de tal manera que se producen nuevos incrementos en los precios.

Los mayores productores de ecológicos en el mundo son Estados Unidos, Austria, Alemania y Francia que abastecen parcialmente sus propios mercados con productos hortícolas, frutas de zona templada, aceites, granos panificables, vinos y productos cárnicos y lácteos. Italia y España son principalmente exportadores dentro de la Unión Europea. Los países en desarrollo, en particular los de América Latina, exportan hierbas y especias, banano y otras frutas tropicales, cítricos, café y aceites. Países como Suráfrica, Chile, Argentina y Nueva Zelanda están incrementando sus cultivos de productos de contra estación, especialmente manzana, ciruela, pera, uva y kiwi.

Cuadro No. 1.

Explotaciones y área en producción orgánica. Unión Europea

1992-1995

 

 

1992

1995

 

Fincas

Hectáreas

Fincas

Hectáreas

Alemania

4.300

127.240

6.700

450.000

Francia

3.873

72.000

3.500

85.000

Italia

2.000

25.000

8.544

154.000

Austria

nd.

nd.

18.144

293.877

Otros países UE

2.731

61.750

10.546

253.433

Total

12.904

285.990

47.434

1.236.310

Fuente: IFOAM y Bio ’96. Horticultura, julio de 1996

En el Cuadro No. 2 se presentan algunas cifras proporcionadas por IFOAM sobre producción orgánica en Europa entre 1992 y 1995, resaltando un crecimiento del área sembrada del 62.9%, promedio anual, en el período. Ese dinamismo se explica en gran parte por las medidas que en materia de subsidios adoptaron los países miembros de la Unión, a través del programa agroambiental (Reglamento 2078/98), para estimular la conversión de los productores convencionales a ecológicos.

Dentro del contexto latinoamericano vale la pena destacar el caso de Argentina, Costa Rica, algunos otros países centroamericanos y, recientemente, Chile. Todos estos productores hacen énfasis en la exportación. Argentina es, probablemente, el principal productor y exportador de ecológicos de Latinoamérica, con un área en producción de 346.987 has. en 1996, dentro de la cual la producción pecuaria representa más de las dos terceras partes. La producción ecológica argentina se destinó en un 74% a la exportación (c).

De acuerdo con IFOAM, en 1997 el comercio mundial de ecológicos representaba US$4 billones(d). Para Peter Segger de Organic Farm Foods, empresa distribuidora de productos ecológicos del Reino Unido, la perspectiva del comercio de ecológicos para el año 2006 representa una cifra de US$100 billones, constituyendo el 15% del mercado total de alimentos, con tasas de crecimiento anuales que oscilan entre 25% y 30% y que pueden considerarse como las más dinámicas en lo relativo a alimentos. El consumo en Estados Unidos se estima para el año 2006 en aproximadamente US$47 billones y en Europa de US$58 billones.

En Colombia la producción ecológica aún no ha despegado como una alternativa de tipo empresarial, a pesar de contar con importantes experiencia de producción y exportación en el caso de café, bananito, panela y frutas procesadas y se encuentran en proceso de transición algunos productores de hierbas y espárragos orientados a la exportación. En el mercado nacional se han comercializado algunos productos como tomate y hortalizas, pero su oferta no ha sido constante y el consumidor aún no tiene clara la calidad diferencial de los productos ecológicos. Es claro sin embargo, que la producción, el mercado y la exportación de ecológicos ofrece alternativas interesantes para la reactivación de los pequeños productores agropecuarios. Si desea más información para ampliar la comercialización de productos ecológicos puede visitar nuestra página.              |Ir Arriba...|


Notas de pie de página:

a. De acuerdo con la resolución 544 de 1994, expedida por el Ministerio de Agricultura, se entiende por productos ecológicos o biológicos "aquellos productos agrícolas primarios o elaborados, obtenidos sin la utilización de productos químicos de síntesis y con la utilización de aguas no contaminadas con residuos químicos y sin ningún contenido de metales pesados". Esta definición retoma la de los reglamentos 2091 y 2092 que rigen para la Unión Europea, ampliándola en lo relativo a la calidad del agua.
b. Market Characteristics. http://aggieorticulture.tamu.edu/sustainable/publications/organicproduce/markets
c. MERLO, Susana. Successful Sustainable Development with Government Support. En Memorias de la V Conferencia IFOAM, Oxford, 1997.
d. LA PRAIRIE, Hervé. Discurso de apertura. En Memorias de la V Conferencia IFOAM, Oxford, 1997.