Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

LA GUERRA DE TROYA

ÁRBOL GENEALÓGICO

Dárdano

Tros

Ilo Ganímedes Asáraco

Laomedonte Temiste

Príamo Hécuba

Héctor Paris Dérfobo Héleno Casandra Créusa

Laomedonte y Temiste son dos dinastías distintas. Teñiste permanece a través de Eneas, por tanto no es muy importante en la Guerra de Troya.

Dárdano acude a las costas de Asia Menor y expulsa a Teucro (rey de esa zona). Da nombre al estrecho de Dardanelos. Tiene un hijo llamado tros, fundador del reino troyano. Tros tiene un hijo llamado Ilo, que funda, en concreto, Troya, a la que puso por nombre Ilion. “La Iliada” es el poema que narra la conquista y destrucción de Troya. Ilion es exclusivamente la ciudad de Troya, y ésta el la que rodea a Ilion. Tros, además de Ilo tiene otros dos hijos: Ganímedes y Asáraco.

En la época de Ilo, Zeus envía desde el cielo una estatua de madera llamada “El Paladio”. Se consideró como una señal de Zeus y de los dioses de aquella ciudad por parte de la población. Ilo le construyó un enorme templo a Atenea.

En la época de Laomedonte se empiezan a construir las murallas que rodean Troya, les ayudarán Poseidón y Apolo. Al terminar el año, los dioses piden los salarios convenidos, pero Laomedonte se niega, pecando de hybris (insolencia hacia los dioses). Poseidón envía un monstruo marino que devasta la costa. El oráculo dice que el monstruo sólo podrá ser aplacado entregando a la hija menor de Hesiona. Entonces Hércules decide matar al monstruo a cambio de los caballos sagrados que Zeus había regalado a la dinastía troyana de Ganímedes. Laomedonte se compromete a entregárselos, pero luego se niega (peca por segunda vez de hybris. Hércules vuelve a Grecia y organiza una campaña para acudir a Troya y devastarla. Hércules mata a Laomedonte y a todos sus hijos, excepto el menor (Podarques a quien cambiará el nombre por el de Príamo). Príamo tiene varias esposas, entre ellas Hécuba con quien tendrá 19 hijos.

Héctor será el héroe más humano de toda la guerra de Troya. Hécuba, antes del parto de Paris, tiene una visión nocturna. En esta visión ve que no nace un niño en su vientre, sino una antorcha llameante que lucha por salir, empieza a quemar todo, y todo arde, la habitación, el palacio, la cuidad... Preocupada se lo dice a su marido, Príamo, que consulta con unos de sus hijos (no hijo de Hécuba), Ésaco, que es adivino, y le dice que el sueño significa que el hijo será una perdición para la ciudad. Príamo manda a unos criados para que se deshagan de él en el Monte Ida, pero le recogen unos pastores y le crían. En su adolescencia, unos criados de Príamo acuden al campo para llevarse un gran toro a la ciudad como premio por el certamen atlético que se llevará a cabo en honor del hijo que un día perdió Príamo. Estos criados se llevan el mejor toro de Paris, que deseoso de recuperar el toro acude al certamen. Vence en todos los juegos atléticos. El resto de troyanos, sin saber nada, quieren matarlo. Él se va a refugiar en el altar de Atenea. Casandra reconoce en él al hermano que no había muerto.

Casandra tenía el don de la adivinación concedido por Apolo a cambio de favores sexuales, pero como Casandra se había negado Apolo la condena a que nunca nadie la crea. Su hermano Heleno también posee el don de la adivinación; Deífobo es el tercer esposo de Helena, y Creusa se casa con Eneas.

Helena es hija de Leda, esposa de Tíndaro (rey de Esparta). Zeus, convertido en cisne blanco, seduce a Leda, ésta lo coge en brazos, y cuando se quiere dar cuenta, ya está embarazada. Esa misma noche Leda tiene un encuentro con Tíndaro. Al cabo de nueve meses Leda pone dos huevos, de uno nacerán Helena y Pólux, del otro Clitemnestra y Cástor (los dos primeros hijos de Zeus, los dos últimos, de Tíndaro). Cástor y Pólux eran gemelos, a pesar de haber nacido de huevos diferentes.

