Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
Biografía extendida
El cruel seductor, ídolo tras la muerte
Biografía extendida
El estallido de la crisis agraria
El caso Shajty, el triunfo de la OGPU
Yagoda, Hering

Hering Yagoda



Datos del "diccionario enciclopédico del espionaje", de Pastor Petit, Editorial Complutense.

Hering Grigorovich Yagoda. Director de la NKVD en 1934-36, siguiendo en el puesto a Viacheslav Rudolfovich Menzhinsky, que a su vez lo dirigió en 1926-34. Por su parte, Yagoda fué sucedido por Yezhov, en 1936-38.

De origen judío, Yagoda fué comisario de interior, antes de dirigir la NKVD y por último estuvo al frente de Correos y Telégrafos. Era un hombre corpulento y fuerte, asimismo brutal, inculto y grosero. No parece que Stalin confiara demasiado en él pero con arreglo a sus designios, el oportunismo y corrupción de Yagoda le hicieron idóneo para la etapa que encabezó la inteligencia soviética, y con tales fines le utilizó el dictador georgiano.

Hijo de un campesino, tenía gran olfato para dirigir el poder solapado y no mernos ansias de ascensos. Había sido descrito como un sujeto vanidoso, sin escrúpulos y adulador. Se servía del veneno para eliminar a sus adversarios, traidores o simplemente de cuantos pudieran hacerle sombra. Esta inclinación al veneno le venía de cuando en la adolescencia estudió farmacia. Lo cierto es que más tarde sería acusado de haber producido la muerte con venenos a Menshinsky, Kirov, Máximo Gorki, V. Kuibishev, Máximo Peshov, etc.
Aunque lo más cuerdo sería pensar que si exterminó a tales personajes fué pensar que no fué por aniaversión peronal sino por voluntad expresa de Stalin. Este mismo temía por otro lado ser envenenado y de ahí que tomara notables precauciones antes de comer o beber té.

Por último, Yagoda fué liquidado de un tiro en la nuca en su propia prisión, la Lubyanka -sede a la vez de la NKVD, luego KGB- en 1938.

___________________________________________________________________________
Por el autor

Un hombre grosero, brutal, inculto...¿que diferencia comparado con Félix Dzerjinski, eh?.
Sería lógico pensar que fué Stalin quien ordenó la muerte del escritor revolucionario Máximo Gorki, pero Petit reconoce que a Stalin no le gustaba mucho, además...¿ustedes se fiarían de alguien que mata su superior para hacerse con el poder? ...yo tampoco
El famoso Kirov no fué envenenado sino tiroteado. Es algo de sobra conocido y es un error grave por parte de Petit.
Que a nadie se le ocurra pensar que a Stalin le convenía la muerte de Menzhinski. Stalin le debía mucho a su maestro, sin su apoyo no hubiera podido llegar donde llegó. Fué su principal valedor desde el principio.
Algo parecido sucede con Gorki que incluso hizo halagos de las obras públicas que se hicieron con mano de obra "purgada" (siempre fué un cínico). El escritor revolucionario se autoexilió al ver que la Revolución estaba implantándose con los mismos métodos que usó siempre el zarismo, de ahí su desesperación. Cuando murió Lenin, la esposa de Gorki dijo que Lenin había vuelto a su marido "muy llorón". Cuando murió Dzerzhinsky dijo de el que había sido un hombre con un "gran sentido de la justicia". Después volvió para apoyar a Stalin. Pero según sus notas privadas tampoco parecía gustarle mucho Stalin.
¿Saben quien se mostró públicamente feliz del nombramiento de Yagoda como jefe del OGPU?
¡Trotsky!


 

*



Otra fuente me dice que Yagoda fué ejecutado con Bujarin, lo cual es una versión totalmente diferente y no es cierta.

J. Arch Getty, en su último libro, "La lógica del terror" afirma lo siguiente. -"Yagoda, jefe del NKVD, estaba bajo sospecha al menos desde el asesinato de Kirov, cuando el fracaso de su equipo a la hora de impedir el crimen había puesto entredicho su competencia. El se justificó alegando que siempre había considerado culpables a los secuaces de Zinoviev, Kamerev y Trotsky y había participado en sus juicios y represión durante el otoño de 1936. Pero desde le aaque contra Yenukidze a mediados de 1935, parecía que era siempre el partido, y no el NKVD, el que descubría los complots y las conspiraciones. Entre bastidores, la situación de Yagoda empeoró mucho más en 1936. Yezhov, con el apoyo de Stalin, se convirtió en el supervisor de las investigaciones del NKVD sobre los opositores, lo que socabó aún más la credibilidad y autoridad de Yagoda sobre la policía secreta. Los materiales procedentes de los archivos de yezhov demuestran que aspiraba a destronar a Yagoda de su puesto y nunca perdía ocasión de criticar al jefe del NKVD ante Stalin.
Además, cuando el antiguo opositor de derechas Mijail Tomsky se suicidó en agosto de 1936, dejó una carta en la que insinuaba que había sido yagoda quien lo hizo entrar en le grupo opositor de derechas en 1928. Yezhov investigó esta acusación y, aunque informó a Stalin de que carecía de credibilidad, señaló que "se han descubierto tantas deficiencias en el trabajo del NKVD que no se pueden seguir tolerando". Teniendo todos estos hechos en consideración, sorprende quizás que Yagoda durara tanto como lo hizo"

