Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

  primeroelhatillo, a.c.

  El Hatillo, Caracas, Venezuela                                                                             

ONG para la Formación y Capacitación Ciudadana

Secciones

  
Escuela de Ciudadanía
Asambleas de Ciudadanos
Opinión
Denuncias
ONG´S
Arte y Cultura
Iglesia y Fe
 

Servicios

 
¿Quienes Somos?
Contáctanos
Equipo Académico

Documentos

MSN Group

  

 

Profesores y Colaboradores

    

   Agustín Blanco M.       Alberto Jordán H.

    

   Alirio Abreu Burelli       Angel Oropeza

     

   Andres Sosa Pietri    Antonio Cova M.

     

  Antonio Ledezma Eduardo Fernández

    

        Henry Ramos A.     Ibéyise Pacheco

  

         Italo Luongo B.     Levy Benchimol

    

    Manuel Caballero   Miguel Rodríguez

   

   Mohamed Merhi     Rafael Alfonzo

   

    Ramon G. Aveledo   Teodoro Petkoff

  

  Oswaldo Sujú Rafo    Tulio Álvarez

De Interés

 

Nunca digas:

"NO PUEDO"

El ejemplo de

Tony Meléndez

 

 

 

 

Expediente de la Violencia y la

Intolerancia

 

(pulsa aquí)

 

  Volver a la Página Principal 

 

 

 

¡ JUSTICIA PARA "TODAS" LAS VICTIMAS DEL ODIO, LA VIOLENCIA,

LA INTOLERANCIA Y LA IMPUNIDAD !

  

Para todas y todos ellas y ellos pedimos lo mismo... JUSTICIA

... sólo pedimos JUSTICIA.

 

  FALLECIDOS O ASESINADOS

 

 

 

 

 

Carlos Alberto Aumatrie (65)

 

El 27.02.04 falleció Carlos Augusto AUMATRIE (65) en el Hospital Clínico Universitario luego de recibir impactos de arma de fuego cuando se encontraba en las inmediaciones de Plaza Venezuela (El Universal, 28.02.03 pág. 2-22). Según la fuente, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) reportó que es posible que los disparos provinieran del Edificio Los Andes, el cual se encuentra tomado por afectos al gobierno. El hecho ocurrió tras retirarse de la concentración , en donde se registraron actos de violencia producto de un supuesto enfrentamiento entre opositores y afectos al gobierno del Presidente Chávez (El Nacional, 29.02.03, pág. B-9). El proyectil entró por el intercostal derecho y le perforó el hígado. Falleció a consecuencia de un paro respiratorio”. Sin embargo otra fuente reportó que "se le encontraron 2 perdigones de metal en su cuerpo. La GN estaba presente, aunque sólo tenía equipos antimotines. También estaban en el lugar de los hechos la Policía Metropolitana (PM). No se descarta de plano que pudiese ser responsabilidad de la GN, pero tampoco de uno de los opositores" (Radio Nacional, 08.03.04). El vicepresidente de la República, José Vicente Rangel, aseguró que AUMATRIE fue asesinado “con una bala de revolver y la GN no usó armas de fuego, sólo lacrimógenas y perdigones, mientras que había mucha gente con armas cortas en el grupo que trató de traspasar la barrera” (El Universal, 29.02.04, pág. 9).

 

Nelsy Rodríguez Martínez (28)

 

El 28.02.03, muere Nelsy RODRÍGUEZ MARTÍNEZ (28) al ser impactada por un disparo de bala en la cabeza cuando intentaba entrar a su residencia. Testigos presenciales aseguran que los ocupantes de una camioneta color oscuro se disgustaron porque no podían pasar por una barricada que mantenían manifestantes de oposición. El conductor insistió en pasar por el lugar y quienes protestaban le lanzaron botellas. El chofer se molestó, aceleró el vehículo y unos metros más adelante disparó contra los manifestantes. En ese momento la víctima recibió uno de los impactos. No participaba en las manifestaciones (Diario 2001, 01.03.04, pág. 15).

 

José Guevara Reyes (45)

 

José GUEVARA REYES, es otra víctima que murió el 28.02.03 luego de recibir un impacto de bala detrás de la oreja sin orificio de salida. Según la versión dada por el abogado Einer Biel Morales, integrante de la Asociación Civil de Víctimas del Golpe de Estado del 11 de Abril de 2002 (Asovic) quien fue entrevistado por Vanessa Davies en VTV (Venezolana de Televisión, 12.03.04), José Guevara fallece el 28.02.04 en horas de la noche en los alrededores del Puente 5 de Julio, que comunica a Petare con la Urbina. Al parecer un grupo de opositores se encontraba protestando junto a un grupo de motorizados quienes portaban armas de fuego, quienes podrían ser funcionarios de la policía metropolitana vestidos de civil. Testigos presenciales señalan que en lugar comenzaron a disparar. Guevara muere víctima de un proyectil calibre 6.35 mm, lo cual no es del tipo de armas reglamentarias de organismos policiales ni militares. Eliner señaló que este tipo de armas son utilizadas por civiles, de colección o de defensa personal. (Radio Nacional, 08.03.04). Otra fuente señala que GUEVARA REYES fue impactado por un proyectil 6.35 y conchas similares fueron localizadas junto a la caseta de vigilancia de un conjunto residencial del sector” (El Mundo, 04.03.04, pág. 24).

 

José Manuel Vilas Liñera (41)

 

José Manuel VILAS LIÑERA es asesinado el 01.03.04, en el municipio Los Salias, Edo. Miranda. Según una denuncia remitida a Provea por una vecina del sector donde cae muerta la víctima: “El lunes 1º de marzo, José Manuel Vila murió a causa de una herida de arma de fuego provocada presuntamente por miembros de la Policía Militar. En las fotos se puede ver al mencionado ciudadano momentos antes de su muerte, frente a un grupo de funcionarios, sólo, desarmado y en una actitud que no pareciera presumir violencia. Quienes se encontraban con él, señalan que José Manuel Vila, recibió 2 disparos de FAL por la espalda que le provocaron la muerte [esta versión fue posteriormente desmentida por la autopsia, que reveló que los impactos fueron hechos con metras (Aporrea, 05.03.04). Es de hacer notar que esta muerte ocurrió en una de las calles de la Urbanización Los Castores, en donde no se estaban produciendo enfrentamientos (los enfrentamientos ocurrieron en la Avenida Perimetral). Algunos testigos aseguran que Vila fue perseguido hasta el lugar en donde le dispararon. Sin embargo, según otra fuente, “testigos aseguran haber visto a un soldado de la Policía Militar cuando puso una rodilla en la tierra y accionó su arma larga. La víctima fue perseguida dentro de la urbanización Los Castores, cuando en la parte externa realizaban una protesta cívica contra el CNE” (El Universal, 07.03.04, pág. 2-22). Por su parte, el abogado Biel Morales desmintió la versión que indica que VILAS LIÑERA murió a consecuencia de disparos de FAL. Señala que uno de los proyectiles extraídos era una metra la cual pudo haber sido disparada por una escopeta de perdigones o de un arma casera. Biel agregó que “en el croquis detrás de la Guardia Nacional (GN) encontraron varias canicas, lo que hace presumir que varias personas dispararon contra la GN detrás de Vila. Sin embargo, esto no ha sido comprobado. Por su parte, la periodista Vanessa Davies agregó que una efectiva de la GN que actuó en Los Castores recibió un impacto con un objeto contundente, al parecer una metra. En la edición Nº 183 de su programa de televisión y radio semanal Aló Presidente, el Presidente Hugo Chávez propuso a la madre de la víctima a reunirse con él y esclarecer los hechos en donde murió el ex trabajador petrolero. Manifestó que los disparos que recibió por la espalda no eran de la GN y sugirió que los culpables son sectores de la oposición que "producen los muertos y luego utilizan los muertos y a los familiares". Dijo que los disparos eran "metras" y que se reservaba mostrar las fotografías que tenía a la mano. Defendió el desempeño de la GN y aseguró que salieron a la calle en plan "defensivo" a enfrentar ataques con "chopos" de fabricación casera (Radio Nacional; Transmisión N° 183 del programa "¡Aló, Presidente!" desde el palacio de Miraflores. 07.03.04)

  

Yormi Rafael Suárez Riveros (22)

  

El 02.03.04 muere fue Yormi Rafael SUAREZ RIVEROS , mientras manifestaba en los alrededores de la Plaza Altamira, Municipio Chacao, Caracas. Según una fuente periodística un grupo de manifestantes opositores, bajó por la avenida Luis Roche en Altamira “para encarar a los guardias nacionales que estaban frente a ellos”. En el momento en que pasaron por la Torre Británica se escucharon varias detonaciones, cayendo herido SUÁREZ RIVEROS (El Nacional 03.03.04, pág. B-Últ). Según las primeras investigaciones realizadas por el CICPC y los aportes de la autopsia realizada, SUÁREZ RIVEROS presentó un impacto de bala con orificio de entrada en la región intercostal izquierda, ocasionada por un proyectil calibre 2.23 o 5.56 que tuvo una trayectoria descendiente. Los investigadores presumen que el disparo fue hecho desde la azotea de un edificio (El Mundo, 04.03.04, pág. 24). Según la versión dada por el abogado Biel Morales en la entrevista antes citada, la prueba de Análisis de Trazas de Disparo (ATD) realizada a SUÁREZ RIVEROS resultó positiva, lo cual indica que el fallecido habría disparado. Se desconoce si se defendía o atacaba a alguien.

