Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Música industrial

La habilidad natural de las máquinas para hacer ruidos estocásticos, inarmónicos, 
de estática llevó a un género de música conocido como música industrial tal como 
Throbbing Gristle (que comenzó a trabajar en 1975), Wavestar y Cabaret Voltaire.
Algunos artistas, como Nine Inch Nails, KMFDM y Severed Heads, tomaron algunas de 
las aventuradas innovaciones de la musique concrète y las aplicaron a la música 
dance mecánica y a las guitarras de metal. Otros, como Test Department, Einstürzende
Neubauten, tomaron este nuevo sonido y crearon composiciones electrónicas infernales. 
Mientras tanto otros grupos (Robert Rich, zoviet*france:, rapoon) tomaron estos timbres 
destemplados y los fundieron en paisajes sonoros más evocativos. Y aun otros (Front 
242, Skinny Puppy) combinaron esa aspereza con sonidos más bailables y pop, formando 
la música corporal electrónica (EBM o Electronic Body Music).
Aliados con el interés creciente en la música electrónica e industrial, se encuentran 
artistas que trabajaron en el ámbito de la música dub. Notable en este área está el 
productor Adrian Sherwood, cuya discográfica On-U Sound en los años ochenta fue 
responsable de integrar la estética industrial y del ruido con la producción de cinta 
y dub, con artistas tales como el industrial-funk Tackhead, el vocalista Mark Stewart 
y otros. Esto allanó el camino para el interés en los años noventa por el dub, primero 
a través de bandas tales como Meat Beat Manifesto y luego para los productores de 
downtempo y trip hop como Kruder & Dorfmeister.



Volver al Inicio