Helena era bellísima, y a la edad de 10-12 años fue raptada por Teseo. La recuperaron Cástor y Pólux. Cuando Helena tuvo edad de casarse, todos los jóvenes de dinastías reales llegan a Esparta, fueron 99 los jóvenes que se presentaron. Pasados dos años, Helena aún no había decidido con quien quería casarse, así que Ulises propuso a Tíndaro un plan con dos cláusulas: la primera será que Tíndaro elija por Helena, tomando los demás pretendientes la elección como buena, y la segunda que, si alguna vez tenían algún problema, los otros 98 acudirían a ayudar.

Tíndaro elige a Menelao (dinastía de Mecenas) y éste se convierte en el nuevo rey de Esparta. Al cabo de unos años, Paris es enviado por Príamo como embajador a Esparta para una misión diplomática. Menéalo le acoge en su casa, pero tiene que salir inesperadamente de la ciudad. En su ausencia surgirá el amor entre Paris y Helena (debido a una promesa pendiente entre Paris y Afrodita, por el juicio de la manzana) y se la lleva a Troya. Cuando Menelao llega a casa Helena y Paris no están, y se da cuenta de lo ocurrido. Recurre a la segunda cláusula del plan propuesto por Ulises. Surgen dos bandos:

1. - Los Troyano (Teucros)

2. - Los Griegos (Aqueos, Argios o Dánaos), entre los cuales tenemos a: MENELAO (rey de Esparta, esposo de Helena), AGAMENÓN (rey de Micenas, hermano de Menelao), AQUILES (rey de los Mirmidones), PATROCLO (amigo de Aquiles), NEOPTÓLEMO (hijo de Aquiles), ULISES (rey de Ítaca, esposo de Penélope), DIÓMEDES (rey de Sición, amigo de Ulises e hijo de Tideo), AYAX TELAMONIO (rey de Salamina), AYAX OILEO (rey de Locrios), NÉSTOR (anciano rey de Pilo, tiene un papel fundamental como consejero), FILOCTETES (rey de Tesalia, portador de las flechas de Hércules) e IDOMENEO (rey de Creta).

Los dioses también formaron bandos a favor de unos u otros: ZEUS estaba sentado en su silla del monte Ida, entre los dos bandos. AFRODITA (por Paris), ARES (dios de la guerra y amante de Afrodita), y APOLO estuvieron del lado de los Troyanos. ATENEA, HERA, HÉFESO (dios de la fragua, marido de Afrodita) y POSEIDÓN estuvieron del lado de los Aqueos.

Aquiles es hijo de Tetis (deidad del mar) y Peleo. Tetis quiere que su hijo sea inmortal, hay dos versiones de cómo su madre casi lo consiguió:

a) Cada noche, Tetis pasaba por el fuego una parte del cuerpo de Aquiles, la última noche, cuando ya había sido pasado casi todo su cuerpo por el fuego, Peleo se despierta, y al ver que Tetis tiene al niño entre las llamas, y creyendo que lo quiere quemar, se lo quita de las manos, quedando todo el cuerpo purificado menos uno de sus talones, su parte vulnerable.

b) Tetis lo introduce en las aguas de la Laguna Estigia, agarrado por el talón, que es la única parte que quedará vulnerable.

Cuando Aquiles llega a la adolescencia, un oráculo le dice que si va a la guerra morirá en ella. Su madre le disfraza de niña y le lleva a la corte del rey Licomedes, en la isla de Esciros. Allí le tiñen de rubio y le empiezan a llamar Pirra (la rubia). Pero otro oráculo advierte a los aqueos que la guerra no se ganará si Aquiles no lucha en ella. Una vez reunidos todos los Aqueos para partir a la guerra se dan cuenta de que falta Aquiles. Ulises y Piomedes se encargan de buscarle. Van a la isla de Esciros, pero en la corte se encuentran sólo con mujeres. Ulises, que era muy astuto, se inventa una estratagema para encontrar a Aquiles. Existen dos versiones de cómo consiguió dar con él:

a) Por la noche reunieron regalos y acudieron al palacio. Todas las mujeres se lanzan sin dudar sobre los perfumes, las joyas, etc. pero Aquiles, viendo que entre los presentes había una espada, se lanza a por ella, siendo así desenmascarado.

b) Por la noche, Ulises y Piomedes simulan un ataque al palacio, y mientras las mujeres se esconden, Aquiles, vestido de mujer, les hace frente.

Cuando Aquiles va a despedirse de su madre para ir a la guerra, ésta le cuenta la predicción del oráculo. Pero Aquiles, lejos de negarse a ir a la guerra, acepta tener una vida corta pero gloriosa.

