Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
Inicio

 
www.tiemposdereflexion.com Anúnciate con nosotros
   Breves reflexiones: control, salud, amor e integridad

Control

Si deseamos el triunfo en nuestras vidas, se hace sumamente necesario tener un control y conocimiento de nuestra mente, de nuestra ánima. Es decir, una adecuada utilización en el funcionamiento y control del razonamiento objetivo, pensamiento subjetivo y el inconsciente. Veamos en detalle a qué nos referimos y por qué la importancia de tener en cuenta esta verdad. Nuestro razonamiento, asimilación, órdenes, ejecución de nuestras acciones, etcétera, englobados en el razonamiento objetivo, es quien rige lo que se conoce como los cinco sentidos.

El pensamiento subjetivo y el inconsciente nos ayudan en nuestras reacciones frente a la realidad terrenal y espiritual, que se accionan por las fuerzas internas de cada individuo. Éstas son:

Fuerza Creativa: Uno actúa según los deseos. Es decir, tiene el poder de atraer todo lo que anhelamos, sea bueno o malo.

Fuerza Curativa: Nuestro cuerpo tiene la capacidad de sanar todos los males que puedan aquejar la salud.

Fuerza Intuitiva: Es la capacidad sensorial que los seres humanos poseen. No tiene limitaciones en lo que a tiempo y espacio se refiere.

Fuerza Cósmica: Está relacionada con la aspiración divina, de todo hombre o mujer de bien. Es la fuente de inspiración para transitar el camino del control del yo interior. Implica que nuestra cotidianidad debe estar llena de amor y responsabilidad, en nuestras actitudes, ante la vida y nuestros semejantes.

El control de nuestro estado físico, mental y del alma sólo se alcanza cuando somos capaces de controlar el yo interno. Nosotros somos responsables de nuestras limitaciones, fracasos, dudas y temores, ya que tomamos conciencia de la importancia del buen servir y de la espiritualidad en la que debemos vivir.

Es importante saber que nuestro desarrollo evolutivo reside en la capacidad espiritual y física, que están regidos por el principio de lo absoluto en la totalidad, que, a su vez, está regida por Dios. Luego, no podemos ignorar que estamos sujetos a leyes naturales como son la uniformidad en la diversidad y la analogía.

Esto quiere decir que la evolución positiva en nuestras vidas tiene como aspecto fundamental nuestra capacidad de controlar de manera armónica y sabia las cualidades corporales, psíquicas y espirituales. De este control dependerá, en gran medida, la liberación de nuestra alma.

Para conservar la salud

En el planeta, la vida está amenazada por insospechados contaminantes. No sólo es la contaminación del medio ambiente, sino también de los alimentos que consumimos y las sistemáticas contravenciones de las normas de convivencia.

Estas alteraciones, naturales unas y espirituales otras, hacen que cada día sea más perentorio proteger nuestra salud. Pero para estar sano hay que pensar, también, en salvaguardar la salud planetaria.

Sin pretender instaurar reglas, quiero compartir algunas consideraciones que contribuyen al cuidado de la salud. Es decir, si queremos conservar la salud debemos de tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Debemos atesorar nuestro corazón, frente a la vida toda, en paz y armonía.
  • Si nuestro estado corporal no está en armonía con el espíritu, no existirá equilibrio en nuestras existencias.
  • El aire puro es indispensable en la vida. Luego es importante respirar aire saneado, por lo que hay que cuidar a la naturaleza.
  • Independientemente del credo, la invocación nos permite aproximarnos a la esencia divina, que es la energía vital necesaria para nuestra alma y cuerpo. De esta manera nos fortificamos y tendremos protección.
  • Es importante dedicar nuestro tiempo en el trabajo provechoso, sin olvidar el necesario descanso, para el resarcimiento del cuerpo y el espíritu.
  • De la renovación armónica de las células y de nuestra alma dependerá la transformación altruista del servicio, y también de nuestros conocimientos y profundo concepto amoroso de la hermandad.
  • Hay que evitar encolerizarse. La ira nos hunde en un bajo nivel evolutivo.
  • Nunca se debe cometer el error de vivir para comer. El hombre sabio sólo come para vivir.
  • Es importante que la tolerancia esté presente en nuestras vidas. Si perdonamos y la bondad florece en nuestras actuaciones cotidianas, estaremos elevando nuestro crecimiento personal.

