Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!


Nueva ópera de Roberto Milano
Por Mario Alegre Barrios

 
Hace unos días El Espejo de la Reina dejo de ser exclusivamente de Roberto Milano - su autor - y se convirtió un poco también en parte de varios amigos de Taller Lírico de Puerto Rico, institución que comisionó esta obra y que la estrenará en marzo del próximo año.  Considerada como la primera ópera para niños escrita en Puerto Rico, El Espejo de la Reina es un texto en prosa de Margaret E. Slattery con música de Milano con la que Taller Lírico pretende estimular no sólo la creatividad de los compositores en Puerto Rico, sino también nutrir un repertorio que sirva como recurso no sólo para cantantes profesionales, sino también para artistas que comienzan su carrera, mientras se enriquece el repertorio destinado a los niños. 

Según explicó el maestro Milano durante la presentación - realizada en el Museo de Arte de Puerto Rico y que tuvo entre sus asistentes a Henry Hutchinson y Justino Díaz -, el acercamiento que le hizo Taller Lírico fue con la idea de que compusiera una obra para niños, desafío que le pareció seductor.  "Tenía un libro de obras teatrales para niños con esta historia de Margaret Slattery y me pareció que era ideal para que fuese el argumento de esta obra", explica.  "Se hizo una traducción al español y la musicalicé así mismo, en prosa.  La compuse en tres semanas... la música fluyó bastante bien, aunque la orquestación me tomó un poco más de trabajo." 

Milano explica que ésta es su séptima ópera y que las dos previas espera estrenarlas en un futuro no muy lejano.  "El Espejo de la Reina dura alrededor de 45 minutos y está dividida en dos actos, aunque puede ser interpretada sin intermedio", apunta.  "Creo que esa duración es la ideal cuando pensamos en un público infantil.  Esta pensada para niños, pero eso no significa que sea disfrutable por los adultos.  Es más, en esencia, cuando compongo, no pienso si es para niños o adultos, pues mi intención primordial es establecer un vínculo entre las sensibilidades." 

Milano considera que no se puede subestimar a los niños y menos en esta época.  "Hay disonancias en esta partitura, pero los niños están acostumbradas a ellas pues son muy comunes en la música de los dibujos animados que ven en televisión", explica.  "Yo las uso cuando el ritmo de la acción así lo demanda.  Me siento muy satisfecho con esta pieza y espero que así mismo la reciba el público en su estreno." 

Milano - quien es miembro de la facultad del Conservatorio de Música de Puerto Rico, organista de la Iglesia Presbiteriana de Hato Rey y presbítero en la Iglesia Episcopal Puertorriqueña - asegura que hay muchos libros para niños que también son disfrutados por los adultos y que el caso de El espejo de la reina no es la excepción.  "Mi misión fundamental como compositor es que mi música toque el corazón de quien la escuche, independientemente de su edad", reflexiona.  "De corazón a corazón... y nada más.  Eso es lo que sustenta la realización de cada una de mis obras." 

Por su parte, el señor Carlos T. Novas - presidente de la Junta de Directores de Taller Lírico - expresó su satisfacción por esta primicia musical que establece un precedente en nuestro pentagrama.  "Esta ópera será un gran instrumento para la difusión del arte lírico en Puerto Rico", señaló.  "Esperamos que en el futuro podamos comisionar otras obras en géneros como la zarzuela y la opereta, por ejemplo.  Tenemos la intención de que esta obra sea interpretada en su estreno por la Orquesta de la Escuela Libre de Música y por un elenco para el que ya convocaremos a audiciones, pero que deseamos que esté integrado tanto por cantantes profesionales como por jóvenes que comienzan sus respectivas carreras."


Artículo tomado de:  El Nuevo Dia, miércoles, 30 de agosto de 2000, p. 122.

Menú Principal

Dr. Cirilo Toro Vargas
Publicado en el Internet:  11 de marzo de 2001.