Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

La Nueva Agricultura para países tropicales

Agricultura Orgánica

Cultivo de plantas medicinales y aromáticas bajo agricultura limpia

El documento que se presentará a continuación es uno de los ejemplos más importantes de que el conocimiento aplicado al sector agrícola de nuestro país puede cambiar definitivamente el rumbo de nuestros campesinos. Es importante notar que este proyecto hizo parte de un importante trabajo social que se realizó en el municipio de Une, en el Departamento de Cundinamarca, al oriente de Bogotá, Capital de Colombia, por la empresa ALIANDES y es una de las experiencias personales más enriquecedoras, tanto desde el punto de vista técnico, como humano, ya que llegué a comprender REALMENTE, la dinámica y la ideología de un productor campesino de nuestro país.

Figura 1. Cuatro de los 5 integrantes de la empresa Hierbas Aromáticas Orgánicas de San Luis, en Une, CundinamarcaEl grupo que se inicio en septiembre de 1999 se formó con 28 personas que deseaban que ALIANDES les ayudara a iniciar un proyecto productivo de tipo agropecuario, para lo cual tenían infinidad de ideas. Como parte de la metodología de los integrantes de esa empresa, están, entre otras, dos ideas básicas: Primero, que un proyecto rural no puede dar beneficios para un grupo tan grande y, segundo que los integrantes del grupo a formar deben "socializar" la idea, (la cual debe surgir de ellos mismos).

Para llevar a cabo esta última premisa, se iniciaron capacitaciones técnicas rápidas, que debían llevar a los campesinos a conocer las ventajas y desventajas que tenían cada uno de los posibles proyectos que expusieron en las primeras reuniones. Fue así como los productores conocieron proyectos como la producción de mora, uchuva, lechuga, aprovechamiento forestal, cría y manejo de ovejos y comercialización de productos perecederos, entre otros.

Con el paso del tiempo (unos seis meses), el grupo se redujo a 9 personas, de las cuales 5 conforman la empresa Hierbas Aromáticas Orgánicas, con grandes avances tanto culturales, como técnicos, sociales y por supuesto, económicos.

El proceso técnico obligó a los integrantes a formular un proyecto piloto en la zona, ya que son los primeros productores de tipo orgánico o limpio en el municipio, lo cual entendió perfectamente el gobierno local y gracias a ello, se gestionó con la Alcaldía y su UMATA (Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria), la donación de $1'000.000 de pesos (US$ 455) y una empresa privada, que aportó igual cantidad.

Con ese dinero, los integrantes iniciaron las labores y se les asesoró,  la compra de la semilla, la cual debía ser de muy buena calidad (en procesos orgánicos, generalmente se recomienda que NO se trabaje con semilla producida por casas comerciales, pero si se desea manejar calidad, tampoco se puede trabajar con cultivos locales, que han sido tratados con químicos, ni exponer a los campesinos a riesgos innecesarios, por lo cual se decidió acceder a ese tipo de semillas).

Afortunadamente y, gracias a la inquietud permanente de los integrantes (virtud que debe ser permanente en los verdaderos productores orgánicos), decidieron, por sí mismos, producir abono de lombriz y fabricar sus propios semilleros. Sin embargo, por sus escasos recursos, no se logró obtener la semilla de lombriz, pero si instalar los semilleros (después verían que trabajar con lombricompuestos en camas de semilleros es una práctica errónea, incluso en siembra).

Dos meses después de sembradas las semillas (Figura 1), las plántulas serían sembradas entre la maleza, aplicando una técnica limpia denominada internacionalmente como Agricultura de sol y malezas. Esta práctica fue muy criticada inicialmente por el grupo, ya que ellos son productores de papa, cebolla y cilantro (cultivos bandera del municipio, que, como la gran mayoría de los cultivos del país se trabaja en suelos "¿limpios?" ), pero luego de experimentar con pequeñisimas áreas de los otros cultivos propios de los integrantes y adentrarlos un poco mas en los beneficios de esta nueva práctica que iban a aprender, accedieron tímidamente.

