Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
« November 2008 »
S M T W T F S
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30
Entries by Topic
All topics  «
You are not logged in. Log in
Documentos de Interes
Wednesday, 16 July 2003
Taller regional para la adopción e implementación de politicas afirmativas para afrodescendientes de América Latina y el Caribe,
TALLER REGIONAL PARA LA ADOPCIÓN E IMPLEMENTACIÓN DE POLÍTICAS AFIRMATIVAS PARA AFRODESCENDIENTES DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES Los representantes de Gobierno, los representantes de las asociaciones de Defensores del Pueblo y Procuradores de derechos humanos, las organizaciones no gubernamentales de afro descendientes de la región de América Latina y el Caribe, y las agencias del sistema de las Naciones Unidas, reunidos en la ciudad de Montevideo, República Oriental del Uruguay, del 7 al 9 de mayo de 2003: Reafirmando que la cooperación internacional en la promoción y respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales es uno de los propósitos de las Naciones Unidas;Teniendo presente los principios de igualdad y no discriminación reconocidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos y otros instrumentos declarativos y vinculantes del sistema de protección universal de los derechos humanos y inspirados en el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales de la persona humana sin distinción de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición; Recordando que la Declaración y el Programa de Acción de Viena establecieron que la democracia, el desarrollo y el respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales son universales, interdependientes e indivisibles; Teniendo en cuenta la Cumbre Mundial para el Desarrollo Social y la Declaración de Copenhague que se adoptó en ella, estableció un nuevo consenso para poner a la persona humana en el centro del desarrollo sostenible, erradicando la pobreza, promocionando el empleo total y productivo, y fomentando la integración social para obtener sociedades estables, seguras y justas para todos;Considerando que la Declaración y Programa de Acción adoptados en Durban por la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y otras formas de Intolerancia, reconoce que la lucha contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia es una responsabilidad primordial de los Estados; alienta a elaborar o desarrollar planes de acción nacional para promover la diversidad, la equidad, la justicia social, la igualdad de oportunidades y la participación de todos, adoptando medidas y estrategias afirmativas o positivas con la finalidad de crear las condiciones necesarias para que todos participen efectivamente en el proceso de adopción de decisiones y ejerzan los derechos civiles y políticos; económicos, sociales y culturales sobre la base de la no discriminación; Reconociendo la importancia fundamental de que los Estados, al combatir el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, consideren la posibilidad de firmar o ratificar todos los instrumentos internacionales de derechos humanos pertinentes, o de adherirse a ellos, con miras a lograr su universalización; Destacando que la diversidad cultural es un valioso elemento para el adelanto y el bienestar de la humanidad en general, y que debe valorarse, disfrutarse, aceptarse auténticamente y adoptarse como un valor que enriquece nuestras sociedades; Considerando que el Programa de Acción de Durban en su párrafo 5 pide a los Estados que, apoyados en su caso por la cooperación internacional, consideren favorablemente la posibilidad de concentrar nuevas inversiones en sistemas de atención sanitaria, educación, salud pública, electricidad, agua potable y control del medio ambiente, así como en otras medidas de acción afirmativa o positiva en las comunidades integradas principalmente por afro descendientes; Reafirmando que la Declaración y Programa de Acción de la Conferencia Mundial contra Racismo, Discriminación Racial, Xenofobia e Intolerancia, en su párrafo 4 del capítulo II urge a los Estados a permitir la participación de Afro-descendientes en todos los aspectos políticos, económicos, sociales y culturales de la sociedad y el desarrollo económico de sus países, promocionando un mayor conocimiento y respeto por su herencia y cultura;Subrayando que en la Declaración y Plan de Acción de Santiago, los Gobiernos de la región de América Latina y el Caribe reconocieron, inter alia, que los Afro-descendientes, durante siglos, han sido víctimas de racismo, discriminación racial y esclavitud y se les han negado muchos de sus derechos y afirmaron que deberían ser tratados con igualdad y respeto a su dignidad y no deberían sufrir discriminación de ningún tipo en base a su origen, cultura, color de piel o condición social, debiéndose impulsar el reconocimiento a sus derechos, cultura e identidad propia; a participar libremente y en igualdad de condiciones en la vida política, social, económica y cultural;Señalando que las políticas de acción afirmativa de carácter temporal, concertadas entre todos los actores sociales, están estrechamente vinculadas con el concepto de reparación y deben tender a la construcción de un nuevo diseño social sustentado ética y moralmente en valores de justicia y equidad;Reconociendo que las acciones afirmativas en tanto medidas para identificar y tratar las injusticias estructurales y las inequidades basadas en el racismo y la discriminación deben estar integradas en políticas nacionales destinadas a erradicar las raíces profundas del racismo y la discriminación racial en la sociedad; Tomando nota que los Estados de América Latina y el Caribe han suscrito la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas que establece indicadores precisos para alcanzar en el 2015 metas de desarrollo en las áreas de erradicación de la pobreza extrema y el hambre, el logro de la enseñanza primaria universal, la promoción de a igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer, la reducción de la mortalidad infantil, la mejora de la salud materna, el combate del VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades, la sustentabilidad del medio ambiente y el fomento de una asociación mundial para el desarrollo;Adoptan las siguientes conclusiones y recomendaciones, que se enmarcan en el proceso de consolidación de los logros obtenidos en la Declaración y Plan de Acción de la Conferencia Regional contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia, y otras formas conexas de intolerancia, de Santiago, República de Chile en diciembre del 2000, y la Declaración y Plan de Acción adoptado en la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y otras formas conexas de intolerancia, de Durban, Sudáfrica, de setiembre del 2000: Recomendaciones generales: 1. Establecer mecanismos de intercambio de información, y experiencias de aprendizaje y buenas prácticas en materia de derechos humanos entre los países de la región, con participación de todos los actores sociales. 2. Promover la creación de instituciones nacionales de derechos humanos, como los ombudsman en aquellos países donde todavía no tienen existencia legal y facilitar la creación de subcomisiones dedicadas a recibir denuncias sobre discriminación racial, incluida la posibilidad de presentar acciones de carácter colectivo en nombre de grupos de personas discriminadas. 