Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Pagina principal
Anterior Siguiente


NOVENA DE SANTA MARTA

 

ACTO DE CONTRICION

Señor mío Jesucristo crucificado por mi amor, que habéis prometido por boca de vuestros profetas, poner en olvido las mayores iniquidades en el momento en que un pecador se convierta de veras a Vos, y las detestare con amargura de su corazón postrado ante vuestra soberanía y penetrado de más vivo dolor a vista de las. muchas culpas que contra Vos he cometido, digo con todo mi corázón que me pesa haber ofendido a tal. Bondad sólo por ser quien sois tan digno de ser amado. Misericordia amable Salvador mío, recibid Padre dulcísimo a este hijo ingrato y rebelde que lleno de confianza se arroja en el seno, de tu misericordia y clemencia; dadme vuestra gracia para amaros y servíros con perseverancia constante hasta el fin de mi vida. Amén.

Señor mío Jesucristo, que habiéndoos suplicado Santa Marta cuando se hallaba afanada en preparar lo necesario para obsequiaros en su casa de Betania, en donde estábais hospedado, que mandéis a su hermana Magdalena que la ayudase le disteis aquella respuesta misteriosa y llena de enseñanza para la vida espiritual diciéndoles: “María, María, muy cuidadosa andas y muy solícita en servirme, pero condeno tu inquietud; todo lo que turba el alma la disipa y toda disposición del corazón y de espíritu me desagrada; es menester servirme con fervor pero en mi servicio jamás se ha de perder la paz del corazón”. Haced, pues, Divino Salvador de nuestras almas, que nosotros a imitación de vuestra amada discípula, nos aprovechemos de esta maravillosa doctrina y que por ella os sirvamos con un amor perfecto y con un espíritu interior, que santificando todas nuestras ocupaciones exteriores nos asegure la salvación que es el único grande negocio que nos interesa. Así lo esperamos conseguir dulce Jesús, por los infinitos méritos de vuestra pasión y muerte; y por los ruegos de vuestra amada Marta concédeme en esta novena si no se opone a nuestra eterna felicidad. Amén.

ORACION PARA TODOS LOS DIAS

Dios y Señor mío que enriquecisteis con tantas y con tan abundantes virtudes a la bienaventurada Virgen Santa Marta, la que conociendo a vuestro Hijo Jesús por el Mesías verdadero abrazando gustosamente su doctrina y practicando con fidelidad tus! celestiales lecciones, llegó en poco tiempo a la santidad más elevada, os suplico Señor que por los merecimientos del mismo Jesús, nuestro Redentor y pór la intercesión de esta gloriosa Santa, nos concedáis los auxilios que necesitamos para acertar a agradaros en todas las acciones de esta vida’ y gozar después eternamente vuestra presencia en la gloria mereciendo ahora alcanzar la gracia que solicitamos en esta novena. Amén.

 

 

Tres Padrenuestros, Avemarías y Gloria)

Patri en reverencia de las tres virtudes: humildad, caridad y retiro que tan señaladamente se distinguieron en nuestra ilustrísima Santa. Aquí se levante el corazón a Dios y se pide lo que se desea alcanzar por la intercesión de la gloriosísima Santa Marta.

ORACION A NUESTRA SEÑORA  

Emperatriz de los ángeles y de los hombres; dulcísima María, Madre nuestra, pues que la gloriosa Santa Marta no se apartó de su lado en todo el tiempo de sus congojas y aflicciones, acompañándote al pie de la cruz y en el sepulcro de tu Divino Hijo y asistiéndole y sirviéndote con el mayor rendimiento, respeto en tu amarga y dolorosa soledad; te suplico Madre de la Misericordia que por lo mucho que aprecias a esta meritoria Santa apoyes y recomiendas los ruegos que ella dirige en mi favor a su soberano Maestro mi adorable Redentor, Jesús Hijo tuyo, para que de este modo conceda la santísima Trinidad el buen despacho que deseo en mi soledad, sí ha de ser para el bien eterno de mi alma hacíéndome en todo y por todo la voluntad santísima de Dios. Amén.

(Se reza una salve a Nuestra Señora de los Dolores, pidiéndole su asistencia y amparo para la hora de la muerte).

