Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 

 


 

 

 

 

Bienvenida

Consejo y Terapia

Productos

Servicios


Temas de Actualidad Psicológica
:

Búsqueda personalizada

 

 

TECNICAS DE ESTUDIO

Ricardo Carmen Manrique
y Ninel lópez Arana


A continuación presentamos algunos puntos y técnicas de estudio a tomarse en cuenta si deseas obtener el mayor rendimiento académico consiguiendo mejores resultados con nuestro esfuerzo. Posiblemente encuentres que son consideraciones sencillas y ya escuchadas anteriormente, sin embargo ha sido comprobada su eficacia por lo que te invitamos a incluirlas al formar tus hábitos de estudio.

 

1.- El lugar de estudio

Siempre que te sea posible, debes realizar tus trabajos de estudio en un lugar fijo de tu casa. Es importante que este lugar de estudio reúna estas condiciones:

A.- Que te permita concentrarte en tus estudios. Es decir, alejado de ruidos, de distracciones (TV, radio, nintendo, etc.), de llamadas, etc.

B.- Que permita trabajar con comodidad. Debes tener una mesa de estudio, una silla adecuada, tus libros y materiales de estudio a mano, buena ventilación, temperatura e iluminación.

C.- Que permita pensar que "ese lugar es tuyo". Tu lugar de estudio es personal, tuyo, porque en el te esfuerzas y preparas para ser un profesional cada día.

 

2.- El ambiente en la universidad, en mi familia
     y mi actitud interior.

El ambiente donde uno estudia tiene mucha importancia, pues muchas veces los resultados del estudio son buenos o malos según sea el ambiente. Debes tener en cuenta que a la hora de estudiar te rodean tres ambientes:

 

A - El ambiente de la universidad. Acerca de tus compañeros de estudio:

  • Los hay quienes estudian bien y ayudan a los que lo necesitan.

  • Los hay quienes no estudian, quieren vivir a costa de los demás y cada día pierden la oportunidad de saber algo más.

  • También están los que dicen que no estudian (mintiendo) y luego se lo saben todo.

Tus profesores tienen como misión enseñarte y prepararte para el ejercicio profesional. Acude a ellos para que te guíen y comprobarás que quieren ayudarte.

Tus asignaturas son todas importantes para tu formación. Una más y otras menos, pero todas son importantes. Procura ver en ellas el lado positivo, pues todas lo tienen.

Las que te resulten más difíciles son las que más fuertemente debes atacar y trabajar. No las dejes a un lado porque te resulten difíciles. Una asignatura jamás debe vencerte.

 

B - El ambiente familiar.  Tu familia, tus padres, hermanos, etc. tienen mucho que ver con tu rendimiento en tus estudios. Es importante esforzarse por que en tu casa haya un clima de paz y de comprensión; pero a veces este clima no es así.

Debes tener en cuenta algo fundamental: tu no tienes la culpa de que en tu casa no vayan las cosas como a ti te gustaría. Haz lo que esté en tus manos por llevarte bien con todos, sin embargo, recuerda que no eres responsable de la conducta de los demás, sólo de la tuya. Estudia lo mejor que puedas. Piensa que si tú triunfas en tus estudios ayudarás a que todo vaya mejor para ti, para tu familia y para la sociedad.

 

C - Mi actitud interior.  Este es el "ambiente" más importante, tu interior, lo que sientes, piensas y esperas de tus estudios. Si deseas que tu estudio te resulte agradable, más fácil y lograr mejores resultados, debes tener en cuenta esto:

Ponte a estudiar con firmeza, sin darle vueltas.

Convéncete de que estudiar es un trabajo, tan Importante como los demás, ya que el estudio te permitirá ser un buen profesional.

Piensa que el estudio, bien realizado, te va a dar la oportunidad de hacer grandes cosas: una carrera, una profesión, ayudar a los demás y la satisfacción de haber construido tu destino.

Recuerda que el Ser Humano es un todo y para lograr su mejor rendimiento debes hacer lo posible por tener una relación armoniosa con los demás y contigo mismo (a).

