Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Mercado Internacional de Productos Ecológicos

 

Estados Unidos

Unión Europea

Japón

Colombia

Proceso de certificación para Colombia

 

La producción ecológica tiene sus orígenes en la propuesta denominada agricultura biodinámica formulada por el estudioso alemán Rudolf Steiner hacia 1924, en la cual se combinan ciencia, filosofía y espiritualidad; simultáneamente, científicos en otros países se dedicaban al estudio de medios naturales de producción agrícola, particularmente en el Reino Unido y Estados Unidos, sin que sus trabajos fueran tomados muy en serio.

 

Con el advenimiento de la agricultura basada en el uso de agroquímicos después de la Segunda Guerra Mundial, el desarrollo de la agricultura orgánica y sus proponentes se vieron menospreciados y sólo hasta comienzos de la década de los setenta esta forma de producción logró su reconocimiento como una alternativa viable comercialmente.

 

La Unión Europea es la región de mayor dimensión en cuanto al comercio y a la producción de ecológicos, pero, considerados los países individualmente, Estados Unidos representa el mercado más grande. Cerca de cien países en el mundo producen alimentos y bebidas ecológicas en cantidades comerciales. Los principales productos ecológicos transados a nivel internacional son frutas y verduras frescas y procesadas, nueces, café, té, cacao, hierbas y especias, oleaginosas y sus derivados, edulcorantes, granos, leguminosas secas, carnes, lácteos huevos, bebidas alcohólicas, alimentos procesados y otros no destinados al consumo humano, tales como concentrados para animales, semillas, algodón, flores cortadas y plantas, entre otros (1).

 

La creciente importancia de una alimentación sana para lograr una buena salud, sumada a la preocupación por la conservación del medio ambiente, han sido las principales fuerzas impulsoras de la creciente demanda por productos ecológicos mientras que los altos precios y la profusión de reglamentaciones y sellos de certificación ecológica existentes (que generan desconfianza y confusión entre los consumidores) constituyen los principales limitantes de la demanda. Cabe mencionar que inicialmente la dinámica de este mercado se debió al comercio de productos frescos tales como frutas y verduras, pero, a medida que las cadenas de supermercados se han venido incorporando a este negocio, creció la demanda de productos ecológicos procesados, generando, a la vez, una significativa demanda de ingredientes ecológicos.

 

 

En un estudio realizado por el International Trade Center de Ginebra (2) se muestra el dinamismo del comercio mundial de productos alimenticios ecológicos, que creció a una tasa anual promedio que oscila entre 20 y 30% durante la década de los noventa y que actualmente es dominado por Europa, Estados Unidos y Japón. Las ventas detallistas de alimentos ecológicos en estos tres mercados se proyectaron en US $11 billones para 1997 y en US $13 billones para 1998 (3). Con base en las ventas detallistas de 1997, el mercado de Estados Unidos ocupa el primer lugar, con US $4.2 billones (Cuadro No. 1) seguido por Alemania, con cerca de la tercera parte de las ventas totales de productos ecológicos en toda la Unión Europea, y por Japón, con ventas del orden de US $1 billón. Estas cifras representan en la actualidad apenas un 1.2% de las ventas detallistas totales de alimentos y bebidas, participación que podría llegar a ser de 5% a 10% en el 2005 en los mercados europeos.

 

Siguen en importancia Italia, Francia, Reino Unido, Holanda, Suiza y Dinamarca, donde la participación de los ecológicos en las ventas totales de alimentos está entre 0.4% (Reino Unido) y 2.5% (Dinamarca). A pesar de que en el contexto europeo estos mercados son de menor tamaño en comparación con el alemán, son muy dinámicos y muestran tasas promedio de crecimiento anual que oscilan entre 20% y 40% (excepto Holanda). Según Nic Lampkin del Welsh Institute of Rural Studies en Reino Unido, de sostenerse las tendencias actuales en el aumento de la producción ecológica, por una parte, y de la demanda, por otra, las ventas de alimentos ecológicos en la Unión Europea podrían llegar a valer entre US $30 y US $50 billones en el año 2005 (4).  