 

William Alvarez Morales (22)

 

El día 02.03.04 fallece William José ÁLVAREZ MORALES a la altura del elevado de la California Norte, Edo. Miranda, momentos antes de salir de su residencia hacia las manifestaciones de la oposición. Según la versión de Alí José Estrada, quien acompañaba a ÁLVAREZ MORALES en el momento en que murió, ambos escucharon unas detonaciones cuando intentaban llegar al lugar en donde se realizaba una protesta contra el CNE, ambos intentaron refugiarse pero William fue alcanzado por una bala que le entró por la espalda. Estrada recuerda haber visto a unos hombres vestidos de beige disparando en esa dirección. No había presencia de funcionarios de la GN (El Mundo, 04.03.04 pág. 22). El Abogado Morales, por su parte, señaló en la entrevista ya mencionada que en el lugar de los hechos no se reportó la presencia de organismos policiales ni militares, excepto el cuerpo de seguridad vial Vivex. Según la versión dada por el abogado, la prueba de ATD aplicada a ÁLVAREZ MORALES también resultó positiva, lo que señala que la víctima pudo haber disparado antes de morir.

 

Argenis Dugarte (55)

 

Argenis DUGARTE muere el 02.03.04 en la ciudad capital del Edo. Mérida, a consecuencia de un impacto de bala en el hemitorax cuando participaba en una manifestación opositora cercana a su domicilio (El Mundo, 03.03.04). Para el 09.03.04, el tribunal 4° de Control de esa entidad federal dictó medida privativa de libertad contra Alexis Duque Ramírez como autor y a Iíder Antonio Goyo Flores como cómplice del hecho. El tribunal imputó la presunta comisión de homicidio calificado por motivos fútiles e innobles. Se desconoce si participaban de las acciones de protesta, o a qué sector político pertenecen (El Mundo 09.03.04, pág. Últ.)

 

Pedro José Sánchez Robles (32)

 

Ese 02.03.04 muere a consecuencia de una herida de FAL en el glúteo, Pedro José SÁNCHEZ ROBLES mientras participaba de una protesta opositora llevada a cabo en la Central de Tacarigua. La víctima muere de desangramiento por no recibir atención médica inmediata (El Nacional, 03.03.04, pág. A/4). Un diario regional recoge la denuncia realizada por el hijo de la víctima, Rubén Sánchez quien señala que: “a eso de las 9 de la mañana, cuando llegaron más de 25 funcionarios de la GN, adscritos al comando ubicado en la parroquia Tacarigua, quienes arremetieron contra el grupo de manifestantes que se encontraban en Bucarito” (Notitarde, 05.03.04, pág. 35). Según Sánchez, los funcionarios comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas, perdigones y disparos de fusiles, por lo que su padre corrió para resguardarse, pero en ese momento recibió el impacto que lo tumbó al piso. Posteriormente es trasladado a un ambulatorio local y luego de 4 horas dan la orden para que fuese trasladado a la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera de Valencia, en donde muere antes de ser intervenido (Notitarde Ídem.). La misma fuente recoge la versión del comandante del D-24, teniente coronel (GN) Leonardo Enrique Moneda, quien indicó que “en virtud a que es un hecho provocado por elementos que están tratando de crear el caos en Carabobo” (Notitarde, Ídem.). Agregó que difícilmente podría tratarse de un disparo de FAL puesto que la herida que esta provoca es de gran magnitud, que a quien impacta le produce un orificio de entrada y salida bastante grande, mientras que la víctima no tenía orificio de salida (Notitarde, Ídem.). Según la versión dada por el abogado Morales en la entrevista ya citada la GN estaba presente, pero presuntamente sin armas de fuego. Señaló que los fragmentos de plomo no pudieron ser extraídos y que pudiera tratarse de perdigones de plomo u otro tipo de proyectil.

 

Evangelina Carrizo (50)

 

Evangelina CARRIZO falleció el 05.03.04 en la población de Machiques, Edo. Zulia mientras participaba como militante del partido opositor Acción Democrática en una protesta. CARRIZO murió luego de recibir un impacto de bala en la espalda, justo en el momento en que la marcha entraba a la población. El supuesto agresor es un oficial del destacamento de Fronteras N° 36 de la GN. El hijo de la víctima relató, que la marcha ya había terminado producto de los gases lacrimógenos que el cuerpo de seguridad había lanzado. Su madre y él decidieron retirarse a su casa cuando la GN los atacó (Correo del Caroní, 05.03.04, pág. 11). Alfonso Márquez, alcalde de Machiques, denunció la existencia de una red de sicariato en el municipio fronterizo y la responsabilizó de la muerte de CARRIZO. Agregó que funcionarios de la GN pertenecen a esa red . Aseguró saber el nombre del efectivo que disparó y señaló tener suficientes testigos que dan fe de su denuncia (El Universal, 06.03.04). Por su parte, José Khan, diputado del Movimiento Quinta República (MVR), negó que los disparos los efectuaran efectivos de la GN y aseguró que salieron del lado de los opositores (Últimas Noticias, 05.03.04, pág. 14). Según la versión dada por el abogado Biel Morales, la GN estaba presente en el lugar de los hechos, aunque sólo tenía equipos antimotines. Biel Morales, no descartó que un miembro de la GN pudiera haber hecho el disparo, como tampoco descartó que lo hubiesen hecho opositores al gobierno. Agregó que el impacto no fue directo, sino por rebote y que el calibre del proyectil pudiera ser de 9 mm ó 38.

 

Jesús Orlando Arellano (34)

 

Jesús Orlando Arellano, de 34 años de edad, murió el 11 de abril de 2002, en la esquina La Pedrera de la Avenida Baralt, cuando recibió un impacto de bala en el tórax. José Omar Arellano, hermano de la víctima ofrece su testimonio. COFAVIC denunció este caso ante la Fiscalía General de la República el 13 de mayo de 2002.

"El tenía 34 años trabajaba en una conserjería en El Cafetal, cerca de Chuao, donde está PDVSA. Jesús asistía a todas las marchas de la oposición, porque no estaba de acuerdo con lo que estaba pasando en nuestro país, al igual que muchas personas. Se unió a la marcha el 11 de abril muy temprano y se dirigió al Palacio de Miraflores. Iban marchando muy tranquilos y al llegar a la Avenida Baralt fue asesinado recibiendo una grave herida en el tórax.

Mi hermano era una persona muy honesta y servicial no tenía antecedentes con ningún cuerpo policial, era muy honrado.

Quiero que se haga justicia, tanto para mi hermano como para todas las víctimas que murieron, que se averigüe a fondo y que no queden impunes esas muertes. Pido que se haga valer la verdad y la justicia para que en Venezuela no vuelvan a ocurrir esos hechos horrorosos que ponen mal el nombre del país. Que se castiguen a los culpables con todo el peso de la ley".

  

 

Alexis Bordones Soteldo (53)

 

Alexis Bordones Soteldo, comerciante de 53 años de edad (CI: 3.574.050), perdió la vida el 11 de abril de 2002 en la avenida Baralt, entre las esquinas de Pedrera y la Gorda, al recibir un disparo en la cabeza. COFAVIC denunció este caso ante la Fiscalía General de la República el 6 de mayo de 2002. Su hija Lianny Bordones explica las circunstancias que rodearon este hecho:

"Mi padre era de Valencia y estaba aquí de paso conociendo a su nieta que había nacido una semana antes. El salió muy temprano a la marcha de oposición lleno de entusiasmo y me imagino que llegó al final de la marcha. Nosotros nos enteramos porque mi madre y mi hermano que viven en Valencia vieron por la televisión cuando los periodistas lo enfocaron a él en el piso e inmediatamente lo reconocieron. Mi esposo recibió el cadáver de mi padre en la morgue pero su cartera e identificación no aparecieron nunca. Según se nos informó en la morgue del Hospital Vargas mi padre recibió un solo disparo en la cabeza, no me dijeron de qué calibre era la bala. A través de un video de televisión he podido concluir que mi padre fue impactado en la avenida Baralt, frente a Dorsay".

 

Jesús Mohamad Capote Espinoza (18)

  

Jesús Mohamad Capote Espinoza, de 18 años de edad (C.I: 17.159.146), murió víctima de un disparo en la frente, el 11 de abril de 2002, en la avenida Baralt. COFAVIC denunció este caso ante la Fiscalía General de la República el 6 de mayo de 2002. Su padre narra lo que pasó:

"Soy Mohamad Merhi padre Jesús quien era estudiante de Quinto Año de bachillerato y trabajaba por su cuenta en instalación y reparación de computadoras.

El día 11 de abril, me fui con él a la marcha del Parque del Este a Chuao en apoyo a los empleados de PDVSA. Ahí decidimos continuar con los cientos de miles de personas hacia Miraflores. En la Avenida Baralt caminamos hacia el Edificio La Nacional en donde está ubicada la Alcaldía de Caracas y nos detuvimos ahí con cientos de personas. A una cuadra al norte había gente del oficialismo lanzando piedras, bombas lacrimógenas y molotov. Eran como las 4 y media de la tarde cuando esas personas se retiraron sorpresivamente hacia el puente. Algunas personas gritaban "avancen, avancen que ganamos una cuadra," al avanzar media cuadra hacia el norte comenzamos a escuchar muchos disparos desde el puente y ví una persona cayendo al lado con un disparo en la cabeza. Me escondí con un amigo detrás de un kiosco y ya no vi más a mi hijo. Pensé que había quedado atrás y que estaría más seguro.

