Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Neuva Era Acuario 4

El dominio del arte de la Comunión resulta posible cuando logramos que este resplandor inmortal del cuerpo se haga perpetuo. Cuando el aliento de lo divino sopla a través de la carne, la Luz de la Vida se hace mucho más brillante. La iluminación interior del templo del cuerpo nox revela los aspectos de una sabiduría divina que, anteriormente, estaban en la oscuridad. Las leyes divinas en acción durante esta comunión se hacen comprensibles a la conciencia.

Todos somos Cristos disfrazados buscando la forma de quitarnos el disfraz. Intentamos constantemente que funcionen nuestras fórmulas: ¿cuánto debo entregar de mí mismo en esta situación? ¿Cuánto deseo recibir? ¿Qué es lo que debo dar? ¿A quién? Por regla general, en este aspecto, nuestras mentes no suelen hacernos ningún bien. Con excesiva frecuencia, la mente, por un sinfín de razones distintas, pone límites a nuestra capacidad de dar y de recibir la verdadera comunión. No conozco a ningún ser inmortal que hubiese alcanzado su inmortalidad a través del culto a la mente. Antiguras disciplinas, como las Zen, son sumamente valiosas ya que nos ayudan a crear un estado No-mental. Es una profunda iniciación, especialmente para un intelectualista de izquierdas, descubrir que uno no es idéntico a sus pensamientos. Los pensamientos pueden ser creativos si nos damos cuenta de que los pensamientos están al servicio de lo Divino. En Occidente, a menudo se suele decir: Pienso, luego existo, mientras que en Oriente, por el contrario, dicen: Dejo de pensar y, de esta forma, experimento mi verdadero ser.

La Comunión crea nueva vida. Si queremos reconciliar la mencionada polaridad Oriente-Occidente relativa a los pensamientos, necesitamos unirnos con las fuerzas que crean los pensamientos. Cada forma de comunión implica una relación: como mí nimo dos puntos de vista divinos se acoplan para crear un cambio de energia y de información. Para dar nueva vida a un pensamiento, los dos aspectos que deben ser acoplados para llegar a una comunión son los de la voluntad y el amor. El amor es la ley; el amor se une a la voluntad. El Chakra del corazón unido al Chakra de la Corona; Tifaret con Kether; Glastonbury (centro de la corona planetaria). En cualquiera de estas situaciones, la boda entre la voluntad y el amor está en las bases de una verdadera comunión. El deseo de amar crea una relación divina la cual hace que la comunión sea posible. El verdadero amor es el intercambio de inmortalidad divina y siempre produce alegría. Si respirás en la plenitud de mi naturaleza cristiana y yo respio en la plenitud de vuestra naturaleza cristiana, entonces, experimentaremos la alegría de la verdadera comunión. El verdadero amor es experimentar y compartir la inmortalidad con otro punto de vista distinto al vuestro. Los intelectuales que defienden lailusión de que «mis pensamientos son yo mismo» encuentran muy dificil el verdadero amor.

En mucahs tradiciones, el cuerpo físico y la materia han sido relegados a un segundo puesto. El espíritu, los ideales abstractos, los arquetipos y el intelecto, han sido considerados como algo más divino que lo material. En el mejor de los casos, lo material ha diso considerado como una sustancia pasiva que puede ser moldeada o esculpida por las supuestas fuerzas superiores del espíritu y del intelecto. En esta nueva Era, esta actitud está cambiando. Lo material está vivo, es algo inteligente, creativo, divino...

Lo divino tan solo es significativo cuando es percibido y experimentado. Sin lo material, la experiencia de lo divino resulta imposible. «El cuerpo es el templo del espíritu». Tal y como resulta evidente en las grandes catedrales, como la de Chartres, el templo es capaz de utilizar creativamente el espíritu de manera en que el espíritu se convierta en algo significativo, útil y hermoso. Más que ser el espíritu quien espiritualice la materia, es la materia la que materializa al espíritu. El concepto que posee esta nueva Era de nuestra tierra material como Gaia, el planeta viviente con voluntad propia, es otro signo de que el respeto por lo material está aumentando. El cuerpo físico es más inteligente que la mente, las células del cuerpo son más inteligentes que el cuerpo físico, los átomos son más inteligentes que las células y las partículas de átomo (la unidad más pequeña de la existencia) poseen más voluntad creativa e inteligencia que nada.

Si profundizamos algo más y escuchamos la sabiduría de estas partículas, beberemos de las más elevada y profunda comuníon, porque «el Reino de los Cielos está en vuestro interior». Cada una de estas partículas es una unidad bipolar, que es inmortal y ofrece la comunión del amor. Cuando comunicamos con este nivel y honramos esta voluntad, totalmente dedicada al amo inmortal, entonces empezamos a crear de nuevo nuestro ser; a ello a menudo se le llama «dar a luz a nuestro Cristo interior». La inmortalidad física es la completa manifestación de la voluntad de estas partículas. Dejemos que se haga esta voluntad tanto en la Tierra como en el cielo; dejemos que esta voluntad se establezca en el exterior tal y como está establecida en el interior.