Estados Unidos

El mercado de productos ecológicos de Estados Unidos, cuyas ventas detallistas se proyecta que llegarán a US $6.7 billones en el presente año (5), es el más importante a nivel mundial y se caracteriza por tener una tasa promedio de crecimiento anual entre 20% y 30%; los segmentos de mayor crecimiento han sido los de pasabocas (snacks) y dulces, con tasas promedio de crecimiento anual del orden del 100%. Actualmente, las ventas de frutas y verduras ecológicas frescas representan el 2% de las ventas totales en esta categoría y registran una tasa promedio de crecimiento anual entre 10% y 12% (6).

 

Según el Servicio de Investigaciones Económicas (ERS) del Departamento de Agricultura (USDA), el área ecológica certificada en Estados Unidos aumentó en más del doble durante la década de los noventa, situándose en 545.000 hectáreas en 1997; los sectores de mayor desarrollo han sido los de frutas, verduras, hierbas y productos especiales (specialties), que abarcaban 73.000 hectáreas en 1997 distribuidas en 44 estados (7). Adicionalmente, Estados Unidos importa cantidades significativas de materias primas de países en desarrollo (principalmente de productos tropica­les), así como productos procesados de países desarrollados. Las exporta­ciones se orientan principalmente a los mercados de Europa y Japón y se concentran en los renglones de granos, soya y leguminosas, así como en una variada gama de productos procesados.

 

La canasta de productos ecológicos ofrecidos al consumidor final en Estados Unidos cubre una amplia gama de productos, parte de los cuales son producidos internamente y el resto es importado. El 62% de las ventas detallistas se hace a través de tiendas naturistas, el 31% en super e hipermercados y el 7% a través de establecimientos de venta de comidas, de clubes de consumidores y otros sistemas de venta directa entre los cuales la venta directa del productor al consumidor, a través de los merca­dos de productores (Farmer’s Markets), es de particular importancia.  

A la fecha no existe una reglamentación de carácter federal aprobada para la certificación y el comercio de productos ecológicos en Estados Unidos; por ahora, treinta estados cuentan con su propia reglamentación y trece operan sistemas de certificación. El Departamento de Agricultura (USDA) presentó en marzo del 2000 la segunda propuesta para el establecimiento de una reglamentación nacional para productos ecológicos, la cual se esperaba fuera aprobada hacia el mes de diciembre, pero no poseemos información de lo ocurrido con dicho documento.

 

La Unión Europea

La ocurrencia de emergencias de salud pública causadas por la contaminación de alimentos con microorganismos y el temor al efecto residual de pesticidas sobre la salud y el medio ambiente han generado en la Unión Europea un creciente interés por la inocuidad de los alimentos y han impulsado el gran dinamismo de la agricultura ecológica, que hoy es reconocida como un modelo sostenible en materia ambiental, social y financiera. Lo anterior, sumado a los significativos subsidios otorgados a los agricultores para incentivar la conversión de agricultura convencional a ecológica, en la mayoría de los países en esta región, ha resultado en un incremento del área certificada y en transición de 0.1 millones de hectáreas en 1985 a cerca de 3.5 millones de hectáreas en 1999.

 

El área dedicada a cultivos ecológicos y el porcentaje respecto al área agrícola total en 1999 fueron, respectivamente (9):

A pesar de lo anterior, para cubrir la creciente demanda por estos productos en todos los mercados de la Unión Europea es necesario importar cantidades importantes de materias primas y productos para el consumo final.

 

El mercado alemán, con ventas de US $1.8 billones en 1997 y de US $2 billones estimadas para 1998, es el segundo país de mayor importancia para productos alimenticios ecológicos. El mayor crecimiento de este mercado se registró hacia finales de los ochenta y comienzos de los noventa, cuando las cadenas de supermercados se involucraron en su comercialización. Se estima que el 60% de las ventas del mercado alemán se atiende con la producción interna; sin embargo, Alemania sigue siendo el principal importador de una amplia gama de productos ecológicos en Europa, que son utilizados para su venta al consumidor final o para la elaboración de otros productos. Las categorías con más importaciones son:

En Alemania, las tiendas naturistas lideran la venta de alimentos ecológicos (con una participación del 35%), seguidas por los super e hipermercados (con 24%), las ventas directas en mercados de productores (20%) y otros canales, principalmente empresas de alimentación; aunque este es el mercado más importante de Europa, las expectativas de crecimiento en el mediano plazo se sitúan en el orden del 5% al 10%, por debajo de las tasas esperadas en la mayoría de los otros mercados.  

