PALOMA HURTADO

 

De esclarecida genealogía de cómicos y comicantas, Paloma Hurtado ( lo mismo digo de sus hermanas) no tiene en "Un, Dos,Tres" el papel que puede hacer, el personaje definido. Y no ya el personaje: ni siquiera la caricatura, que ella es muy caricatural. Ibañez Serrador, cuando volvió con este programa-concurso, eligió a Mayra Gómez Kemp, que siempre queda bien por su habilidad-facilidad para no quedar, para no molestar. Eligió unas azafatas mundialorras, de esbelto potrancamen, de acuerdo con las nuevas libertades visuales-constitucionales de los españoles. Eligió a los mismos concursantes ingenuos de siempre, y ha vuelto a quedarle lo de siempre: una especie de BUP-COU-EGB-bachillerato a la inversa, donde el español-tipo se examina para probar a millones de españoles tipo que, después del Tajo y el Ebro ya no se sabe más rios españoles.

Así, "Un, Dos,Tres" es la apoteosis, la orgía y la ordalía de la ignorancia nacional bien llevada; y la persona más interesante y profesional del programa, Paloma Hurtado, está ahí llenando un hueco, pero no el de Don Cicuta, sino el hueco de los folios en blanco que para ella no se han escrito en el guión. Eficazmente ayudada por sus hermanas,claro, Paloma hace televisón en estado puro, televisión virgen, como está la penicilina en el hongo, porque no tiene nada que decir, nada que actuar, salvo a los alardes siempre repetidos de avaricia, impertinencia gestual para con el concursante y exceso paródico del desmayo o el ataque, cuando la caja pierde.

Sobre este tópico esquemático, torpe y soso, una gran actriz cómica - llena de "vis", como decían las gacetilleras teatrales, que afortunadamente se han ido muriendo -, Paloma Hurtado, borda todas las semanas los bolillos primorosos, dificiles y eficaces de no estarse quieta y crear un personaje donde no lo hay. Hace años vi a su madre, la gran Mary Carrillo, ensayar un guión mío para TVE. No había leido una palabra del engendro, pero le había explicado el realizador de qué iba el personaje y hacía prodigiosas réplicas gestuales antes de estudiar el papel.

Es lo de Paloma. Televisión pura, expresividad y vida viva en un personaje que no existe porque el guionista no ha querido, no ha podido o no ha sabido crearlo. La Hurtado se nutre de sí misma, sin texto. En cada semana una fiesta, un milagro de teatralidad televisiva lo que ella hace. Se carga organigramas y rollos. Lo dijo De Sica del cine: " Imaginación y una cámara".

 

Este texto ha sido escrito por FRANCISCO UMBRAL