Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
Biografía extendida
El cruel seductor, ídolo tras la muerte
Biografía extendida
El estallido de la crisis agraria
El caso Shajty, el triunfo de la OGPU
Serov, Ivan

Ivan Serov

El general Ivan Alexandrovich Serov, será el primer director del KGB como tal. 1954 - 1958
Según Ilya Dzhirkvelov, en su libro "Agente Secreto, mi vida con la KGB y la élite soviética". "El general Iván Serov era famoso por haber llevado la deportación de pueblos enteros (los ingush y los chechen y otros pueblos del Norte del Cáucaso, así como otras operaciones a gran escala. Era un hombre de baja estatura y aspecto vulgar, un individuo cruel y de escasa educación, con escasa comprensión de los puntos más delicados del trabajo operativo y de inteligencia, por cuyo motivo no disponía de la autoridad que hubiera debido tener sobre nosotros los operativos. Conocíamos perfectamente su carácter implacable y su aficción de atosigar al personal y castigarlo.

En 1955 en el Colegio del KGB, reunidos para hablar de las deficiencias de la organización en Armenia y Georgia. Sin molestarse en detalles de ningún tipo, Serov, empezó a destituir a los jefes del KGB de estos países y a rebajarlos de rango (rangos que ya ostentaban, por cierto)
Tras el discurso de Jruschov, el general Serov empezó a "devolver" a todos los georgianos de la KGB de Moscú a su lugar de origen. A fin de reforzar el personal georgiano y ayudarle a corregir errores en su trabajo. Junto a la ficha del agente él escribía en lápiz azul : "trasladar a Georgia"
Al ser Beria oriundo de Georgia, todos los georgianos de la plantilla del KGB se les dieron nuevos cargos o fueron despedidos. Uno de estos últimos fué el coronel Datiko Nakashidze, tío de Beria.
Fué el general Serov y no el mariscal Zhukov quien reunió a los miembros del Comité Central en Moscú, Serov envió a todas las residencias del KGB en la URSS instrucciones de que éstos debían apoyar a Jrushov.

Según Dzhirkvelov, Serov, era un nacionalista ruso, procesaba una gran devoción a Jrushov , pero el líder soviético lo despojó de su cargo de director del KGB en 1958 para mandarlo al GRU, la inteligencia militar "Un cargo de menor importancia".

Tras el arresto de Oleg Penkovski, un coronel del GRU que trabajaba para el Servicio Secreto Británico, y con cuya familia Serov mantenía amistad, Jrushov le despojó también de ese cargo. "Al sentirse caído en desgracia y saborear la que era su propia medicina , Serov se entregó a la bebida, y en el discurso de una borrachera se pegó un tiro en un callejón de Arbat, cerca de la tienda de comestibles de un amigo suyo. Tal fué el final poco glorioso del cruel general. Aparte del anuncio de su muerte, firmado por un grupo anónimo de camaradas, ni siquiera mereció una necrológica en la prensa".