3. Instar a los Estados a establecer programas permanentes de monitoreo del progreso en la implementación de sus políticas de acción afirmativa, incluyendo elaborar indicadores válidos y confiables de avance, como ejemplo la creación de observatorios en este tema. 4. Adoptar medidas de acción afirmativas como un mecanismo adecuado para superar las desigualdades derivadas de la desventaja histórica en que quedaron los afro descendientes tras la trata transatlántica. 5. Convocar en el año 2005 una reunión de las Américas a fin de dar seguimiento a la Declaración y Plan de Acción de Santiago (2000) 6. Incentivo a los estados miembros de la ONU en la región para que establezcan planes de inclusión social, con énfasis racial, con la creación de comités representativos de la sociedad destinados a establecer metas de inclusión de grupos vulnerables en especial afro descendientes y monitorear su implementación. 7. Realización de un taller con representantes de organismos multilaterales, especialmente los bancos de desarrollo, con el objetivo de la inclusión de la perspectiva de inclusión social en los proyectos apoyados/desarrollados por ellos, mediante la inclusión de "condicionantes" de inclusión social (acciones afirmativas) en los contactos de desarrollo. 8. Con el fin de dar mayor legitimidad a las medidas de acción afirmativas, definir mejor esas medidas, que deberán tener por lo menos los siguientes elementos básicos: 1) temporalización de las medidas (de acuerdo con lo que establece la CERD; 2) razonabilidad del porcentaje de las medidas con relación a al expresión poblacional de los grupos vulnerables; 3) estricta legalidad (constitucional y de leyes ordinarias) para el establecimiento de las medidas. 9. Realización de un taller con representantes de los medios de comunicación regional con el objetivo de incentivar la adopción de la perspectiva de inclusión racial-abordaje positivo de la cuestión racial y la inclusión de personas y personajes negros en la programación televisiva. 10. Crear un observatorio, eventualmente aprovechando las estructuras de mecanismos de la Comisión de Derechos Humanos ya existentes; el que debería establecer, a partir de sus relaciones con las organizaciones locales y nacionales, un estado de situación de los diferentes países a fin de conocer los avances realizados en la adopción e implementación de políticas de acción afirmativa para los afro descendientes. Este estado de situación podría constituirse en el indicador de los esfuerzos en curso en los países de la región. 11. Urgir a los Estados a comprometerse en la producción regular de estadísticas y de indicadores socio-económicos desagregados por raza, en los campos de educación, salud, mercado laboral, ingreso, pobreza, demografía y otros. 12. A las Agencias de Naciones Unidas, particularmente a: PNUD, OIT, UNESCO, y UNICEF, comprometerse en la producción regular de estadísticas e indicadores socio-económicos desagregados por razas en las áreas mencionadas en el párrafo anterior. 13. A los estados el promover censos raciales en la administración, a todos los niveles (federal, estatal y local), incluyendo las Fuerzas Armadas y las Policiales, y los poderes legislativos y judiciales de los países de la región. 14. Que los estados soliciten a los medios de comunicación la publicación y difusión masiva de las Declaraciones y recomendaciones de las reuniones que realiza el Alto Comisionado de las Naciones Unidas. 15. Que los estados por sus propios canales de difusión realicen, en forma constante las comunicaciones de las declaraciones y recomendaciones. 16. A los estados la amplia difusión del " Taller Regional para la adopción e Implementación de Políticas de Acción Afirmativa para Afro descendientes de América Latina y el Caribe ". La difusión tendría que ser hacia toda la sociedad, por medio de publicaciones gratuitas. Los Estados deberían de llevar a cabo las discusiones entre la parte pública, privada, sindicatos y la sociedad civil. Los Estados y las diferentes partes estudiarán y harán seguimiento constante, controlando el seguimiento de las recomendaciones que emanen desde este taller. 17. Establecimiento de políticas de acción afirmativa para la erradicación de la pobreza en la comunidad afro descendiente reconociendo la situación de vulnerabilidad de este sector de la ciudadanía, como objetivos nacionales permanentes. 18. Fortalecimiento de las acciones afirmativas de los actores del Poder Nacional, con especial énfasis en la seguridad ciudadana, que permita el desarrollo y cumplimiento de los proyectos y planes elaborados por la comunidad de afro descendientes. 19. Formación de un Grupo de Trabajo Multidisciplinario. Integrado con representantes de cada una de los actores del Poder Nacional y representantes de cada una de las Instituciones de Afro descendientes, establecidos formalmente en el país, con la finalidad de elaborar conjuntamente planes de desarrollo en todas las áreas del Poder Nacional, viables, sostenibles y sustentables. 20. Inclusión en los programas de acción de los presidenciables, como Objetivos Nacionales Coyunturales el establecimiento de políticas de acción afirmativos para las comunidades étnicas minoritarias. 21. Instar a los estados a declarar la problemática de discriminación racial como política de interés público. Reducción de la pobreza y promoció al desarrollo Recomendaciones a los Estados: 1. Que efectúen la declaración del artículo 14 del CERD. 2. Que los objetivos de la Declaración del Milenio se apliquen como referencia para medir los procesos realizados en el desarrollo político, económico y social de los pueblos y poblaciones afro descendientes. 3. Crear un Fondo para el Desarrollo de los Pueblos y Poblaciones Afro descendientes de América Latina y el Caribe, tipo FOMIN del BID, con apoyo de todos los organismos multilaterales. 4. Propiciar el avance de las negociaciones en el marco de la Organización de Estados Americanos (O.E.A.) de una Convención Interamericana contra el Racismo y la Discriminación. 5. Implementar y dar seguimiento, en consulta con los Organismos Internacionales, a las Declaraciones del Milenio y de Monterrey sobre Financiación para el Desarrollo, así como de los compromisos asumidos en el marco de la UNCTAD, en particular en lo referido a la ayuda para el Desarrollo de los países desarrollados, con destino a los países en vías de desarrollo y, que de ese porcentaje del 0.7% del PBI de los primeros, se reserve un porcentaje para promover los derechos humanos de los afro descendientes. 6. Crear un Instituto de Desarrollo para Aro descendientes, a nivel de las estructuras estatales de cada país, con el apoyo técnico de las sociedades civiles. 7. Darle efectividad a las declaraciones de prioridad en materia de educación para erradicar la pobreza y combatir el racismo y la discriminación racial, centrándose no solo en el educando, sino también en la capacitación y sensibilización de las/los educadores para una nueva cultura de la no discriminación. 8. En relación a las/los jóvenes de la región, proponer al BID y al Banco Mundial la realización de un proyecto que consista en el diagnóstico de la situación de los jóvenes en América Latina y el caribe y/o en el continente. 9. A nivel universitario, propiciar la creación de ámbitos específicos de discusión sobre la población afro descendiente, partiendo del reconocimiento de la existencia del racismo y la discriminación racial a nivel de los estados de América Latina y el Caribe, y reconociendo, también, las nuevas y sutiles formas de discriminación en la actualidad. 10. Promover, en los ámbitos universitarios el otorgamiento de becas para las/los estudiantes afro descendientes a fin que tengan acceso real al sector educativo terciario. 