Cuando nacemos, el Divino nos da un templo del cuerpo. El objetivo de la vida es el de trasladar este don divino del cuerpo a un sacramento viviente y, entonces, compartir para siempre esta vida inmortal con la totalidad del Universo hasta que toda la creación se alza en alegres frecuencias de libertad y de amor. Estar ante la presencia del Santo Grial es estar ante la presencia de un ser ffsicamente inmortal. El resonante campo de energía de un maestro del Grial transforma radicalmente el ambiente circundante. La voluntad inmortal a nivel de las partículas del ambiente circundante: rocas, árboles, animals y hombres, responden a esta resonancia del Grial, la voluntad interna y externa, la misma en esencia, unidas para apartar la piedra… para liberar la vida cristiana.

En la antigua China, al yoga de la comunión total se le conoce como el camino del Tao. Este Tao está mejor definido como la siempre cambiante perfección del ahora. En cada momento de nuestro camino existe una forma de relacionar nuestras experiencias con el extático abrazo de la Divinidad. Conforme vamos avanzando en nuestro dominio del camino, nuestra comprensión de su dinámica cambia desde lo complejo a lo sencillo. Sea el adepto Shinto, taoísta, cristiano 0 judío, el sencillo fruto de la búsqueda siempre termina en la misma fórmula: aprovecha tu experiencia de la vida aquí y ahora con una alegre acción de gracias. La totalidad de toda la sabiduría y teología adicional está dedicada a explicar porqué y cómo alcanzar este divino abrazo... A través de la fe y de la acción, el porqué y el cómo, etemamente escritos en vuestros corazones, se convierten en algo de lo más obvio y apreciado. ¡Ojalá las etemas aguas del Santo Grial bendigan y santifiquen este viaje por siempre y para siempre!

La Comunión del Santo Grial tan sólo puede ser recibida en el cuerpo físico. Contrariamente a las anti¬guas formas de pensamiento, la muerte disminuye la libertad. La separación del espíritu del templo del cuerpo en el momenta de la muerte no está en armonía con el más elevado ideal de la voluntad Divina. Durante la muerte, el espíritu se sumerge en un nivel más oculto de realidad espiritual en el que la ilusión limita la e1ección. Tal y como dice Stanley Spears, la muerte es una grave equivocación. Todos los humanos que mueren finalmente encuentran la forma de regresar a un cuerpo físico hasta alcanzar el bautismo de la carne a través de la comunión inmortal. Tan sólo a través de la vida y de las vivencias todo puede ser superado. El triunfo de la vida es el más elevado propósito de la comunión del Grial. Cuando la falsa dualidad entre la mente y el cuerpo desaparecen, entonces, empieza la verdadera vida. Tal y como observó el poeta inglés William Blake, el cuerpo y el espíritu son uno, no dos. Son, literalmente, una misma cosa. Esta boda alquímica es la constante y alegre experiencia de todo ser inmortal, de Enoch a María y a Fulcanelli ... Y, ahora, el bautismo inmortal de Gaia, la tierra viviente, está empezando a manifestarse. Ahora, estamos vivos dentro del alegre nacimiento del Cristo planetario.

Así como he constatado anteriormente, este Cristoniño planetario emergió inicialmente de los doce úteros de Gaia, de los doce centros sagrados específicos. ¡Ojala las bendiciones del nacimiento inmortal se encuentren en vosotros y en todos los seres por siempre y para siempre!

El poder de la comunión inmortal es infinito. Todas y cada una de las experiencias de la vida pueden ser transformadas en alimento divino. Acontecimientos que pueden parecernos ruines, perniciosos o llenos de pecado pueden ser transformados en el vino de gracia. La práctica de los cinco puntos del program a de María dados en Medjugorje: fe, dedicación a lo divino, oración, ayuno y paz, aceleran el dominio del arte de la communion. Podría escribir fácilmente un largo libro sobre la relación entre la communion immortal y estos cinco aspectos esenciales, quizás en otra occasion… A aquellos de vosotros que recibís alimento y la inspiración divina a traves de vuestra communion con este libro, os sugiero lo siguiente: una vez hayáis terminado de leer este libro, introducíos en vuestro templo del cuerpo, invocad al Espíritu Santo de la verdad y escribid cinco páginas de meditación sobre la communion en relación con cada uno de los cinco puntos claves anteriormente citados por María.

El amor y la voluntad están forjando un mundo viviente en vuestro corazón… profundizad en él… comulgad… Lo Divino posee algo único y fantástico que compartir ahora con vosotros.

Copyright © 1989-2021 Robert Coon.
All rights reserved.

[ Phoenix of Immortality - Espanol ]