GOZOS A la gloriosa Santa Marta.

Tierna y escogida flor de Jesús esposa amada.

Alcánzame abogada la pureza y santo amor

De prosapia esclarecida y ricos padres naciste a Jesucristo serviste como su esclava rendida este es el noble esplendor que más te ilustra y agrada.

Alcánzanos, etc.

Fuiste azucena tan pura que desde la edad temprana pisaste la pompa vana del mundo con su locura así víctima del amor a Dios quedas consagrada.

Alcánzanos, etc.

En esta inocente vida maestra de perfección, te entregaste a la oración, con voluntad muy rendida admira tanto fervor en niña tan delicada.

Alcánzanos, etc.

Ciego de saña inhumana el judaísmo procura pervertir alma tan pura al saber que eras cristiana confudiste con valor tu terquedad obstinada.

Alcánzanos, etc.

Tu corazón con anhelo es relol de sol divino que a todas horas muy fino se sigue con propio celo; de aquella fragua y ardor sales más acrisolada.

Alcánzanos, etc.

En expresión amorosa del que en la verdad constante fue María muy amante y Marta muy oficiosa cuando el mismo Salvador hospedó en vuestra morada.

Alcánzanos, etc.

Lloró el Redentor Sagrado al oír tu amargo llanto y de tu hermano el quebranto ya Lázaro sepultado fineza de superior compasión extremada.

Alcánzanos, etc.

A su voz imperiosa de la muerte obedecida vuelve Lázaro a la vida con novedad asombrosa, no pudo con más primor quedar tu fe así premiada.

Alcánzanos, etc.

Son desvelos finos fruto y prueba nada escasa esta Iglesia y esta casa hospital de peregrinos, seguro tiene el fervor el que en ella halla posada.

Alcánzanos, etc.

Desde aquí a toda dolencia fluio de sangre, dolores, y a los tristes pecadores se difunde tu asistencia cesa en fin todo temor luego que eres invocada.

Alcánzanos, etc.

Si la intempestiva guerra a nuestra patria devora por tan grande intercesora logra la paz esta tierra, pues Vos sois la que destierra la discordia y el furor.

Alcánzanos, etc.

Al que en lance apretado de la agonía te implora por tu amante protectora oye con propicio agrado libra a todos del horror, de una muerte desgraciada.

Alcánzanos, etc.

Casta esposa del Señor en tu reino coronada alcánzanos abogada la pureza y santo amor.

Escúchame, favorable, Señor Dios nuestro, para que así como nos alegramos de la festividad de tu bienaventurada Virgen Santa Marta, así también por su amor seamos instruídos de su piadosa devoción, por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.


DIA PRIMERO

Favorecida discípula de Jesucristo Santa Marta Virgen, gloriosa, patrona y protectora nuestra, que oyendo los elogio que hacía el Señor de la virginidad y viendo lo mismo que le agradaba esta admirable virtud muy prestante determinante a no admitir otro esposo que el esposo de las vírgenes; y renunciando a las vanidades del mundo, te dedicaste a la soledad y al retiro, con lo que llegaste muy en breve a la perfección evangélica; te suplico santa admirable, que por los auxilios de tu meditación vivamos todos con pureza y castidad en el alma y en el cuerpo, aborreciendo las vanidades y ricos de este mundo materialista, para que de este modo nos hagamos dignos de la eterna bienaventuranza. También imploro Santa mía, vuestra intercesión,para que la Majestad Divina me conceda el favor particular que ahora solicito, si con viene para el bien y provecho de mi alma, y si no, Vos como abogada mía, enderézad y rectificad mis pensamientos a mayor servicio de Dios. Alcanzadme una meritoria conformidad y resignación en su Santísima voluntad. Amén.

