Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 

CAMINANDO JUNTOS HACIA LA META QUE EL SEÑOR NOS HA LLAMADO

 (Filipenses 3:12-14)

Toda persona e institución tienen siempre una meta a alcanzar y un camino a recorrer para lograr alcanzarla. El apóstol Pablo tenía una meta que había sido dada por el Señor y un camino a recorrer para lograr el objetivo. La meta era que todo el mundo, en especial los no creyentes, conocieran al Señor Jesucristo como el Hijo de Dios, el Salvador, y le aceptaran como su Señor y luego le siguieran para obtener la vida eterna. El camino o método era la proclamación del Evangelio a toda criatura en todo tiempo y lugar. Él era consciente que a pesar de haber hecho muchas acciones, aún no había logrado alcanzar esa meta. Faltaba mucho por realizar.

Pablo durante su caminar con el Señor había pasado muchas pruebas y dificultades, sin embargo, no se detenía a lamentarse. Él seguía hacia la meta que el Señor le había llamado a hacer. Él decidió realizar la tarea junto con otros discípulos, tuvo que discipular a muchos que se incorporaban a las filas del cristianismo. Supo adoctrinar en la fe y en la misión a muchos seguidores, para luego entrenarlos para que realicen la Misión.

En lo que respecta a nuestros colegios metodistas, el Rev. Thomas B. Wood, misionero de la Iglesia Metodista de EE.UU., recibió el llamado del Señor para forjar un nuevo liderazgo para nuestro país, esa era su meta. ¿Cómo lograrla? ¿Qué camino o método debería elegir? ¿Con quiénes haría la tarea? En primer lugar, enroló a toda su familia, luego a maestros, a misioneros y amigos peruanos. Los discipuló para que se conviertan en apóstoles de la educación. Decidió crear una escuela parroquial para que ahí se educara la niñez y la juventud del Callao y del país. Ese es el origen de nuestras escuelas metodistas. En esa escuela el alumnado aprendería todo lo concerniente al saber humano y también al conocimiento de la palabra de Dios.

Un 15 de Setiembre de 1891, se fundaba el Callao High School, en las instalaciones de la Iglesia Metodista del Callao, en las calles Teatro y Colón. Era la primera escuela evangélica que practicaba la co-educación. La meta: la excelencia en el conocimiento y en el servicio. Ahora, bien, ¿Cómo lograrlo? Wood y sus seguidores utilizaron la siguiente metodología, que les dio muy buen resultado:

- De una educación de contenidos a una educación integral, donde lo académico se relacione con lo espiritual. 

- De una educación elitista a una educación para todos, incluyendo a los pobres.

- De una educación secular a una educación con principios y valores cristianos. Los maestros son apóstoles de la educación y no meros instructores.

- De una educación basada en el temor a una educación en libertad, respeto y amor.

Esta metodología fue establecida en el siglo XVIII por el Rev. John Wesley, fundador de la Iglesia Metodista, adelantándose dos siglos a nuestra época.

Hoy esta meta sigue vigente en todas nuestras instituciones educativas, de manera muy especial, en el Colegio América del Callao (CHS). Sin embargo, esta tarea no la podemos realizar solos, necesitamos la participación activa de los padres de familia, de los maestros, de los amigos, de toda la iglesia y ciudadanía en general. No podemos caminar solos, necesitamos caminar juntos hacia la meta que el Señor nos ha llamado hace más de un siglo.

Damos gracias al Señor que durante todo este tiempo ha levantado y llamado a un liderazgo nacional para cumplir con esta Tarea. De la misma manera, roguemos al Señor que siga levantando y llamando a nuevos líderes para seguir educando a niños y jóvenes en principios y valores cristianos, procurando una educación para la vida. Amén.

 

Rev. Lic. Jorge Bravo C.

 

 

 

 

 

       


Copyright © 2000 Rev. Jorge Bravo-Caballero. All rights reserved. Todos los derechos reservados.