Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

                            Gigante de los Pirineos                                                                                       

 

 

PERRO DE MONTAÑA DE LOS PIRINEOS

(Chien de Montagne des Pyrénées)

Raza francesa

FECHA DE PUBLICACIÓN DEL ESTÁNDAR ORIGINAL VÁLIDO

13.03.2001.

UTILIZACIÓN :

Perro de protección del rebaño en montaña.

 

 

CLASIFICACIÓN FCI :

Grupo 2 Perros tipo Pinscher y Schnauzer. Molosoides, perros de montaña y perros boyeros suizos.

Sección : 2.2 Molosoides, tipo montaña.

Sin prueba de trabajo.

 

BREVE RESUMEN HISTÓRICO :

Ha estado en los Pirineos desde tiempos immemoriales. Conocido en la Edad Media y utilizado como guardían de castillos, es mencionado por Gaston Phoebus en el siglo XIV. Siendo ya apreciado como perro de compañía en el siglo XVII, conoció la gloria en la corte de Luis XIV. La primera descripción detallada de este perro data de 1897, en el libro del Conde de Bylandt. Diez años más tarde se crean los primeros clubes de raza, y en el 1923 la Reunión de los Aficionados de Perros de los Pirineos, por iniciativa del Señor Bernard SÉNAC-LAGRANGE, inscribe el estándar oficial en la S.C.C. El estándar en vigor es todavía muy parecido al estándar elaborado en el 1923; estas son sobre todo algunas precisiones.

 

APARIENCIA GENERAL :

Este es un perro de gran tamaño, imponente y muy bien proporcionado, aunque sin carecer de cierta elegancia.

 

 

PROPORCIONES IMPORTANTES :

TEMPERAMENTO / COMPORTAMIENTO :

Utilizado para proteger él solo a los rebaños contra los ataques de los predadores, su selección se basó tanto en sus aptitudes para la vigilancia y la disuasión, como en su apego al rebaño. Como resultado de esto, sus principales cualidades son la fuerza y la agilidad, así como la dulzura y la devoción hacia quienes lo protegen. Este perro guardían tiene propensión a la independencia y un sentido de la iniciativa que requieren cierta autoridad por parte de su amo.

                 

 

 

    Bulldog Inglés

 

Sus orígenes se remontan al Mastín Tibetano que se expandió por el mundo gracias a los navegantes fenicios. En la Gran Bretaña actual, el Mastín Tibetano cruzado con perros locales dio origen a un perro que se podría comparar con un mastín actual y que se utilizó para luchar contra los romanos cuando, en el año 55 AC, intentaron por primera vez invadir las islas británicas.

 

El valor, la potencia física y la resistencia al dolor manifestados por estos perros impresionaron tanto a los romanos que se llevaron algunos de ellos a Roma para que combatiesen en la arena contra osos y leones e incluso, años más tarde, se les lanzó contra los cristianos. Estos combates se extendieron por toda Europa.                         

                       

Los primeros bulldogs ingleses tenían un aspecto bastante diferente del que presentan en la actualidad. Se parecían más bien al Boxer (que es pariente cercano del Bulldog) eran muy ágiles, muy musculosos, de tamaño mediano, con miembros rectos y bastante largos, hocico corto mandíbula inferior prognática y con mucha fuerza, su cola era fina y recta y tenía pequeñas orejas semierguidas.

 

 

 

Aspecto y características

  Perro de pelo liso, robusto, bajo, pero poderoso y compacto. Cabeza sólida y bastante grande en proporción al tamaño, pero ninguna característica debe ser tan exagerada con respecto a las otras como para que destruya la simetría general, o haga parecer al perro deforme, o interfiera en sus posibilidades de movimiento. El hocico es corto, ancho truncado y vuelto hacia arriba. El cuerpo es corto y muy sólido, las extremidades son muy fuertes y musculosas. Cuartos traseros altos y fuertes, pero más ligeros en comparación con los delanteros.

Las hembras no son tan grandes ni desarrolladas como los machos.

Transmite la impresión de determinación, fuerza y energía.

 

Temperamento

Vivaz, valiente, digno de confianza, resuelto, de aspecto terrible, pero con carácter afectuoso.

 

Cabeza y cráneo

Cabeza grande de perímetro (medido por delante de las orejas) aproximadamente igual a la altura de la cruz.

 

Vista de frente debe parecer alta, ancha y cuadrada y se aprecia alta desde la esquina de la mandíbula inferior al punto superior del cráneo.

Vista de perfil se aprecia alta y corta del occipital a la punta de la nariz.

Frente plana, con mucha piel sobre la cabeza, suelta y arrugada pero nunca colgando sobre la cara. Huesos frontales prominentes, anchos, cuadrados y altos con una depresión profunda y ancha entre los ojos.

Desde el stop, un surco ancho y profundo se extiende desde la mitad del cráneo trazado hasta el ápice. Morro corto, ancho, vuelto hacia arriba y profundo, desde el ángulo del ojo al ángulo de la boca. Trufa y hollares grandes, anchos y negros; bajo ninguna circunstancia serán de color hígado, rojo o marrón. La punta de la nariz remangada hacia los ojos.