LA GUERRA

Una vez reunidos todos los jefes de los aqueos, se juntan en el puerto de Aulide. Hay 86 naves dispuestas a luchar en Troya. El objetivo de esta guerra es recuperar a Helena, la mujer de Menelao. Entre los aqueos se encuentra Ulises, reconocible siempre por el PILEUS (gorro en forma de cono). En Aulide ocurre un prodigio que no saben interpretar muy bien: después de ofrecer un sacrificio a Apolo, una serpiente salta del altar, se encarama a un árbol y se come nueve pajarillos. El adivino Calcante les dice cómo interpretarlo: la guerra durará tantos años como pajarillos comió la serpiente, y el décimo año Troya caerá en manos aqueas.

Además de éste, ocurre otro prodigio, y es que Agamenón mata una cierva sagrada de Artemisa. Ésta, como castigo, pide al dios del viento, Eolo, que los vientos no soplen. Pasará mucho tiempo con todas las naves varadas en el puerto. Consultan de nuevo a Calcante para saber cómo salir de esa situación. Éste les dijo que debían sacrificar a la diosa Artemisa a la propia hija de Agamenón, Ifigenia. En un principio Agamenón se niega, pero el resto de los jefes, viendo que no se mueven del puerto (especialmente Ulises y Menelao) le convencen para que haga traer a su hija desde Micenas. A su mujer, Clitemnestra, le dice que se la lleva para casarla con Aquiles. Al llegar Ifigenia a Aulide, Aquiles no sabe nada y se enfada tremendamente. El sacerdote lleva a Ifigenia al altar de sacrificios, y cuando la va a matar, Artemisa extiende su mano para pararle, y le señala un cervatillo para el sacrificio. Esto supone el fin de los sacrificios humanos en el mundo Helénico.

La diosa Artemisa satisface así su honor y los vientos comienzan a soplar de nuevo, pudiendo la flota de los aqueos partir hacia Troya. De los primeros años hay muy pocas noticias y poca iconografía.

En la isla de Lemnos, Filoctetes es mordido por una serpiente venenosa. Por consejo de Ulises, es dejado en la isla (decidió esto debido al olor desprendido de la herida y por los gritos de dolor). Allí vivirá Filoctetes de lo que logre cazar con su arco y flechas (las de Hércules)

Llegan a la isla de Tenedos (frente a Troya), donde Aquiles matará al rey Tenas (hijo de Apolo). Tetis le había profetizado a su hijo Aquiles que si tocaba a Tenas, Apolo le mataría. Después de esto, llegan a las costar de Troya.

Un oráculo dijo que el primer héroe que pisase la arena de las playas de Troya moriría. Por eso, cuando Aquiles va a saltar, Tetis le sujeta, siendo Protesilao el primero en pisar tierra, y muere (Protesilao y Laodamia estaban recién casados, ella estaba totalmente enamora de él y, al enterarse de que ha muerto, les pide a los dioses que se lo devuelvan por tres horas. Al cumplirse este tiempo, Protesilao muere definitivamente. Al no poder soportarlo, Laodamia se suicidará en sus brazos)

Un oráculo predice que si Troilo (hijo de Príamo y Hécuba) llega a la edad de 20 años, Troya nunca caería en manos aqueas. Aquiles, enterado de esto, según una versión, persigue a Troilo hasta el santuario de Apolo Timbreo y allí le mata con su espada. Según otra versión, Aquiles espera el momento en que Troilo va a una fuente a dar de beber a su caballo para acabar con él.

“La Iliada” comienza a mitad de los sucesos y no tiene introducción, ya que Homero supone que el tema es suficientemente conocido. Éste libro narra la cólera de Aquiles. Los griegos habían ganado varias luchas y tomado un botín, tocándole a Aquiles como esclava Briseida, y a Agamenón Criseida (hija de Crises, sacerdote de Apolo). Crises, considerándolo una ofensa, pide a los griegos que le devuelvan a su hija, pero lo saqueos se niegan. Crises le pide ayuda a Apolo, y el dios manda la peste sobre el campamento griego. Los aqueos piden consejo a Calcante sobre cómo deshacerse de la peste y, a su vez, de la ira de Apolo. Les dice que la única manera es devolver a Criseida, y así evitar más muertes, puesto que la peste está diezmando el ejército aqueo. Agamenón devuelve a Criseida a su padre, y arrebata a Aquiles la esclava. Aquiles se siente injuriado (de ahí su cólera).

