Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

HISTORIA DE LOS MIXTECOS


La historia temprana de los Mixtecos sigue el patrón general que se encuentra en todo el mundo en cuanto al desarrollo de las civilizaciones. Los primeros eran nómadas, cazadores de animales y recolectores de plantas. En sus migraciones encontraron valles fértiles y especies de maíz. De éstos llegaron a hacerse agricultores, lo cual les permitió dejar de vagar de un lugar a otro, aunque siguieron con la cacería porque no tenían animales domésticos. Los españoles trajeron ganado mayor y menor cientos de años después.

La práctica de la agricultura permitió a los Mixtecos asentarse cerca de los ríos lo cual hacía más segura la vida. Siendo que no era tanta la necesidad de dedicarse a buscar qué comer todos los días, tenían tiempo para pensar, idear, y desarrollar una civilización más culta. Los grupos aislados y dispersos, llegaron a vivir en aldeas y, pasando los siglos, a construir grandes centros ceremoniales. Todavía podemos ver las ruinas de estos lugares monumentales que no dejan de sorprendernos por su belleza y grandeza. Los arqueólogos han estudiado estas ruinas y nos dicen cómo pudieran haber sido la vida social - sus costumbres y manera de vestir, sus casamientos y rituales de la muerte - de estos antiguos Mixtecos.

La gente llamada Mixtecos ocupó, y ocupa, una área extensa que abarca la parte poniente del estado de Oaxaca, una franja del oriente de Guerrero y del sur de Puebla. Los Aztecas llamaron el área por el nombre de sus habitantes -La Región Mixteca-, la cual se divide en la Mixteca Alta, la Mixteca Baja, y la Mixteca de la Costa. Siendo que hay un rango grande de alturas sobre el nivel del mar, de micro-climas y de ecosistemas diferentes, hubo y hay, un constante intercambio de alimentos, artesanías, y mercancías de todo tipo entre las tres subdivisiones de la Mixteca. Además de comercializar entre sí, los Mixtecos llegaron a tener renombre como mercaderes, llevando sus productos a las grandes civilizaciones de Mesoamérica y México:

No solo llevaron ropa, alimentos, animales, etcétera. Llevaron también las culturas o sea, dispersaron las técnicas nuevas, las innovaciones, y los descubrimientos de una civilización a otra. ¿Cuánto de lo deseminado fue netamente Mixteco y cuánto originó de las otras civilizaciones? no sabemos. Pero, sí, sabemos que habían rutas de comercio en toda Mesoamérica sobre las cuales, dice el antropólogo Dr. Roberto S. Ravicz en su libro "Organización Social de los Mixtecos", los tepelmemes llevaron 20-25 kilogramos por 8-10 horas diariamente a una velocidad de 4-5 kilometros por hora."

Al caer los centros ceremoniales a los cuales los Mixtecos hacían peregrinaciones, surgieron reinos llamados "pueblo-estados" los cuales fueron gobernados por líderes que eran descendientes de los primeros Mixtecos, de quienes dicen que "nacieron de los árboles a la ribera del río que brota de la caverna de Apoala" en el noreste de la Region Mixteca. De acuerdo con sus leyendas, los hijos de esta primera pareja salieron a conquistar nuevos territorios. El más grande de ellos llegó a lo que hoy es Tilantongo. Al no encontrar otro guerrero con quien pelear, pensó que el Sol era dueño del territorio y empezó a hacerle guerra con sus flechas. Al atardecer el Sol se puso rojo, evidencia de que había recibido una herida mortal. Entonces el Flechador del Sol tomó posesión de aquel lugar despoblado y áspero.

Siendo que el poder para gobernar dependía de establecer una línea directa a los jefes de Apoala, Tilantongo o Achiutla, los Mixtecos tenían mucho interés en la genealogía, la cual escribieron los sabios en libros llamados codices que son pliegos de piel de venado pintados con figuras a los dos lados y leídos de abajo por arriba, del lado derecho a izquierdo.

Muchos codices fueron quemados por los frailes porque pensaron que eran libros de religiones paganos o de brujería. La mayoría de los codices que todavía existen son los que hicieron los Mixtecos y son de historia, de las hazañas de sus líderes y sus genealogías. Se dice que sirvieron más o menos como guías para los sacerdotes Mixtecos que las cantaron para transmitir su historia de generación a generación.

Hubo siempre una rivalidad fuerte entre los líderes de los pueblo-estados, a tal grado que nunca llegaron a unirse los Mixtecos en una tribu, aunque en el siglo de los 1400s se reunieron y colaboraron con los Zapotecas contra los Aztecas en el valle central de Oaxaca.