Versión imprimible

Archivo portátil

 

 

 

Localización de los
labios mayores

Los labios mayores se extienden desde el monte de venus hasta el ano cubriendo las aberturas urinaria y vaginal, y de igual forma que el monte de venus, se hayan cubiertos por vello púbico. 

 

 

localización de los labios mayores

 

Estructura de los
labios mayores

 

Los labios mayores son dos pliegues de piel, en la gran mayoría estos parecen más prominencias que pliegues, ambos definen la hendidura pudendal y juntos sellan y protegen las más delicadas estructuras de la vulva. La parte frontal de cada labio es por lo regular más gruesa que su parte trasera, que se adelgaza hacia abajo hasta que se une con el perineo. En la ilustración se puede apreciar como cada labio mayor tiene esa forma triangular. 

 

 

forma de los labios mayores -- ilustración 1

 

 

forma de los labios mayores -- ilustración 2

 

 

 

La superficie exterior de los labios mayores en ocasiones presenta una coloración diferente a la de los tejidos que la rodean y puede ser muy suave o por el contrario muy rugosa en apariencia, en el caso de una piel con apariencia rugosa no debe producirse preocupación alguna ya que esta es igual a la de piel en el escroto masculino. Después del arribo de la pubertad las superficies de los labios mayores se llegan a cubrir también de vello púbico. Cuando la mujer se encuentra sexualmente estimulada esta parte de su cuerpo puede cambiar su color a una tonalidad de rojo debido al incremento de sangre en el torrente sanguíneo del área en cuestión. 

 

 

coloración de los labios mayores -- ilustración 1

 

 

coloración de los labios mayores -- ilustración 2

 

 

coloración de los labios mayores -- ilustración 3

 

 

Las superficies internas son suaves y brillantes. En la superficie interna se encuentran grandes números de glándulas aceitosas y sudoríparas, demás de terminaciones nerviosas sensibles al placer sexual. Las glándulas aceitosas y las sudoríparas son las responsables de la apariencia brillosa de está parte de los labios, además de que contribuyen a mantener la vulva limpia y saludable. Por lo regular el color de esta parte de los labios es rosa, pero no es de extrañarse que en algunas mujeres lo sea de otro, como por ejemplo café o negrizco. Entre las superficies internas y externas de la piel en los labios mayores se agrupan músculos grasos involuntarios, un músculo involuntario es aquel sobre el cual la persona no tiene un control consiente. 

 

 

El tamaño y forma de los labios mayores varía considerablemente de una mujer a otra. Los labios mayores de una niña o pequeña joven por lo regular son delgados y lisos, del mismo color que el demás tejido que los rodea. Cuando llega la pubertad, el subsiguiente aumento de la grasa corporal ocasiona en la mayoría de los casos un aumento del tamaño en los labios mayores, haciéndolos lucir más prominentes. Por lo regular una mujer con bajos porcentajes de grasa corporal tiene labios mayores delgados y pequeños, mientras que una mujer con altos niveles de grasa en el cuerpo, tendrá labios mayores más grandes y definidos. 

 

 

tamaño de los labios mayores -- ilustración 1

 

 

tamaño de los labios mayores -- ilustración 2

 

 

tamaño de los labios mayores -- ilustración 3

 

Localización de los
labios menores

 

Los labios menores son pliegues delicados de piel suave que se encuentran en el interior de los labios mayores, aunque en ocasiones pueden sobresalir de ellos. Ellos se extienden desde arriba del clítoris hasta por debajo de la abertura vaginal. Ambos pueden variar en forma y tamaño en cada mujer. 

 

 

localización de los labios menores

 

Estructura de los
labios menores

 

Los labios menores son también llamados ninfas, y aunque su nombre los refiere como una estructura de pequeñas dimensiones, en muchas mujeres no lo son, presentándose grandes y prominentes. En realidad son más grandes de lo que aparecen ilustrados en materiales de anatomía o sexualidad, e inclusive en muchas ocasiones los labios mayores no son cubiertos completamente por los mayores como en muchos libros se afirma. Muchas mujeres al explorar su vulva y descubrir esta situación pueden llegar a creer que sus genitales son deformes, pero observando las ilustraciones que a continuación se presentan se constata la gran variedad que hay en forma y tamaño en los labios menores, e inclusive pueden hallarse casos de mujeres que han nacido sin labios menores o solamente con uno. Por lo regular los textos de anatomía muestran los labios menores formando la silueta de un corazón, sin embargo, muy pocas mujeres logran esa silueta típicamente ilustrada. 

 

 

aspecto de los labios menores -- ilustración 1

 

 

aspecto de los labios menores -- ilustración 2

 

 

aspecto de los labios menores -- ilustración 3

 

 

Los labios menores están hechos de un suave tejido esponjoso eréctil que concentra una gran cantidad de vasos sanguíneos, comparativamente este es el mismo tejido que rodea la uretra en el pene. En los labios menores también se ubica una gran cantidad de glándulas productoras de aceite, pero esta libre de células grasas. Por lo regular son estructuras muy elásticas como lo muestra la ilustración de abajo. Durante la excitación sexual, la sangre se acumula en ellos ocasionando que aumenten de tamaño y que cambien de color. 

