powered by freefind.com
     
REQUEST PICTURES
THE SHROUD
 
"THE GIFT "
Tracts
English
Acholi
French
Spanish
Lugandan
Swahili
Kinyarwandan
"JESUS IS ALIVE AND KNOWS YOUR NAME"
Tracts
English
Spanish
French
Swahili
Urdu
Arabic
Ewe
Kinyarwandan
Request Tracts
 
 
Jesus, painted from the Shroud of Turin by Ariel Aggemian

For God... made his light shine
in our hearts to give us the light
of the knowledge of the glory of God
in the face of Jesus Christ

OPERATION:
JESUS PICTURES

Free pictures of Jesus to the world

¡Jesús está vivo y sabe tu nombre!

Jesús es real. Él sabe tu nombre y tu situación, y te ama. Él no está lejos o distante de ti. Él desea que sepas que Él está vivo y dispuesto a ayudarte, y que si tú deseas conocerle, tú puedes. Si tú le pides que Él te ayude, Él lo hará. Si tú le hablas, Él escuchará y te hablará. Jesús es el motivo por el cual estás leyendo este escrito, porque Él nos dijo que te escribiéramos, y Él se aseguró que te llegara. Él sabe todo acerca de ti, desde el principio de tu vida hasta este preciso momento, y siente una gran compasión por ti, y por tus debilidades y tus problemas. Él te ayudará si se lo pides. Él nunca tuvo la intención de que estuvieras solo. Él siempre ha deseado que le conozcas. Esa es la razón por la cual te ha creado, con el propósito de ser tu amigo. Tú puedes confiar en Él porque para Él, la amistad es profunda, amorosa y eterna. Nunca te abandonará. Todo lo que tienes que hacer es ser tú mismo y hablar con Jesús, y Él te responderá y ayudará, y entonces, comenzarás a conocerle cada vez más. Él te está observando mientras tú lees esto, lleno de amor por ti.

Esto ha sido escrito para explicar el motivo por el cual Jesús vino y entregó Su vida por nosotros. Explica que la muerte fue necesaria en respuesta a nuestros pecados, y la razón por la cual Él optó por hacer que esa muerte fuera Su propia muerte. Él lo hizo por ti porque Él te ama.

El Sacrificio: De tal Palo tal Astilla

Excepto por Jesús, no existe nadie en la historia del mundo que no haya tenido pecado. El pecado es parte de todos los demás individuos. Todos los pecados proceden de uno mismo, de un modo u otro. Parece inocente vivir para sí mismo, pero no lo es. El Padre, nos creó para que nos amemos el uno al otro y para amarle, pero el pecado es lo contrario al amor. Es una fuerza poderosa y destructiva que conduce hacia la muerte. Debido a que conduce a la muerte, solo la muerte puede ser la penalización para el pecado. El pecado se mueve de una persona hacia otra, de nación en nación. Produce dolor y daño a todos, y es lo que separa a la gente de Dios y los lleva al infierno. Dios no permitirá que el pecado entre al cielo, de otro modo, el cielo se convertiría en lo que es la tierra, llena de violencia y males, y actos egocéntricos. Durante años, Dios permitió la muerte de los animales para sustituir las nuestras, para que Adán, Job, Abraham y muchos otros tuvieran una relación con Él. Ellos le amaron y hablaban con Él, y Él los amaba y les hablaba. Él desea tener la misma relación contigo, pero ya no es necesario que sacrifiques a un animal para complacerle.

La Sabiduría del Hombre

El hombre, con frecuencia, ha intentado tener una relación con Dios a través de una manera distinta de la forma propuesta por Dios. El hijo de Adán, Caín, hizo una ofrenda de vegetales en vez de un animal. Sin embargo, el Padre no recibió el sacrificio de Caín, porque no había provisión de pecado alguno en ello. No importaba si Caín había tenido una buena o mala actitud hacia Dios si su sacrificio carecía de suficiente expiación para el pecado. La gente no entiende realmente al pecado.

