Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
- Articulos -

Deseas Ser un Buen Instructor
Shihan Luis Sánchez Cavallo

Todo practicante de artes marciales aspira a ser instructor. No importa la cinta que ostente, si enseñamos alguna técnica a otra persona ya somos instructores, al menos parcialmente.
¿Cuantas veces vemos a un cinta naranja enseñar los movimientos básicos a un estudiante de nuevo ingreso? y aunque se encuentre un cinta negra impartiendo la clase ese naranja se convierte en el instructor directo del nuevo estudiante mientras dure la enseñanza.
No obstante cuando se es instructor calificado, o se tiene el deseo de serlo, hay ciertos aspectos que se deben tomar en consideración:
1- Respeto de sí mismo y de sus alumnos.
2- Conocer bien la técnica que se enseña y en caso de presentar duda sobre ella no dudar en preguntar ya que una técnica mal aprendida o mal enseñada puede ocasionar graves problemas dentro del Dojo y lo que es peor, fuera de este.
3- Tratar de lograr un máximo de esfuerzo y evaluar a cada alumno de forma individual - en todas las clases hay alumnos aventajados y menos aventajados y a cada cual hay que evaluarlo independientemente.
4- Cuidado al exigir el 100% de rendimiento - un alumno puede dar el 100% y este quizas no llegue a un 20% de otro alumno, pero es su 100%.
5- No maltratar ni física ni verbalmente al alumno reconociendo que todos tenemos limitaciones. Debemos exaltar sus logros.
6- Mantener el respeto y orden en la clase - con esto se logra un rendimiento y enseñanza mayores. Un chiste en la clase ayuda a elimiar tensiones.
7- Ser ejemplo para los demás - el instructor debe tener un comportamiento ejemplar dentro y fuera del Dojo.
8- Ser cooperador - la escuela y los alumnos siempre necesitan la ayuda de los instructores.
9- No cometer abusos de autoridad.

Cada aspirante a instructor debe hacer su propio modelo, una especie de Frankestein, con las partes o condiciones que más le atraigan de todos sus instructores. Este modelo variará según cada quien.
Con instructores preparados no sólo en la técnica sino también en los aspectos humanos y social tendremos una mejor escuela.
- Volver -