Subir[Para continuar con las oraciones del día]


DIA SEGUNDO

Favorecida discípula de Jesucristo,Santa Marta, Virgen Gloriosa y patrona protectora nuestra que al mismo tiempo que hacías pública profesión de la más ajustada y ejemplar virtud padecía tu corazón las mayores aflicciones y penas al ver que tu hermana María Magdalena entre perfumes, galas y joyas, dejábase llevar de su ínclinación a la profanidad orgullo y brillantez mundana, se había hecho el escándalo públíco de toda la provincia sin que hubiese bastado tu anhelante esmero, lecciones y ejemplos para inspirar el temor de Dios a la modestia y compostura propias del sexo hastá que por fin oyendo benignamente el Hijo de Dios los clamores y ruegos que con Lázaro dirigías incesantemente a su piedad por la salvación de una hermana de de vida tan licenciosa y perdida, movió el corazón de aquella insigne pecadora y con su perfecta conversión y maravillosa mudanza, llenó el tuyo de inexplicable gozo y alegría. Continuad, piadosa Santa, vuestros ruegos al Señor a favor de todos los infelices pecadores, para que ayudados con sus dívinos auxílios imiten a la Magdalena en la enmienda, aborrecimiento, dolor y penitencia de sus pecados, también imploro Santa mía, vuestra intercesión, para que la Majestad divina me conceda el favor particular que solícito si conviene para el bien de mi alma, y si no, Vos como abogada mía enderezad mis peticiones al mayor servicio de Dios alcanzándome una meritoria conformidad con su santísima voluntad. Amén.

Subir[Para continuar con las oraciones del día]


DIA TERCERO

Favorecida discípula de Jesucristo Santa Marta, Virgen Gloriosa, patrona y protectora nuestra, que habiendo enfermado, y muerto tu hermano Lázaro y habiendo Jesús llegado a tu casa después de cuatro días de sepultado, apenas le viste cuando bañada en llanto y llena de fe más viva, le dijiste: “Señor, si hubiéseis estado aquí, no hubiera muerto mi hermano, pero no desconfío de verlo resucitado porque sé que Dios no te puede negar cosas que le pides”. Y en efecto, movido el Señor de tus lá- grimas y las de María Magdalena premió tu amorosa confianza restituyendo la vida a tu hermano. Te ruego, pues dichosa Santa que amoldes y dispongas nuestrós corazones de manera que ocurriendo a ejemplo tuyo en todas nuestras penalidades y trabajos a Jesús, con la fe, confianza y pureza necesarias, merezcamos que sus divinos socorros y consuelos remedien nuestras necesídades y miserias. También imploro Santa mía, vuestra poderosa intercesión para que la Majestad divina me conceda el favor que ahora solicito, si conviene para el bien de mi alma, y si no Vos como abogada mía, enderezad mis peticiones al mayor servicio de Dios, alcanzándome una meritoria conformidad con su Santísima voluntad. Amén.

Subir[Para continuar con las oraciones del día]


DIA CUARTO

Favorecida discípula de Jesucristo Santa Marta Virgen Gloriosa, patrona y protectora nuestra, que siguiendo constantemente los pasos de tu Divino Maestro, no lo quisiste perder de vista, sobre todo durante el tiempo de su pasión sintiendo y llorando amargamente todos sus tormentos y afrentas hasta verlo morir clavado con ignominia en la cruz. Te suplico, oh dulce Santa, que por tu medio logremos las gracias celestiales que necesitamos para emprender y seguir con confianza los caminos de Jesús y para fijar nuestro espíritu en la contemplación de su pasión dolorosa, para que de este modo consigamos algún día celebrar los triunfos de la gloria. También imploro, Santa mía, vuestra poderosa intercesión para que la Majestad Divina me conceda el favor que solicito si conviene’ para el bien de mi alma, y si no, Vos como abogada mía enderezad mis peticíones mayor servicio de Dios alcanzándome una meritoria conformidad con su santísima voluntad. Amén.