 

 

3.- El rendimiento en los estudios

Tus calificaciones o notas son  la retribución que recibes por tu esfuerzo de estudiar. Veamos algunos puntos:

- Si tú crees que podrías obtener mejores calificaciones de las que obtienes, estás produciendo por debajo de tus posibilidades, es como si te estuvieras robando a ti mismo, le estás negando una satisfacción a quienes te quieren de verdad y estas retrasando el desarrollo de la sociedad.

- Tienes que aspirar a lograr la máxima calificación. Esto no quiere decir que seas necesariamente el primero. Lo importante es que rindas lo más que te sea posible. Si no puedes más, no te preocupes, pues el que hace todo lo que puede ha cumplido y tiene un gran mérito.

- Procura llevar al día cada una de tus asignaturas. No dejes que se acumule el trabajo, pues después te cuesta mucho más, aprendes menos y rindes menos. Si te acostumbras a llevar al día tus asignaturas, veras cómo sube tu rendimiento.

- Cuando tengas que hacer una evaluación, un examen, un trabajo, etc, no te lances a escribir lo primero que se te ocurra: piensa primero que te han preguntado, ordena tus ideas y responde de la mejor manera. Calcula también el tiempo.

- Antes de entregar un examen o un estudio debes revisarlo, pues siempre hay algo que corregir.

-A veces rindes menos de lo que sabes porque te pones nervioso. Si cumples todo lo anterior, verás cómo desaparece gran parte de tu nerviosismo y te sientes más seguro

 

 

4.- El comportamiento

Toda empresa o institución tiene normas o reglas, algunas están impresas y forman parte de un reglamento; otras están sobre entendidas y forman parte de la tradición de la institución. Todas son muy importantes y debes tener cuidado de no romperlas pues de hacerlo puedes complicar tu situación.
Entre estas reglas, debes tener en cuenta:

Estar atento durante las explicaciones de los profesores. En primer lugar, por respeto, y en segundo lugar, porque así comprenderás mejor las cosas y después te costará menos estudiar.

Debes acostumbrarte a preguntar al profesor cuando no comprendas algo o cuando quieras que te informe o te ayude en algún trabajo. Repetimos, debes preguntar, y para ello debes elegir el momento, y el lugar más apropiado en clase o fuera de ella.

Con frecuiencia hay que tomar apuntes durante las explicaciones. Debes hacerlo escribiendo sólo las ideas fundamentales, sin atrasarte.

 

 

5.- Los horarios

Tú, como todo estudiante, debes tener tu horario. Para que las horas que dedicas a estudiar fuera de la universidad te sean más provechosas, veamos unas sugerencias:

El horario de estudios particular es algo muy personal que tu mismo debes confeccionar y tenerlo a la vista en el lugar donde estudias.

Este horario debes confeccionarlo teniendo en cuenta que debes cumplirlo. Por tanto, antes de hacerlo mira bien cuantas horas necesitas para cumplir con las exigencias de tus cursos.

Es importante considerar todas las asignaturas que llevas y colocarlas todas dentro de ese horario, de manera que no dejes alguna olvidada. También debes tener muy en cuenta que cada asignatura tiene una importancia mayor o menor. Según esa importancia, debes dedicarle mayor o menor número de horas.

No es necesario que todos los días estudies todas las asignaturas. Da buen resultado el preparar cada día las asignaturas del día siguiente.

Cuando te pongas a estudiar no estés demasiado tiempo seguido sentado estudiando. Es mucho mejor que tras una hora de estudio hagas un descanso de 15 minutos y luego sigas estudiando. Así rendirás más.

Lo más importante del horario es que lo cumplas. Debes estudiar en firme de lunes a viernes (los sábados a veces) y descansar los fines de semana.

 

 

6.- Sobre el material de estudio
 

Debes guardar el material de estudio (libros, apuntes, cuadernos, lápices, etc.) ordenados en su sitio, para poder  ubicarlos rápidamente cuando los necesites.

Cuando te sientes a estudiar debes hacerlo con todo preparado y al alcance de tu mano, para no tener que levantarte a cada momento, perdiendo el tiempo.

 

 

7.- Una lectura provechosa


Uno de los principales medios que dispones para estudiar y aprender es la lectura. Es importante que leas bien, porque de ello depende muchas veces tu éxito o fracaso en los estudios.

No leas palabra a palabra, sino por frases. Aunque al principio te cueste, pronto te acostumbrarás y todo irá mejor.