11. Crear comisiones nacionales de penados, procesados y liberados de Afro descendientes integrando representantes de los Ministerios del Interior, y de Educación, de las Direcciones Nacionales de Cárceles, de los Poderes Judiciales, de las Direcciones Nacionales del Empleo de los Ministerios de Trabajo y de las ONG de Afro descendientes, que tengan como tarea revisar y diseñar programas de resocialización, incluidos de rehabilitación y reinserción social y laboral. 12. Establecer Comisiones Nacionales de Protección al Menor Afro descendientes integrada por representantes de las instituciones relacionadas ut-supra, con la participación de representantes de los Ministerio de Educación, representantes del Instituto Nacional de la Juventud y representantes de los Institutos Nacionales del Menor cuyo cometido sea informar el numero de Afro descendientes internados en los Institutos citados, sus causas y formas de mejorar su situación, así como políticas de prevención en la materia. El objetivo es la creación de programas de rehabilitación, tales como enseñanza en oficios, creación de micro-empresas, etc. 13. Revisar los indicadores de pobreza en cuanto a su concepto, presentando la información estadística, desagregándola por sexo y raza/etnia. 14. Crear una Dirección de Asuntos Afro descendientes de Juventud, incorporada dentro de las estructuras del BID y de las Naciones Unidas. 15. Generar políticas de aprovechamiento y canalización de las remesas que generan las poblaciones Afro que viven en otros países. 16. Revisar y analizar los impactos de los tratados de libre comercio, teniendo en cuenta que no atenten contra la plena realización de los derechos humanos de las/los afro descendientes. 17. Apoyar el Fortalecimiento a las micro, medianas y pequeñas empresas Afro, así como planes, programas y proyectos de desarrollo económico en comunidades Afros en América Latina. 18. Apoyar las iniciativas de desarrollo (turísticos, eco turísticos, turismo cultural) de las comunidades y organizaciones afro descendientes. 19. Fomentar las reformas y ajustes a leyes electorales a efecto de que la participación en las democracias de los países sea efectiva, ya sea a través de porcentajes o cuotas de participación. 20. Que ratifiquen los convenios y tratados que incluyan y se refieran a los Derechos Humanos de los Afro Descendientes. 21. Apoyar la creación del Instituto de Investigaciones Afro Americanos. 22. Apoyar y/o crear los procesos de Educación bilingüe Inter. Cultural con los países donde hay particularidades idiomáticas y culturales Afros. 23. Crear condiciones a efecto de que se ajusten los curricula educativos de cada país, insertando la cosmovisión Afro con tendencia a disminuir la brecha en la discriminación, asimismo, crear una Cátedra de Estudios Afro descendientes en cada país, en todas las áreas del sistema educativo. 24. Adoptar el principio de transversalidad por el cual la perspectiva de disminución de las desigualdades raciales y de género, esté presente en todas las políticas de estado, adoptando políticas de evaluación del impacto sobre las desigualdades raciales como criterio de monitoreo de programas y proyectos implementados por gobiernos al nivel nacional o local. Recomendaciones al sistema de las Naciones Unidas y organizaciones internacionales de carácter regional: 1. Promover la creación del "Decenio Internacional para los Pueblos Afro descendientes", enmarcado en el Año Internacional de Conmemoración de la lucha contra la esclavitud y su abolición. 2. Considerar la creación de una Comisión Interamericana sobre Afro descendientes similar a la actual Comisión Interamericana de la Mujer de la O.E.A. 3. Instaurar becas para miembros de organizaciones no gubernamentales de Afro descendientes con el objetivo de obtener experiencia directa sobre los mecanismos convencionales y extra-convencionales de Derechos Humanos así como su participación en programas de formación política, de promoción de nuevos liderazgos, de desarrollo de capacidades reivindicativas y conocimientos sobre nuevos procesos organizativos. 4. En particular al B.I.D. y al Banco Mundial incorporar la dimensión de los derechos humanos de los afro descendientes en el diseño de programas de desarrollo. 5. Proponer la creación del Foro de Afro descendientes en el sistema de las Naciones Unidas.Propiedad de tierras. Recomendaciones a los Estados: 1. Promover el acceso de la mujer afro descendientes a la tierra, al crédito y la propiedad. 2. Garantizar que la distribución de tierra venga acompañada de desarrollo sustentable, saneamiento básico, agua potable, escuela, servicio de salud a acuerdos de cooperación técnica para el desarrollo de su agricultura (plantío, colecta, recomercialización. 3. Garantizar la participación de las poblaciones afro descendientes en la adopción de las decisiones que les afectan en particular, aquellos vinculados con proyectos de explotación de la madera, o de los recursos naturales. 4. Facilitar y garantizar los procesos de consulta previa a los Afro descendientes a fin de proteger la identidad cultural (Convenio 169 OIT) 5. Realizar el mapeamiento integral de las tierras y territorios donde ancestralmente habitan los afro descendientes y formular políticas crediticias, en condiciones favorables, para la gestión productiva en esas tierras. 6. Diseñar acciones afirmativas, con el fin de combatir la pobreza, defendiendo la sobrevivencia de los productores en sus territorios ancestrales en razón que tienen derecho a vivir, trabajarlas y así, proveer de sustento a sus familias. 7. Planificar programas de desarrollo en las tierras ancestrales la colaboración de las comunidades afro descendientes en la conservación de los recursos naturales de esas áreas y el valor en la aplicación de sus conocimientos tradicionales, por ejemplo en el área de la salud. 8. Promover los procesos de titulación comunitaria de tierras a los afro descendientes. 9. Ratificar los convenios internacionales referentes a la protección de las áreas donde conviven las poblaciones Afro. 10. Promover el acceso a tierras urbanas y rurales y a servicios básicos, en especial en áreas en conflicto. 11. Promover la legalización urbana y rural de los predios y territorios ocupados por los afro descendientes. 12. Promover el reconocimiento efectivo de derechos territoriales ancestrales a los afro descendientes, a fin de contribuir a su desarrollo económico, al fortalecimiento de su identidad cultural y garantizar su supervivencia como grupos étnicos. 13. Observar la experiencia acumulada por las comunidades negras y el Estado colombiano, en lo que hace a la Ley Nro. 70 de 1993, Ley de Derechos de la población afro colombiana como grupo étnico. 14. Crear un Fondo Nacional para Afro descendientes y destinar un porcentaje del mismo para la construcción de viviendas y compras de terrenos para mujeres afro descendientes, en particular para las Jefas de Hogar, propiciando su participación en el diseño de dichas políticas de vivienda y su gestión. Recomendaciones al sistema de las Naciones Unidas y organizaciones internacionales de carácter regional: 1. Instar a Naciones Unidas a promover y organizar seminarios de los Ministerios de Asuntos Agrarios sobre la adopción de programas de desarrollo integral " sostenible y respetando el medio ambiente " de las comunidades de descendientes de quilombos y pallenques. 2. Instar a los Organismos financieros Internacionales y regionales a que condicionen el apoyo a los países al hecho de que cumplan con los compromisos de adopción de políticas afirmativas que beneficien la conservación y respeto a las áreas de tierra donde vivan los Afro tradicionalmente. 