Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!


José Celso Barbosa y Alcalá
por Virgen de los Angeles Cedeño Torres

 
El día 27 de julio de 1857 en la ciudad de Bayamón, Puerto Rico nació en un humilde hogar José Celso Barbosa, hijo de un humilde y reconocido albañil y su sencilla esposa, trayendo a esta familia felicidad  Este acontecimiento, más tarde, dejó de ser uno sencillamente familiar para convertirse en uno de alegría de todo Puerto Rico.

La vida se le presentó cuesta arriba a pesar de las dificultades económicas y de las pocas oportunidades de la época.  Su amor por el estudio, la inteligencia privilegiada y la perseverancia, pudieron más que los obstáculos.  Había un empeño y no cedía.  Se graduó en 1895 de Bachiller en Artes.  Para un joven pobre y humilde el forjarse una carrera era casi imposible.  Con el propósito de estudiar leyes, carrera que prefería, se dedicó a dar clases particulares en su localidad, obteniendo éxito en esta labor educativa.  Pudo ayudar a su familia y  ahorró algún dinero.   Barbosa en su empeño, mientras más sufrimientos más luchaba por conquistar nuevos triunfos y avanzar en sus estudios.  Así por su tenacidad se dirige en un barco de carga hacia los Estados Unidos para estudiar ingeniería, carrera que ya había decidido estudiar en lugar de leyes.  Mientras estudiaba en New York durante el invierno enfermo de pulmonía, enfermedad que vuelve a cambiar el giro de sus estudios ya que el doctor que lo atendió logro persuadirlo para que estudiara medicina.  En 1880 se convirtió en doctor en medicina en la Universidad de Michigan. 

Según relata el escritor Antonio S. Pedreíra en uno de sus escritos:  Barbosa recién  llegado y graduado de la universidad, fue visitado por un matrimonio que le solicitaron sus servicios, preocupados por la salud de su hija y desesperados porque los médicos no habían podido decirle la enfermedad que esta padecía.  Barbosa accedió a visitarles esa misma tarde y fue así como se reencontró con Belén una joven que él recordaba de su infancia.  A los tres años esta se convierte en su esposa con la que formo una familia numerosa. 

Debido a su fama como médico muchas veces fue envidiado, pero nunca se dio por vencido.  Medico, orador y estadista.  A la edad de veintitrés años se inicia en la vida pública de su país Puerto Rico, siendo el primer senador, luchó por el mismo ideal político hasta su muerte el 21 de septiembre de 1921.  Durante sus cuarenta años que estuvo al servicio del país se mantuvo firme en sus ideal y con una energía inquebrantable, sin vacilación.  Ni los triunfos lo envanecieron ni las derrotas lo abatieron. En época de protesta el protesto en español y en ingles. 

“Fue Barbosa durante la época de España un republicano convencido.  Ingreso en el partido Liberal Reformista al regresar a su país, en el 1880, por ser la a agrupación de ideas más avanzadas en la isla en aquella época.  Nunca fue separatista.  Defendió siempre la igualdad dentro de la nacionalidad norteamericana y la republica Federada fue su ideario político.” 

El 18 de abril de 1888 había aceptado dirigir la junta directiva del Ateneo con un plan de organizar la enseñanza privada a nivel superior en Puerto Rico.  El 10 de octubre de 1888 se inauguró, el primer curso académico de la Institución de Enseñanza Superior bajo los auspicios del Ateneo Puertorriqueño.  Constaba de cuatro facultades:  filosofía y letras, derecho, medicina y ciencias. El propósito era preparar a los estudiantes para que obtuvieran títulos universitarios.  Estos estudiantes eran examinados por un grupo de catedráticos de la Habana, Cuba y se le otorgaba los títulos correspondientes. 

La ideología de Barbosa no surge de súbito en 1880 o 1898.  Las influencias heredadas y transmitidas dentro de su hogar humilde, laborioso y cristiano fueron la prolongación de sus padres.  Fueron ellos los que contribuyeron a forjar el carácter recio e inflexible que necesitaba para poder triunfar en una época de tan estrecho marco político, económico y social.  Fue ejemplar como hijo, padre y esposo. Luchó por los derechos del pueblo, fue pionero del cooperativismo puertorriqueño, fundador de la primera cooperativa de crédito establecida en este hemisferio.

