Una breve historia de cuatro personas

Todos, Alguien, Cualquiera y Nadie

Había un importante trabajo que hacer:

Todos estaban seguros que Alguien lo haría.
Cualquiera podía hacerlo, pero Nadie lo hizo.

Alguien se enfadó, porque el trabajo era de Todos.
Todos pensaron que Cualquiera podía hacerlo,
pero Nadie se dió cuenta que Todos no lo harían.

Todo terminó cuando Todos culparon a Alguien,
porque Nadie hizo lo que Cualquiera pudo haber hecho.