Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Entrevista a Héroes del Silencio de la ERES

Héroes del silencio:

"El espíritu del rock and roll"

Por: Raúl David Vazquez.


Es el grupo de rock mas popular de España. Tras haber conquistado su país natal y otras naciones europeas como Alemania, Bélgica, Italia y Suiza, su siguiente paso es Latinoamérica, donde esta realizando una extensa gira que inició en México. Platicamos en exclusiva con los integrantes acerca de su último disco, "El espíritu del vino".

Héroes del Silencio se formó en Zaragoza, en el año de 1985. Tras grabar un par de "demos", y gracias a que Gustavo Montesano de Olé Olé, lo presentó a la compañía de discos que manejaba a su grupo, los "héroes" consiguieron un contrato para grabar su primer disco, llamado "Héroes de Leyenda", el cual apareció en 1987 y tuvo cierto éxito, que sumado a sus excelentes presentaciones en vivo, les ayudó a darse a conocer en todo su país.

En 1989, sale su primer LP, "El mar no cesa", y en unas cuantas semanas, se convierte en Disco de Platino, confirmándolos como uno de los grupos nuevos más importantes de España. Sin embargo, llegan a la cumbre del éxito con su siguiente LP, "Senderos de traición", producido por Phil Manzanera, ya que tan sólo en España, se venden 400,000 copias, el equivalente a cuatro discos de platino. Realizan giras en países como Alemania, Suiza, Italia y Holanda, con excelentes resultados que se reflejan en las ventas. Simplemente en Alemania, del disco "Senderos…", venden 300,000 copias, mientras que en Italia, 100,000.
En el 92, realizan su primera visita a nuestro continente y ofrecen conciertos en México, donde logran despertar la curiosidad de la gente.

En 1993, regresan al estudio, de nuevo con Manzanera, para grabar "El espíritu del vino", que indudablemente es el mejor que han hecho hasta la fecha.

Musicalmente, los "héroes" son un grupo de gran fuerza, con un sonido que recae en sus pesadas guitarras. Su estilo nos recuerda el rock duro de los 70, al cual se suma una buena dosis de psicodelia. Sus letras, escritas en su totalidad por Enrique Bunbury, vocalista de la banda, son metáforas profundas, casi mágicas, llenas de poesía.
En este 1994, regresan a nuestro país, donde están efectuando una gira a todo lo largo y ancho de la República, la que durará dos meses, y una de las mayores sorpresas es precisamente un mexicano, llamado Alan. Pero mejor dejémos que sean ellos quienes hablen acerca de todo lo que pasa con el grupo Héroes del Silencio.


¿Cuál fue la idea detrás de este nuevo disco?


Enrique: bueno, después de la gira de Senderos de traición que hicimos hace dos años, había una necesidad de componer; entonces, lo único que pretendíamos con este nuevo álbum, era plasmar cómo se sentía el grupo en esos momentos. No había un concepto global.

¿Cómo se sentían en el momento de grabar?


Enrique: Pues lo que había no era rabia, pero queríamos hacer un disco muchísimo más guitarrero, mas duro, un disco que nos reflejara un poco mas, porque aunque en los primeros discos había mucha fuerza melódica, yo creo que nos faltaba un poco esa fuerza que a veces aparecía en los conciertos , que creo que en este disco, si quedó plasmada.

¿Qué hay en cuanto a la influencia de la cultura oriental?


Enrique: No es que sean influencias de Oriente, es un poco lo que te he dicho acerca de los dos años pasados. Cada uno hemos tenido nuestras propias vivencias, tanto personales como conjuntas. Y lo de Oriente aparece en algunas letras, porque tanto a Joaquín(Cardiel, bajista) como a mí nos marcó un viaje que hicimos por allá. Es una de las varias temáticas que se manejan en el álbum, no es algo conceptual, no puedes decir "es el disco oriental de Héroes del Silencio", por que no lo es.

¿En Phil Manzanera encontraron a su productor ideal?


Joaquín: Siento que el trabajo con él ha sido muy benéfico para el grupo, creo que hemos trabajado bien y a gusto. Pero queremos buscar un poco más y no quedarnos con Phil, aunque es una persona muy valiosa. Queremos buscar nuevas alternativas. Tampoco es un no definitivo hacia el. Sobre la marcha, ya veremos.

¿Es el mejor disco que han hecho?


Enrique: Yo no tengo ninguna duda sobre eso. Hay canciones en los otros con las que estoy completamente satisfecho, pero como álbum, veo que este es el más completo.