El proceso posterior fue amplio, lleno de pequeños detalles, de conflictos internos de carácter técnico, pero de forma más dramática, de carácter personal, por lo cual ALIANDES siempre ha contado con una profesional dedicada a la formación en desarrollo humano, que ayuda al grupo a solucionar esos problemas, a formarlos y ayudarlos a crecer individual y por lo tanto colectivamente, fortaleciéndolos como empresa. Esta parte es definitiva en la asesoría que se brinda a los campesinos y es la que, considero, logra la adecuada interacción de los integrantes en las labores diarias de su empresa, presentes y futuras. 

Igualmente, uno de los factores que hace fuerte este proyecto es el técnico y es el que debe ser mostrado en estas páginas, no sin antes agradecer, en nombre de la empresa Hierbas Aromámaticas Limpias, a todo el equipo de ALIANDES, que colaboró en la gestión de recursos y en la formación humana.

Como puede observarse en la Figura 2, las plantas se encuentraban en regular condición y presentaban un amarillamiento sin razón aparente; sin embargo, después de experimentar con otras plántulas se descubrió que era normal y que el color se recupera luego de cierto tiempo y la aplicación de "preparados" alelopáticos. 

Es importante mencionar que esas plantas que se muestran soportaron 3 heladas en el mes de enero del año 2001 y, gracias a la cobertura vegetal proporcionada por las "malezas" (a las que he denominado plantas nobles, porque para mi NO son malezas, porque NO causan mal), se encontraban en magnifico estado, considerando que ses persistente fenómeno climático había ocasionado pérdidas de entre el 60 y el 80% en cultivos de papa en el mismo municipio.

Medio mes después, como se puede observar en la Figura 3, las plantas están en plena formación, han crecido y, gracias a las prácticas culturales no han sufrido NINGUN ATAQUE de plagas o enfermedades y conviven con aproximadamente 20 especies nativas, entre las cuales se encuentra la "romaza" o "lengua'evaca", el "tote", el barbasco, el chizaca, la guasca (que se emplea como condimento y fue vendida por los integrantes, obteniendo su primer ingreso económico, el cual no habían considerado, pues nunca pensaron que fuese a "nacer sin sembrar"), la yerbamora, la borraja y la ortiga, que se sembró intencionalmente, ya que podría requerirse para algunos preparados alelopáticos y, posteriormente notaríamos que incrementaba el contenido de aceites naturales y por lo tanto el olor y sabor de todas las aromáticas, especialmente de la yerbabuena. 

 Las plantas nobles mencionadas son consideradas plagas fuertes en la agricultura tradicional de la zona. Por ejemplo la romaza es una planta de una profundidad radicular de entre 10 y 35 cms., que al ser picada, cada trozo de raíz saca una planta y es muy resistente a ser arrancada por medios mecánicos, pero como se vé en la figura 4, estas conviven perfectamente y NO ejercen competencia en nutrientes ni agua, al punto que la yerbabuena funciona como hospedero de insectos nativos (Figura 5) , que otros casos serían plaga para ella misma. 

Sin embargo, estos insectos NO COMEN yerbabuena; vieven en ella pero no se alimentan de este tipo de plantas, porque ellas nunca estaban en sus costumbres alimenticias (si retiramos TODAS LAS PLANTAS NOBLES obligaremos a estos insectos a comer lo que ven; además la mayoría de las plagas prefieren atacar cultivos con fondos oscuros, es decir, con suelos "limpios").

Personalmente creo que la imagen que más impacta de este trabajo es la Figura 6, en donde se observan perfectamente dos especies nativas, plantas nobles o comúnmente llamadas "malezas", atacadas por un comedor de follaje (Yerbamora) y por un hongo (Romaza); sin embargo si se observa bien, puede verse que la planta que se encuentra prácticamente entre las dos a escasos centímetros, la Yerbabuena se encuentra en PEFECTO estado. 