Para nosotros, el pecado es tan solo una palabra religiosa. Muchas personas no ven la razón por la cual se debería hacer algo al respecto, pero Dios se da cuenta de cuan egoísta, dañino y poderoso es, y del terrible sufrimiento que nos provoca a todos nosotros. En el cielo, por fin sin pecado, estaremos cara a cara con Dios. Allí, estaremos libres de pecado, de su poder y de sus efectos; en un sitio donde todos, sea humanos, ángeles o seres espirituales, se aman unos a otros y a Dios y viven vidas por amor a los demás y no para sí mismos.

La Sabiduría de Dios

Dios es sabio y, debido a Su profunda sabiduría, Él siempre tiene razón respecto a lo que dice y a lo que hace. Si lo Le obedecemos y seguimos el camino que Él no ha provisto, sin embargo, debido al pecado, Él debe retirarse y alejarse de nosotros. Él es puro, amoroso y desinteresado, y no será amarrado por el pecado. Si tú permaneces en pecado, sin suministro, te separarás de Dios y Él no puede acercarse a ti aunque así lo anhele para que puedas conocerle. A los fines de conocer a Dios, debe haber suministro para tu pecado.

Conociendo a Dios

Durante siglos, la humanidad ofrecía sacrificios de animales a Dios, los cuales debían ser ofrecidos una y otra vez. Muchos sentían que Dios estaba lejos de ellos y tan solo unos pocos Le conocían bien. Con frecuencia, la gente realizaba actos religiosos con la esperanza de ganarse Su favor. Ser religioso y realizar actos religiosos hace sentir bien a la gente respecto a sí misma, y por supuesto, es valioso ayudarse uno al otro porque todos constituimos la creación de Dios, pero los actos religiosos no son lo mismo que conocer a Dios por ti mismo. Hemos sido creados a imagen de Dios y Él es como nosotros, excepto sin pecado y siempre actuando en pos del amor. Él es un ser amoroso que piensa, siente, ama, llora, ríe, y cuida. Él nos ha creado para conocerle. Adán Le conocía, y también Moisés, Abraham, Samuel, Pablo y muchos otros, y Él considera que cada uno de ellos es Su amigo. Cada uno de ellos está vivo y Le conoce ahora. Están con Él ahora, en el cielo, del mismo modo que os promete, eventualmente, que estaréis con posterioridad a conocerle.

El Padre sabia que los sacrificios de animales no son suficientes. El hombre comenzó a desviarse del conocimiento de Dios tornándose satisfecho con los actos religiosos. Tan sorprendente como es, Dios decidió venir a la tierra por Si Mismo, como hombre, para pagar la penalización por el pecado, de modo tal que todos los hombres pudieran tener una relación con Él. La penalización por el pecado sería lograda eternamente, (tan tortuosa y penosa como fue para Él Mismo) y la humanidad ya no tendría que ofrecer, una y otra vez, la sangre de los animales.

Jesús

Esto es lo que Jesús es y el motivo por el cual vino. Él es Dios y vino a la tierra para ofrecer un sacrificio eterno por el pecado de todos nosotros, de modo tal que, cualquiera pueda llegar al Padre a través de Su muerte, Su propio sacrificio de sangre por nuestros pecados. Jesús fue y es perfecto, sin pecado, por lo tanto el ofrecimiento que Él dio al Padre fue aceptable. Su muerte fue el sacrificio perfecto. Nuestros pecados murieron con Él y en Él. Su sacrificio de amor fue suficiente en todos los aspectos, compasión por el pecado, y la edificación de un puente entre el hombre y Dios, para que podamos volver al Padre nuevamente. Jesús es compasivo, bello, amable, y amoroso. Las consecuencias de nuestros pecados podrían haber significado nuestra destrucción, ya que todo el mundo estaba destruido en los tiempos de Noé. Dios podría haber provocado que la humanidad dejara de existir. El sacrificio que Él hizo, a los fines de evitar nuestra destrucción y restaurarnos a Él Mismo, fue completamente voluntario por Su parte. Jesús es Dios Todopoderoso. Él es un ser libre. ¿Quién Le hubiera impedido que nos destruyera? ¿Quién podría haberlo forzado a venir y a entregar Su vida por nosotros? Con frecuencia, la gente piensa que el salvarnos fue la obligación de Dios para con nosotros mismos. No, no fue una obligación, fue nobleza. Casi no podemos comprender la clase de amor que Él siente, Lo cual lo indujo a ofrecerse a Sí Mismo en nuestro lugar.

