Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Tema 1: El currículum como proyecto

 

                                         

Links:

Relaciones enseñanza – currículum

Relación  cultura–currículum

Relaciones cultura-educación-currículum

Teorías curriculares

Líneas de pensamiento y acción en las teorías curriculares

Teoría del Currículum

Bibliografía

Preguntas

 

La idea de proyecto permite visualizar al currículum como la propuesta que determina lo que ocurre en el aula entre maestros y alumnos. La propuesta curricular es el marco que opera como referente orientador de la práctica del maestro y al mismo tiempo retroalimenta el rediseño de la propuesta original.

Glazman e Ibarrola (1982, p.283), le otorgan un carácter más trascendente a la idea de currículum como proyecto: El proyecto universitario comprende la propuesta de finalidades políticas académicas precisas, a partir de una definición de las posiciones ideológicas adaptadas por la universidad y del compromiso que asumen en el tratamiento y solución de la problemática social, filosófica, científica y técnica del país.

 

Arriba

 

Relaciones enseñanza – currículum: 

Si el currículum es el proyecto que integra teoría y práctica, el maestro ya no es el simple ejecutor que permanece estático sino un sujeto activo y con iniciativa. La enseñanza estudia el complejo sistema de intercambios que se producen en el aula cuando se trabaja en un proyecto curricular determinado. El currículum es realizado en un contexto institucional singular de relaciones de intercambio que se modifica individual y colectivamente como consecuencia del trabajo didáctico y experimental del propio currículum.

 

Arriba

 

Relación  cultura–currículum:

En la cultura incorporamos costumbres, creencias, ideologías, lenguajes, conceptos, instituciones sociales, políticas, educativas, etc. Este conglomerado de aspectos constituye las respuestas producidas por los hombres para satisfacer sus necesidades y resolver sus problemas. Cada grupo social desde siempre, enfrenta el problema de conservar sus creaciones culturales y al mismo tiempo acrecentarlas y transmitirlas, puesto que su propia sobre vivencia física emocional y cognitiva depende de esos procesos. Esta necesidad da origen a un conjunto de prácticas sociales que tendrán por objeto propiciar que los miembros de un grupo social asimilen aquellos múltiples aspectos de la cultura, a fin de incorporarlos como miembros activos en la conservación de ésta y, al mismo tiempo, como agentes creadores de nuevas formas culturales. Este conjunto de prácticas es la educación.

 

 Arriba

 

Relaciones cultura-educación-currículum

 El diseño del currículum es algo más que seleccionar objetivos, desarrollar actividades de aprendizaje y evaluar resultados. Por el contrario tenemos que hacer del educando una persona que se inserte en al sociedad, que no solo conserve la cultura existente, sino que la aumente y acreciente.

 

Arriba

 Teorías Curriculares

 Detrás de todo currículum existe, en forma más o menos explícita, una filosofía curricular o una orientación teórica que resume un conjunto de posiciones filosóficas, epistemológicas, científicas, socioculturales y pedagógicas. Si bien la realidad de la práctica se impone en la toma de decisiones cotidianas sobre la enseñanza y el aprendizaje, es también cierto que las formas que utilizamos para otorgarle “racionalidad” a esas decisiones condicionan a administrativos y maestros, de modo tal que se convierten en útiles orientaciones y herramientas ordenadoras del currículum

 

Las teorías curriculares, para:

 Gimeno Sacristán: “éstas son marcos ordenadores de las concepciones sobre la realidad que abarcan y pasan a ser formas de abordar los problemas prácticos de la educación.

 Zais: Es un conjunto generalizado de definiciones, conceptos, proposiciones y otros constructos lógicamente interrelacionados que representan una visión sistemática de los fenómenos curriculares. La función de la teoría del currículo es describir, predecir y explicar los fenómenos curriculares y servir de programa para la guía de las actividades del currículum.

 

Arriba

 

Existen cuatro líneas de pensamiento y acción en las teorías curriculares:

 

a)     El currículum como suma de exigencias académicas o estructura organizada de conocimientos. El currículum es una planeación de conocimientos verdaderos, permanentes y esenciales que la escuela debe transmitir para que el alumno desarrolle su inteligencia.

b)     El currículum como base de experiencias de aprendizaje. El diseñador curricular  debe preocuparse por la programación de experiencias de aprendizaje basadas en el desarrollo físico, cognitivo, emocional, moral y social del aprendiz desde los primeros años de escolaridad formal.

c)      El currículum como sistema tecnológico de productos. Por una parte las sociedades modernas necesitan planear y ejercer ciertos procesos burocráticos durante la gestión del proyecto curricular: Los administradores llevan a cabo las tomas de decisiones; los expertos asesoran desde afuera, para conservar la objetividad de juicios de como explicar y ejecutar con mayor precisión las actividades y, por último, los maestros se convierten en meros aplicadores o ejecutores de programas, normas, etc.

d)     El currículum como reconstrucción del conocimiento y propuesta de acción: el puente entre teoría y práctica. Las intenciones curriculares y el desarrollo y la aplicación del plan de estudios se retroalimentan mutuamente. Esto se debe a que los fines no son percibidos como resultados, sino como guías del aprendizaje y la enseñanza. De ahí se deriva la amplia participación de los maestros como planeadores, ejecutores y evaluadores de una propuesta educativa, de modo tal que esta combinación de reflexión y práctica los convierta en investigadores en la acción tanto del currículum como de sus propios procesos de enseñanza.