Después que me retiré trate de localizarlo. Fui hasta el Hospital Vargas y ahí, después de revisar todos los heridos, me llevaron a ver la lista de ingresados en donde vi su nombre con la palabra "fallecido" al lado. Fue al segundo día que identifiqué el cuerpo sin vida de Jesús en la Morgue de Bello Monte".

 

 

Ión Fénix Guerra (16)

  

Ión Fénix Guerra   (CI: 17.720325) de 16 años de edad murió el 14 de abril en la esquina Robles de la avenida Sucre en la madrugada del 14 de abril al recibir un impacto de bala en la cabeza. El joven regresaba de una fiesta con algunos familiares cuando ocurrió la tragedia. Según el testimonio de quienes lo acompañaban en el lugar se encontraban algunas personas encapuchadas disparando a mansalva. COFAVIC denunció este caso ante la Fiscalía General de la República el 11 de Junio de 2002

 

José Alejandro Ibarra (43)

 

José Alejandro Ibarra, comerciante de 43 años de edad (CI: 81.493.775), fue gravemente herido el sábado 13 de abril, al recibir tres impactos de bala durante los saqueos en la Plaza Sucre de Catia. Luego de más de un mes de agonía, José Alejandro Ibarra murió, el sábado 18 de mayo, en el Hospital Clínico Universitario, lugar donde se encontraba recluido.

 

Mauricio Marín (22)

 

Mauricio Marín, Policía Metropolitano de 22 años de edad (C.I.14.015.724), falleció el sábado 13 de abril de 2002, al recibir un disparo en la cabeza en Catia. COFAVIC denunció este caso ante la Fiscalía General de la República el 6 de mayo de 2002. Luis Horacio Marín, padre de la víctima cuenta su versión:

"Mauricio trabajaba como funcionario de investigaciones penales de la Policía Metropolitana. El día 13 de abril a primeras horas de la mañana, salió de nuestra residencia a su lugar de trabajo ubicado en La Silsa donde se encuentra la División Motorizada de la Policía Metropolitana. Durante la mañana hizo patrullaje de rutina debido a la emergencia que se presentaba. Ya en horas de la tarde, aproximadamente a eso de las 1:15 p.m., solicitó refuerzos. Se encontraba con un grupo de compañeros en la Avenida Sucre cuando la comisión de la cual formaba parte fue emboscada por bandas de desadaptados adeptos al oficialismo quienes portaban armas de guerra. Mi hijo recibió un impacto de bala de FAL (fusil automático liviano) a la altura de la cabeza, zona occipital izquierdo con salida en el parietal derecho. De allí es trasladado al Periférico de Catia y luego a Clínicas Caracas, donde fallece. Yo me enteré por compañeros de mi hijo que se dirigieron a mi residencia para darme la fatídica noticia. Esperamos que este caso no quede impune que se haga justicia y castiguen a los culpables con todo el peso de la ley".

 

 

Hermanos Rommy (22) y Yurmi Nieto Laya (21)

 

Los hermanos Rommy y Yurmi Nieto Laya, (CI: 14.471.638 y 16.022.413 respectivamente) perdieron la vida el viernes 12 de abril víctimas de disparos en el tórax. COFAVIC denunció este caso ante la Fiscalía General de la República el 13 de mayo de 2002. Olga Laya, madre de las víctimas, cuenta lo que sucedió:

"Los hechos sucedieron el día doce de abril, aproximadamente entre seis y siete de la mañana. Los muchachos la noche anterior no habían llegado a la casa. Supuestamente andaban con unos compañeros de trabajo de la línea de transporte donde trabajamos nosotros; ellos dicen que los dejaron en la estación del Metro de Las Adjuntas a la una de la madrugada. Más tarde, una persona asegura que se los llevaron detenidos en una patrulla de la Policía Metropolitana. Luego no se supo más de ellos hasta el siguiente día a las ocho y media de la mañana cuando le avisaron a mi esposo que uno de mis hijos había muerto en un enfrentamiento policial. Nosotros no tenemos detalles del caso, simplemente que la policía los abatió a tiros, los recogió y los dejó botados en la morgue del Hospital Pérez Carreño sin ningún tipo de identificación. El cuerpo del policía que, según los de la Policía Metropolitana, mis hijos agredieron fue levantado por el Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas, cosa que no ocurrió con mis muchachos. A todas estas hay un vecino del sector, una vecina, que escuchó cuando los muchachos les suplicaban que por favor no los mataran. Esa es la versión que yo tengo de los hechos, porque en realidad yo no estaba presente. En la autopsia lo único que dice es muerte por arma de fuego y hemorragia interna".

 

Cesar Mattías Ochoa (39)

 

César Mattías Ochoa, de 39 años de edad (CI: 7.589.540), mesonero fue víctima de un disparo en el cuello que le causó la muerte mientras se encontraba en la avenida Baralt, justo debajo del Puente El Llaguno. COFAVIC denunció este caso ante la Fiscalía General de la República el 28 de Mayo de 2002. Su esposa Cilenia Moreno, describe su caso:

"Mi esposo laboraba como mesonero en el Restaurant "Rescan", ubicado en la Parroquia Candelaria de Caracas. El día 11 de abril los dueños de este establecimiento decidieron cerrar más temprano que de costumbre, debido a la difícil situación que se vivía en la ciudad, por ello mi esposo para dirigirse a nuestro hogar caminó toda la Avenida Urdaneta. Al llegar a la altura del Palacio de Miraflores no pudo pasar por la gran cantidad de gente que se encontraba reunida allí, por lo que decidió bajar hasta la Avenida Baralt y así dar la vuelta a Miraflores y después caminar hasta la Avenida Sucre. Según tengo información, mi esposo César Matías Ochoa bajó las escaleras del Puente Llaguno, y antes de llegar a la esquina de Piñango recibió un disparo en el cuello con salida en el costado izquierdo. Fue trasladado a un hospital de campaña cerca del Palacio de Miraflores, en donde según me dijeron falleció. Su cuerpo fue traslado hasta la Morgue de Bello Monte, en donde sin razón fue despojado de sus pertenencias y sus documentos de identificación personal".

 

 

Jhonnie Obdulio Palencia (29)

 

Jhonnie Obdulio Palencia de 29 años (CI:11.834.121) fue encontrado sin vida en las inmediaciones del metro El Silencio el 12 de abril de 2002 con un tiro en la cabeza. COFAVIC denunció este caso ante la Fiscalía General de la República el 13 de mayo de 2002. Su hermano, José Palencia, narra su experiencia:

"Jhonnie tenía 29 años, estudiaba cuarto Semestre de Ingeniería Industrial en la UNA, era secretario General del Sindicato de Colchones Paradise, miembro de la Junta vecinal del Sector donde vivía y militante del Partido Bandera Roja por el cual fue candidato a Concejal por Ocumare del Tuy.

El día 11 de abril participó en la marcha que salió desde El Parque del Este hacia Miraflores. A pesar del enfrentamiento que se producía cerca de este último lugar donde la Guardia Nacional agredía a los manifestantes, él permaneció allí hasta que recibió un disparo de Fusil Automático Liviano (FAL) en la parte superior derecha de la cabeza con orificio de salida por la nuca. Antes del fallecimiento nos pudimos comunicar con él (aproximadamente a las 5:30 p.m.) lo cual refuta el acta de defunción donde se indica que el deceso se produjo a las 11.30 a.m.. Esto nos llama la atención y creemos que obedece a la intención por parte de las autoridades de tergiversar la verdad y crear un estado de impunidad en función del asesinato de mi hermano y muchos otros que cayeron en la marcha. Yo en nombre de Jhonnie quiero que se investigue y se aclare el caso, esa masacre que no tiene justificación alguna, quiero que se haga justicia".

 

Juan David Querales Ramírez (25)

 

Juan David Querales Ramírez (C.I. 12.397.555) de 25 años era operador de llamadas de CANTV y falleció el 11 de abril de 2002 luego de ser impactado por un arma de fuego en la pierna. COFAVIC denunció este caso ante la Fiscalía General de la República el 6 de mayo de 2002. El testimonio de su hermana, Yamilet Querales, permite conocer los detalles del caso.

"Juan David iba a comenzar a estudiar en la Universidad. El 11 de abril decidimos dirigirnos hacia la marcha a eso de las 2:30 p.m. cuando vimos que esta se dirigía hasta Miraflores. Salimos y llegamos hasta El Calvario y ahí comenzaron los disparos a mansalva. Nosotros al ver lo que sucedía empezamos a correr y nos separamos cuando mi hermano decidió socorrer a una muchacha que fue herida de bala. A las 7:30 p.m. lo encontramos en el Hospital Vargas con un tiro en la femoral derecha producido por arma de fuego que le destrozó algunos órganos del estómago. Lo intervinieron varias veces, pero lamentablemente perdió mucha sangre y debido a ello no resistió. Pido que se haga justicia, una justicia verdadera mediante la cual se castigue a los culpables y responsables de esta masacre".