Subir[Para continuar con las oraciones del día]


DIA QUINTO

Favorecida discípula de Jesucristo, Santa Marta, Vígen Gloriosa patrona y protectora nuestra, que después de que los piadosos santos varones bajaron de la Cruz al adorable cuerpo del Salvador, y después de haber presenciado y acompañado con tus tristes lamentos y abundantes lágrimas el imponderable acerbo dolor de María Santísima al ver a su Divino Hijo muerto, ensangrentado y desfigurado en sus amorosos brazos concurriste con María Magdalena y otras piadosas personas, a rendir a aquel sagrado cadáver los últimos honores dándole decente sepultura con la mayor veneración te suplico poderosa Santa, nos alcances del Señor que penetrados de un verdadero dolor y arrepentimiento de que nuestros pecados sean la causa de los tormentos y penas de Jesús y de María, aceptemos acompañarlos digna y espiritualmente en ellas para alabar y bendecir después sus misericordias en la patria celestial. También imploro, Santa mía, vuestra poderosa intercesión para que la Majestad Divina me conceda el favor que solicito si conviene para el bien de mi alma y si no, Vos como abogada mía, enderezad mis peticiones al mayor servicio de Dios, alcanzándome una meritoria conformidad con su santísima voluntad. Amén.

Subir[Para continuar con las oraciones del día]


DIA SEXTO

Favorecida discípula de Jesucristo Santa Marta, Virgen Gloriosa patrona y protectora nuestra que después de sepultado nuestro Divino Redentor no te apartaste de su afligida Madre, sino acompañándola en su soledad y aliviando cuanto era dable su tristeza y amarguras, te mostraste cada vez más obsequiosa y amante de esta Señora. Te suplico Santa Amable que como tan allegada de esta divina Reina, inclines su maternal corazón a nuestro favor excitando en nuestros pechos la más fervorosa devoción a sus dolores para que amparados de su soberana protección, lleguemos felizmente a la gloria. También imploro Santa mía, vuestra poderosa intercesión para que la Majestad Divina me conceda el favor que solicito si conviene para el bien de mi alma y si no, Vos como abogada mía enderezad mis peticiones al mayor servicio de Dios alcanzándome una meritoria conformidad con su santísima voluntad. Amén.

Subir[Para continuar con las oraciones del día]


DIA SEPTIMO

Favorecida discípula de Jesucristo Santa Marta, Virgen Gloriosa, patrona y protectora nuestra, que mereciste la gran dicha y gozaste de la dulcísima alegría de ser de las primeras personas que vieron al Señor después de su triunfante resurrección asistiendo a sus instrucciones y recibiendo cada día nuevas gracias y favores y luego que subió a los cielos no te apartaste del lado de la Santísima Virgen hasta la venida del Espíritu Santo cuyos dones recibiste en el Cenáculo. Te suplico amada Santa, que por tu mediación nos hagamos dignos de la consoladora presencia de Jesús en nuestras almas para que inundadas de sus gracias merezcamos alabarte por eternidades en el cielo. También imploro Santa mía, vuestra poderosa intercesión para que la Majestad Divina me conceda el favor que solicito si conviene para el bien de mi alma y si no, Vos como abogada mía enderezad mis peticiones al mayor servicio de Dios alcanzándome una meritoria conformidad con su santísima voluntad. Amén.

Subir[Para continuar con las oraciones del día]


DIA OCTAVO

Favorecida discípula de Jesucristo Santa Marta, Virgen Gloriosa, patrona y protectora nuestra, que fuiste perseguida de los judíos desterrada con tus hermanos metidos en un navío sin mástiles, timón ni aparejo alguno y expuestos al arbitrio y furia de los vientos y las olas del mar, pareciéndoles el mejor medio de deshacerse de una familia cuya presencia no podía sufrir, porque Lázaro era un milagro visible y un testimonio elocuente de la Divinidad de Aquel a quien ellos habían muerto ignominiosamente; pero que salvandoos la Divina Providencia, arribásteis al puerto de Marsella, donde anunciaste la fe de Jesucristo, convirtiendo a muchos y obrando grandes maravillas. Te suplico poderosa Santa, nos alcances del Señor la constancia y firmeza que necesitamos para sufrir por Jesucristo todas las persecuciones, burlas y desprecios que se .nos susciten, sin que jamás dejemos de alabar, confésar y bendecir su santo nombre. También imploro, Santa mía, vuestra poderosa intercesión para que la Majestad Divina me conceda el favor que solicito si conviene para el. bien de mi alma, y si no, Vos como abogada mía, enderezad mis peticiones al mayor servicio de Dios, alcanzándome una meritoria conformidad con su santísima voluntad.