Aquiles, despechado, se retira de las naves a su tienda y, cuando su madre le contempla, pedirá a Zeus y a todos los dioses en asamblea que los troyanos avancen y aniquilen a los griegos. Escuchando los dioses a Tetis, hacen que los troyanos avancen, y a punto están de quemar el campamento de los griegos. Mientras, desde el monte Ida, los dioses observan el transcurso de la guerra.

Ulises y Diómedes consiguen entrar en Troya, y capturarán al espía Dolón, sacándole cuanta información pueden. En una de las incursiones morirá Sarpedón, que ayudaba a los troyanos.

Patroclo, amigo de Aquiles, le pide a este que le deje sus armas para luchar. Cuando los troyanos ven las armas del héroe, huyen creyendo que es Aquiles, pero en un momento de descuido,

Patroclo será muerto por Héctor, quien le robará las armas de Aquiles. Al ser asesinado Patroclo, Aquiles vuelve a la guerra. Tetis, ante la vuelta de Aquiles a la guerra, y temiendo su muerte, baja a la fragua de Héfeso para que le haga nuevas armas con las que poder luchar (espada, casco, escudo...). El espíritu de Patroclo se le aparece a Aquiles para pedirle venganza, y que muera Héctor (hecho central de “La Illiada”).

El anciano Príamo llora por el destino de su hijo si se enfrenta a Aquiles. Héctor se despide de su esposa, Andrómaca, y de su hijo Astianacte (Héctor es el héroe más humano de toda la guerra de Troya, tenía un gran amor por su esposa). En las guerra antiguas el fragor de la lucha se representaba con un enfrentamiento a muerte entre los dos mejores luchadores de cada bando (en este caso Aquiles y Héctor). En este duelo Aquiles ha de vengar a Patroclo. Ambos héroes están apoyados por dioses, Aquiles por Atenea y Héctor por Apolo. Aquiles da muerte a Héctor. Muerto éste, Aquiles ata el cadáver por los tobillos a su carro, y comienza a arrastrarlo dando vueltas alrededor de las murallas de Troya, siendo observado por todo el pueblo troyano, incluida Andrómaca.

Se dan luego unos juegos fúnebres en honor a Patroclo que duran 12 días, y en los cuales Aquiles sacrifica prisioneros troyanos. Príamo le pide a Aquiles que le devuelva el cuerpo de su hijo Héctor para poder honrarle fúnebremente y que pueda ser admitido en el Hades. Aquiles se muestra reacio, pero al final le conmueve y accede.

Después de todo esto Aquiles sigue vivo, pero sabiendo que un oráculo predijo que moriría. La guerra sigue su curso. A apoyar a los troyanos acuden las amazonas, con Pentesilea (hija de Ares) al frente. Aquiles acaba con ella, pero en el momento en que acaba con ella ocurre la tragedia, ya que ambos se enamoran el uno del otro.

Se produce un nuevo envío de hombres en ayuda de Troya: los etíopes, con Memnón (hijo de Eos). Los aqueos matan a Memnón, y Eos (la aurora) lo toma en sus brazos. Cuentan que Eos lloró de tal forma aquel día la muerte de su hijo, que todas las mañanas a partir de entonces, todos los campos aparecen cubiertos de lágrimas (el rocío).

Cuando Príamo y su hija Polixena van a por el cadáver de Héctor, para que se cumpliera el destino de Aquiles, Afrodita logra que se enamoren y se prometan en matrimonio. Estando en el templo de Apolo Timbreo para celebrar el matrimonio, se produce la traición (para que se cumpla el destino). Hay cuatro versiones sobre la muerte de Aquiles:

a) Que le mató Apolo disfrazado de Paris.

b) Que le mató Paris.

c) Que le mató Apolo.

d) Que le mató Paris, quien, escondido tras una columna, lanza una flecha, que es desviada por Apolo hacia el talón de Aquiles, matando así al héroe.

Al conocer la muerte de Aquiles, los griegos deciden conceder las armas de éste al luchador más valiente después de él. Ayax considera que él ha sido el más valiente después de Aquiles, pero el resto de los caudillos griegos le conceden las armas a Ulises. Ayax lo considera una ofensa, así que decide matar a sus compañeros. Por la noche, pensando que está dando muerte a los héroes griegos, mata a todo un rebaño de ovejas. Por la mañana, dándose cuenta de lo que ha hecho, y de que sus intenciones han sido descubiertas, se suicida. Agamenón prohíbe que se le incinere, y le entierran en un túmulo, con una espada clavada en el suelo.