Han tenido éxito en países europeos donde el rock en español parecía imposible de entrar al gusto popular ¿Esto se dio solo o se planeó desde un principio?


Joaquín: De la nada, no se dio. Desde el 89, empezamos a tener actuaciones en Suiza y Bélgica, sin patrocinios de la compañía de discos. La cosa ha ido evolucionando, hemos insistido, hemos seguido tocando y hemos logrado vender discos.
Enrique: Desde luego, antes debe existir un sueño o una ilusión y tiene que haber un trabajo. No surgió simplemente por que alguien se llevó un disco para allá y se dio un "Boom"; o se presentaron muchos conciertos así nada mas. No empezamos de la nada. Nosotros sabíamos que podíamos tener éxito, o sea, no ha sido una sorpresa para nosotros, si no, no hubiéramos ido. Ten la seguridad que no vamos a hacer una gira por sudáfrica, por que en estos momentos, no confiamos que vaya a pasar algo por allá con nosotros.

¿Por qué confiaron más en esos países donde no hablan su idioma que en Latinoamérica?


Pedro Andreu (baterista): No fue algo premeditado. Tras acabar una gira por España, se nos planteó ir a Suiza y nos fuimos. Si nos hubiéramos planteado ir a Sudamérica, lo hubiéramos hecho.
Enrique:
Lo que queríamos hacer, era un poco ilógico, pero nadie nos dijo "no recorreréis Europa, pero tranquilos, que os llevamos a México".

Juan:
Yo creo que fue por que estan cerca de España, era mucho más fácil agarrar una camioneta y de ahí irnos a cualquier lado. Un alemán se ilusionó con nosotros y nos apoyó, entonces fue cuando la disquera nos empezó a ayudar. Después del éxito en Alemania, que más les daba traernos aquí para ver que pasaba.

En algunos países, ustedes son la representación del rock en español. ¿Están conscientes de esto?


Pedro: Creo que nosotros no nos lo hemos planteado nunca así.

Pero si es lo único que han escuchado de rock en español…


Pedro: Aunque sea cierto, nunca lo planteamos así.
Enrique:
Yo ni siquiera creo que ellos nos vean así. En Alemania, hemos salido en la misma recopilación con Nirvana, Pearl Jam y otros grupos por el estilo. Lo que quiero decir, es que nos ven como una banda de rock más, la única diferencia es que cantamos en español. Pero no piensan que somos abanderados de un movimiento de rock que existe en España, porque simplemente no existe, así que no hay nada que abanderar.

¿A que te refieres con esto?


Juan: ¡Hombre!, hay muchos grupos de rock, pero uno está haciendo rock con raíces latinas, otro está haciendo punk, otro está haciendo música de chistes; y realmente no se puede decir que haya muchos grupos haciendo este rollo que traemos nosotros. Somos un caso muy aparte de todo eso.

¿Cómo fue que entró al grupo Alan?

Alan: Te lo contesto yo. Cuando estuvieron aquí en octubre del 92, nos hicimos muy amigos y tenían la necesidad de otro guitarrista, así que me fui a Londres con ellos y aquí estoy, dando entrevistas.

Enrique:
A nosotros nos gusta hacer las cosas con intuición y con naturalidad. Lo artificial hubiera sido hacer el típico "casting" y empezar a probar guitarristas. Creo que a Alan ni siquiera lo probamos; sencillamente, fue una conexión personal, y eso es lo más importante, porque a la hora de realizar una gira, puedes agarrar un guitarrista que sea muy bueno, pero es un pesado en el mismo camión, por muy bien que toque, tienes ganas de darle una buena bofetada…
Pedro:
Sin violencia…
Enrique:
Sí, una bofetada, pero sin violencia. Lo importante es que también haya una persona, no sólo un músico.

Además de un guitarrista, ¿les ha dejado algo México que se refleje en su música, como se los dejó el Oriente?


Enrique: Yo he estado varias veces por acá de vacaciones, en Oaxaca, que me encantó, y en el norte, por Baja California. Es un país en el que hay tantos paisajes y tantas culturas que se difícil de conocerlo entero. El mercado de Sonora no me lo pierdo. Me gustaría meterme al desierto de Sonora, no sé si tendremos tiempo. Seguro que sí hay cosas de México que se reflejan en la música, hay una canción de este disco en la que fue muy importante lo que vivimos por aquí, "El camino del exceso", es un poco el D.F., aunque no engloba a todo el país. En aquel momento, fue el verdadero camino del exceso. En este aspecto, es peligroso este país.
Escrita por Bendecida
Revista: ERES, 16 de Mayo de 1994
Año VI, Num 142