3. Solicitar al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, de priorizar a los afro descendientes dentro de su agenda de Informes sobre Desarrollo Humano, que realiza anualmente, a fin de proporcionar una visión de conjunto sobre su situación y proveer indicadores acordes con sus particularidades culturales. Acceso al empleo. Recomendaciones a los Estados: 1. Garantizar la plena aplicación de lo establecido en la Convención Nro. 111 de la O.I.T, en especial los incisos 1ª. y 1b del artículo 1ro. 2. Urgir la consideración por parte de las autoridades nacionales de la cuotificación de ingresos a la administración pública, municipal o nacional de afro descendientes, en especial jóvenes y discapacitados. 3. Revisar la Filosofía de la estructura del módulo de desarrollo, es economicista sin un rostro humano es productivista pero es privatizante y no socializante. 4. Ajustar la estructura de los planes nacionales de desarrollo, incorporar aspectos de generación de empleo en comunidades Afro. 5. Ajustar los planes del sistema educativo en los países. 6. Apoyar la dinamización y el fortalecimiento de las empresas en las comunidades y, fundamentalmente, las creadas por mujeres y jóvenes. 7. Fortalecer la participación de organizaciones de la sociedad civil Afro en ámbitos como los consejos consultivos que se están creando con apoyo de organismos como el BID, Banco Mundial y las instancias de sociedad civil a manera de alianza estratégica. 8. Crear un programa de generación de empleo, basado en la creación de empresas y el aprovechamiento de los recursos disponibles en su ambiente de vida. 9. Considerar la relevancia de vigilar los aspectos sanitarios que vinculan el origen étnico racial, con los sistemas nacionales de trabajo y sus correspondientes legislaciones. 10. Difundir la importancia del rol de los medios de comunicación en el combate al racismo y la discriminación racial. 11. La creación de un defensor del pueblo o del ciudadano con énfasis en la protección de los derechos de los afro descendientes. 12. Planificar programas de empleo específico para la mujer afro descendiente, dando prioridad a las jefas de hogar en condiciones de pobreza. 13. Capacitar a las mujeres de la comunidad afro descendiente en la gestión de microempresas, apoyándolas con líneas de créditos especiales. 14. Establecer comisiones tripartitas a nivel de los Ministerios de Trabajo con el fin de velar por el derecho al trabajo de los afro descendientes. 15. En relación al trabajo doméstico, la revisión de su regulación en lo atinente a horarios, seguro de desempleo, despido, etc. Asimismo, deberán organizarse cursillos de difusión de las regulaciones de dicho trabajo, utilizando las instituciones nacionales y municipales para tales fines. 16. Organizar programas de capacitación laboral para afro descendientes con el objetivo de generar mejores ingresos, acceso al empleo y autosustentabilidad, también deberán impartirse cursos de reconversión laboral, a la par de crearse nuevas fuentes de trabajo. 17. En relación al sector informal, el dictado de nuevas normas que protejan al trabajador en ese sector. 18. Diseñar, adoptar, e implementar medidas especiales de capacitación para los que se desempeñan en el sector informal de la economía, propiciando la creación de pequeñas y medianas empresas, la transferencia de tecnología, el acceso al crédito y la comercialización. Recomendaciones a la sociedad civil: 1. Aprovechar los procesos participativos, y las políticas de libertad de información de las Instituciones Financieras Internacionales. 2. Desarrollar programas de monitoreo para asegurar la participación y el impacto en proyectos de desarrollo/inversiones de los Bancos Multilaterales de Desarrollo. 3. Desarrollar compañas de observación de los medios de comunicación para identificar y denunciar a los periodistas y empresas de dichos medios que promueven estereotipos negativos de los afrodescendientes. Esta campaña deberá desarrollarse tanto a nivel nacional como regional. 4. Solicitar status consultivo en los Bancos Multilaterales de Desarrollo, así como en la OEA. 5. Aprovechar los programas de desarrollo de los procesos de integración hemisféricos a fin de promover acciones afirmativas para el acceso al empleo en el sector privado (ej. Desarrollo de la " Score Sard ", con base en las prácticas de igualdad de oportunidades de las primeras 100 compañías latinoamericanas o las primeras 100 corporaciones multinacionales que inviertan en América Latina y el Caribe. Recomendaciones al sistema de las Naciones Unidas y organizaciones internacionales de carácter regional: 1. Asegurar que en los programas de desarrollo del BID y del Banco Mundial, tanto la adopción, ejecución, y monitoreo de los mismos involucre, como norma a los propios beneficiarios. 2. El diseño y promoción de cursos de reconversión laboral y, en particular, al BID y al Banco Mundial el restablecimiento en su programación de cursos para el desarrollo social de los afros descendientes. 3. Evaluar, en forma específica, en el área de la microempresas, su impacto en las comunidades afro descendientes de la región. 4. Sensibilizar, a través de la difusión de información sobre las comunidades afro descendientes, por radios y televisoras regionales, por ejemplo las de la OEA, acerca de la prevención y lucha contra la discriminación de dichas comunidades. 5. Promover en las organizaciones regionales como el BID, OEA, OPS y CEPAL, programas de acción afirmativa a fin de concretar el acceso al empleo en dichas organizaciones por parte de los/las afro descendientes.Participación en la vida pública. Recomendaciones a los Estados: 1. Estudiar y definir de acuerdo a las características especiales de cada país de la región la oportunidad y conveniencia de crear organismos específicos destinados a favorecer la participación política de los afros descendientes. 2. Estudiar y definir de acuerdo a las necesidades y características de cada país, la implementación de políticas de acción afirmativa como las cuotas especiales destinadas a favorecer la participación política y administrativa de los afros descendientes, incluyendo los mecanismos de financiamiento de las campañas políticas. 3. Instar a los partidos políticos a que respeten los sistemas de cuotas establecidos e instrumenten la aplicación de multas para aquellos partidos que no respeten los cupos. 4. Favorecer la formación de afro descendientes para actuar como dirigentes políticos. 5. Instar a los partidos políticos a incluir en las plataformas y programas de campaña, la toma de posición acerca de las reivindicaciones de los y las afro descendientes y las estrategias aplicadas para su realización. 6. Garantizar la incorporación de afros descendientes en cargos electivos, y en posiciones en todas las ramas del Poder Público. 7. Instar a los Estados a que recojan, recopilen, analicen, difundan y publiquen datos estadísticos oficiales y a que tomen todas las medidas conexas para evaluar periódicamente la situación de los y las afro descendientes, tomando en cuenta la perspectiva de género. 8. Desarrollar investigaciones estadísticas especiales destinadas a evaluar el grado de realización de todos los derechos humanos, tanto los civiles y políticos como los económicos, sociales y culturales de los y las afro descendientes. 9. Utilizar los datos estadísticos recogidos a efectos de planificar las políticas públicas prioritarias a ser implementadas en carácter de acción afirmativa. 10. Profundizar la discusión y el debate interno acerca de la realidad que padecen los y las afro descendientes para el conocimiento colectivo de las respectivas comunidades nacionales. 