 

Japón

 

La producción de ecológicos en Japón comenzó en los años treinta, pero ha tenido su mayor desarrollo a partir de los setenta. La producción nacional se destina tanto al mercado interno como a las exportaciones, con productos que ya son famosos a nivel internacional, entre los que se destacan la torta de arroz y la leche de soya. Las ventas detallistas de alimentos ecológicos en este mercado se calcularon en US $1 billón para 1997 y en US $1.5 billones para 1998 y se distribuyen en 60% de productos fresco y 40% de productos procesados, aproximadamente (10). Una particularidad del mercado japonés es la estrecha asociación existente entre consumidores y productores de ecológicos, denominada tei-kei, a través de la cual los consumidores a menudo facilitan financiación y otros servicios a los productores y, como contraprestación, éstos les proporcionan una canasta de productos ecológicos a precios razonables; se considera que cerca de 1 millón de consumidores participan en esta asociación.

 

Japón se ha convertido también en un importador significativo de productos ecológicos con altísimas exigencias en materia de calidad, siendo la soya uno de los principales productos de importación. Las multinacionales japonesas como la Mitsubishi, Nissho Iwai y Kirin se han venido involucrando cada vez más en la comercialización de estos productos. La reglamentación existente en Japón para productos ecológicos es poco clara y a menudo se confunde con normas aplicables a sistemas de producción agrícola sostenible con baja utilización de agroquímicos; es práctica común la aplicación de normas privadas y JONA es la principal organización certificadora de productos ecológicos.

 

El mercado de productos ecológicos se ha caracterizado por tener una demanda que supera ampliamente la oferta y, en consecuencia, por una participación significativa de las importaciones, generando oportunidades de mercado particularmente atractivas para los países en desarrollo, que tienen la posibilidad de desarrollar cultivos ecológicos en pequeña escala con uso intensivo de mano de obra; es de anotar, sin embargo, que el alto costo de la certificación se convierte en una limitación significativa para los pequeños productores en estos países y que la producción ecológica se destina en su mayoría a la exportación, debido a que la demanda interna de estos productos es mínima o inexistente.  

   

Colombia

 

Colombia no ha sido ajena a las oportunidades que ha abierto el desarrollo del comercio de productos ecológicos y, de hecho, la producción de éstos con fines comerciales y de exportación se inició en el país a comienzos de la década pasada. En 1999 las exportaciones colombianas de productos ecológicos ascendieron a US $5 millones y en la actualidad se considera que existen cerca de 17.000 hectáreas certificadas con productos tales como café (800 ha), palmito (5.000 ha), palma africana (2.000 ha), caña de azúcar (1.000 ha), banano (400 ha), mango (239 ha), otra frutas (123 ha), sábila (31 ha), hierbas aromáticas y hortalizas (15 ha).

 

La Corporación Colombia Internacional es una entidad certificadora de productos ecológicos en Colombia, acreditada por la Superintendencia de Industria y Comercio, a nivel nacional, con el aval de Bioagricoop SCR de Italia y BCS-OKO Garantie Gmbh de Alemania, ha certificado productos ecológicos en el país desde 1994, principalmente panela exportada al mercado de Italia, pulpa de mango con destino a Alemania, Holanda, Estados Unidos y Canadá, banano deshidratado y vinagres finos de caña, que se deben estar exportando a Suiza y Estados Unidos (banano) y a la Unión Europea (vinagres).