Cuando leas, debes saber distinguir los párrafos importantes, pues no todo lo que lees tiene la misma importancia. En esos puntos importantes es donde debes poner mayor atención.

Si estás leyendo y llegas a un párrafo que no comprendes, no sigas: vuelve atrás a releer hasta que lo comprendas.

Debes tratar de aumentar tu velocidad leyendo, comprendiendo lo que lees.

A veces habrás sentido cansancio cuando llevabas mucho tiempo estudiando. En estos casos, procura variar tu forma de leer: hazlo durante un rato en voz alta, levantándote, etc. De esta forma, tu estudio resultará menos aburrido.

 

 

8.- Como hacer resúmenes
     y fichas

 

1. El resumir una lección o una pregunta es una gran ayuda, pues te vas acostumbrando a decir lo que deseas con las palabras justas, sin "enrollarte". Además, los esquemas, resúmenes y fichas te ayudarán a repasar tus lecciones más fácilmente, de esta forma las aprenderás mejor de memoria, comprendiéndolas.

2. Para hacer un esquema de una lección o pregunta, debes leer previamente y subrayar los puntos importantes.

3. Una vez leído y subrayado, harás por escrito tu esquema siguiendo los puntos subrayados.

4. Una vez confeccionado tu esquema escrito y sabiendo que lo comprendes, confeccionaras el resumen. Consiste en que amplíes un poco más el esquema de forma que quede la lección aprendida.

5. Si estás seguro de que eres capaz de repetir oralmente y por escrito este esquema y resumen, la lección está ya bien aprendida.

6. Pasa este resumen a una ficha o a un cuaderno Y te será de gran ayuda en las evaluaciones y exámenes.

 

 

9.- Como usar los libros

 

1. Tus libros y apuntes son tus instrumentos de trabajo. Debes manejarlos de forma que les saques el mejor provecho.

2. Los diccionarios debes tenerlos a mano siempre que leas y encuentres una palabra sobre la que tengas dudas. Cada palabra nueva que aprendes es un medio más que tienes que defenderte en tus estudios y en la vida.

3. Acostúmbrate a leer y revisar de vez en cuando los índices de tus libros. Así te darás una idea general de toda la asignatura y sabrás qué significa la lección que estás estudiando.

4. Aparte de los libros, necesitas otros materiales para estudiar: apuntes, dibujos, libros de consulta, etc. Cuando no dispongas de estos materiales debes acudir a donde se encuentren: biblioteca, amigos y profesores.

5. Debes aprender a buscar en las bibliotecas: saber buscar autores, materias, etc.

 

 

10.- Usar bien la memoria

 

Quizás tú pienses que no tienes una buena memoria porque no recuerdas bien lo que has estudiado. Recordarás todo mucho mejor si sigues las  siguientes normas:

Debes tener confianza en tu propia memoria.

No intentes aprender de memoria lo que no comprendes, pues sólo recuerda uno bien lo que aprendió comprendiéndolo. Es preferible que preguntes y lo entiendas.

Existe un buen método para aprender bien de memoria una lección o una cuestión. Este método tiene seis pasos:

1. Una lectura rápida de la lección o pregunta que quieres aprender, para darte una idea general de conjunto.

2. Una lectura reposada de lo anterior, deteniéndote ya en aquellos párrafos que tú sabes son importantes.

3. Subrayado de esos párrafos importantes.

4. Hacer un esquema, con ayuda del subrayado.

5. Hacer un resumen, completando el esquema anterior.

6. Aprender de memoria ese resumen.

 

No te preocupes si al principio te resulta algo pesado este método, pues pronto comprobarás que da buen resultado, ya que aprenderás más y recordarás mejor.

 

 

11.- El estudio en equipo y
       el estudio individual


Tan importante como estudiar es hacerlo correctamente y asi alcanzar nuestras metas (conseguir una beca, obtener el título). 

El estudio en grupo tiene muchas ventajas sobre el estudio individual:

Facilita revisar una mayor cantidad de bibliografía en menos tiempo y con menor costo por persona.

Permite obtener fotocopias de los resúmenes de nuestros compañeros de grupo.

Nos ayuda a conocer el punto de vista de otras personas respecto al mismo tema y así apreciar otras perspectivas.