11. Promover los modelos participativos descentralizados para la progresiva incorporación de los y las afro descendientes en la toma de decisiones comunitarias. 12. Estimular el acceso de los y las afro descendientes a espacios comunicativos en radio y televisión para que promuevan la consolidación de espacios de participación y promoción de derechos. 13. Instar a la creación en el ámbito de los organismos multilaterales de un fondo destinado a financiar políticas que tengan como beneficiarios a los y las afro descendientes.La discriminación y la ley. Recomendaciones a los Estados: 1. Instar a los Estados a que ratifiquen los tratados y convenciones internacionales de derechos humanos, que consideren hacerlo sin reserva de tipo alguno y a realizar la aceptación de la competencia de los organismos internacionales para recibir y tramitar peticiones individuales. 2. Invitar a los Estados a que consideren la adopción en el ámbito de la Organización de Estados Americanos de una Convención interamericana contra el racismo, la discriminación racial , la xenofobia y otras formas conexas de intolerancia, que amplíe el alcance de los instrumentos internacionales existentes, mediante la inclusión de disposiciones sobre nuevas manifestaciones del racismo, y la discriminación racial, y el establecimiento de mecanismos de seguimiento. 3. Adecuar el sistema jurídico interno, adoptando las normas necesarias de tipo legal y reglamentario para dar efectividad plena a la protección de los derechos contemplados en los instrumentos internacionales vinculantes. 4. Identificar y remover de la legislación interna aquellas normas que posean contenido discriminatorio. 5. Propender una mayor capacitación y sensibilización de la sociedad civil, en particular de las víctimas de discriminación para fortalecer su capacidad en utilizar con mayor eficacia los mecanismos de protección y defensa de sus derechos humanos. 6. Instar a los gobiernos a requerir el fiel cumplimiento de las políticas de acción afirmativa para los contratistas y subcontratistas del Estado. 7. Impulsar la creación de espacios específicos destinados a recibir denuncias de discriminación en los ámbitos policial y judicial, incluida la consideración acerca de la creación de unidades especializadas de policía destinadas a dar respuesta rápida en estos casos. 8. Promover la igualdad racial en la formación de los profesionales universitarios, en particular aquellos dedicados al derecho, fomentando la diversidad e incentivando a los abogados para que asuman la defensa en casos de denuncia de discriminación racial. 9. Promover el nombramiento de afro descendientes en los órganos de administración de justicia. 10. Promover la participación de los jóvenes en las instancias de decisión a partir de mecanismos afirmativos, en todos los niveles. 11. Simplificar el proceso de denuncia, descentralizando los lugares destinados a la recepción de estas denuncias facilitando el acceso de todos y todas a los mecanismos de denuncia. 12. Asegurar servicios de asistencia letrada y ayuda, en forma gratuita, cuando proceda para la tramitación de las denuncias y, otorgar mayores beneficios procesales para la obtención de la prueba. 13. Ampliar el ámbito de las legislaciones anti-discriminación para que puedan incidir en todas las áreas del derecho. 14. Perfeccionar los mecanismos legales y reglamentarios existentes, a efectos de cubrir las hipótesis donde la discriminación se produce por actos omisivos o políticas que generan un impacto discriminatorio. 15. Reconocer el derecho a recibir reparación o indemnización a las víctimas de trato discriminatorio, incluyendo medidas de carácter compensatorio como el servicio comunitario a ser prestado a organizaciones de afro descendientes por parte de quienes han sido declarados responsables de dicho trato discriminatorio. 16. Garantizar una amplia legitimación procesal para la presentación de denuncias y demandas por discriminación racial. 17. Realizar estudios sobre la tramitación de causas judiciales, relativas a discriminación racial y al tratamiento dispensado por las autoridades judiciales a los y las afro descendientes.18. Adoptar legislación que prohíba la discriminación racial en el ámbito privado.Tortura, Malos Tratos y Uso Excesivo de la Fuerza. Recomendaciones a los Estados: 1. Invitar a los Estados a que ratifiquen los pactos y convenciones adoptadas para la protección contra la tortura, los malos tratos y toda forma de abuso contra la integridad personal o la detención arbitraria. 2. Favorecer la adecuación legislativa interna creando figuras penales específicas, como el delito de tortura, contemplando el marco normativo procesal para la aplicación de estas normas. 3. Considerar la abolición de la pena de muerte. 4. Fortalecer la participación de la sociedad civil y el pleno ejercicio de la ciudadanía en la promoción y defensa de los derechos de los y las afro descendientes. 5. Impulsar los mecanismos de control de delito basados en la aplicación de penas alternativas a la prisión para reducir la eventual aplicación de la tortura y otros tratos o penas crueles o inhumanos. 6. Revisar la formación y capacitación de los funcionarios dedicados al control migratorio para evitar las prácticas discriminatorias contra afro descendientes y otros grupos nacionales o étnicos, identificando si la eventual fuente de la discriminación reside en el marco legislativo o en la existencia de malas prácticas. 7. Capacitar a los funcionarios públicos, de todos los niveles, dedicados a tareas de seguridad pública, como la policía y las fuerzas armadas, incluidos los encargados de la custodia de cárceles, en materia de derechos humanos y respeto por la diversidad, incluyendo la participación de organizaciones no gubernamentales en los cursos a ser dictados. 8. Realizar evaluaciones periódicas del impacto de la capacitación en la reducción de los casos referidos a mal trato asociado a discriminación racial, en consonancia con las recomendaciones adoptadas en las declaraciones y programas de acción de la Conferencia Regional de Santiago y la Conferencia Mundial contra el Racismo, la discriminación racial, la xenofobia y otras formas conexas de intolerancia de Durban. 9. Incluir en la curricula de formación de los cadetes de las escuelas militares y policiales y en los cursos de pasaje de grado, las materias referidas a derechos humanos y las específicas referidas al tema de la discriminación. Estos programas educativos deben incluir módulos sobre derechos constitucionales, estándares internacionales de derechos humanos sobre tortura y discriminación racial, historia y experiencias sociales de las personas de ascendencia africana. 10. Capacitar a los agentes de la seguridad privada y controlar el ejercicio de su servicio para evitar excesos de autoridad contra afro descendientes. 11. Recomendar a los Estados que adopten reformas legislativas de carácter procesal, encaminadas a otorgar valor, solamente, a las declaraciones obtenidas en cumplimiento de las reglas del debido proceso legal, reconocidas en los instrumentos internacionales de derechos humanos. 12. Reducir el período de detención administrativa y establecer controles judiciales estrictos al respecto. 13. Disponer la creación de mecanismos de control administrativo, en el propio cuerpo policial destinadas a fiscalizar y reprimir la actuación discriminatoria de dichos agentes, adoptando medidas represivas y especiales de control en caso de agentes policiales que hayan tenido participación directa en la consecución de violaciones a los derechos humanos. 