En esa altura del cultivo, este había recibido 3 fumigaciones con aleloquímicos y unos surcos (no a la que pertenece ésta planta) habían sido tratados con un baño, pues por la cercanía a la quebrada (excesiva humedad) la había atacado un hongo que no causó mayor daño en las plantas y éste fue erradicado y considerado como la única enfermedad que le ha dado al cultivo HASTA EL DIA DE HOY, cuando las plantas se encuentran en poda de recolección, a una edad de seis meses.

Por otro lado, a nuestro cultivo JAMAS lo ha atacado en forma seria una plaga; para esto consideramos (los integrantes de la empresa junto conmigo), que lo que se debe hacer es ENTRAR EN UN DIALOGO PERMANENTE CON LAS ESPECIES ANIMALES Y VEGETALES QUE CONVIVEN EN EL LOTE. 

Si logramos objetivamente, llevar a cabo esta regla podemos determinar qué comen exactamente los insectos vecinos, cuál es el comportamiento de las plantas cercanas frente a ciertas características climáticas y nutricionales y obtener plantas naturalmente perfectas, como las que se aprecian en la figura 7, que estaban a punto de ser llevadas a poda de formación, sin haber alterado para nada las condiciones ambientales del  sitio donde habían sido producidas, haciendo que la agricultura sea OTRA VEZ, una actividad sostenible, economicamente viable y sobre todo una labor agradable.

Creo importante comparar algunas cosas importantes, con el municipio de Chipaque, en el que es tradición el cultivo de aromáticas bajo agricultura química y que, lo más importante, presenta condiciones climáticas similares y limita geográficamente con Une, lo que hace aún mas verídica y exacta la prueba realizada en este trabajo.

  1. Los rendimientos de producción fueron promediados cerca a las 15 ton/ha, con cerca de 2.600 plantas/ha, mientras que en Chipaque producen cerca de 9 ton/ha.

  2. Los egresos del proyecto, habiendo sembrado cerca de media fanegada en 4 meses, corresponden a $200.000 (US$ 87), mientras que bajo agricultura química la misma condición correspondería a $1'450.000 (US$ 630), lo que implica un ahorro de más del 85% de la inversión.

  3. La mano de obra en agricultura limpia es mucho más exigente, por que implica conocimientos claros y puntuales, pero que bien adquiridos y aplicados, funcionan en cualquier otro tipo de cultivo. Por otro lado, la agricultura orgánica implica la consecución de ciertas especies vegetales que en ciertas zonas pueden ser imposibles de ubicar. Contamos con la fortuna de la gran biodiversidad de Une, pero en el municipio de Chipaque, conseguir ciertas especies podría implicar más gastos.

  4. Por último, algo que generalmente no miden los campesinos y que, para mi, no tienen por qué hacer, que es la conservación que hacen del medio ambiente, al preservar las condiciones del lote y evitar los daños por contaminaciones químicas del suelo, el agua, la planta y el mismo productor, mejorando su calidad de trabajo y su calidad de vida al obtener mejores ingresos económicos.

 A este respecto, tengo que decir que la "preservación del medio ambiente" DEBE  ser el último punto del "discurso" que se le diga al campesino para tratar de convencerlo de cambiarse a agricultura orgánica o limpia o como quieran llamarle. Lo que realmente le interesa al campesino de nuestro agobiado país (y me imagino que en muchos otros países en vías de desarrollo, funcionará igual), NO es dejar de contaminar el suelo o que el agua llegue con sabores raros a us vecinos o que sus hijos jueguen con canecas de herbicidas.

NO!, a ese campesino le interesa GANAR MAS DINERO POR SU ACTIVIDAD y por lo tanto me considero en el deber moral de exhortar a los técnicos, universitarios y dueños de proyectos a que HAGAN RENTABLE, PRODUCTIVO Y ECONOMICA- MENTE SOSTENIBLE su proyecto de agrícultura orgánica. Eso es más valedero que cualquier discurso, que cualquier "carreta" que le echen a un campesino para que no siga dañando su propio lote.

|Ir Arriba...|