La conspiración de Yagoda




Declaraciones del Dr. Levin, médico del Kremlin? Este especialista de fama internacional -cuyas declaraciones, dictadas o no, fueron aceptadas, publicadas y proclamadas para que fuesen creídas- afirma que un hombre como él no era más que un juguete frente al chantaje del jefe de la policía, que no podía utilizar ningún recurso. El doctor, al hablar de su encuentro con Iagoda, explica:
Me dijo: "Recuerde que no puede dejar de obedecerme; no escapará. Desde el momento en que le he confiado este asunto, desde el momento en que se le ha confiado este asunto, usted debe estudiarlo y ejecutarlo. No podrá decírselo a nadie. Nadie le creerá. No es a usted a quien se creerá sino a mí. No lo dude y hágalo. Piense en cómo podrá hacerlo, a quién podrá reclutar. Dentro de algunos días le llamaré." Repitió una vez más que si no ejecutaba lo que me pedía, esto representaría nuestra ruina, la mía y la de mi familia. Creí que no tenía otra salida, que debía someterme a él. Naturalnente, cuando lo contemplo a distancia, cuando en la actualidad pienso en 1932, cuando veo hasta qué punto Yagoda me parecía -a mí, que era un hombre sin partido- un hombre todopoderoso, comprendo que me resultara muy difícil sustraerme a sus amenazas y a sus órdenes.
Su colaborador, el doctor Kazakov, nos proporciona, en sus declaraciones.
.:VYCHINSKI es el fiscal.
KAZAKOV: En octubre, Levin me dijo: "Comprenda que Mejinski es, de hecho, un cadáver; ahora bien, si lo cura, si lo hace volver a su trabajo, se pone usted en contra de Iagoda. Comprenda que Iagoda tiene interés en que Mejinski desaparezca, y si no se somete a él, Iagoda tendrá noticias de usted."
VYCHINSKI: ¿Le intimidó?
KAZAKOV: Sí. "No diga una sola palabra de este asunto a Menjinski, porque es imposible escapar de lagoda. Iagoda no retrocederá ante nada, le sacaría hasta de debajo de la tierra."
VYCHINSKI: ¿Era de este modo como le intimidaba?
KAZAKOV: Se expresó en estos términos.
VYCHINSKI: ¿Tuvo usted miedo?
KAZAKOV: Me quedé paralizado. Levin me dijo a continuación: "Sepa que Iagoda va a hablarle." A decir verdad, estaba completamente desamparado, tenía miedo y no sabía qué hacer.
VYCHINSKI: ¿Qué le contestó a Levin?
KAZAKOV: No le contesté nada.
VYCHINSKI: ¿De modo que en las tres ocasiones no dijo nada, se calló?
KAZAKOV: No sabia qué contestar a estas cínicas palabras. Quizá Levin era un agente de Iagoda, porque no tenía absolutamente ninguna razón para hablarme con semejante franqueza

Conclusiones

Conclusión:

¿Creerle o no creerleesa es la cuestión.
¿Qué persona cuerda no sólo reconoce los crímenes que se le imputa sino que además se "añade
nuevos"?

Una a la que le importa un pimiento todo, o quiere volver locos a sus enemigos haciéndoles creer que hay una gigantesca red conspiratoria.

Es importante destacar que la llegada de Yagoda a la dirección de la GPU hizo feliz a Trostky.
Hay que anotar que a Yagoda se le consideraba en intermediario entre Stalin y los asesinos de Kirov. Su juicio fué público, si realmente estuviera compinchado con Stalin no hubiera perdido nada con decirlo, porque sabe que va a ser ejecutado de todas formas.
A raíz de todo esto Stalin se pondrá furioso y encargará a Yezhov (Ejov), que elimine a todos los secuaces de Yagoda reales o imaginarios. Y comienza el "Gran Terror". especialmente dentro de la Cheka. Sabemos que Menzhinski era fiel a Stalin, de ello nadie lo duda.; ¿pero y Yagoda?Por eso considero muy importante la muerte de este "insignificante hombrecillo" al que Trostky odiaba.
Pastor Petit cree que Yagoda mataba a los que le hacían sombra, pero muchos de los datos de Petit en su "diccionario Enciclopédico del Espionaje", he descubierto que no son ciertos y saca algunas conclusiones precipitadas. Por no decir que tan sólo da las versiones oficiales.

La supuesta conversación entre Trotsky y Menzhinski en el frente Sur tiene bastantes posibilidades de ser cierta. Hay que recordar que Lenin encargó a Dzerzhinski el hacer escuchas a todo el comité Central bolchevique, pero no encajaría con otra cosa que dijo Trotsky a un general en 1918 el que –no se llevaba bien con la Cheka, incluso que temía ser detenido-.