14. Crear mecanismos de evaluación acerca del respeto estricto del derecho a un trato humano de que gozan las personas sometidas a cualquier forma de detención o prisión. Esta revisión puede respaldarse en la recolección de información tanto del sujeto activo del delito como de la víctima, desagregándola por raza, color, sexo, edad, y lugar de residencia. En este proceso se deben tener en cuenta los contextos internos de los países y el grado de reconocimiento del problema de la discriminación. 15. Revisar y remover todos los decretos reglamentarios cualquiera sea su fuente legal destinados a regular el "permiso de admisión en el ingreso" a establecimientos públicos o privados que estén destinados a estigmatizar a los afro descendientes. 16. Instar a las Naciones Unidas y a los Relatores Especiales de ejecuciones sumarias y arbitrarias, y el Relator contra la tortura a explorar la interrelación entre tortura y tratos inhumanos o degradantes, y el tema de la discriminación racial. 17. Alentar a los medios de comunicación social a sumarse al compromiso de lucha y combate contra el racismo y la discriminación, difundiendo las noticias que refieran a casos concretos de encarcelamiento, detenciones arbitrarias o ilegales, incomunicación prolongada, aislamiento y otras formas de trato humillante a los que pueden ser sometidos los y las afro descendientes. 18. Instar a los Estados a que alienten a los medios de comunicación a que eliminen los estereotipos basados en el racismo, y la discriminación racial. 19. Instrumentar la creación de bases de datos de las denuncias sobre apremios ilegales con las referencias y condiciones de la victima, a cargo de los órganos supremos de la administración de justicia de cada país. Adoptar procedimientos administrativos tendientes a la transmisión de estas denuncias a los Colegios de Abogados para la protección de las garantías judiciales del debido proceso. 20. Implementar campañas de sensibilización dirigidas a las victimas de racismo para fortalecer la capacidad de denunciar los actos de tortura en la etapa de investigación policial. 21. Instar a los Estados a crear centros y programas de rehabilitación para victimas de la tortura en los que también se estudien los temas conexos de discriminación racial y de género.Salud. Recomendaciones a los Estados: 1. Que den aplicación efectiva a los párrafos correspondientes a salud contenidos en los documentos finales de las Conferencias de Santiago y Durban. 2. Que promuevan la recolección de información de salud desagregada por etnia/raza ya que ello constituye un instrumento para definir el diagnóstico de la situación de desventaja relativa de las poblaciones afro descendientes, para diseñar los programas específicos de Políticas de Acción Afirmativa (PAA), así como una base imprescindible para el monitoreo y la evaluación de impacto. 3. Que promuevan el desarrollo e implementación de PAA en salud congruente con la vigencia de los derechos humanos. 4. Que aseguren el equilibrio del diseño de las PAA a través de la utilización de instrumentos diversos (focalización, programas especiales, enfoque de riesgos, campañas especializadas, focalización restrictiva, subsidios, selección preferencial) adecuados a las diferentes áreas de salud (promoción, prevención, organización de sistemas y servicios, capacitación de personal, contratación de personal y calidad de la atención). 5. Que introduzcan el criterio étnico / racial en las actividades implementadas en pos de lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio dedicados a salud: reducción de 2/3 de la mortalidad de menores de 5 años entre 1990 y 2015, reducción de 3/4 de la mortalidad materna entre 1990 y 2015 y combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades para el mismo período. 6. Que promuevan la cooperación técnica entre países en los temas de salud arriba señalados asegurando la adecuada participación de las comunidades interesadas. 7. Que mejoren la accesibilidad a los programas especiales de prevención y atención de problemas de salud prevalentes en las comunidades afros tales como, entre otros, la hipertensión, la diabetes, los miomas intrauterinos y, en especial la anemia falciforme. 8. Que se adopten criterios de selección preferencial que favorezcan la incorporación de personal de salud de origen afro descendiente en las unidades de prestación de servicios del sistema de salud. 9. Que promuevan el diseño e implementación de programas especiales de "doble referencia" en los que se integre de manera balanceada la medicina occidental y los conocimientos "holísticos" propios a la "medicina popular" de las comunidades de afro descendientes. 10. Que promuevan la sensibilización y capacitación del personal de salud sobre la problemática de la población afro descendiente promoviendo la participación de los líderes comunitarios. 11. Que se estimule la incorporación de contenidos relacionados con la salud de los grupos étnicos / raciales en los planes de estudios de las disciplinas del área de la salud. 12. Que faciliten el acceso a los medicamentos para todos y todas. 13. Que diseñen programas de salud que tomen en cuenta los diferentes grupos de edades, incluyendo una especial atención a las personas de la tercera edad. Recomendaciones a la sociedad civil: 1. Que las organizaciones de la sociedad civil apoyen a las comunidades de afro descendientes para que asuman un papel protagónico en la conformación del diagnóstico de salud de las comunidades, su monitoreo y en la adopción de estilos de vida saludables. 2. Que colaboren con las autoridades de salud en la recolección de formación estadística a los efectos de poder crear bases de datos de salud desagregados por origen étnico/racial. Recomendaciones al sistema de las Naciones Unidas y organizaciones internacionales de carácter regional: 1. Que la OPS/OMS promueva la actualización, en relación a la salud de los y las afro descendientes, de funcionarios y responsables de desarrollo de programas y políticas a nivel nacional y regional. 2. Que la OPS/OMS apoye el desarrollo de estudios sobre diferentes aspectos de salud de las poblaciones afro descendientes. 3. Que la OPS/OMS promueva la articulación Inter-agencial en el cumplimiento de las Metas de salud del Milenio con sensibilidad hacia las comunidades de afro descendientes. 4. Que la OPS/OMS apoye financieramente los proyectos de salud para las comunidades afro descendientes y a aquellos donde la población afro descendiente constituya un componente fundamental, asegurando la participación de las comunidades en las diferentes fases (diseño, implementación, evaluación). Educación e Identidad Cultural Recomendaciones a los Estados: 1. Que den aplicación efectiva a los párrafos relativos a educación, información pública, medios de comunicación e Internet contenidos en los documentos finales las Conferencias de Santiago y Durban. 2. Que promuevan la recolección de información relativa a educación desagregada por etnia/raza ya que ello constituye un instrumento para definir el diagnóstico de la situación de desventaja relativa de las poblaciones afro descendientes, para diseñar los programas específicos de Políticas de Acción Afirmativa (PAA), así como una base imprescindible para el monitoreo y la evaluación de impacto. 3. Que desarrollen programas de educación formal y no formal que garanticen la alfabetización de niños, niñas y adolescentes afro descendientes en edad escolar correspondiente al ciclo básico y a la educación secundaria. 