Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
Biografía extendida
El cruel seductor, ídolo tras la muerte
Biografía extendida
El estallido de la crisis agraria
El caso Shajty, el triunfo de la OGPU
El cruel seductor

El oscuro seductor

¿Cómo ven los biógrafos de Lenin a Félix Dzerjinski?
En 1919, las divisiones en el partido se hacen muy patentes. Según una historiadora francesa, es el único que muestra una lealtad inquebrantable. Cree que Félix era un embaucador, que influía sobre Lenin y usaba su parecido con su héroe Rajmetev. Para Helene Carrere D'encausse:-" ... sus relaciones con Lenin no siempre fueron tranquilas, y si entonces le apoyó, también se rebeló contra él durante las negociaciones de paz, llegando a pedir que fuese destituído. Para los bolcheviques, Dzerjinski se convertido así en el símbolo de la pureza revolucionaria. Pero los socialistas de izquierda le odian, porque son conscientes de su crueldad y de su talento para la manipulación. De hecho, el personaje tenía dotes suficientes para seducir a lenin. Austero hasta la inhumanidad -fue él quien se ofreció voluntario para el trabajo terrorista-, recuerda en muchos aspectos al "hombre nuevo" despiadado que lenin había encontrado en el curso de sus lecturas de adolescencia.."-
La visión de Carrere D'Encausse me llamó la atención porque, aunque de una imagen de él un tanto "sobrenatural" o mística, el hombre que es capaz de hacer que los demás hagan lo que él desea, de arrastrar sus almas a oscuridad, probablemente sea acertada. Aún no entiendo cómo consiguió tras el golpe de estado de los eseristas reinstaurar la pena capital y derrogar la moratoria contra la tortura en tan poco tiempo. Sólo un mes antes Trotsky lo había mencioando y se había echado todo el partido encima. Pese al trauma de los atentados contra ellos aún considero un misterio la velocidad a que convenció a sus camaradas para que le dieran los poderes ilimitados que deseaba.
Buena prueba de ello es uno de los libros más valiosos para hacer esta web el de David Shub.


 

Personificación y seducción del miedo

La descripción de David Shub, ciudadano ruso exiliado y contemporáneo suyo en mayor o ,menor grado. En su biografía de Lenin, la cual ha realizado de forma bastante objetiva, lo describe de esta forma tan...¿extraña?

Dzerjinski, hombre pulcro, rubio algo cargado de espaldas, de barba recortada y puntiaguda y ojos casi transparentes de dilatadas pupilas. En algunos momentos, su habitual sonrisa amistosa daba paso a una glacial serenidad; en tales ocasiones, su mirada y sus labios exagües y ascéticos revelaban un fanatismo diabólico.
Una rigurosa abnegación, una honradez a toda prueba y una gélida indiferencia, por las opiniones ajenas completaban su caracterización, junto con su modestia natural, su aire modoso, ajeno a toda vanidad, y su carácter reservado, que hacían de él un espécimen humano singular y aislado. Era un gran puritano, el "santo" de la subersión. De salud frágil e inclinado a crisis ocasionales de melancolía, solían buscar el remedio en interminables jornadas de trabajo a puerta cerrada, alejado de las multitudes lo mismo que sus camaradas de partido, con la mayoría de los cuales guardaba muy pocos miramientos. Casi todos ellos llegaron a temerle; algunos, a desconfiar de él; sólo unos pocos, a llorar su desaparición cuando la muerte fué a buscarle. Éstos pocos eran los que le llamaban "caballero sin miedo y sin tacha".
Nadie le igualaba en frío ascetismo, devoción completa a Lenin , desprendimiento personal, y la falta absoluta de compasión por sus oponentes políticos.
De estudiante se afilió al partido socialdemócrata lituano; sufrió destierro a muy temprana edad, se adhirió luego a la socialdemocracia polaca y se pasó la mayor parte de su vida entre rejas o en Siberia. La revolución de 1917 abrió los cerrojos de su celda en la prisión moscovita de Taganka.
El propio Dzerjinski escogió el papel de Gran Inquisidor de la revolución bolquevique.
Otros líderes buscaron la luz del día y el palenque público;
Dzerjinski prefirió el aislamiento y la noche.


Me atrevería a decir que es una descripción es objetiva, pero la narración ...¡¡¡es poética!!!

Pero la relación que se establece entre sus compañeros y él es todavía más extraña a juzgar por las declaraciones de Naglovki:
- No me acuerdo de que Dzerjinski estuviese presente, desde el comienzo hasta la clausura, en ninguna sesión completa del Sounarkom; entraba, eso si, con frecuencia, se sentaba en silencio y también sin ruido, se levantaba y abandonaba la sala en plena reunión. Alto, desaliñado, con sus enormes botas y su camisa sucia, Dzerjinski era poco estimado en las altas esferas bolcheviques. Pero la gente se sentía ligada a él por el temor, temor que también llegaban a sentir los Comisarios del Pueblo.

¿Qué clase de persona puede hacer que sus amigos se sientan unidos por le temor que él mismo les inspira?.
Ciertamente no me parece una descripción normal de una persona normal. Desde luego es de todo menos normal.
Sucede algo similar con el viviente y feliz Robert Service, rabioso antisoviético, que después de leer su libro "Historia de Rusia del s.XX" (el cual me gusta bastante poco), sólo salva de la "hoguera" a Dzerzhinski. Increíble pero cierto.

Desde luego el magnetismo que ejercía en vida lo ejerce en muerte. O sino vean a los agentes del FSB y demás agencias de inteligencia de la Federación Rusa y Bielorrusia (que se sepa abiertamente, claro...) haciendo su habitual peregrinación al museo Dzerzhinsky de Minsk.

El asceta del terror rojo su parecido con Rajmetev
Símbolo de poder del KGB
Cita bíblica para uno d los padres del terror rojo
125th birthday annyversari of Dzerzhinsky


El asceta del terror rojo su parecido con Rajmetev