 

 

Los labios menores albergan también una gran cantidad de terminaciones nerviosas sensibles al placer sexual. Aunque en todas las mujeres la sensibilidad de esta parte del cuerpo varia, son muy pocas las que no encuentran placer al estimularla y aun menor es el número que realmente es insensible en esa parte. Por el contrario la mayoría encuentra la estimulación sexual en sus labios menores sumamente estimulante. Cuando los labios menores se irritan a causa de una fricción intensa, una infección o la presencia de químicos irritantes, la sensación seguramente será dolorosa, por lo que es necesario procurar siempre una correcta higiene y lubricación que evite cualquiera de esas situaciones. 

 

Función de los
labios menores

Contrario a lo que se comúnmente se piensa, los labios menores no son una protección a la vagina. Su función principal consiste en colaborar durante la estimulación sexual para que la mujer llegue al orgasmo, principalmente durante la penetración, ya que durante esta, el movimiento de los labios producido a su vez por el movimiento del pene estimula indirectamente al clítoris y la suma de estímulos logra que la mujer tenga un orgasmo aun cuando el clítoris no es estimulado de forma directa. 

 

Tamaño y forma de
los labios menores

El aspecto que más preocupa a las mujeres tiene que ver con la forma, el tamaño y el color de sus labios menores y mayores. Muchas, si no es que la mayoría, de las mujeres, no tiene los labios con la típica silueta en forma de corazón que se muestra en los esquemas de los libros más comunes de texto y el color de sus labios puede ser café o casi negro, pero casi nunca rosa; pueden ser gruesos y arrugados contrario al aspecto delgado y terso de las ilustraciones. Este problema es aun mayor para las mujeres de un origen étnico no caucásico porque la mayoría de los libros de texto se basan en ideales caucásicos. Las mujeres y sus doctores probablemente pasarán por alto casos como el de mujeres pertenecientes a un grupo étnico sudafricano que normalmente tienen unos labios menores sumamente distintivos ya que pueden llegar a sobresalir de los labios mayores entre dos y cuatro pulgadas. Seguramente estas mujeres serían vistas como personas deformes, inclusive por ellas mismas y sus doctores, se puede encontrar un ejemplo en el sitio web del doctor Alter. Como muestran las ilustraciones, los labios menores aparecen en una multitud de tamaños y formas que son normales, estas ilustraciones demuestran de manera precisa esa natural diversidad que no aparece en ninguna otra fuente, inclusive las revistas pornográficas no son muy dadas a ello. 

 

 

tamaño de los labios menores -- ilustración 1

 

 

tamaño de los labios menores -- ilustración 2

 

 

tamaño de los labios menores -- ilustración 3

 

 

tamaño de los labios menores -- ilustración 4

 

 

Los labios menores pueden ser modificados, ya que no tienen ninguna estructura en su interior que mantenga su forma y tamaño si son distorsionados por alguna fuerza a lo largo del tiempo. Por ejemplo si una mujer acostumbra masturbarse jalándose los labios menores podría hacerlos un poco más largos o gruesos, claro está que el número de mujeres que desean tener largos los labios menores es muy pequeño y aun es más reducido el número de mujeres que se masturba de esa manera ocasionándose dicho resultado. En algunas otras mujeres los labios menores se alargan después de haber sido perforados para colocarles algún tipo de arete, que aunque son pequeños representan un peso adicional, especialmente si llevan incrustada algún tipo de joyería. Contrariamente a la creencia popular, las prácticas masturbatorias de la gran mayoría de las mujeres nunca logran cambiar la forma de sus genitales y si lo llegan a hacer es de una forma prácticamente imperceptible. Si una mujer se masturba muy frecuentemente desarrollará una mejor circulación sanguínea en la zona haciendo crecer muy ligeramente las estructuras genitales; sin embargo esto no debe considerarse un signo de enfermedad o deformación, al contrario, es un signo inequívoco del buen estado de salud de la mujer. En muy pocas culturas las mujeres con labios menores grandes han sido consideradas atractivas, pero hay algunas donde sí, por eso las niñas y las mujeres adquieren el hábito de agrandarse los labios menores intencionalmente, en ocasiones esta práctica empieza cuando son niñas muy pequeñas y continúan haciéndolo inclusive como adultos. 

 

 

Los labios menores son muy sensibles al estrógeno y su exposición a niveles elevados puede ocasionar que estos se agranden y adquieran mayor sensibilidad. Esta podría ser una condición bastante incómoda que sin lugar a dudas requeriría de atención médica. La prescripción de drogas o cremas puede originar lo anterior.

 

 

Tamaño de los labios menores

Basado en el examen de 2,981 mujeres

 

 

Recolectado por Bergh y presentado por Dickinson

 

 

Dickinson reporta haber examinado una mujer con labios menores que medían 7.5 cms (3 pulgadas) cada uno, lo que representa 15 cms (6 pulgadas) de punta a punta cuando se exponían abiertos, con un largo de 11.5 cms (4.5 pulgadas), llegando a 23 cms (9 pulgadas) cuando se estiraban con una fuerza moderada. Posteriormente él reportó cinco casos más de labios menores que medían entre 5 y 7.5 cms (2 a 3 pulgadas) cuando se les exponía abiertos. 

 

 

 

 

 

 

 

 

regresar

subir

avanzar

 

 

© 2001 Solo YO

Design by
The Smiles Factory