-->
Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
La región más transparente (2.)

2. Horizonte de Lectura



La región más transparente, primera novela de Carlos Fuentes, trasciende desde el momento de su publicación y se convierte en el punto de partida de la mayoría de las producciones literarias de su época y de las posteriores a ella. Se publicó hace cuarenta y tres años por primera vez y, a la fecha, continúa reeditándose siendo objeto de estudio de los centros de enseñanza media y superior.

En La región más transparente la ciudad de México ocupa el primer plano, es el protagonista. La región más transparente es la historia de un ser colectivo. Los personajes son meras partículas de esta ciudad protagonista.

El presente en la novela es de 1951, pero esa fecha apenas significa el foco en que convergen todos los pasados y todos los futuros. El mundo de la novela se nutre por la concepción de lo mexicano y del tiempo de México: un pasado que no acaba de desvanecerse por completo. Se trata de una novela social, de la que se aprende un poco más de lo que está en los tratados de historia y sociología. Es un texto en los que México y lo mexicano encuentran su reflejo más fiel, es un espejo donde al asomarse el lector encuentra el rostro de Ixca Cienfuegos, quien a su vez se asoma en el estanque y encuentra en su reflejo el alma de México.

Para encontrar la esencia del mexicano, el novelista examina el pasado y encuentra allí el origen de la insatisfacción actual. Ixca Cienfuegos ve en el regreso al México prehispánico la salvación del país, tiene una especie de nostalgia por el pasado, por el mundo perdido, nostalgia que es, y que implica a la vez, un desencanto por lo moderno, por no haber podido alcanzar el nivel de orden impuesto por el mundo occidental.

Carlos Fuentes corta rebanadas de la vida ciudadana de México dejando a la vista del lector diversos niveles de sucesos. Desde el banquero millonario a la prostituta de última fila; desde la vieja india a la aristócrata en desgracia; desde el poeta fracasado que termina en libretista de cursilerías hasta el intelectual dolido que quiere indagar su México, todos integran de algún modo un gran retrato, un gran fresco, ciudadano. No en vano se ha comparado esta novela con los frescos de Diego Rivera (1).

El ritmo novelístico de Fuentes es de furor, de nervio, de rápida consumación. El aliento, la estructura y la narrativa de la novela, la eficiencia literaria de la obra, el manejo de la región de las palabras como la única zona capaz de hacer comprensible, transparente, el mundo, sorprende al lector desde el principio. La imaginación de Carlos Fuentes para rescribir la historia, su capacidad para desbordar razones e interpretar emociones, aunadas a la ironía, los ataques y el odio que llega a manifestar el autor por la ciudad y la sociedad mexicanas, hacen de La región más transparente una novela heterodoxa, innovadora, diferente. No en vano Fuentes es considerado por estos motivos un “novelista hereje”.

Carlos Fuentes hace uso del humor; con simples modos de articular una frase, de colocar un adjetivo, de introducir una viñeta , fija indeleblemente la actitud o intención del personaje. En la novela se describe, por ejemplo, un apartamento en cuyas paredes había retratos autografiados de celebridades: Shirley Temple, el Dr. Atl, Somerset Maughan, Elsa Maxwell, los Duques de Windsor, Alí Chumacero y Victoria Ocampo, aspecto que sin duda es el juicio crítico, la ironía oportuna e instantánea sobre un infra esnobismo (2). Otro ejemplo sería cuando alguien le pregunta a Gus si es homosexual, y él contesta: “Homo sí, sexual quién sabe”. Para Natasha “ser cristiana de veras... es un problemón”, y los intelectuales “son a la inteligencia lo que la saliva al correo, una manera (...) de pegar la estampilla”. A Pimpinela de Ovando le dice Ixca Cienfuegos: “Vivimos en la época del cachondeo, señorita”, frase que mezcla la grosería con el tratamiento respetuoso provocando al lector una inevitable chispa de humor. Inclusive el mismo título resulta irónico, éste evoluciona al avanzar la lectura desmintiendo la leyenda, pues en la que era antes la región más transparente, ahora la atmósfera está viciada y el sol ahogado.

El lector puede optar por diferentes perspectivas para leer la novela, se puede hacer una lectura desde el contexto político de la época, así como desde lo artístico o ideológico La lectura y el análisis de la novela, la vuelven una obra que refleja, de manera dolorosa, la actualidad, el México contemporáneo. La crítica que hace Fuentes a esta actualidad resulta irrebatible, pues todo el país sufre las consecuencias de la revolución traicionada, la ciudad transparenta por todos lados la marginalidad que sufre México.


(1) E.g. Gómez Carro, Carlos, “Carlos Fuentes, Narrador”, en Mata, Oscar (coord.), En torno a la literatura mexicana, Universidad Autónoma Metropolitana, México, 1989, p.p. 110 - 111

(2)Entiéndase esnobismo como la traducción al castellano de la palabra anglosajona snob, que en realidad es la abreviación de dos palabras latinas: sine nobilitate, que significan “sin nobleza” cuyo matiz peyorativo sería “el que no es noble, pero que busca serlo en apariencia”.


  • Regresar

  • Esta obra no puede ser reproducida, total o parcialmente sin autorización vía e-mail del editor . Cualquier copia será castigada severamente por la ley.

    2002 ©Copyright, todos los derechos reservados.