Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Combis, Microbuses y las Tarifas Oficiales

 

 

Un artículo del Dr Xavier Gamboa Villafranca

 

Referencia Bibliográfica: Gamboa Villafranca, Xavier: “Combis, Microbuses y las Tarifas Oficiales”, Excelsior, Sección Metropolitana.  7 de junio de 1989.  México, DF. 

 

ENTRAR AL CONTENIDO

 

 

Ir a :

Listado de publicaciones

Página del Dr Xavier Gamboa Villafranca   

Home page de CEPROS A. C

Enviar correo a:

Administrador de contenido

Administrador de diseño

 

 

El 3 de mayo de 1989. El sindicato único de Trabajadores de Autobuses Urbanos Ruta 1000 (SUTAUR 100) inicia una huelga -de relativamente corta duración- en busca de aumentos saláriales para sus miembros. Automáticamente fueron puestos, fuera de circulación alrededor de 7,000 grandes camiones que satisfacen buena parte de la demanda de transporte de las capas y populares de la zona metropolitana de la ciudad de México.

 

Aprovechando la ausencia de sus tradicionales competidores, y contando por lo menos con una actitud contemplativa de las autoridades locales, los permisionarios y concesionarios del servicio privado de transporte público en el Distrito Federal generalizan la aplicación de medidas que les permiten duplicar y hasta triplicar las ganancias que obtenían antes de la huelga en Ruta 100. Especialmente los grandes flotilleros (dueños realmente, aunque no siempre formalmente, de números importantes de las  "combis" y "microbuses'" autorizados) resulta los gananciosos pescadores de río revuelto en que se convierte la transportación masiva, de la más poblada urbe del mundo, a partir del movimiento sindical-huelguístico del SUTAUR-100

 

El Proyecto Interdisciplinario para el Estudio del Cambio Estructural (PIECE) ha llegado a las anteriores conclusiones generales, luego de que el CEPROS,  A. C., y la FCPyS de la UNAM emprendieron conjuntamente, entre el 3 y el 20 de mayo, la investigación "Tjpología de mecanismos distorsionadores de tarifas, oficiales del transporte de pasajeros en Combis y microbuses del Distrito Federal".

 

Los estudios advierten, en el informe técnico de la investigación científico-social, ,que "el carácter exploratorio del estudio, en su actual fase, no permite arrojar datos cuantitativos sobre el grado en que los mecanismos distorsionantes están efectivamente siendo puestos en práctica, sino única y exclusivamente generar el conocimiento necesario para identificarlos, categorizarlos y darlos a conocer". Será -aseguran- hasta la segunda fase del proyecto, cuando se sabrá en qué rutas (troncales y ramales), qué flotilleros aplican, en qué medida, cada uno de los tipos identificados de medidas alcistas en los precios del pasaje individual.

 

De acuerdo con los datos del PIECE, los mecanismos que los grandes flotilleros han puesto en marcha, para violar y aumentar de ipso las tarifas, son:

 

1)Acortar de hecho las rutas aprobadas, para tener "bases" prácticamente "cada vez que se termina el en “primer tramo o fracción de cinco kilómetros". Ello les permite cobrar $350 M. N. iniciales, no una sino dos o más veces, en una sola ruta, tratándose de una misma unidad "combi"  “ microbús".

 

2) Subir pasajeros en número que rebasa en 25 y hasta 30 por ciento el cupo autorizado. No sólo aumentan irracional y peligrosamente el numero de asientos, sino que se atreven a propiciar y estimular el que los pasajeros viajen de pie (especialmente microbuses)

 

3) No colocar tarifa alguna en la unidad. El objetivo, en estos casos, estriba en no tener molestia alguna en  la aplicación totalmente discrecional de tarifas reales. La aplicación de este mecanismo específico  refleja que se trata de flotilleros plenamente concientes de su poder real, de la complacencia de las autoridades y de la situación indefensa de los pasajeros.

 

4) Colocar una tarifa desactualizada, a la vista del público, en la unidad combi o microbús.  La que establece $45 M. N., para el primer tramo o fracción de 5 Km., es la más socorrida. Aquí se busca una aplicación discrecional de tarifas , bajo el argumento de que las autoridades 2no lo han puesto” la vigente.

 

5)Colocar una tarifa, vigente en la unidad, pero en un lugar cuidadosamente para que el público prácticamente no la pueda consultar. La finalidad consiste en que solo una minoría de conspicuos paguen el importe oficial; la gran mayoría sufragarán lo que se les indique el operario y-o el pagador que lo acompaña en proporciones crecientes de microbuses.

 

6)Colocar una tarifa oficialmente vigente en la unidad, a plena vista del público, pero que no es a lo que corresponda a la ruta que cubre. En estas ocasiones crearle una confusión tal al usuario, que le impida –por la vergüenza de saber entre que punto y que punto, de la tarifa a la vista, subió y bajará- hacer cualquier reclamación ante un requerimiento indebido de pago.

 

7)Colocar una tarifa actualizada, vigente que corresponda a la ruta que se cubre, pero que solo es legible en cuanto al sello del DDF, a la fecha, al troncal. Los teléfonos para plantear quejas por violaciones a las tarifas, desde luego la tarifa misma, es tan “borrosos” rotos o quemados. Tratándose de unidades , ante eventual reclamación, el operador le asegura el “quisquilloso” usuario que la tarifa corresponde  a la autoridad. Lo conmina, en el colmo del cinismo, a consultarla  por sí mismo, si duda cabe.

 

8)Cobrar formalmente conforme a la tarifa vigente, que se lleva realmente en la unidad y a la vista del público, pero sistemáticamente pedir el importe  exacto del pasaje. El presuroso pasajero por verdadera excepción traerá consigo las monedas de 5, 10 0 50 pesos que le son requeridas, por lo que acabará por aceptar que se le cobre conforme al múltiplo de 100 0 500 más cercano, por arriba siempre de la tarifa oficial.

 

La tipología de mecanismos distorsionadores de tarifas oficiales de combis y microbuses, que el PIECE ha construido, es preocupante. Refleja que hay un implícito supuesto básico: las capas medias populares, asalariados, amas de casa, estudiantes y desempleados que utilizan –cotidianamente o eventualmente- este medio de transporte, son esencialmente ignorantes y manipulables, incapaces de hacer valer compromisos asumidos por las autoridades del Departamento del Distrito Federal.

 

 

Ir a :

Al principio de este documento

Listado de publicaciones

Página del Dr Xavier Gamboa Villafranca  

Home page de CEPROS A. C

Enviar correo a:

Administrador de contenido

Administrador de diseño

__________________________________________________________