 

Dado el interés que ha despertado en nuestros visitantes el trabajo con productos ecológicos, presentamos el proceso de certificación que se realiza en Colombia, el cual como ya se mencionó está a cargo de la Corporación Colombia internacional y se basa en la Resolución 0544 de 1995 del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural a nivel local; en el ámbito internacional el proceso de certificación se encuentra respaldado por el Reglamento 2092 de 1991 de la Unión Europea, por las Normas Básicas para la agricultura y el procesamiento de alimentos ecológicos de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM) y por las directrices del Codex Alimentarius para alimentos producidos orgánicamente.

 

 

Las etapas necesarias para el proceso de certificación están establecidas al interior de la Corporación y son:

 

Formulación de la solicitud.  El interesado debe llenar unos formularios (Formato FE000 y anexo FE0001), para informar a la Corporación sobre las prácticas que el productor ha manejado.

 

Examen previo de la solicitud. El Área de Calidad de la Corporación analiza esta información y si se pueden cumplir las exigencias para que se le otorgue la certificación, se continúa el proceso, planeando una visita de inscripción.

 

Visita de inscripción. Aquí, los técnicos de la Corporación van hasta el lote o el sitio de transformación o acondicionamiento del productor y verifican el sistema de producción, completando otros formatos que garantizan la calidad del producto ecológico y sirven para la inscripción ante el Servicio de Certificación y las autoridades competentes. Estos formatos son, según la actividad del productor:  

 

Comité de certificación. Luego, las personas que realizaron la visita deben presentar un Informe Técnico al Comité de Certificación, quienes negarán o aprobarán la certificación, que según el tipo de labor que haga el productor se llamará:

Este Comité también recomienda que se le hagan algunas visitas al productor (entre 2 y 4 al año) para verificar que siguió trabajando adecuadamente y pueden recomendar algunas acciones para que el productor mejore su proceso, así como el tiempo de “transición” (en Agricultura Orgánica, se permite el empleo de ciertos químicos durante algún tiempo, que se denomina de transición, cuando las condiciones son muy críticas y el productor aún se encuentra experimentando con prácticas orgánicas o tiene un cultivo cuya cosecha tiene un alto riesgo de perderse por ataque de plagas y/o enfermedades)

 

En este punto, habrán pasado aproximadamente 3 meses, pero el tiempo para obtener la certificación ecológica dependerá de lo que halla recomendado el Comité y la aplicación que halla tenido el productor en sus labores.

 

Resolución de otorgamiento de la certificación. Una vez que se hallan trabajado dichos compromisos la Dirección Ejecutiva emite una Resolución que otorga al productor la Certificación Corporación Colombia Internacional, la cual queda vigentes desde que el solicitante y la Corporación firmen el Convenio de Cooperación Técnica.

 

Visitas de Auditoria.  Luego de lograr la certificación, la Corporación realiza algunas visitas periódicas para verificar que los procesos cumplan con las normas establecidas en la certificación

Fuente: Convenio Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia y Corporación Colombia Internacional. Elaborado en desarrollo del proyecto Inteligencia de mercados


Notas:  

  1. Export potential for organic products. Ecology and farming. IFOAM. Dorchester (UK), septiembre – diciembre de 1999, Págs. 6-7

  2. Organic food and beverages. World supply an major European markets. ITC, Ginebra. 1999

  3. Dado que no existen estadísticas específicas para productos ecológicos, es imposible conocer con certeza el tamaño de los mercados y del comercio, razón por la cual se utilizan las cifras de ventas detallistas como una aproximación a estos.

  4. Organic farming set for huge growth by 2010. Fruit and vegetable markets. Febrero de 1999. pág 12

  5. Organic Growth. Fresh trends – 2000 Profile of the fresh produce consumer. En: The Packer. 1999. pág 36

  6. Ibídem, pág 36.

  7. USDA releses report on status of U.S. organic production. En: FAS Online. Horticultural and tropical Products Division. Abril del 2000. http://www.fas.usda.gov

  8. Cabe notar que el comercio de soya ecológica tanto a nivel interno como a nivel internacional es particularmente para Estados Unidos.

 


 

Inicio de esta página

 

Última actualización: 3 de noviembre de 2001