4. Que eliminen las barreras existentes y promuevan acciones focalizadas al acceso a todos los niveles de educación a los y las afro descendientes, con especial atención a la situación a niños, niñas y mujeres, así como a otras víctimas de discriminación múltiple o agravada. 5. Que eliminen los obstáculos y favorezcan acciones que faciliten el acceso y permanencia de los afro descendientes en la educación superior. 6. Que promuevan la revisión de los programas y textos de historia africana y de los afro descendientes en América Latina y el Caribe en todos los ciclos de la enseñanza formal, teniendo en cuenta sus propias especificidades nacionales y que realicen estas acciones, en consulta con la sociedad civil organizada. 7. Que desarrollen Cátedras de historia y cultura africana y de los y las afro descendientes en América Latina y el Caribe en sus Universidades. 8. Que promuevan la educación de Derechos Humanos en todos los niveles del sistema educativo, poniéndose énfasis en el combate a todas las formas de discriminación y fortaleciéndose el concepto del respeto y goce de la diversidad y de la conformación de sociedades inclusivas para todos. 9. Que promuevan acciones para que la producción cultural e intelectual de los y las afro descendientes sea respaldada y que tenga las mismas posibilidades que al resto de los productores culturales en la promoción de su obra. 10. Que promuevan estudios para la revalorización de la tradición oral, de los "lugares de la memoria", del patrimonio y de los valores de las comunidades de afro descendientes. 11. Que realicen programas para la formación de educadores en materia de investigaciones, estudios y formulaciones relativas a historia y cultura de las comunidades de afro descendientes en América Latina y el Caribe, así como en educación en Derechos Humanos y en el combate a todas las formas de discriminación. 12. Que realicen campañas de sensibilización, información y divulgación de historia y cultura Africana y de las comunidades de afro descendientes en América Latina y el Caribe, así como de Derechos Humanos y del combate a todas las formas de discriminación. 13. Desarrollar campañas de observación de los medios de comunicación para identificar y denunciar a las empresas periodísticas o periodistas independientes que promueven estereotipos negativos de los afro descendientes. 14. Que las diferentes medidas en materia de educación se realicen en forma coordinada entre primaria, secundaria y la Universidad. 15. Que favorezcan la consulta a la sociedad civil en la formulación y diseño de programas de educación referidos a los y las afro descendientes. 16. Que fortalezcan la educación no formal, a través del estímulo al trabajo de las instituciones que desarrollan actividades que promueven la identidad cultural y realizan programas de capacitación para la inserción en el mercado laboral de los y las afro descendientes. 17. Que realicen estudios sobre deserción del sistema educativo formal de los y las afro descendientes, desagregados por género. 18. Que tomen medidas para monitorear, con vistas a asegurar, por igual, el acceso, la continuación y el buen término de los ciclos educativos por parte de los y las afro descendientes. 19. Que se evalúe la posibilidad de establecer cupos para los y las afro descendientes en las Universidades, teniendo en cuenta las especiales características de los diferentes sistemas existentes en cada país. 20. Que se realicen acciones para favorecer una amplia promoción de los valores de la cultura de las comunidades afro descendientes, eliminándose los obstáculos que pudieran existir en esa materia. 21. Que se realicen trabajos específicos, cuando corresponda, sobre la lengua de comunidades afro descendientes. 22. Que desarrollen programas de atención integral en la primera infancia con enfoque afrocéntrico de manera que se afirme la identidad cultural a través de los patrones de crianza tradicionales. Religión Recomendaciones a los Estados: 1. Que en próximas actividades a nivel nacional, regional o internacional den consideración especial a la religiosidad de origen africano. 2. Que reconozcan el papel central de la religiosidad de origen africano en sus sociedades, realizando todas las acciones que sean pertinentes para asegurar el goce de la libertad de culto y la eliminación de la intolerancia religiosa en sus sociedades. 3. Que realicen estudios estadísticos referidos a la presencia de las religiones de origen africano y eliminen las dificultades legislativas y administrativas que sus creyentes enfrenten en la práctica de esos cultos. 4. Que promuevan acciones para que se implementan programas de educación a nivel de primaria, secundaria y universidad que contemplen la historia y religiosidad africana, basada en estudios realizados por historiadores y especialistas africanistas. 5. Que se adopten medidas para evitar la interferencia policial arbitraria a los lugares destinados al culto de las religiones de origen africano. Recomendaciones a la sociedad civil: 1. Que las organizaciones de la sociedad civil apoyen a las comunidades para que asuman un papel protagónico en la conformación del diagnóstico de la situación de la educación de las comunidades y su monitoreo. 2. Que colaboren con las autoridades de la educación en la recolección de información estadística a los efectos de poder crear bases de datos referidos a educación, desagregados por origen étnico/racial. 3. Que incentiven la cooperación y formas de acción conjunta con el sector privado, teniendo en cuenta las experiencias existentes en la región. Recomendaciones al sistema de las Naciones Unidas y organizaciones internacionales de carácter regional: 1. Que la UNESCO brinde cooperación para la investigación y diseño de un Programa para las Américas sobre los estudios sobre historia y cultura de los y las afro descendientes, con la participación de expertos de las comunidades de afro descendientes para ser implementado en los sistemas escolares de América Latina y el Caribe. 2. Que la UNESCO coopere para la organización de una reunión de rectores de las universidades de las Américas, para analizar la Declaraciones y Programas de Acción de Santiago y Durban, e identificar acciones afirmativas a favor de afro descendientes, en pro del acceso, sostenimiento y permanencia en la educación superior y de cómo educar para no discriminar, con participación de la sociedad civil. 3. Que la UNESCO coopere en la implementación en el sistema escolar de estadísticas concretas sobre la presencia de la niñez y la juventud afro en las instituciones educativas de cada país de América Latina y del Caribe. La integración del componente etnia o raza dentro de las estadísticas posibilitara la identificación de prácticas de exclusión y la adopción de mecanismos de acciones afirmativas. 4. Que la UNESCO y la OACDH realicen estudios con vistas a la remoción en el lenguaje de las citas discriminatorias, herencia de la esclavitud en las Américas y que sigue vigente en las sociedades actuales, en consulta con las comunidades afro descendientes. 5. Que la UNESCO divulgue los estudios ya realizados y promueva la realización de otros referidos a la historia y contribuciones de los y las afro descendientes a la historia y desarrollo de América Latina y el Caribe, destacando el rol cumplido por destacados miembros de ese colectivo. 6. Que la OACDH realice programas de becas, para miembros de organizaciones y representantes de las poblaciones de afro descendientes, para obtener experiencia directa sobre los mecanismos de Derechos Humanos, mecanismos internacionales y sistema de ONU. 7. Que la OACDH brinde capacitación a las organizaciones afro descendientes en lo referido a preparación y presentación por parte de los estados de informes a los órganos creados en virtud de tratados internacionales de Derechos Humanos. 