Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
historia de cañitas LA MALDICION DE CAÑITAS Todo empezó aquella noche de mayo de 1982 cuando un grupo de amigos decidió estrenarse en los juegos de la Ouija en la casa de Cañitas 51 ubicada en Popotla. Desafiando las advertencias de la anciana que les habia curado la tabla maldita sobre no jugar con ella despues de las 7.00 pm, los jóvenes retaron la amenaza y decidieron convocar a los espíritus dos horas más tarde de lo permitido. El juego, que se llevaría a cabo en la casa de carlos, esposo de Sofia, donde también habitaban sus hermanos Norma y Jorge, atrajo también a sus hermanos Emanuel, Fernando y Sol. Bastaban seis personas para darse valor (Carlos no habia llegado) y comenzar la invocación que, a fin de cuentas, sería sólo un juego. La idea era invocar a un ex novio de Norma muerto tiempo atrás. "Aquella noche mi hermana queria comunicarse con su ex novio, pero de repente la Ouija comenzó a moverse y el indicador se deslizo brutalmente por el tablero señalando las letras que Sofía anotaba en una libreta: "y-o-n-o-s-o-y-n-o-v-i-o-n-i-d-e-t-u-p-u-t-a-m-a-d-r-e". De repente Emanuel, quien era en ese entonces el novio de Norma, empezó a convulsionarse y arrastrarse por todo el piso. Se pegó contra la pared y vociferó, con una voz ronca, que los mataría a todos. "El muchacho no dejaba de gritar y se golpeaba contra los muebles de la habitación. Su rostro estaba transformado y su mirada estaba perdida." "Sin poder contenerse vomitó sin parar, apretó sus manos en el cuello de Norma, sujetándola hasta que los pies de la chica despegaron el piso." "Fue entonces cuando Sofía le roció agua bendita y pudo detener la posesión que se dio aquella noche inolvidable", recuerda Carlos, único sobreviviente del grupo. "Cuando llegué de trabajar y me contaron lo sucedido decidimos quedarnos juntos, pero de repente la temperatura bajó y un olor fétido invadió la habitacion, fue entonces cuando empezó mi pesadilla", relata carlos. Esa noche fue un inicio de sucesos raros y fenómenos que hasta la fecha no han podido ahuyentar.