Sentimiento indispensable

Algunos personas no tienen o no quieren fomentar la capacidad de entregar amor verdadero. Olvidan que el amor es parte inseparable de lo mortal, porque es el alma misma. El amor es vital para vivir en paz.

Somos parte de la energía del universo y necesitamos amor para convivir con esa totalidad. Si hacemos la vida más grata a nuestros semejantes, estaremos contribuyendo a que la nuestra también lo sea.

Todos necesitamos sentir amor en nuestras existencias. Esta necesidad clama desde lo más profundo de nuestro corazón. Muchas veces no practicamos las enseñanzas de Cristo, Bhodhishatva, Iman Majdi, Maitreya o Muntazar. Ellos, con su ejemplo, han tratado de enseñarnos como amar, desde el alma, hasta a nuestros propios enemigos.

Muchas veces se confunde el amor con el apego, olvidando que sólo es posible amar si desciframos la esencia del amor con total desapego de lo material. Es posible este encuentro amoroso cuando hemos sembrado benevolencia, alegría y paz.

No son pocas las oportunidades en que se olvida dar amor. La evidencia más palpable son las manifestaciones de violencia o descortesías que abruman a la humanidad.

Tienen pobreza espiritual muchos seres humanos, porque necesitan ser amados, pero no aman. ¡Cuánta miseria!

Estamos presenciando la falta de voluntad para infundir amor sincero donde hay ausencia de éste. Sólo con perseverancia férrea se puede dar amor; y esto nos permite crecer espiritualmente. Si amamos desde el alma, con seguridad la humanidad toda recibirá este influjo protector y amoroso.

No podemos perpetuar el odio. Porque el amor es un sentimiento natural del ser humano; y también es fundamental para una auténtica coexistencia universal, y para estar más cerca de Dios.

Un ser humano integral

Existen poderosas fuerzas malignas en el interior de los seres humanos, inconscientes y conscientes, que van a tolerar o impedir que el género humano logre su madurez en su relación con la totalidad. Los seres humanos íntegros tienen la capacidad auténtica para el sacrificio. Su mayor grandeza son sus sentimientos de buena voluntad y altruismo, que es la fuerza poderosa que vence a las fuerzas del mal. Si actuamos con los atributos del alma, existirían más posibilidades de solución a los conflictos que empobrecen al mundo.

Aceptar, con objetividad y subjetividad, cómo somos y cuál es la realidad de nuestra cotidianidad, nos ayudaría a espigarnos como una sociedad integral. Así, no hay dudas de que la esencia de la universalidad progresaría. Mientras la humanidad no comprenda que la armonía emocional es cardinal para su perfeccionamiento espiritual y corporal, continuará negando su universalidad. Forman parte inseparable de nuestras vidas, las energías y fuerzas que deben ser convertidas en substantividad creadora, para que los seres humanos sean benevolentes en sus conductas. Esto es realizable si son conscientes de la urgencia de ser integrales. Es decir, cohabitar en armonía y buena voluntad, unidos a la totalidad desde el cerebro y el corazón.

Un ser humano es integral cuando valora sus derechos con la misma vara que aprecia sus deberes. Así cooperamos con el divino equilibrio planetario y el género humano será más coherente.

Réplica y comentarios al autor: liberpalabyopin@reymoreno.net.co

Para mayor información sobre este tema, visite: Libertad de palabra y opinión




*
Anúnciate con nosotros

Recibe nuestro boletín mensual
*
* Tu email:
*
*
*
*
*

Noticias
*

Archivo
*
* Consulta los boletines de ediciones pasadas. *
*

Panel de Opiniones
*
* Opina sobre este tema o sobre cualquier otro que tú consideres importante. ¡Déjanos tus comentarios! *
*

Escribe
*
* Envía tus ensayos y artículos. *
*
___
Logos de Tiempos de Reflexión cortesía de Matthew Nelson y Chago Design. Edición, diseño y actualización por Morgan y MASS Media
Resolución mínima de 800x600 ©Copyright pend. Acuerdo de uso, políticas de protección de información