 

Víctor Emilio Reinoso Amparo (28)

 

Víctor Emilio Reinoso Amparo de 28 años de edad (CI: 11.688.434), técnico superior en Administración de Empresas, perdió la vida el 11 de abril de 2002, al recibir un disparo en la cabeza mientras se encontraba frente al liceo Fermín Toro en el centro de la ciudad. Fue visto por última vez entre la esquina de Muñoz a Solis a las 5:30 de la tarde. Deja una hija de dos años de edad.

 

 

Jorge Ibrahim Tortoza (47)

 

Jorge Ibrahim Tortoza, fotógrafo de profesión C.I: (4.808.345), recibió un disparo en la cabeza mientras cumplía con su trabajo en la esquina La Pedrera de la Avenida Baralt el jueves 11 de abril de 2002. COFAVIC denunció este caso ante la Fiscalía General de la República el 6 de mayo de 2002. Su hermana, Sonia Tortoza habla en su nombre:

"Mi hermano se encontraba cubriendo para el "Diario 2001" la marcha que partió desde Parque del Este y que para ese momento se encontraba ya en la Avenida Baralt, en la Esquina de La Gorda, aproximadamente a las dos de la tarde (2:00 p.m.) recibió un disparo de arma de fuego en la cabeza, el cual ocasionó su muerte, no conformes con esto, cuando agonizaba a mi hermano se le despojó de su cámara fotográfica".

 

Ruddy Alfonso Urbano Duque (38)

 

De 38 años de edad, Ruddy Alfonso Urbano Duque, comerciante informal (CI: 6.367.722) recibió un disparo en la cabeza durante los sucesos del 11 de abril de 2002 en los alrededores del Palacio de Miraflores. COFAVIC denunció este caso ante la Fiscalía General de la República el 17 de mayo de 2002. Arcelia Duque, madre de la víctima hace la denuncia:

"Mi hijo laboraba como trabajador informal en la zona de Capitolio, en el centro de Caracas: hacía trabajo de artesanía en cuero. El día once de abril alrededor de las 8:00 de la mañana se despidió de mí como de costumbre y se fue a trabajar, aproximadamente una hora después me llamó para tranquilizarme y decirme que estaba bien. No volví a saber de él y ante la situación que se vivía en Caracas ese día no pudimos salir a buscarlo. Al siguiente día mi hija salió a buscarlo por los hospitales de Caracas sin ningún resultado. Ruddy Alfonso apareció el sábado 12 de abril, a las 11:00 p.m., en la Morgue de Bello Monte muerto por un disparo en la cabeza que le había destrozado el cráneo. Según la información suministrada en el Instituto de Medicina Legal mi portaba una bandana roja y tenía una bandera de Venezuela pintada en la cara. El era simpatizante del gobierno. Pude ver un video transmitido en el canal 4 de Venevisión, en donde unas personas cargan un herido en la zona cercana al Palacio de Miraflores, por la forma en que aparece vestido el herido supongo que se trataba de mi hijo. Cabe indicar que no pudimos velar el cadáver con la urna abierta, debido a que esto fue impedido por la referida funeraria. Esto no lo comprendimos, toda vez que el cadáver fue reconocido por mis hijos y el rostro sólo tenía un pequeño orificio en la frente y no estaba desfigurado".

 

 

Nelson Eliécer Zambrano (24)

 

Nelson Eliécer Zambrano se desempeñaba como pasante archivista del Palacio de Miraflores, y muere dentro del Palacio Blanco, por el impacto de un proyectil que le entra por el cuello, "por su cara anterior en la línea media, y se dirige hacia el lado derecho".

"En su trayecto, el proyectil perfora la arteria carótida derecha, sigue y lacera la cara posterior del lóbulo superior del pulmón derecho, perfora el pulmón, la aorta torácica, alojándose en la décima vértebra dorsal de donde se extrae el proyectil. El trayecto es de adelante hacia atrás, de arriba a abajo y de derecha a izquierda. Único disparo hecho a distancia. El arma utilizada fue corta de alta potencia (9 mm), de marca Beretta o similar".

Según la experticia de la trayectoria balística, la víctima cae en un área abierta, específicamente en el Jardín del Palacio Blanco. Al momento de ser herido, Zambrano se encontraba de pie sobre el pasillo ubicado en la parte anterior izquierda-externa del Palacio Blanco, en un plano inferior con respecto al tirador. Al efectuarse el disparo, el tirador se encontraba ubicado en un plano superior, con la boca del cañón del arma de fuego en forma descendente, en dirección a la cara anterior del cuello, línea media de la víctima. El índice de proximidad es a distancia.

Zambrano fue herido a la salida de su lugar de trabajo. También es importante recordar que en el perímetro del Palacio de Miraflores, y entre las esquinas de Bolero y Llaguno, otros ciudadanos fueron lesionados, como se expuso en el punto referente a heridos y lesionados del 11 de abril. En vista de las evidencias, es razonable presumir la presencia de tiradores encubiertos en edificios de esta zona (El Bolero), donde funciona la Dirección General de Custodia y Rehabilitación del Recluso, u otra edificación vecina. Incluso, podría tratarse del mismo responsable de las muertes de Luis Alberto Caro y Luis Alfonso Monsalve Ruiz, quienes se encontrarían en la misma línea de tiro.

 

 

Josefina Rengifo (29)

 

Este caso reviste particular importancia, debido a la ubicación de la víctima al momento de recibir el disparo que le quitó la vida. La ciudadana estaba bastante retirada del epicentro de los acontecimientos.

Rengifo tenía cuatro meses de embarazo y, al parecer, había salido de su vivienda para realizar una llamada telefónica, cuando fue alcanzada por un proyectil en la avenida Baralt, entre las esquinas Balconcito y Truco, más cerca de ésta última (aproximadamente a 30 metros). Esta zona está ubicada tres cuadras más arriba del Puente Llaguno, en dirección norte.

Según la autopsia practicada al cuerpo, la víctima muere por el impacto de un proyectil en el tórax. El trayecto es de adelante hacia atrás y de arriba hacia abajo. El proyectil fue disparado a distancia, se presume que con un arma automática, calibre 9 milímetros.

 

Ángel Luis Figueroa (29)

 

Según el testimonio de su madre, Ángel Figueroa se dedicaba al comercio informal en el Municipio Chacao y en la Esquina de Muñoz de la Avenida Baralt; no pertenecía a ningún partido político. Se presume que participó en las manifestaciones del 11-A. Ese día, salió temprano de su casa hacia el centro de Caracas.

Se presume que pudo ser herido entre las esquinas La Gorda y Pedrera de la Av. Baralt, ya que existen testimonios gráficos que así lo confirman, aunque se desconoce el lugar exacto, ya que su cadáver fue movido de un sitio a otro. El CICPC presume que luego de ser herido fue trasladado, posiblemente en una motocicleta, con el objeto de ser llevado a un centro hospitalario. No obstante, su cuerpo sin vida es finalmente encontrado a la altura del cine Baralt, donde los funcionarios de la Dirección Nacional de Medicina Legal realizaron el levantamiento del cadáver, el 12 de abril, a las 8:00 de la mañana. Se desconoce si su muerte pudo haberse evitado de haber sido trasladado oportunamente. La víctima fue identificada tres semanas después, ya que los familiares desconocían su muerte hasta que fueron informados por un vecino.

Según la autopsia practicada al cuerpo, "Ángel Figueroa resulta muerto en horas de la tarde (sin determinar la hora exacta) por una herida producida por arma de fuego, de proyectil único, que impactó en el tórax izquierdo posterior, sin salida, lo cual produjo en definitiva una hemorragia interna, causándole la muerte. Se presume que el arma es corta de alta potencia, automática".

Hasta la fecha de presentación de este Informe, no se ha podido determinar el lugar exacto donde se encontraba la víctima al momento de recibir el disparo, ni cuál era la posición su cuerpo para el momento de recibir el impacto; esto es, no se han realizado las experticias correspondientes a inspección ocular, el levantamiento planimétrico y la trayectoria balística. Sin embargo, en varios de los testimonios fotográficos y audiovisuales puede apreciarse a la victima en cuestión, tendido en una cera adyacente al cine Baralt.

 

Orlando Rojas (23)

 

Orlando Rojas murió 66 días después de haber sido alcanzado por un proyectil el día 11 de abril en el centro de Caracas, específicamente en la Av. Baralt, esquina de Pedrera, frente a Metrocenter. Según testimonios recogidos en diversas fuentes, Rojas laboraba cerca del área de conflicto. Al salir de su trabajo, fue a ver lo que sucedía. Allí fue herido de gravedad, quedando inicialmente parapléjico, hasta que falleció.

Según la autopsia, "la bala le impactó en el cuello, atravesando la médula, y siguió una trayectoria de adelante hacia atrás, de izquierda a derecha y descendente".

El curso de las investigaciones realizadas hasta ahora, que incluyen la trayectoria balística y las afirmaciones de testigos, apunta a que la trayectoria de la bala que le quitó la vida a Rojas provino de la entrada del Edificio La Nacional, donde se encontraban apostados los funcionarios de la Policía Metropolitana.

