Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!



stars stars
INTRODUCCIÓN





La palabra “hada” procede del latín “fatum” y significa destino, oráculo.

Hay numerosas formas de nombrar a un hada: faerie, fata…

El significado de la palabra hizo pensar que las

hadas eran unos seres cuya finalidad era la de dirigir el destino

de los seres humanos.


El origen de la leyenda de las hadas está en la antigua Roma,

donde su función consistía en aparecerse en las casas donde se

esperaba el nacimiento de un niño con el fin de otorgar un don

al recién nacido, pero si no recibían un trato agradable de la

familia se ofendían y maldecían la casa.

De todos modos, su origen no está claro, ya que encontramos hadas

en la gran mayoría de las mitologías. Así, también existió la

creencia de que eran las almas de los antepasados o niños muertos

que no habían sido bautizados.

hada

Las hadas se caracterizan por ser curiosas y sensibles así como por

una enorme envidia hacia el ser humano debida a que no piensan ni

sienten como éste lo hace. Son unos seres que se enfadan con mucha

facilidad, por lo que hay que ser muy cauteloso y no hacer nada que

las disguste. Entre los humanos existía el miedo generalizado a

ellas, por lo que solían ofrecerles sacrificios para mantenerlas

contentas. Del mismo modo hablaban bien de ellas utilizando

apelativos como el de “la buena gente” pensando que el aire llevaba

sus palabras hasta ellas.


La existencia de hadas buenas y malas no está nada clara, hay

quienes piensan que no hay hadas buenas y malas, sino que

simplemente cambian de carácter y que en general son amables y

divertidas. Otros, por el contrario, aseguran que hay hadas buenas

y malas y que las buenas tienden a ayudar al humano, mientras que

las malas se valen de sus encantos para dejarlos cautivos en

stars stars faerialand.


Lo que sí es cierto es que a las hadas les encantan las travesuras,

son juguetonas y les encanta observar a los hombres buscando cosas

“desaparecidas” que en realidad ellas han cambiado de lugar.

Su travesura más extendida, también considerada una maldad, es

la de robar niños recién nacidos y cambiarlos por seres del mundo

de las hadas que crecerán deformes y son muy viejos. No obstante,

existen hechizos para deshacerse de estos seres y hacer que el niño

vuelva a estar en su cuna.


Se ha discutido mucho acerca del sexo de las hadas, pero la realidad

es que es un mundo lleno de ambigüedades y no se sabe con certeza

dónde acaba un duende y dónde comienza un troll. Existen teorías

que afirman que hay hadas masculinas y femeninas, mientras que

otras, las más extendidas, plantean la idea de que sólo hay hadas

femeninas incluso a pesar de lo que su aspecto parezca revelar.

Esto se debe a que las juguetonas hadas adoran cambiar de aspecto

para engañar al ser humano.

hada

Las hadas viven entre las flores y plantas, entre las que

duermen en invierno, y se alimentan de productos naturales.

Sus nutrientes predilectos son la miel y el néctar, pero también

adoran el jengibre y la cebada. Además, les gusta beber leche de

vaca o de oveja directamente de las ubres de estos animales.

No obstante, también esto es ambiguo en faerialand, ya que

hay teorías que dicen que las hadas no se alimentan sino de

reconocimiento humano y mueren cada vez que alguien dice que no

cree en las hadas. En el conocido cuento de J. Barrie, Peter Pan,

se decía que para resucitar a un hada que había muerto por la falta

de fe humana, había que dar palmas.

Se suele creer que pasan el tiempo jugando, saltando y

bailando, puesto que son unas apasionadas de la música. Sin

embargo esto no es del todo cierto, pues también hilan, tejen o

cocinan. Si hay algo que odian es sentirse espiadas por el ser

humano y castigan severamente a aquel que osa hacerlo. Se sienten

enormemente atraídas por la luz, las flores, en especial las rosas,

las cosas coloridas y el agua clara. Si quieres atraerlas no debes

stars stars llevar contigo hierro, pues lo odian.


Suelen danzar juntas en corros; son los llamados “anillos

de las hadas”. Estos se distinguen por ser círculos de piedras o

setas. Es muy peligroso para un ser humano entrar en ellos puesto

que pueden quedar cautivos y, aunque parezca que la danza dura

unos minutos, en realidad equivale a siete años humanos.

Existen numerosas leyendas de hombres que, cautivados por la

belleza de la música procedente de ellos, quedaron aprisionados.

También hay leyendas en las que las hadas premiaron el ingenio de

los humanos para continuar sus melodías y les hicieron regalos.




back