Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
Inicio

 
www.tiemposdereflexion.com Anúnciate con nosotros
   Promesas de campaña y facturas de campaña

Hemos aprendido por tristes experiencias que las promesas de campaña que hacen los candidatos a lo largo y ancho del territorio nacional en busca de la Presidencia de la República, por lo general no se convierten en actos de gobierno. Por otro lado, hemos sido testigos de vergonzosos actos de omisión y/o sumisión que tienen que ver con pagos de factura por los favores recibidos durante la campaña electoral.

¿Qué es lo que hace que a la hora precisa pesen más los compromisos contraídos con un reducido grupo oligárquico -que lo tiene todo- que las promesas realizadas a todo un pueblo, a la inmensa mayoría de una nación que carece de lo más indispensable?

Al final de la jornada, la grandeza o la pequeñez del gobernante se mide por la actitud que asumió ante los poderosos de siempre: digna o servil, justa o entreguista.

La historia servil de muchos políticos ya la conocemos. Una actitud alimentada por la reducida visión de imaginarse sin cargo, sin poder y cegado por el pobre afán de seguir manteniendo un status privilegiado por parte de los dueños de los grandes monopolios televisivos y telefónicos, por ejemplo, y aterrorizados ante la posibilidad de ser presas de una campaña mediática en su contra, y ya sin el poder para contrarrestarla.

La otra actitud, la del estadista, se nutre del mandato inequívoco de su pueblo, quien, una vez que otea los vientos y sabe que el pueblo lo respalda, es capaz de enfrentar a los más poderosos adversarios. El estadista pulsa el momento histórico que vive y sabe que puede asumir la esencia misma de un sentimiento colectivo que lo impulsa a asumir riesgos, incluso el sacrificio. Respaldado por el pueblo, no lo amedrentan ni las amenazas ni los augurios derrotistas de los privilegiados que ven amenazados sus poderosos intereses.

Hoy tenemos frente a nosotros la singular ventaja de tener a dos presidentes. Uno, investido por la fuerza popular que lo califica como legitimo, y otro, por cierto michoacano, que ha sido investido como presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. Cada uno se mueve en su ámbito y su circunstancia, con la responsabilidad de actuar como estadistas.

Andrés Manuel López Obrador ya no tiene mucho que perder y todavía mucho que ganar. Y el próximo presidente constitucional de México, Felipe Calderón Hinojosa, posee la inmensa responsabilidad que significa pasar a la historia como un presidente exitoso de México.

Y ahí tienen el campo en blanco, con infinitas posibilidades. Sólo falta determinar a quién se va a servir; es decir, cumplir promesas o pagar facturas.

Por cierto, el combate a los monopolios es ya un clamor de propios y extraños que bien podría ser la bandera que ambos presidentes ondeen. Por un lado, el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz Martínez, se ha manifestado contra los monopolios en telefonía fija y móvil, porque impiden una mayor competencia en el país, lo que provoca que las tarifas que pagamos en México sean de las más altas en el mundo. Por otro lado, curiosa y paradójicamente está la recomendación respaldada por Banco Mundial y la propia Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que incluyen en su propuesta revisar las tarifas de las empresas telefónicas.

La historia exige de cada gobernante que su nombre se inscriba en las páginas de su tiempo. Este es el tiempo de Felipe Calderón. Su momento es éste, y si decide cumplir sus promesas en lugar de pagar facturas, no estará solo y mañana habrá millones de mexicanos que evoquen su nombre con el respeto que se debe otorgar a quienes se lo han ganado.

Pero ahí está también López Obrador, quien ante la derrota de Felipe Calderón, se engrandecerá si es que en realidad busca el bienestar del pueblo mexicano, sobre los intereses de unos cuantos.

He ahí la cuestión: cumplir lo prometido a todo un pueblo, o pagar las facturas a un pequeño grupo.

Réplica y comentarios al autor: salvadorordaz@mexico.com




*
Anúnciate con nosotros

Recibe nuestro boletín mensual
*
* Tu email:
*
*
*
*
*

Noticias
*

Archivo
*
* Consulta los boletines de ediciones pasadas. *
*

Panel de Opiniones
*
* Opina sobre este tema o sobre cualquier otro que tú consideres importante. ¡Déjanos tus comentarios! *
*

Escribe
*
* Envía tus ensayos y artículos. *
*
___
Logos de Tiempos de Reflexión cortesía de Matthew Nelson y Chago Design. Edición, diseño y actualización por Morgan y MASS Media
Resolución mínima de 800x600 ©Copyright pend. Acuerdo de uso, políticas de protección de información