Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

LA IMPORTANCIA DEL ESTUDIO DEL ERROR HUMANO EN LA AVIACIÓN CIVIL

 

Si partimos del hecho que el ser humano no fue creado ni genética ni psicológicamente para volar, pero esa curiosidad  y creatividad que lo caracteriza lo llevó a trascender a un espacio tridimensional para el cual no fue concebido.  El ser humano se constituye en: “la parte más flexible, adaptable y valiosa del sistema aeronáutico, pero es también la parte más vulnerable  a influencias que pueden afectar negativamente su comportamiento” tal como lo señala el Manual de Instrucción sobre Factores Humanos de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), Documento 9683-AN/950 en su Capítulo 1: Conceptos Fundamentales sobre Factores Humanos.

 

En la actualidad el 80% de los accidentes e incidentes de aviación son atribuidos al factor humano: específicamente al “error humano” el cual puede ser definido  como una tarea, labor  o función realizada por debajo de los límites aceptables o calificada  como menos que bueno.  Y el 20% a la parte mecánica (la máquina); porque la tecnología se ha sofisticado tanto que ha permitido minimizar los daños que pudieran darse en la aeronave.

 

Como el caso de Valujet en mayo de 1996, el personal de mantenimiento al carecer de entrenamiento en el manejo de las mercancías peligrosas, no pusieron a los generadores químicos de oxígeno los sellos de seguridad, ni constataron que los mismos no eran reutilizables, por lo tanto, deberían ser desechados como basura tóxica.  La compañía Valujet no estaba autorizada por la Administración Federal de Aviación (FAA) a transportar mercancías peligrosas.  Pero este personal de mantenimiento no los embaló apropiadamente y los puso a bordo del avión de la Valujet, sin llenar el formulario de la notificación al capitán (NOTOC).  De manera tal que la tripulación nunca supo que llevaba a bordo mercancías peligrosas.  Como consecuencia de esta cadena errores humanos, se produce un accidente fatal en los pantanos de Florida donde fallecen 110 personas.  Lo preocupante es el aumento vertiginoso de la actuación humana como causa principal de los accidentes  e incidentes de aviación.

 

Aproximadamente hace 2000 años el orador romano, Cicerón afirmaba que “errar es humano”; pero en cuanto aviación se refiere no puede partirse de esa línea de pensamiento, porque en aviación los errores pueden ser fatales.  Igualmente indicaba que “sólo los locos perseveran en el error” cuando ocurre un accidente producto del error humano que ya tenía antecedentes en el pasado. El ser humano que interactúa en el sistema aeronáutico deberá trabajar arduamente en su preparación mental (pensamiento) de manera tal que le permita realizar su labor de forma eficiente y segura.  La excelencia debe representar un camino sin retorno, de la labor diaria.

 

El propósito del estudio de los factores humanos, es elevar a la excelencia la relación entre los individuos y las acciones que éstos realizan; enfatizando la utilidad, provecho, rendimiento y beneficio como nexo entre los sujetos y su comportamiento.  El ser humano debe ser consciente que para evitar un error se requiere ante todo comprenderlo, para  después poder controlarlo. Lo prioritario en este aspecto es el reconocimiento del comportamiento que está por debajo del mínimo admisible: el error humano.  De ahí la relevancia del estudio del factor humano el cual permite comprender el por qué y cómo se produce éste.

 

            Afortunadamente a partir de noviembre de 2002, fue incluida en el nuevo Reglamento de Aviación Civil de Panamá (RACP) la unidad modular titulada: Actuación Humana, temática que forma parte de la instrucción de pilotos en  otros países, lo cual otorgará el conocimiento requerido para que el error humano en nuestro ámbito sea minimizado.  En Panamá ésta  materia forma parte del currículo de los aspirantes a las diversas Licencias (Piloto Privado, Comercial, Piloto de Transporte de Línea Aérea)  y Habilitaciones  (por Instrumento e Instructor de Vuelo) que se otorgan a nivel nacional, ratificando la importancia del estudio de los Factores Humanos en la Aviación Civil.