 

Erasmo Enrique Sánchez (60)

 

Erasmo Sánchez resultó herido en el Puente Llaguno, cerca de la esquina de Carmelitas. Su muerte levantó diversas especulaciones en los medios de comunicación, por su presunta participación en uno y otro bando. Ahora se sabe que se encontraba dentro del grupo de afectos al gobierno, y que al momento de su muerte estaba ubicado exactamente en Puente Llaguno  en el lado oeste de la baranda, donde recibió el impacto de "un proyectil único en la cabeza, entrando por la cara, cerca del ojo derecho, y sin orificio de salida".

Practicada la autopsia, se determinó que Sánchez murió a consecuencia de una herida por arma de fuego, "apreciándose en la inspección corporal preliminar equimosis de ambas regiones orbitales, excoriaciones que comprometen las regiones frontales y cigomática derecha, estallido del globo ocular derecho, extrayéndose de la humanidad de esta persona el blindaje de un proyectil con deformaciones debido al violento impacto que sufrió al chocar contra una superficie de mayor o igual cohesión molecular".

Luego de la exhumación del cadáver, el proyectil se consiguió alojado entre la primera y segunda vértebra dorsal. Las experticias realizadas por el CICPC permiten presumir que el proyectil era calibre 5,56 mm, que son disparados por armas larga tipo Fusil Colt M16 y Sub Fusil HK33.

 

Pedro José Linares (42)

 

Según testimonios de familiares, Pedro Linares militaba en el partido Movimiento Quinta República y formaba parte de un círculo bolivariano.

Cuando se encontraba debajo de Puente Llaguno, en la avenida Baralt, recibió un impacto de bala en el tórax, "por la región infraescupular derecha, que le perfora ambos pulmones y le fractura el segundo arco costal izquierdo, saliendo por la región infraclavicular izquierda".

 

José Antonio Gamallo (42)

 

José Gamallo participó en la marcha que venía de Chuao, según sus familiares. Se encontraba en las inmediaciones de la avenida Baralt, entre la Plaza Caracas y las esquinas La Gorda y Pedrera cuando fue alcanzado por una bala que le impactó en la cabeza. Estuvo mucho tiempo en estado crítico. Sus parientes lo trasladaron a España, su tierra natal, donde murió (en el mes de agosto de 2002).

 

Ramiro Escobar García

 

Según fuentes de la Interpol-Bogotá este ciudadano tenía varias identidades, y por una de ellas fue conocido a través de los medios masivos nacionales, como Luis Monsalve. En enero de 2003, su cadáver fue finalmente inhumado, luego de ser reconocido como Ramiro Escobar García, gracias a la investigación adelantada por la INTERPOL- Colombia.

Se presume que se encontraba entre las personas que se concentraron en las adyacencias del Palacio de Miraflores. Murió en la acera del Palacio Blanco, sobre la avenida Urdaneta, por la acción de "un impacto de bala que le entró por el mentón labial izquierdo, saliendo por la cara izquierda del cuello, siguiendo una trayectoria de adelante hacia atrás y de derecha a izquierda. Se presume que el arma pueda ser de alta potencia, corta o larga compatible". El cadáver no fue reclamado por ninguna persona y por decisión de la Fiscalía General de la República fue enterrado en enero de 2003.

 

Luis Alberto Caro (57)

 

Según testimonios de los parientes, Luis Caro manifestó con el grupo afecto al gobierno que estaba cerca de la tarima ubicada entre el Palacio Blanco y el Palacio de Miraflores. Entre las esquinas de Bolero y Miraflores recibió un disparo a la cabeza.

El proyectil provino de una pistola 9mm; entró por el maxilar superior derecho y no salió, siguiendo una trayectoria descendente, de adelante hacia atrás, de arriba hacia abajo y de derecha a izquierda.

Las evidencias hacen presumir la acción de francotiradores ubicados en sitios altos. Existe la posibilidad que éstos sean los responsables de las muertes de Caro, Zambrano y Monsalve. Se presume que los francotiradores hayan disparado desde el Hotel Ausonia o el edificio Bolero. Ninguna de estas dos hipótesis ha sido demostrada fehacientemente hasta la fecha.

 

José Alexis González Revette (48)

 

Era damnificado de Vargas y durante la tragedia de 1999 tuvo una participación muy activa. Rescató a casi 200 personas, a pesar de que tenía herido un brazo. Desde joven fue luchador social en distintos barrios de Catia. Cuando se fue al estado Vargas creó varias escuelas comunitarias.
Era maestro y tenía 47 años. Dejó cuatro hijos, entre ellos tres menores de edad. Estaba en Miraflores y recibió tres impactos de bala cerca del Palacio. Murió en el hospital Periférico de Catia, donde fue atendido de emergencia.
'No era militante del MVR ni pertenecía a ningún círculo bolivariano. Pero sí se identificaba con el proyecto del presidente Hugo Chávez Frías', dijo su amigo Edgar Arzolay, que era su compañero de batallas desde que estudiaban bachillerato. 'Fuimos a la manifestación para apoyar al Presidente porque había mucha presión en su contra'.

 

Franklin Mendoza (23)

 

Franklin vivía con su tía, Carmen Flores, en San José de Cotiza. Era el menor de cinco hermanos y fue ingresado al hospital Vargas el 12 de abril en la noche con un disparo en la cabeza que posiblemente provino de un arma calibre 38 ó 357. Las autoridades se negaban a entregarlo porque no portaba cédula.

 

Jaime Federico Giraud (57)

 

“Era excelente profesor universitario”, dice uno de sus familiares, de nombre José Díaz.

“Químico de profesión, ex empleado de Intevep, con dilatada experiencia en el ramo del plástico...

Se desempeñaba como asesor en destacadas empresas del ramo y era ferviente predicador de los Testigos de Jehová.

Era profesor de postgrado de las universidades Simón Bolívar y Metropolitana. Asistía por segunda vez a la plaza. Consuelo Giraud, hermana del fallecido, explico que su cuñada se había ido de viaje para España y como su hermano se sintió solo decidió ir a caminar a Altamira.

"Recibió un tiro en la región epigástrica y murió en el lugar.

Joven de 17 años que acudió con su padre a la Plaza Francia aquel fatídico 6 de diciembre de 2002. Era hija única. Estudiante del colegio Santa Rosa de Lima. Ese año iba a graduarse de bachiller para continuar estudios de Relaciones Industriales... de no ser por una bala perdida que le segó la vida.  "Resulto herida en la espalda (región deltoidea derecha) y murió a los pocos minutos.

Todas las muertes nos afectan, esta sin embargo, tiene para nosotros una carga afectiva adicional por el enorme aprecio que les tenemos a sus padres, Emilio y Clara, amigos personales de muchos de nosotros y vecinos de este Municipio.

 

Josefina Margarita Lachman de Inciarte (76)

 

Josefina Margarita Inciarte murió de un tiro en la zona parietal izquierda tras su ingreso en la clínica La Floresta luego de la masacre perpretada en la Plaza Francia el 6 de diciembre de 2002..

La señora Josefina frecuentaba Altamira para vender galletas. Residía en Los Palos Grandes.

 

José Guerra (Menor de edad)

 

Murió el 12 de abril a consecuencia de heridas de arma de fuego.

 

Shirly Guerrero (Menor de edad)

 

Murió el 12 de abril a consecuencia de heridas de arma de fuego.

 

Angel Ciro Pedreañez

 

En la tarde del 4 de mayo de 2004 murió Angel Ciro Pedreáñez, uno de los siete soldados quemados en marzo pasado en una celda de castigo del Fuerte Mara de La Guajira. El parte médico del Hospital Coromoto de Maracaibo indica que la muerte se produjo por complicaciones cardíacas cuando Pedreañez era sometido a tratamiento de las quemaduras sufridas en el 50% de su cuerpo. El padre del fallecido, Ender Pedreáñez, responsabilizó al gobierno nacional y a los militares de la muerte de su hijo.

Pedreañez había asegurado en grabaciones que el fuego provino de fuera de la celda, una versión negada por las autoridades militares y por el gobierno venezolano. Algunos hablan de incendio intencional, mientras las autoridades militares aseguran que se generó accidentalmente a causa de una colilla de cigarrillos. El cuerpo de bomberos presentó la semana pasada un informe en el que se avala la tesis de incendio intencional.

Pedreañez es el segundo soldado del grupo que moría desde el incendio, ocurrido el 30 de marzo y cuya causa es objeto de múltiples especulaciones.

  

 

Orlando Antonio Bustamante

   

El 5 de abril de 2004 murió Orlando Bustamante en el Hospital Militar de Caracas. Orlando fue la primera víctima mortal del incendio desatado en la celda de Fuerte Mara. Un día antes, en su programa dominical Aló Presidente, el presidente Hugo Chávez dijo que las heridas sufridas por los soldados eran "leves" pero que habían sido exageradas por los medios de comunicación.