 

Arriba

 

IDEA DE DEBATE No. 3

Currículum, Teoría del

(Pedag.) Resulta problemático concretar el significado de lo que es una teoría curricular y el papel que desempeña o tiene que desempeñar, cuando el propio significado de lo que es una teoría es polivalente, considerando que el concepto de currículum tiene múltiples acepciones dentro de la bibliografía especializada.

 Al referirnos a currículum se quiere señalar el listado de contenidos, objetivos  y actividades que se desarrollan en la institución escolar a un nivel determinado. Pero tomando el término en una acepción científica, como cuando se habla de teorías del currículum, se suele querer significar un marco de discusión para fundamentar y dar justificación a lo que se enseña y al cómo se hace.

 La teoría del currículum nace en torno a 1918, cuando F. Bobbit publica su obra The Curriculum. La esencia del planteamiento de este autor consiste en la búsqueda de una racionalización de la práctica escolar tendiente al logro de unos resultados de aprendizaje por parte de los alumnos que los capaciten para el desempeño efectivo de las actividades necesarias a la sociedad en un momento dado. Es decir, que la práctica didáctica tiene que estar gobernada por un orden que asegure su eficacia.

 Si bien este enfoque utilitarista no se ha perdido del todo, cuando hoy se reclama una teoría del currículo se hace por la urgencia de disponer de un marco de ideas relacionadas entre sí que den una justificación a la práctica didáctica. La teoría aquí se entiende como el análisis sistemático de unos conceptos y una problemática interrelacionados, con afán de clarificar un campo de estudio de las ciencias de la educación de enorme importancia en el que encontrar  inspiración y justificación para las iniciativas que han de desarrollar en la práctica. Es, pues, ante todo, un esquema ordenado de numerosas aportaciones para poder extraer de él iniciativas de acción práctica.

 La teoría del currículum se ha ido construyendo de forma asistemática y parcialmente. Se ha atendido a capítulos como objetivos, contenidos, métodos, funciones del profesor, etc., de forma sucesiva o aislada, separando la problemática dentro de cada apartado del resto. Precisamente, una de las virtualidades que en el ámbito de lo especulativo tiene la teoría curricular es la de armonizar el desarrollo del pensamiento de estos temas en forma ordenada y congruente, procurando un conocimiento globalizador del sistema que constituyen los distintos elementos de la teoría del currículum. En este sentido esta teoría puede decirse que está en sus inicios, a pesar de lo meritorias que son algunas de las aportaciones de que ya disponemos, siendo una temática que se superpone a lo que en nuestro contexto cultural se ha venido entendiendo por didáctica.

La teoría del currículum se ocupa de justificar la enseñanza intencional y por ello planifica de alguna manera, lo que requiere plantearse qué contenidos se van a enseñar, por qué seleccionar esos contenidos y no otros, con qué criterios se seleccionan, al servicio de qué objetivos, con qué orden se enseña, por medio de qué actividades, de qué agentes puede uno servirse, con qué normas se regulará el proceso, y cómo se comprobará que las decisiones tomadas son adecuadas o no. Este sería el contenido de la teoría del currículum desde una perspectiva.

Pero además, es misión de esa teoría no sólo el conocer los temas y los interrogantes que surgen al poner en relación las opciones posibles en torno a esos núcleos temáticos, sino que debe de organizar y guiar el desarrollo en la práctica del diseño o programación de la enseñanza, confeccionados a partir de los planteamientos teóricos previos.

Una de las promesas más atractivas de la teoría del currículum reside en su pretensión de establecer un puente recíprocamente fecundante entre los planteamientos de la teoría pedagógica o de sus fundamentos filosóficos, sociológicos y psicológicos, y la práctica de la enseñanza. La teoría del currículum, es una teoría práctica o aplicada –una tecnología– que pretende dirigir la acción coherentemente con unos planteamientos teóricos previos. Al tiempo recogerá los interrogantes que surgen en esa práctica fundamentada para discutirlos dentro de los correspondientes campos de fundamentación científica.

El punto de partida de la teoría del currículum son las bases que le ofrece la filosofía, sociología, psicología y epistemología. A partir de ahí discute los elementos propios a través de esas lentes fundamentales, así como las interacciones entre esos elementos que mencionamos anteriormente, y por medio de un complejo proceso de toma de decisiones elabora un proyecto de acción o diseño (lo que entre nosotros se conoce más corrientemente como programaciones). Finalmente, la teoría del currículum, guiará el desarrollo de ese diseño con los retoques que se estimen oportunos al enfrentarse con la práctica. Tal teoría del currículum es hoy algo incipiente, pero con aportaciones y enfoques prometedores.

 

Arriba

 

Bibliografía:

Gil Fernández, Pilar, et al. (Eds.), “Teoría del Currículum” en Diccionario de las ciencias de la educación, Santillana, México, 1995, pp. 345 – 347.

Arriba

En equipo formulen:

1)     Definición de currículum.

2)     ¿Con qué teoría curricular se identifica su práctica docente actual?

3)     ¿Cuál es la teoría curricular que más les “llena” para su práctica docente?, y ¿por qué?

Arriba