Permite contrastar nuestras conclusiones con las de los demás y hacer correcciones de ser necesario (antes del examen).

Nos proporciona una mejor perspectiva de lo que sabemos y de aquellas áreas que necesitan refuerzo.

Nos prepara para sostener nuestro punto de vista y para debatir en público.

Nos posibilita desarrollar nuestras habilidades sociales, muy útiles en nuestra época de estudiante, imprescindibles para el ejercicio profesional.

Nos brinda un nuevo grupo de relaciones que no sólo nos apoyarán académicamente, sino que eventualmente se convertirán en amigos y colegas con quien contar.

Nos da la oportunidad de conocer mejor las habilidades de nuestros compañeros y ubicar posibles asociados para el ejercicio profesional.

El trabajar en grupo requiere algo de organización para aprovechar el tiempo y obtener mejores resultados por nuestro esfuerzo, así tenemos que:

Es recomendable escoger un moderador que coordine el repartir los temas, hacer el rol de expositores, confirmar los lugares de reunión, registrar la bibliografía, etc.

Agruparse con estudiantes que tengan claro que el primer objetivo del grupo es estudiar y mejorar el promedio de notas.

Establecer un horario de reuniones (3 veces por semana o más) de manera que no interfiera con las clases y otras responsabilidades.

Hacer una agenda general que contenga direcciones, e-mail, teléfonos, fechas de exámenes, cumpleaños, eventos, lugares, etc. que serán uso frecuente por el Grupo de Estudio. Esto facilita el mantenerse en contacto, conocerse mejor y obtener permisos cuando sea necesario.

Organizar el tiempo de cada reunión de manera que haya un plazo para:

Reunirse, preparar el material de estudio, asignar los temas, conversar un poco y disponerse para el estudio (de 15 a 20 minutos).

Estudiar y desarrollar el tema asignado de manera individual, pero cerca del grupo por si es necesaria alguna consulta (de 45 a 90 minutos).

Exposición del tema preparado ante el grupo (20 a 30 minutos), absolución de preguntas, aclaraciones, intervenciones, etc. (20 minutos). Dos expositores por cada reunión.

Tipear un resumen de la presentación realizada con las correcciones y aclaraciones correspondientes y luego repartir fotocopias al grupo.

Las exposiciones deben ser a completa satisfacción de las necesidades de estudio del grupo, si una presentación es insuficiente, deberá complementarse hasta cumplir los objetivos.

Si tienes alguna duda o problema, la puedes plantear en el equipo y entre todos la resuelven.

 

Para facilitar todo trabajo académico es conveniente tener en cuenta algunas consideraciones básicas que nos ayudarán a ahorrar tiempo y esfuerzo:

Tener todo el material de estudio guardado y ordenado en un solo lugar.

Asegurarse que el lugar de estudio esté convenientemente iluminado.

Si usamos anteojos la medida de los lentes debe ser reciente (menor de 2 años).

Evitar el uso sin supervisión médica de ansiolíticos (calmantes), barbitúricos (control de peso) u otros medicamentos pues está comprobado que afectan la memoria y pueden producir adicción.

Tan importante como el auténtico esfuerzo por mejorar el rendimiento académico es el esparcimiento, por ello es importante que el grupo una vez que halla concluido sus reuniones de estudio semanales también tenga una salida para divertirse, pasarla bien en grupo ya sea paseando, reuniéndose en la casa de algún amigo, yendo a bailar a alguna disco, al cine o de paseo al campo. Lo importante es pasarla bien, sanamente, sin mayor compromiso o gasto y de paso hacer algo de ejercicio.

 

Pero no basta con el estudio en equipo:

Es igualmente importante el estudio individual que tú realizas en cada una de las asignaturas.

Cuida de la limpieza en tus trabajos, de la presentación, etc.

No te conformes en estudiar para salir del paso, sino que debes procura hacerlo bien, que tus trabajos y deberes sean siempre de primera calidad.

 

Copyright © 2010 ACTUALIDAD PSICOLOGICA. Sólo se puede reproducir el material publicado citando al autor y la fuente.

 

 

  Bienvenida    Consejo y Terapia    Productos    Servicios    Temas  

Búsqueda personalizada