Debido a la guerra, tanto aqueos como troyanos han sufrido muchas bajas. Calcante les dice a los griegos que sin el arco y flechas de Filoctetes no podrán vencer. Ulises y Diómedes irán a Lemnos a por el arco y las flechas. Filoctetes será curado por Macaón (hijo de Esculapio).

Se corre la voz de que Heleno ha huido de Troya por diferentes razones. Ulises y Diómedes se enteran, y sabiendo que Heleno conoce la adivinación, le capturan y le preguntan qué han de hacer los griegos para ganar la guerra. Heleno les dice que necesitan a Neoptólemo (hijo de Aquiles). Además les dice que tienen que apropiarse del Paladio, que mientras esté en Troya nunca podrán apoderarse de la ciudad. Los griegos acuden a Esciros para traer a Neoptólemo y se una al bando griego.

Ulises y Diómedes, disfrazados de mendigos, se internan dentro de la ciudadela y logran robar el Paladio (estatuilla de madera de Atenea). El final de la guerra está próximo. Filoctetes matará a Paris, y Helena se casa con el hermano de éste, Deífobo.

Después de tantas bajas, Atenea sugiere a los griegos la creación de un caballo de madera en el que puedan introducirse héroes griegos y poder adueñarse de la ciudad. El caballo será construido por el arquitecto Epeo. El caballo es grande, un poco más alto que las puertas de la ciudad. En él se meten entre 20 y 22 guerreros griegos.

Los griegos dejan el caballo a las puertas de la ciudad, y se retiran a la isla de Tendeos. En el caballo hicieron los griegos una inscripción: “como ofrenda a Atenea, por el buen regreso a Grecia”. Además dejan al espía Sinón, que está desnudo, y le dejan pasar. Los troyanos ven el caballo, y ni rastro de los griegos (ni siquiera de sus barcos). Sinón les dice que a logrado escapar de milagro de los griegos, ya que pretendían sacrificarle para propiciar los vientos para su vuelta a Grecia, y, además, querían entregarle a Atenea la ofrenda del caballo de madera para llegar sanos y salvos a su patria.

Sucede que Laocoonte, sacerdote de Apolo, y q le había tocado ser sacerdote de Poseidón, porque diez años antes los troyanos habían echado al sacerdote de Poseidón por no haber echo los ritos para que el mar no les fuera propicio a los griegos, y no pudieran así llegar a Troya.

Laocoonte cometió un acto de impiedad, porque había hecho el amor con su esposa dentro del templo de Apolo. En esos momentos (el caballo se encontraba en la playa), Laocoonte les advierte a los griegos que no metan el caballo a la ciudad o la perderán. Pero vieron salir dos enormes serpientes del mar, y saltando estas al altar, mataron primero a los dos hijos de Laocoonte, y luego a él, como sacrificio a Poseidón. Viendo los troyanos lo sucedido lo ven como una señal para introducir el caballo en la ciudad, puesto que el sacerdote a sido muerto por su impiedad.

Antes de meter el caballo en Troya, Casandra sale corriendo y les advierte que si el caballo entra en Troya será la perdición de la ciudad, pero nadie la cree (debido al don que Apolo le dio). Para meter el caballo en Troya, tuvieron que tirar el dintel de la puerta de la ciudad, ya que el caballo era ligeramente más alto que la puerta.

Por la noche los troyanos organizan un banquete, y se emborrachan. Mientras, los soldados griegos salen a la señal de Ulises. El primero en salir, lo hace con tanto ímpetu que muere en el acto. Luego usan una cuerda. Una vez en el suelo, abren las puertas y el resto del ejército aqueo entra en la ciudad, ya que han vuelto de Tendeos a una señal de Sinón.

Se produce el incendio de la ciudad, y los griegos matan a hombres y niños. Dejan a las mujeres como esclavas. A Eneas lo dejan escapar (de él nace el linaje romano). El más terrible de todos los griegos es Neoptólemo, que mata a Príamo (que había pedido asilo religioso en el altar de Zeus). A Astianacte le mata precipitándole desde la muralla de Troya.

Casandra se acoge al templo de Atenea, y se abraza a su estatua. Ayax Oileo la arrebata y la viola con estatua incluida. Ayax viola el dolo, por lo que los griegos quieren matarle (ha pecado de hybris) y todos temen que atraiga la ira de Atenea. Ayax se esconde en el templo y se salva de una muerte segura.

Hacen el reparto de mujeres troyanas. A Ulises le corresponde Hécuba, mujer del rey Príamo; a Neoptólemo le toca Andrómaca; y a Agamenón, Casandra. Cuando Menelao, después de diez años, se encuentra con Helena, sacará su espada, pero Helena utiliza las armas de mujer (se quita el peplo), y le enseña el pecho. Al ver esto, a Menelao se le cae la espada, y se dan un fuerte abrazo de reconciliación. Menelao se lleva a Helena a Esparta.