“Barbosa propone una verdadera socialización mediante una cooperativa de servicios múltiples, como se llama hoy en día... no recomienda sociedades cooperativas... de acuerdo a como entiende a ser el cooperativismo en los países capitalistas, sino un sistema socialista democrático y de raíz popular.”  Siendo este su mejor legado al pueblo de Puerto Rico.  La labor legislativa se extiende por veintiún años en el senado.  “Barbosa fue de espíritu libre.  Libre de prejuicios, no sucumbió nunca al encono, ni aun en materia racial.  Sabia que Puerto Rico era un  país muy mezclado, aunque mucha gente eluda muy atemorizada, la cuestión.  Jamás predicó odios ni divisiones raciales creando un problema que no puede existir entre los puertorriqueños por motivo de su origen y de su historia.”

Oigamos sus palabras:   “Nunca hemos navegado bajo colores falsos.  Nunca hemos tratado de confundirnos con nadie...  Ni siquiera hemos sentido prisa por evolucionar para que nuestros nietos hubieran de gozar de privilegios de raza, olvidando su punto de partida.  Seria necesario remontarse al pasado para encontrar el color de la mezcla". 

Barbosa escribió un articulo en el periódico El Tiempo el 28 de julio de 1920 titulado: Negrofobia, con las palabras:  ¡Negro!,  ¡Negro!,  ¡Negro!  ¡Y bien!  Estamos orgullosos de serlo... y redondea su pensamiento de la siguiente manera:  “Nos sentimos bien con el calificativo, pues, modestia a un lado, hemos conseguido y demostrado, de modo objetivo,  que el hombre de color, en Puerto Rico, no es, bajo concepto alguno inferior al hombre blanco en Puerto Rico, y ha contribuido y contribuye con dar prestigio a la raza a que pertenece y al pueblo de nuestro cuna.” 

Barbosa luchó bajo España y bajo los Estados Unidos por la igualdad política dentro de la nacionalidad.  Debido a sus logros profesionales y políticos la Universidad de Michigan en el 1903 le otorga un grado de Maestro de artes “Honoris causa” siendo el primer puertorriqueño en obtener este titulo por una universidad norteamericana. Luego en el 1917,la universidad de Puerto Rico le otorgó el grado de Doctor en Derecho “Honoris causa”.   En su lecho de enfermo fue visitado por unos amigos y él les motiva a seguir trabajando para definir el status de Puerto Rico.  Barbosa pudo vencer la envidia y los prejuicios raciales que existían en esa época. 

Referencias

Camponero, A.  (1998).   Enciclopedia puertorriqueña : siglo XXI.  Santurce, P.R.:  Caribe Grolier.

Departamento de Instrucción Pública.   (1975).  Días Conmemorativos en el calendario escolar.  Hato Rey, P.R.: Departamento de Instrucción Pública.

Rosa Nieves, C. & Melón, E.M.  (1981).  Biografías puertorriqueñas:  Perfil histórico de un pueblo.  San Juan, P.R.:  Caribe Grolier.

Sarramía Roncero, T.  (1998). Nuestra gente:  Apuntes y datos biográficos de personajes representativos de Puerto Rico.  Hato Rey, Puerto Rico:  Publicaciones puertorriqueñas. 

Vergara, A. (ed.).  (1992). Puerto Rico: símbolos oficiales, geografia, institución,  municipios, historia y biografías.  Revisión Evelyn Cruz.  (Ed. esp.).  Barcelona, España:  Ediciones Universal.


Trabajo especial sometido como requisito del curso Educación 667 del Dr. Cirilo Toro Vargas. Pontificia universidad Catolica de Puerto Rico, Ponce Puerto Rico, 19 de octubre del 2000.

Menú Principal

Dr. Cirilo Toro Vargas
Publicado en el Internet:   17 de noviembre de 2000.