Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
 Hierbas Suecas

Hierbas Suecas

Es una antigua receta que consiste en la maceración de diversas plantas medicinales a las que la herbolaria atribuye grandes beneficios para la salud. Fue descubierta entre los escritos del célebre médico sueco y rector de la facultad de medicina, Dr. Samst, después de su muerte a la edad de 104 años. El antiguo manuscrito contiene 46 párrafos enumerando sus virtudes curativas.

Es un excelente tónico general que ayuda a depurar y desinflamar, los diversos órganos y áreas del cuerpo, ayudando a mantener o recuperar la salud. Entre más añejo, más eficaz.


MODO DE EMPLEO:

Uso Interno:
Las Hierbas Suecas siempre deben tomarse diluidas en agua. Una cucharada en una taza de agua, de preferencia por la mañana en ayunas, unos quince minutos antes del desayuno. Para malestares crónicos se recomienda tomarlas tres veces al día, antes de cada comida.

Uso Externo:
Para aplicar compresas se utiliza un pedazo de algodón, tela o gasa. Se moja con las Hierbas Suecas y se aplica en la parte afectada, previamente untada con vaselina o crema. Encima coloque un plástico para mantener el calor y no manchar la ropa. Cubra todo con un lienzo o una venda. Se deja actuar de dos a cuatro horas o si se desea y no molesta, se puede dejar toda la noche. Después de retirar la compresa, ponga un poco de talco o crema sobre la piel.
Para personas de piel delicada no debe utilizarse el plástico, solo cubrir con un lienzo y disminuir el tiempo de aplicación.

Es importante, en caso necesario, consultar al médico, quien debe controlar el desarrollo y tratamiento de las enfermedades.


PRINCIPALES USOS Y APLICACIONES:

Dolores de cabeza y mareos: aspirarlas repetidas veces, untar con ellas la coronilla y aplicar compresas en la cabeza o la nuca.

Auxiliar en casos de nubes y cataratas aplicando compresas sobre los párpados cerrados durante una hora.

En erupciones de la piel, untar la parte afectada frecuentemente con un algodón empapado en las Hierbas Suecas.

Para dolores de muelas, aftas o afecciones de la lengua: diluir una cucharada de las Hierbas Suecas en tres cucharadas de agua, empapar una gasa o algodón y colocar en la parte afectada.

Problemas de garganta, amígdalas, catarro, gripa. Disolver una cucharada de las Hierbas en media taza de agua tibia y hacer gárgaras con ella tres veces al día.

En casos de vómito o diarrea, estreñimiento, dolores de estómago, gastritis, colitis. Tomarlas tres veces al día y aplicar compresa sobre el ombligo.

Estimula el apetito y mejora la digestión.

En cólicos biliares o renales, tomarlas tres veces al día y aplicarlas como compresa en la parte afectada.

Para algunos casos de sordera, dolor y zumbido de oídos, meter un taponcito de algodón mojado con las Hierbas Suecas.

Inflamación y dolor en los senos después del parto, se aplican compresas empapadas con este líquido.

En casos de ictericia y problemas hepáticos en general, se toman 3 veces al día y se aplica un algodón empapado con las Hierbas Suecas sobre el lado derecho del bajo vientre.

Para menstruaciones excesivas, irregulares o dolorosas. También ayuda contra el flujo blanco.

En casos de convulsiones o desmayos, hay que tomarlas lo más pronto posible y aplicar compresas en la coronilla y la nuca.

En heridas, úlceras, golpes, moretones, aplicar compresas las veces necesarias. Calma los dolores, ayuda a la cicatrización sin dejar marcas, combate y evita infecciones. Algunos de sus ingredientes, como la Mirra, son desinfectantes naturales más fuertes que el Fenol, (desinfectante utilizado en hospitales).

Ayuda a desaparecer cicatrices, aunque sean muy antiguas, aplicando compresas por el tiempo necesario.

Excelente auxiliar en casos de anemia. Purifica la sangre, estimula su producción y circulación.

En dolores artríticos y reumáticos, tomar tres veces al día y aplicar compresas en las áreas afectadas.

En insomnio, tomarlas antes de acostarse. Si hay ansiedad o arritmia aplicar una compresa sobre el corazón.

En casos de fiebre, tomarlas tres veces al día y frotar el líquido sin diluir sobre el cuerpo cada 2 horas, las veces necesarias, abrigándose bien después. También se puede aplicar una compresa con las Hierbas Suecas sobre el ombligo.

Picaduras de insectos o supuraciones de la piel, aplicar compresas.

En sinusitis, compresas aplicadas sobre nariz y senos nasales (mejillas y frente), además de tomarlas tres veces al día.

Tartamudeo y trastornos del lenguaje, aplicar compresas sobre la garganta.

Agotamiento o temblores de las manos, tomar tres veces al día.

En diabetes y afecciones pancreáticas, tomar tres veces al día.

Para verrugas, manchas, quistes de grasa, callos, aplicar compresas. También pueden darse toques con algodones empapados con las Hierbas, tres o cuatro veces al día.

En caso de trombosis o flebitis se toman tres veces al día y se aplican compresas en el área afectada siguiendo las instrucciones.

Tos, asma, bronquitis, tomarlas tres veces al día y aplicar compresas sobre el pecho.