 

 

Darwin Arguello Istúriz (20)

 

El Cabo Segundo del Ejército Darwin Arguello Istúriz fue hallado sin signos vitales en un terreno baldío del sector Parque Caiza, en la vía que conduce a Guarenas. Lo habían atado, amordazado, torturado y finalmente había recibido un tiro en la cabeza realizado con escopeta. El reporte forense indicó que la muerte se había producido al menos 72 horas antes del hallazgo, por lo que su asesinato se estimó en la madrugada del 16 de febrero de 2003. Junto a su cadáver se halló también el cuerpo del Sargento Segundo de la Armada Ángel Salas Lozano en idénticas condiciones. Unas 34 horas anteriores al encuentro de estos militares, habían sido ubicados en otro terreno baldío a la entrada de Palo Gacho en Guatire, los restos mortales de Félix Pinto (Distinguido de la Fuerza Aérea) y Zaida Gabriela Peroza (Técnico Superior en Turismo y activista de la Plaza Francia), junto a ellos se halló también gravemente herida la menor Katerine Rivero, única sobreviviente y también activista de la Plaza Francia. Todos mostraban idénticos signos: ataduras, amordazamiento, torturas y tiros en la cabeza realizados por escopeta.

Los cuatro soldados fallecidos formaban parte de los más de 100 militares que se declararon en desobediencia contra el gobierno y que tenían a la Plaza Francia como bastión de la protesta. Pudo saberse que todos ellos fueron secuestrados en las adyacencias de la Plaza Altamira por sujetos fuertemente armados, en una operación tipo comando, a bordo de dos vehículos rústicos ultimo modelo.

La civil asesinada, Zaida Perozo, había sido herida previamente durante un ataque a tiros contra los manifestantes de la Plaza Altamira el 6 de diciembre de 2002. Por su parte la menor de 14 años que sobrevivió a los hechos recibió un tiro rasante en la cabeza y habría sido considerada muerta por los agresores. Permaneció hospitalizada hasta su recuperación en el Hospital Domingo Luciani y luego fue trasladada al Palacio de Justicia a efectuar  su declaración el día 15 de abril de 2003. Se supo que la joven reconoció a dos hombres que habrían efectuado los disparos que causaron la muerte de las víctimas, sin embargo, hasta la fecha estos asesinatos permanecen en la impunidad.

 

Zaida Gabriela Peroza (28)

 

Zaida Gabriela Peroza era Técnico Superior en Turismo y activista de la Plaza Francia. Su cuerpo sin vida fue hallado en un terreno baldío a la entrada de Palo Gacho en Guatire. La habían atado, amordazado, torturado y finalmente había recibido un tiro en la cabeza realizado con escopeta. El reporte forense indicó que la muerte se había producido al menos 72 horas antes del hallazgo, por lo que su asesinato se estimó en la madrugada del 16 de febrero de 2003. Junto a su cadáver se halló también el cuerpo del Distinguido de la Aviación Félix Antonio Pinto Heras, junto a ellos se halló también gravemente herida la menor Katerine Rivero, única sobreviviente y también activista de la Plaza Francia. Todos mostraban idénticos signos: ataduras, amordazamiento, torturas y tiros en la cabeza realizados por escopeta.

Unas 34 horas posteriores al encuentro de estas víctimas, fueron ubicados en otro terreno baldío del sector Parque Caiza, en la vía que conduce a Guarenas, los restos mortales del Sargento Segundo de la Armada Ángel Salas Lozano y del Cabo Segundo del Ejército Darwin Arguello Istúriz, ambos en idénticas condiciones.

Los cuatro soldados fallecidos formaban parte de los más de 100 militares que se declararon en desobediencia contra el gobierno y que tenían a la Plaza Francia como bastión de la protesta. Pudo saberse que todos ellos fueron secuestrados en las adyacencias de la Plaza Altamira por sujetos fuertemente armados, en una operación tipo comando, a bordo de dos vehículos rústicos ultimo modelo.

Zaida Perozo, había sido herida previamente durante un ataque a tiros contra los manifestantes de la Plaza Altamira el 6 de diciembre de 2002. Por su parte la menor de 14 años que sobrevivió a los hechos recibió un tiro rasante en la cabeza y habría sido considerada muerta por los agresores. Permaneció hospitalizada hasta su recuperación en el Hospital Domingo Luciani y luego fue trasladada al Palacio de Justicia a efectuar  su declaración el día 15 de abril de 2003. Se supo que la joven reconoció a dos hombres que habrían efectuado los disparos que causaron la muerte de las víctimas, sin embargo, hasta la fecha estos asesinatos permanecen en la impunidad.

 

Ángel Salas Lozano (22)

 

El Sargento Segundo de la Armada Ángel Salas Lozano fue hallado sin signos vitales en un terreno baldío del sector Parque Caiza, en la vía que conduce a Guarenas. Lo habían atado, amordazado, torturado y finalmente había recibido un tiro en la cabeza realizado con escopeta. El reporte forense indicó que la muerte se había producido al menos 72 horas antes del hallazgo, por lo que su asesinato se estimó en la madrugada del 16 de febrero de 2003. Junto a su cadáver se halló también el cuerpo del Cabo Segundo del Ejército Darwin Arguello Istúriz en idénticas condiciones. Unas 34 horas anteriores al encuentro de estos militares, habían sido ubicados en otro terreno baldío a la entrada de Palo Gacho en Guatire, los restos mortales de Félix Pinto (Distinguido de la Fuerza Aérea) y Zaida Gabriela Peroza (Técnico Superior en Turismo y activista de la Plaza Francia), junto a ellos se halló también gravemente herida la menor Katerine Rivero, única sobreviviente y también activista de la Plaza Francia. Todos mostraban idénticos signos: ataduras, amordazamiento, torturas y tiros en la cabeza realizados por escopeta.

Los cuatro soldados fallecidos formaban parte de los más de 100 militares que se declararon en desobediencia contra el gobierno y que tenían a la Plaza Francia como bastión de la protesta. Pudo saberse que todos ellos fueron secuestrados en las adyacencias de la Plaza Altamira por sujetos fuertemente armados, en una operación tipo comando, a bordo de dos vehículos rústicos ultimo modelo.

La civil asesinada, Zaida Perozo, había sido herida previamente durante un ataque a tiros contra los manifestantes de la Plaza Altamira el 6 de diciembre de 2002. Por su parte la menor de 14 años que sobrevivió a los hechos recibió un tiro rasante en la cabeza y habría sido considerada muerta por los agresores. Permaneció hospitalizada hasta su recuperación en el Hospital Domingo Luciani y luego fue trasladada al Palacio de Justicia a efectuar  su declaración el día 15 de abril de 2003. Se supo que la joven reconoció a dos hombres que habrían efectuado los disparos que causaron la muerte de las víctimas, sin embargo, hasta la fecha estos asesinatos permanecen en la impunidad.

 

Félix Antonio Pinto Heras (22)

 

El Distinguido de la Aviación Félix Antonio Pinto Heras fue hallado sin signos vitales en un terreno baldío a la entrada de Palo Gacho en Guatire. Lo habían atado, amordazado, torturado y finalmente había recibido un tiro en la cabeza realizado con escopeta. El reporte forense indicó que la muerte se había producido al menos 72 horas antes del hallazgo, por lo que su asesinato se estimó en la madrugada del 16 de febrero de 2003. Junto a su cadáver se halló también el cuerpo de Zaida Gabriela Peroza (Técnico Superior en Turismo y activista de la Plaza Francia), junto a ellos se halló también gravemente herida la menor Katerine Rivero, única sobreviviente y también activista de la Plaza Francia. Todos mostraban idénticos signos: ataduras, amordazamiento, torturas y tiros en la cabeza realizados por escopeta.

Unas 34 horas posteriores al encuentro de estas víctimas, fueron ubicados en otro terreno baldío del sector Parque Caiza, en la vía que conduce a Guarenas, los restos mortales del Sargento Segundo de la Armada Ángel Salas Lozano y del Cabo Segundo del Ejército Darwin Arguello Istúriz, ambos en idénticas condiciones.

Los cuatro soldados fallecidos formaban parte de los más de 100 militares que se declararon en desobediencia contra el gobierno y que tenían a la Plaza Francia como bastión de la protesta. Pudo saberse que todos ellos fueron secuestrados en las adyacencias de la Plaza Altamira por sujetos fuertemente armados, en una operación tipo comando, a bordo de dos vehículos rústicos ultimo modelo.

La civil asesinada, Zaida Perozo, había sido herida previamente durante un ataque a tiros contra los manifestantes de la Plaza Altamira el 6 de diciembre de 2002. Por su parte la menor de 14 años que sobrevivió a los hechos recibió un tiro rasante en la cabeza y habría sido considerada muerta por los agresores. Permaneció hospitalizada hasta su recuperación en el Hospital Domingo Luciani y luego fue trasladada al Palacio de Justicia a efectuar  su declaración el día 15 de abril de 2003. Se supo que la joven reconoció a dos hombres que habrían efectuado los disparos que causaron la muerte de las víctimas, sin embargo, hasta la fecha estos asesinatos permanecen en la impunidad.

 

Germán Delgado (24)

  

Germán Delgado, ex reservista del Ejército y experto en artes marciales, había sido escolta del General Néstor González González. Luego de que el militar tuviera que ocultarse por recibir orden de captura, Germán Delgado fue empleado por la periodista y Editora del diario Nuevo País, Patricia Poleo.