Si viviéramos por un millón de años, aun nunca mereceríamos lo que Jesús hizo por nosotros. Jesús es gentil, pero poderoso. Él tiene absoluto poder sobre la tierra. Esto fue comprobado cuando Jesús resucitó de entre los muertos y volvió a la vida por Sí mismo con posterioridad a haber sido crucificado.

Ha terminado

Ahora que la vida de Jesús ha sido tomada, el Padre ya no está dispuesto a que el hombre proceda de ninguna otra forma, sea mediante la sangre de animales, otra filosofía religiosa o un sistema de creencias. El velo del Templo que conduce hacia la habitación santa, separada exclusivamente para Dios, fue deshecho completamente (desde el cielo a la tierra) por la mano de Dios mientras Jesús estaba en la Cruz, abriendo el camino hacia la presencia de Dios. Jesús dijo en aquel momento: “Ha terminado.” La muerte era necesaria para la redención de nuestros pecados y fue la muerte de su único Hijo amado de lo que el Padre fue testigo y recibió, por nuestros pecados.

Sentiréis Su presencia

La buena noticia es que ya no debéis sentir que Dios está lejos, sino que podéis venir al Padre y con humildad, rogarle que aplique el sacrificio de Jesús a vuestros pecados, y Él lo hará complacientemente. Luego, podéis hablar con Él y Él os hablará y entrará en una relación con vosotros que jamás terminará. Durante los días siguientes Él estará cerca de ti, sin importar lo que pueda surgir en la personalidad de tu vida o en el mundo entero. Él estará contigo, te amará y te ayudará. Él te hará conocerlo a través del Espíritu Santo. Sentirás Su presencia, y responderá a tus plegarias. Comenzarás a conocer a Jesús, quien está lleno de amor y buen humor, amabilidad y sabiduría. Él te ayudará a pensar con claridad, con un pensamiento correcto acerca de tu vida y del mundo. A medida que hables con Él y Él te hable a ti, se acercará mucho a ti. No solamente puedes hablarle acerca de tu propia vida, sino que Él te mostrará Sus pensamientos y Sus planes, y todo ello habita en Su corazón, del mismo modo en que conoces los sentimientos y pensamientos del corazón de cualquiera de los amigos que tú ames.

Eventualmente, Él te llevara al cielo para que estéis con Él por siempre. Entretanto, mientras estéis en la tierra, puedes conocerle bien. Conocer a Jesús no radica en ir a la iglesia, ya que aquellos que Le aman y Le conocen CONFORMAN Su iglesia. Confía en Jesús, y Él te mostrará lo que desea que hagas. La Biblia fue escrita a través del Espíritu Santo para salvarnos, pero no intenta tomar el lugar de Su conocimiento. Verdaderamente la Biblia es la palabra de Dios y nos conduce a Jesús que te ama y ha muerto por ti y está cerca de ti ahora mismo, deseando que Le conozcas. Contáctanos para obtener una fotografía laminada de Jesús sin cargo.

Contact us for a free picture of Jesus or free tracts

JESUS IS ALIVE tract on Microsoft Publisher

Note: most print shops can open this file
or contact us for free publisher CD

Printer friendly page