8. Que la UNESCO y la OACDH realice estudios con vistas a identificar la relación existente entre esclavitud, colonialismo y subdesarrollo, teniendo en cuenta la especial situación de las colectividades afro americanas. 9. Que la UNICEF desarrolle a través de sus programas de cooperación en los países con poblaciones afro descendientes acciones que garanticen los derechos de los niños, niñas y adolescentes de América Latina el Caribe. Vivienda Recomendaciones a los Estados: 1. Que den aplicación efectiva de los párrafos referidos a vivienda contenidos en los documentos finales de las Conferencias de Santiago y Durban. 2. Que den efectivo cumplimiento del convenio de la eliminación de todas formas de discriminación en la esfera de la enseñanza. 3. Que promuevan la recolección de información relativa a acceso a la vivienda desagregada por etnia/raza con consideración de género, ya que ello constituye un instrumento para definir el diagnóstico de la situación de desventaja relativa de las poblaciones afro descendientes, para diseñar los programas específicos de Políticas de Acción Afirmativa (PAA), así como una base imprescindible para el monitoreo y la evaluación de impacto. 4. Que tengan en cuenta en la elaboración de sus políticas y programas de vivienda la especial situación de los y las afro descendientes, favoreciendo el diseño de políticas y programas específicos para ellos y ellas. 5. Que incluyan en el diseño de las políticas y programas de vivienda para afro descendientes la participación de miembros de esas comunidades, a fin de que se tengan en cuenta las necesidades y características especiales de cada una de ellas. 6. Que en la realización de estudios estadísticos, así como en el diseño de políticas y programas de vivienda para afro descendientes se tomen en cuenta las consideraciones de género, la particular situación de la vivienda rural y se realicen estudios de calidad ambiental y de impacto de desastres naturales. 7. Que tomen medidas legales específicas para combatir la discriminación que son víctimas los y las afro descendientes en el acceso a la vivienda, sobre todo en el arriendo de las mismas. 8. Que, siguiendo el antecedente del Convenio 169 de la OIT en lo referido a pueblos indígenas, establezcan los instrumentos necesarios para el respeto de las expresiones culturales e instituciones de los y las afro descendientes. 9. Que, cuando corresponda, realicen el relevamiento integral de las tierras y territorios donde ancestralmente habitan los y las afro descendientes y elaboren políticas crediticias en condiciones favorables para la gestión productiva de las mismas.10. Que favorezcan el establecimiento de Fondos de garantía de alquiler a fin de impulsar el acceso a la vivienda a afro descendientes, prestando especial atención a la situación de mujeres, jóvenes y hogares monoparentales. 11. Que se adopten mecanismos legales y judiciales para evitar el desalojo forzoso de los y las afro descendientes por razones fundadas en alguna forma de discriminación. 12. Que consideren incluir en los procesos de integración regional existentes el debate sobre las políticas de acción afirmativa para afro descendientes. 13. Que en las políticas de vivienda rurales y urbanas dirigidas a poblaciones afro descendientes tengan en cuenta la necesidad de que se cuente con espacios recreacionales a fin de eliminar el grave hacinamiento presente en los asentamientos de estas comunidades. 14. Que adopten todas las medidas necesarias para que las viviendas rurales y urbanas donde se ubiquen comunidades afro descendientes no sean levantadas utilizando materiales nocivos para el desarrollo normal de la niñez y la adolescencia (asbestos, pintura de plomo, etc.), realizándose estudios de calidad ambiental. 15. Que para el emplazamiento de viviendas destinadas a afro descendientes se realicen estudios de prevención y gestión de riesgo, a fin de garantizar la seguridad y disminuir el impacto de los desastres naturales. Recomendaciones a la sociedad civil: 1. Que las organizaciones de la sociedad civil apoyen a las comunidades para que asuman un papel protagónico en la conformación del diagnóstico de la situación del acceso a la vivienda de las comunidades y su monitoreo. 2. Que colaboren con las autoridades de vivienda en la recolección de información estadística a los efectos de poder crear bases de datos de acceso a vivienda desagregados por origen étnico/racial. Recomendaciones al sistema de las Naciones Unidas y organizaciones internacionales de carácter regional: 1. Que faciliten apoyo técnico y financiero a los países en vías en desarrollo para que incluyan las variables étnico/racial en las estadísticas nacionales de vivienda. 2. Que HABITAT incluya en sus trabajos la variable étnico/racial y de especial atención a las comunidades afrodescendientes. Seguimiento 1. Los participantes del Taller coinciden en destacar la importancia de adoptar mecanismos de evaluación y seguimiento de los progresos alcanzados en las Conferencias de Santiago y Durban, así como de las conclusiones de este Primer Taller sobre Políticas de acción afirmativa para afro descendientes de América Latina y el Caribe. 2. Hacen un llamamiento a los Estados de la región, para que en cooperación con la Organización de Naciones Unidas y los organismos regionales competentes convoquen en el año 2005, una reunión de las Américas con el fin de evaluar los progresos registrados en la aplicación de la Declaración y Programa de Acción de Santiago. 3. Invita a las agencias del sistema de las Naciones Unidas a celebrar reuniones de expertos, con amplia participación de los actores gubernamentales y no gubernamentales para analizar y evaluar las estrategias de adopción de políticas de acción afirmativa en las áreas de su respectivas competencias, con relación a proyecto de desarrollo e inversión de las instituciones financieras internacionales, en seguimiento a las recomendaciones surgidas de este Taller. 4. Convocar a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos para que celebre un nuevo Taller en la región de América Latina y el Caribe, para medir el impacto en la aplicación de las medidas a ser implementadas en seguimiento de Santiago, Durban y el presente Taller.. 5. Invita a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a dar amplia difusión entre los Estados, agencias, y organizaciones no gubernamentales de las conclusiones del presente Taller. 6. Solicita a los Estados de la región a dar amplia difusión de las recomendaciones adoptadas, incluso en los mecanismos de integración regional de carácter económico y político. 7. Alienta a las organizaciones no gubernamentales, en la medida de sus posibilidades, a contribuir con la estrategia de divulgación del proceso del Taller y de sus conclusiones. 8. Alienta a los Estados de la región a crear grupos de trabajo multidisciplinarios, de carácter permanente, integrados con representantes oficiales y de las instituciones y organizaciones de afro descendientes con el cometido de elaborar planes nacionales de implementación de medidas de acción afirmativa, incluido el diseño y adopción de proyectos de desarrollo en todas las áreas del Estado. 9. Agradece al Gobierno de la República Oriental del Uruguay por la hospitalidad brindada. Montevideo, 9 de mayo de 2003

Posted by sk3/javierdiaz at 11:56 AM BRST
Post Comment | Permalink | Share This Post

Newer | Latest | Older