Subir[Para continuar con las oraciones del día]


DIA NOVENO

Favorecida discípula de Jesucristo, Santa Marta, Virgen Gloriosa patrona y protectora nuestra, que movida,de las lágrimas de los vecinos de Tarascón y de los pueblos comarcanos los librásteis del monstruoso dragón qué todo lo devoraba, atrávesaste el río Duranza, armada con la Santa Cruz y agua bendita, hallaste el dragón que estaba devorando a un hombre, le halaste con el ceñidor trayéndole a la ciudad, donde le dieron muerte. Después retirándote a un desierto con muchas otras doncellas que habías convertido y edificando un monasterio vivías en él, como ángeles y castas esposas del Salvador, el cual queriendo premiar tus virtudes te reveló el día de tu dichosa muerte como también el que tu hermana Magdalena gozaba ya en el cielo de su gloria; y después de una aclentura lenta, que aumentó tus merecimientos, sabiendo que era llegada la hora de juntarse con tu Divino Esposo, mandaste que te echasen sobre las cenizas en presencia de tus afligidas compañeras y exhortándolas a la perseverancia final, pasaste tranquilamente al descanso del Señor. Te suplico preciosa Santa, nos facilites los medios que necesitamós, para que llevemos una vida espiritualmente retirada de los bullicios del mundo sea feliz nuestra muerte. También imploro Santa mía, vuestra poderosa intercesión para que la Majestad Divina me conceda el favor que solicito si conviene para el bien de mi alma, y si no, Vos como abogada mía enderezad mis peticiones al mayor servicio de Dios alcánzándome una meritoria conformidad con su santísima voluntad. Amén.

Subir[Para continuar con las oraciones del día]


PETICION DIARIA CONCLUIDA LA NOVENA

Purísima Virgen, patrona tutelar de esa ciudad, modelo de castidad y de paciencia, ejemplo objetivo de todas las virtudes cristianas, testigo presencial de las divinas palabras, milagros, pasión y muerte y resurrécción de nuestro Redentor Jesús; humildemente nos acogemos a vuestro patrocinio y amparo y os rogamos encarecidamente con toda la sinceridad del alma con la fe viva y ferviente que despierta y fomenta en el corazón humano la sabia y vivificante doctrina de vuestro Maestro y amantísimo Esposo nuestro Salvador, nos alcances de el tranquilidad de conciencia, ocasionada por el cumplimiento de mis obligaciones morales y religiosas así como la dicha y prosperidad de esta tierra querida que en honor de vuestras virtudes y glorias de Dios, lleva el nombre de Santa Marta. Interceded, casta esposa del Señor por la dicha y prosperidad de todos los seres que amamos; elcanzadnos la paz y concordia que la sociedad reclama para su bienestar y que fieles a los preceptos divinos que por órgano del inspirado Moisés fueron revelados al pueblo. escogido para nuestro bien, consigamos la gloria eterna reservada a los mansos y humildes de corazón. Sí, Virgen escogida hacéd que después de haber alcanzado el perdón de nuestras debilidades y flaquezas, seamos por su auxilio humildes y castos, que nuestra vida sea tranquila y conservemos pureza en las costumbres amando a nuestros prójimos en el Señor para que practicando con fe, esperanza y caridad la Santa Ley del Sinaí, y las laudables enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo al dejar este valle de lágrimas disfrutemos las delicias que nos ofrece la Jerusalén celeste. Amén.

A JESUS CRUCIFICADO

Delante de la Cruz, los ojos míos, quédenseme, Señor así mirando y sin ellos quererlo, estén llorando porque pecaron mucho y están fríos. Y estos labios que dicen mis desvíos quédenseme, Señor así cantando y sin ellos quererlo, están rezando. porque pecaron mucho y son impíos. Y así, con la mirada en Vos prendida y así, con la palabra prisionera como la carne a vuestra Cruz asida, quédenseme, Señor el alma entera y así clavada en vuestra Cruz. mi vida. Señor, así cuando queráis me muera.

R. Sánchez. M.

ANIMA CHRISTI


[ Algunos salmos ] - [ Canciones ] - [ Novenas ] - [ Oraciones ] - [ Rosarios ] - [ Testimonios ]

© 2004  Jose A. Lopez M.