Antes de partir, y para que las tropas griegas tengan el viento a favor, se aparece la sombra de Aquiles, y reclama que sacrifiquen a Polixena sobre su propia tumba. Se da la victoria griega y el rescate de Helena. Durante la guerra ha habido muchas muertes en ambos bandos.

LOS NOSTOI (los regresos)

Los griegos cometieron pecado de hybris, ya que vencieron, pero atribuyéndose a sí mismos la victoria, no agradeciendo lo suficiente a los dioses por haber propiciado la misma. Debido a esto, los dioses dificultan el regreso. Estos son los castigos que recibió cada héroe griego:

1. - Ayax Oileo Atenea provoca una tempestad. Naufraga, y estando sobre una roca, pensando que estaba a salvo, se da cuenta que la roca se hunde (obra de Poseidón).

2. - Menelao llegando a Esparta muere su timonel, y una tempestad lo arrastra hasta Egipto. A Esparte llegará 8 años después.

3. - Agamenon vuelve a Micenas con Casandra. Le espera su mujer Clitemestra. Ésta traiciona a Agamenón casándose con Egisto (primo de Agamenón). Clitemestra provoca así dos crímenes: arrebatar el poder y compartir el tálamo (lecho nupcial) de micenas con otro hombre. Clitemestra piensa que tras 10 años de ausencia, su marido estaba muerto. Cuando llega Agamenon, su mujer se pone muy nerviosa, y ella y su amante maquinan cómo deshacerse de él. Cuando llega al palacio es bien recibido, y pide una túnica nueva para hacer una ofrenda a los dioses. Entonces Clitemestra y Egisto matan al auténtico rey y esposo, a Agamenón, siendo su sangre sangre que clama venganza. También matarán a Casandra. Clitemestra justificará los crímenes, diciendo que Agamenon debía morir por ofrecer a Ifigenia como sacrificio, y por haber traido una esclava.

La venganza empieza a ser tramada por Electra, hija de Clitemestra y Agamenon. Electra deseará la llegada de su hermano Orestes para poder llevas a cabo la venganza. Mientras tanto, Orestes se encuentra fuera de Micenas acompañado de su primo y amigo Pilades. La sombra de Agamenon se le aparece a Orestes pidiendo que le vengue.

Orestes sale hacia Micenas, al llegar allí se corta un bucle de su pelo y lo deja sobre la tumba de su padre. Electra reconocerá el bucle, y junto a Orestes planeará la venganza. Orestes se viste de mendigo y acude a palacio como un mensajero que proclama la muerte del jóven Orestes en otra ciudad. Su madre, al oír la noticia, sintiéndo que ya nadie va a vengar a Agamenon, grita de alegría, y entonces Orestes la atraviesa con la espada. Egisto, al oir el lio acude a ver qué ocurre, y también es asesinado por Orestes. Pero Orestes se vuelve loco debido al doble asesinato cometido, y va a Delfos a purificarse.

Orestes no es curado totalmente, y el propio Apolo le recomienda que acuda a Atenas para ser juzgado en el tribunal del Areópago. Los doce dioses principales votan si ha de ser castigado o no, y se produce un empate. Pero el voto de Atenea es decisivo, ya que es la titular de la ciudad de Atenas, y cuyo voto ha sido a favor de Orestes. Éste queda libre de toda culpa. Todavía le recomienda que vaya a Tauride, y se lleve la estatua de madera de Artemisa. Allí se encuentra a Ifigenia, que la roba para ellos y vuelve a Micenas con Orestes. De regreso a Delfos mata a Optólemo por haberse casado con Hemiona (hija de Menelao y Helena), prometida a Orestes desde niña.

4. - Ulises Tras la muerte de Aquiles es el héroe griego por excelencia. Lidera la victoria del bando griego, pero peca de hybris, ya que cree que la victoria ha sido sólo suya. El viaje de regreso de ulises (10 años) representa la búsqueda de la propia conciencia a través del mar (que representa a su vez dificultades). Se trata de un combate contínuo consigo mismo. Durante su viaje le retienen dos mujeres: Circe y Calipso, pero él solo piensa en regresar a su patria junto a su mujer, Penélope (Ulises es un modelo de fidelidad).

 

<=Volver al  Principio

Siguiente=>