Se encontraba desaparecido desde la tarde del miércoles 31 de agosto de 2004, cuando salió de la casa de la periodista indicando que regresaría pronto. De ahí fue visto por última vez cuando fue a casa de su hermano a comer y a cambiarse, junto a un motorizado de nombre Orlando que siempre lo acompañaba. Según la periodista, su guardaespaldas, Germán Delgado, fue interceptado –mientras iba a ver a su familia– por un policía motorizado que después lo entregó a la DISIP. Desde ese momento no se supo de su paradero hasta que fue encontrado e identificado por sus familiares al día siguiente en la morgue de Bello Monte. Conforme la versión ofrecida por la Policía Científica, Germán habría sostenido un supuesto enfrentamiento con la DISIP en el sector Las Marías del barrio Los 70 en El Valle, lugar donde resultó abatido.

Patricia Poleo ha dicho que tiene la forma de probar que Delgado fue llevado sin vida hasta un sector cercano al Hipódromo La Rinconada donde le dispararon y luego fue trasladado hasta el periférico de Coche por cinco funcionarios de la DISIP que viajaban a bordo de la unidad 200333. Poleo afirma que estos funcionarios fueron los responsables del crimen, ya que fueron esos los que lo dejaron abandonado en el centro hospitalario. Señaló también la periodista que existe un testigo del hecho, además, tienen fotografías y videos que fueron tomados al cadáver del escolta dentro de la Medicatura Forense de Bello Monte, donde se puede apreciar que mostraba signos de tortura, lo que pondría en tela de juicio la tesis de un supuesto enfrentamiento. "Tiene hematomas en todo el cuerpo, la nariz fracturada, marcas en las manos y en las piernas. Algunas huellas parecen indicar que lo colgaron de las axilas para golpearlo con palos", indicó Poleo.

Tanto la periodista como los familiares de Germán Delgado, manejan la tesis de que el joven fue asesinado a golpes y luego le efectuaron los cinco disparos.

Extraoficialmente se ha dicho que el joven recibió una llamada telefónica del General González González, para acordar una reunión, lo que hace presumir que la DISIP lo capturó y luego lo torturó para tratar de sacarle información acerca de la ubicación del militar.  

El cuerpo del motorizado que lo acompañaba fue encontrado también en la morgue de Bello Monte. De la moto no se tiene referencia, ni ha sido localizada.

 

Bruno Biela (66)

 

Bruno Biela es asesinado el 01/03/04 de un disparo entre las costillas en la Urbanización Miranda. Era estilista, de nacionalidad italiana y propietario de un salón de belleza. Fue a visitar a su hijo en la urbanización Miranda. Encontró las vías trancadas por lo que decidió salir por Terrazas del Ávila, pero lo mismo sucedía, por lo que quedó atrapado en el sector. A las 11:00 p.m. su familia recibió una llamada diciendo que estaba herido en el hospital Pérez de León. Al llegar, había fallecido.

 

Díctor Damas (31)

 

Díctor Damas es asesinado el 04/03/04  de un disparo en la cabeza en la Urbanización 23 de Enero. Era dirigente deportivo de la Alcaldía Mayor, andaba con un grupo de compañeros de trabajo en el bloque 54 de Sierra Maestra. 25 hombres armados y encapuchados (supuestos Tupamaros) los interceptaron. Fueron golpeados, desnudados, y robados, luego los acostaron en el piso y les dispararon en la cabeza.

 

José Luis Ricaurte (39)

 

José Luis Ricaurte era Dirigente Deportivo de la Urbanización 23 de Enero. El 04/03/04 andaba con un grupo de compañeros de trabajo de la Alcaldía Mayor en el bloque 54 de Sierra Maestra. Entre esas personas se encontraba Díctor Damas quien también falleció junto con José Luis cuando 25 hombres armados y encapuchados (supuestos Tupamaros) los interceptaron. Fueron golpeados, desnudados, y robados, luego los acostaron en el piso y les dispararon en la cabeza. Resultó gravemente herido. Falleció cuatros días después el 08 de marzo de 2004.

 

Maritza Ron Diez (61)

 

Maritza Ron Díez era diseñadora floral y representante de la Asociación de Empresarios de Floristas Iberoamericanos. Arribó a Caracas el 25 de julio a bordo de un vuelo que la trajo de España para votar el domingo 15 de agosto en el Referendo Revocatorio. Antes de regresar a España, decidió participar en una manifestación que se realizaba en la Plaza Altamira el día 16 de agosto contra la ratificación del Presidente de la República mediante los resultados anunciados por el CNE, pero la muerte la alcanzó ese día.

Recibió un disparo que le atravesó su brazo izquierdo y se le alojó en el intercostal del mismo lado, dañando órganos vitales. Cuando ingresó al área de urgencias de la Clínica El Ávila, el doctor Luis Chirinos, informó que ya no tenía signos vitales, pero minutos más tarde salió del área de terapia intensiva y corrigió que la paciente tuvo un impasse, pero que aunque su corazón había vuelto a latir había que hacerle transfusión sanguínea: solicitó 20 donantes. Horas después moría

Maritza Ron y otras 10 personas fueron reportadas heridas, entre ellas el diputado Ernesto Alvarenga, tras ser atacados por escuadrones oficialistas. Los testigos identificaron a los tripulantes de ocho motocicletas y dos vehículos, quienes sin mediar palabras dispararon contra los presentes. Fotografías de Reuters mostró dos hombres armados bajándose de una moto y luego disparando contra la manifestación. Uno de los perpetradores de los disparos apareció y fue fotografiado en los funerales del Fiscal Anderson.

 

 

Juan Carlos Zambrano

 

Juan Carlos Zambrano no era dirigente político, ni siquiera militante de un partido. Tampoco fue detenido en una manifestación o en algún otro tipo de actividad política. Zambrano y su familia vivían ?es un decir, claro está?, rebuscando en el botadero de basura de Cabimas.

Tuvo Juan Carlos Zambrano la mala suerte de haber sido detenido por causas desconocidas en una alcabala móvil emplazada en la carretera 0 de Lagunillas cercana a los campos petroleros. Una patrulla militar lo condujo junto con su esposa y su hermano Michael Zambrano, al campamento de Turiaca, en la Costa Oriental del Lago de Maracaibo. En este sitio permaneció por 48 siendo brutalmente golpeado. Fue  liberado  el  07  de marzo y al llegar a su casa fue llevado por sus familiares  al  hospital  Pedro  García  Clara  y  hospitalizado. El día 10 de marzo de 2004 Juan Carlos falleció.

El informe de los médicos forenses (José Luis Flores y Frella Gil de Salazar) expone en sus conclusiones lo que encontró en el cadáver del infortunado joven: 1. Traumatismo generalizado; 2. Traumatismo cráneo-encefálico; 3. Congestión y edema cerebral; 4. Congestión y edema pulmonar con áreas de hemorragia; 5. Congestión hepática con áreas de hemorragia; 6. Riñones con área de hemorragia. Hematoma perirrenal derecho; 7. Hematomas y excoriaciones múltiples en la superficie corporal.; 8. Hematoma en cara interna de cuero cabelludo región occipital; 9. Cianosis.

Finaliza el informe estableciendo como causa de la muerte una sola palabra: politraumatismos. En otras palabras, Juan Carlos murió a consecuencia de una brutal golpiza que le fuera propinada por militares pertenecientes al Ejército. Cómo habrá sido la golpiza que Zambrano, a quien el informe forense describe como un hombre de “contextura fuerte”, de 1,75 de estatura, no la resistió y falleció a los pocos días de esta hazaña realizada por gente que portaba el uniforme del “Ejército forjador de libertades”.

Carmen Zambrano, madre de Juan Carlos Zambrano, manifestó que los homicidas usaron bates y tubos. “Los hicieron comer pelo y pupú. Mi otro hijo sigue vivo, porque su hermano les dijo que le dieran a él más fuerte”. La compañera  de Zambrano, de apenas 17 años, confesó que fue violada  varias veces  delante de su marido y obligada a practicar sexo oral con los policías militares que los tenían detenidos.

 

Jairo Gregorio Morán (33)

 

Jairo Gregorio Morán era presidente de la Asociación de Artesanos ubicada en la plaza El Venezolano, donde vendía lámparas de mecatillo, que elaboraba junto con su madre, la señora Martha Morán. Su muerte se registró el viernes 3 de enero de 2003 en momentos en que coincidían en la avenida Los Ilustres de Caracas, a la altura de la Procuraduría General de la República, tres sectores: una marcha de la oposición, convocada bajo el nombre de “La Gran Batalla”; una manifestación de personas partidarias del oficialismo; y una serie de cuerpos de seguridad, adscritos bien al Poder Ejecutivo, bien a la Alcaldía de Caracas, bien a la Policía Metropolitana. Durante los sucesos, Jairo Gregorio, quien según versiones estaba en la Asamblea Popular convocada en La Bandera, recibió impactos de balas que le causó la muerte tras ingresar al Hospital Clínico Universitario.

Jairo era colombiano, casado y dejó huérfanos a dos niños de cuatro y dos años de edad. Tenía su residencia fijada en la esquina de Salas, parroquia Altagracia. Algunas informaciones lo vincularon al Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia. Ese mismo día fallece también, en similares condiciones, Oscar Gómez Aponte. Un funcionario del CICPC informó que el personal médico del Universitario reveló que ambas víctimas (Morán y Gómez Aponte) llevaban consigo capuchas y pasamontañas.

El acto velatorio de estos ciudadanos se llevó a cabo en las instalaciones de la Funeraria Vallés, donde se les rindió homenaje, considerados héroes de la revolución.