La distancia entre el ángulo interno del ojo hasta la punta de la trufa no puede ser superior a la distancia que hay entre la punta de la trufa y el labio inferior. Hollares grandes y abiertos, con una fina línea vertical entre medio bien definida.

Labios anchos, espesos y colgantes cubriendo la mandíbula inferior únicamente sobre los lados, no sobre la parte delantera, juntándose con el labio inferior en la parte frontal y encubriendo los dientes. Mandíbulas anchas, sólidas y cuadradas.

La mandíbula inferior proyectándose de frente considerablemente encima de la superior y doblándose hacia arriba.

En conjunto, vistos por delante, los rasgos de la cara deben repartirse de forma equilibrada a ambos lados de la línea mediana imaginaria que, en posición vertical dividiese la cabeza en dos partes.

 

 

 

 

 

 

Ojos y orejas

Vistos de frente, situados bajos en el cráneo, bien distanciados de las orejas. Ojos y stop en la misma línea recta.

Muy separados entre sí, pero situados los extremos ángulos de los ojos todavía en el límite del entorno de las mejillas.

  De forma redonda, de dimensiones moderadas, no hundidos ni prominentes. De color muy oscuro-en general negros-, no se debe ver el blanco de los ojos cuando mira hacia delante.

  Orejas implantadas altas. Es decir, si trazamos una línea imaginaria desde la parte superior del cráneo hasta los extremos superiores de las orejas, debería ser una línea recta. Deberán estar tan altas y tan lejos de los ojos como sea posible. Pequeñas y finas.

  Tipo correcto: “oreja en forma de rosa” (la parte posterior se dobla hacia el interior, el margen anteroposterior se curva hacia el exterior y hacia atrás dejando a la vista parte del interior del conducto auditivo externo).

 

Mandíbulas

  Anchas, macizas y cuadradas. La inferior sobrepasa a la superior y se curva hacia arriba. Vista de frente la inferior debe estar centrada debajo de la mandíbula superior a la que es inmediata y paralela.

  Con seis pequeños dientes en fila igualada entre los caninos. Caminos muy apartados. Dientes grandes, fuertes y sólidos, no visibles cuando la boca está cerrada.

 

Cuello

  Muy grueso, potente y fuerte en la unión. De longitud moderada (mas bien corto que largo) y perfil superior convexo. Piel laxa, espesa y arrugada en la garganta, formando papada a cada lado, desde la mandíbula inferior hasta el pecho.

 

Parte anterior

  Hombros anchos, oblicuos, poderosos y muy bajos;  dan la impresión de haber sido pegados al cuerpo. Pecho amplio, redondo, muy descendido entre las articulaciones anteriores, de imponente diámetro, redondo por la parte de atrás de las patas delanteras (es decir, no plano de los costados, sino costillas muy redondeadas). Articulaciones anteriores bien desarrolladas, muy musculosas y muy sólidas, muy separadas entre sí y en perfecto aplomo. Huesos fuertes y rectos, nunca arqueados o torcidos.

  Su longitud es relativamente corta con respecto a las posteriores, pero no hasta el punto de que el lomo parezca largo, o resulte perjudicada la actividad del perro o lo pueda lisiar.

  Codos bajos y muy distantes de las costillas. Pies anteriores ligeramente vueltos hacia el exterior. Las costillas cortas, rectas y fuertes.

 

Cuerpo

  Pecho ancho y redondeado, lateralmente prominente y descendido. Lomo corto y fuerte, ancho en los hombros y estrechándose hacia los riñones (forma de pera). La línea dorsal es descendente hasta la cruz y de ahí ascendente hasta los riñones, encorvándose hasta la cola formando un arco.

  Cuerpo provisto de costillar pronunciado, con vientre retraído, enjuto y terso nunca laxo, fláccido o colgante.

 

Parte posterior

  Extremidades traseras fuertes y musculosas, más largas que las anteriores, de tal forma que incluso realzan los riñones. Los corvejones ligeramente encorvados y bien descendidos.

  Piernas largas y musculadas del plomo hasta el corvejón.  En su parte inferior, corta y recta. Barbillas redondeadas y ligeramente inclinadas hacia fuera  desde el cuerpo.

  Las puntas de los corvejones se aproximan mutuamente y los pies traseros se vuelven ligeramente hacia el exterior.

 

Pies

  Los anteriores rectos y ligeramente orientados hacia el exterior. De tamaño mediano y moderadamente redondeados. Posteriores redondos y compactos. Dedos compactos y gruesos, bien separados y con las articulaciones prominentes y altas.

 
Cola

  Colgada, baja con salida bastante recta y que progresivamente se curva hacia abajo, redonda, lisa y sin franjas ni pelos ásperos. Moderadamente larga –más corta que larga-, gruesa de la base, cónica y estrechándose rápidamente en una punta fina, llevada baja, sin bruscas curvas hacia arriba y nunca por encima de la espalda (mango de bomba).

 

Pelo

  De textura fina, corto, tupido y liso. Unicamente duro en los sitios más tupidos y más corto nunca de tipo” alambre” .

 

Peso

  Machos: 25 kg. (55 libras)

  Hembras: 22.7 kg. (50 libras)