Amigos y familiares, acompañados del Vicepresidente de la República, José Vicente Rangel, así como de ministros y diputados oficialistas, llevaron en hombros desde la funeraria hasta las puertas del hotel Meliá Caracas, los féretros para exigir a los representantes de la OEA, encabezados por César Gaviria, apoyo internacional para que se lleven a cabo las investigaciones necesarias y así aclarar y castigar a los culpables de estas y otras muertes. Al final de la jornada el cortejo se dividió en dos grupos. Uno acompañó hasta el cementerio de Guarenas a Jaime Morán y el otro hasta San Antonio de los Altos, donde sepultaron a Oscar Gómez.

 

Oscar Antonio Gómez Aponte (25)

 

Oscar Antonio Gómez Aponte trabajaba como guardaespalda a la orden del Ipasme. Era militante del MVR. Su padre emitió unas declaraciones primero y luego las desmintió culpando a la Policia Metropolitana. Oscar Antonio, según la Cicpc, era solicitado por la Comisaría de Caricuao de este cuerpo desde 1987, por el delito de apropiación indebida calificada.

Su muerte se registró el viernes 3 de enero de 2003 en momentos en que coincidían en la avenida Los Ilustres de Caracas, a la altura de la Procuraduría General de la República, tres sectores: una marcha de la oposición, convocada bajo el nombre de “La Gran Batalla”; una manifestación de personas partidarias del oficialismo; y una serie de cuerpos de seguridad, adscritos bien al Poder Ejecutivo, bien a la Alcaldía de Caracas, bien a la Policía Metropolitana. Durante los sucesos, Oscar Antonio recibió impactos de balas que le causó la muerte tras ingresar al Hospital Clínico Universitario.

Ese mismo día fallece también, en similares condiciones, Jairo Gregorio Morán a quien algunas informaciones vincularon al Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia. Un funcionario del CICPC informó que el personal médico del Universitario reveló que ambas víctimas (Gómez Aponte y Morán) llevaban consigo capuchas y pasamontañas.

El acto velatorio de estos ciudadanos se llevó a cabo en las instalaciones de la Funeraria Vallés, donde se les rindió homenaje, considerados héroes de la revolución.

Amigos y familiares, acompañados del Vicepresidente de la República, José Vicente Rangel, así como de ministros y diputados oficialistas, llevaron en hombros desde la funeraria hasta las puertas del hotel Meliá Caracas, los féretros para exigir a los representantes de la OEA, encabezados por César Gaviria, apoyo internacional para que se lleven a cabo las investigaciones necesarias y así aclarar y castigar a los culpables de estas y otras muertes. Al final de la jornada el cortejo se dividió en dos grupos. Uno acompañó hasta el cementerio de Guarenas a Jaime Morán y el otro hasta San Antonio de los Altos, donde sepultaron a Oscar Gómez.

 

Danilo Ánderson (38)

 

En horas de la noche del jueves 18 de noviembre de 2004 los medios reseñaban que una camioneta Toyota Autana que pertenecía al Fiscal Danilo Anderson, explotaba en la Avenida Las Ciencias de Los Chaguaramos en Caracas. El rústico iba conducido por una persona que falleció completamente calcinada y que, horas más tarde, se confirmó correspondía al polémico Fiscal.

Danilo Anderson se crió en la parroquia La Vega de Caracas, donde vivió 34 años. Estudió geografía en la Universidad Central de Venezuela y luego estudio Derecho en la máxima casa de estudios, donde se graduó en 1995. Posteriormente, se especializó en Ciencias Penales y Criminológicas, así como en Derecho Ambiental y Desarrollo Sustentable. Se desempeño como abogado independiente en varios bufetes y fue inspector general de Hacienda entre 1993 y 2000. En junio de 2000 ingresó al Ministerio Público como Fiscal Auxiliar en el estado Sucre y en noviembre fue nombrado Fiscal 5o y 4o a nivel Nacional con Competencia Ambiental. Fue el primer fiscal que abrió un juicio por delitos ambientales en Caracas, en el caso particular de daños contra el parque Macarao. En su hoja de vida destacan como principales logros las acciones penales por derrames petroleros abiertas en 2002 contra personas naturales y jurídicas en el estado Lara y los cierres preventivos del Parque Nacional El Ávila. Fue el fiscal que recuperó el Canal del Estado el 13 de abril de 2002 e hizo las gestiones para que restablecieran la señal.

Célebres también fueron sus actuaciones en los casos en contra de la Policía Metropolitana por algunas de las muertes del 11 de abril de 2002 en puente Llaguno. Igualmente tuvo en sus manos el caso de la embajada cubana contra el Alcalde Henrique Capriles Radonsky. Entre sus últimos casos figuraba el expediente de las personas que estuvieron presumiblemente involucrados en el vació de poder que produjo la ausencia temporal del presidente de la República en 2002, al respecto, había anunciado la intención de citar a más de 400 personas participantes en la firma de la autoproclamación de Carmona. Así mismo, había dictado orden de prohibición de salida del país al Alcalde Alfredo Peña y a dos de sus colaboradores más cercanos, así como a los directores de la Policía Metropolitana; Henry Vivas y Lázaro Forero.

Danilo Anderson, fue sepultado en horas de la tarde del sábado 20 en el Cementerio del Este, en la Guairita. El féretro hizo el recorrido junto a sus familiares y escoltas militares. Desde la tarde del viernes 19, el hemiciclo parlamentario fue convertido en capilla ardiente, y en horas de la mañana del sábado se le rindió homenaje póstumo, cuyo orador del orden fue el Fiscal General de la República, Isaías Rodríguez, quien juró hacer justicia. En la misma sesión especial le fue otorgada la Orden Libertador en grado post mortem, de manos del presidente de la República, Hugo Chávez, acompañado del Vicepresidente Ejecutivo, José Vicente Rangel. En el acto también estaban los representantes de todos los poderes públicos.

También le fue otorgada la Orden Estrella del Ministerio Público, Juan Germán Roscio, en su única clase, por parte del Fiscal Rodríguez, quien además ordenó quince días de luto en ese organismo.  La bandera nacional fue puesta a media asta en todos los edificios de los poderes públicos del Estado, durante los tres días de duelo decretados por el ejecutivo nacional.

 

 

 

Antonio López Castillo (32)

 

Antonio López Castillo nace en Caracas el 21 de febrero de 1972. Graduado en la Universidad Católica Andrés Bello 1999 (Abogado). Participó en la Competencia International Philip C. Jessup Law Moot, Mount Zolo Desaster Case. Fue Miembro del Colegio de Abogados del Distrito Capital y del International Law Student Association (ILSA). Publicó: "Memorial for the Applicant and Responded 1997". Hablaba tres idiomas: Español, Inglés y Francés. Sus áreas de desarrollo profesional fueron Derecho Corporativo, Telecomunicaciones, Derecho Financiero, Petróleo y Gas, Legislación sobre Casinos y Juegos de Envite y Azar y Proyectos Financieros.

Hijo de Haydeé Castillo quien fue la primera mujer que llegó a ministro en Venezuela, ocupando la cartera de Fomento en el gobierno de Rafael Caldera y fue también senadora de la República y presidenta del Foro Social de la Mujer; y del ingeniero Antonio López Acosta.

Antonio muere el martes 23 de noviembre de 2004 en las inmediaciones de la Plaza Venezuela en Caracas, luego de recibir 18 impactos de bala, uno de ellos con todas las características de un "tiro de gracia".  La versión oficial afirma que Antonio protagonizó un enfrentamiento con funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, resultando herido el Inspector de la policía científica Alberto Pabón, quien falleció posteriormente.

Una vez ocurrido el incidente en la Plaza Venezuela, unos 50 funcionarios del CICPC, procedieron al allanamiento de la casa de los padres de Antonio López, ubicada en la Calle Tamanaco, Urbanizacion Oripoto, donde presuntamente encontraron armas de asalto ligero, pistolas, bombas tipos lapas, granadas. En este procedimiento participó el propio Ministro de Interior y Justicia, Jesse Chacón, el Fiscal designado para investigar la muerte de Danilo Anderson, Gilberto Landaeta. Chacón señaló que López había realizado todos los cursos que hacen "los perros de la guerra". Enfatizó que en la vivienda de López había "todo un arsenal".

Los padres de Antonio López (ancianos septuagenarios) fueron detenidos, esposados y exhibidos ante los medios de comunicación. Su detención se realizó por más de 48 horas durante las cuales se les negó acceso a la morgue para el reconocimiento de los restos de su hijo. Finalmente se les dictó un régimen de presentación en tribunales y se les prohibió salida del área metropolitana.

Tanto los padres de Antonio como sus abogados han denunciado las múltiples irregularidades cometidas en este caso que se realizó en ausencia de órdenes judiciales y de la Fiscalía del Ministerio Público. Igualmente acusan a los órganos policiales de sembrar pruebas y de ajusticiar a su hijo.

 

 

   

 

primeroelhatillo, a.c.

Plaza Bolívar, Calle Escalona, Casa 22-5, Entre Av. Bolívar y La Paz, Piso 1. El Hatillo, Caracas, Estado Miranda, Venezuela

Telf.: 0212 9614085 ; E-Mail: pelhatillo@cantv.net

Estadísticas de visitas