Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 Galería de Imágenes de Invitados        Página Principal           Asociación para la Defensa y Protección de Animales

                                         Gaseta                                              Año CIII                                                    Maracaibo, 02 de Enero de 2002                              Extraordinario Nº 325                                                            

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

ESTADO ZULIA

EL CONCEJO DEL MUNICIPIO MARACAIBO

        Ordenanza Sobre Tenencia, Control, Y Protección de los           

Animales en el Municipio Maracaibo

Capitulo 1.

DE LA PROTECCIÓN A LOS ANIMALES

ARTÍCULO 1: La presente ordenanza, tiene por objeto regular la tenencia, control, registro, protección y permanencia en lugares de uso público y privado, de las especies animales; fomentar la educación ecológica y amor a la naturaleza, así como sancionar el maltrato y los actos de crueldad contra los mismo en jurisdicción del Municipio Maracaibo.

ARTÍCULO 2: Sólo se permitirá la circulación y permanencia de perros, gatos y otros animales domésticos en parques, plazas, avenidas, calles y otros lugares de uso público y privado cuando estén acompañados por su dueño, tenedor o persona que se haga responsable. Aquellos animales que por su especie lo requieran deberán estar sujetos con collar, cadena y usar bozal si su carácter agresivo lo requiere. Asimismo, deberán estar vacunados contra las enfermedades que señalen los organismos, nacionales, estadales y municipales competentes.

ARTÍCULO 3: El dueño, o el que tenga en su cuidado un animal deberá atenderlo, alimentarlo y cumplir con todas las medidas profilácticas higiénico- sanitarias que las autoridades nacionales, estadales o municipales determinen. El incumplimiento de esta norma acarreará no sólo la aplicación de la multa prevista en el artículo 61 de esta ordenanza sino su decomiso por parte de las autoridades competentes.

ARTÍCULO 4: En ningún caso el dueño del animal, o quien lo tenga bajo su responsabilidad, podrá:

   1.  Arrojarlo en la vía pública ni vivo ni muerto.

    2. Maltratarlo, agredirlo físicamente o someterlo a cualquier otra acción que le ocasione sufrimiento o daño.

    3. Privarlo de aire, luz, sombra o alimentos, movimiento, espacio suficiente, abrigo o higiene.

    4. Practicarle mutilaciones, excepto las controladas por médicos veterinario, y sólo en caso de necesidad para salvar la "Vida del animal".

    5. Usar animales cautivos como blanco de tiros, con objetos capaces de causarle daño o la muerte, con arma de fuego o cualquier otro instrumento.

    6. Castrar animales cuando quien lo realice no sea médico veterinario debiendo ser previamente insensibilizados con anestesia.

    7. Usar animales en prácticas de hechicería, causándoles dolor, sufrimiento o muerte.

    8. Eliminar animales con sustancias que les provoque agonía dolorosa y prolongada, ya sea por sus propiedades farmacológicas o por administración de dosis insuficientes.

    9. Utilizar para cualquier atracción, actividad, carga, monta o espectáculos a un animal ciego, herido, viejo o enfermo.

    10. Hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles el descanso físico adecuado.

    11. Ejercer el comercio ambulante de animales.

    12. Vender animales a niños, niñas y adolescentes, entredichos, inhabilitados, salvo que lo haga a sus representantes legales quienes se responsabilizarán ante el vendedor de la adecuada subsistencia y cuido del animal.

    13. Obligar a los animales a ingerir excesivas dosis de alimentos, así como suministrarle cualquier sustancia para alterar sus funciones digestivas o características físicas para destinarles a la matanza.

PARÁGRAFO ÚNICO: Quedan exceptuadas de la prohibición prevista en el numeral 6 de este artículo, los Wayuú quienes por sus costumbres ancestrales ha realizado la práctica de la castración de chivos sin inflingir mayores sufrimientos.  

ARTÍCULO 5: Sin prejuicios de las disposiciones previstas en la Ley de Protección a la Fauna Silvestre y la Ley Penal del Ambiente, queda prohibida la tenencia de animales salvajes o no domésticos en áreas o zonas residenciales. Los animales pertenecientes a la fauna salvaje, no especialmente protegidos deberán estar alijados de acuerdo con las necesidades biológicas de su especie y, en todo caso, bajo estricto control veterinario.

Los animales no domésticos que sean encontrados en tales condiciones serán entregados inmediatamente a los organismo competentes de conformidad por lo dispuesto en las mencionadas leyes especiales y sancionados con la multa prevista en el artículo 62 y 63 de esta ordenanza.

ARTÍCULO 6: Se prohíbe la permanencia de perros, gatos, monos u otros animales domésticos en áreas urbanas de uso común de edificios, viviendas multifamiliares, centros comerciales, mercados, supermercados, hipermercados, cines, teatros, hoteles, pensiones, hospitales, colegios, institutos educacionales en general, museos, institutos destinados al arte y la cultura, en los demás locales y establecimientos donde, se produzcan aglomeraciones de personas. La violación a este artículo acarreará la aplicación de la multa prevista en los artículos 62 y 65 de esta ordenanza.

PARÁGRAFO ÚNICO: La prohibición prevista en este artículo, rige para los establecimientos comerciales e industriales, de oficinas y similares, sólo durante las horas laborales de los mismos.

ARTÍCULO 7: El  sacrificio eutanásico de un animal no destinado al consumo humano solo podrá realizarse por un médico veterinario o por una persona debidamente autorizada por las sociedades protectoras de animales, en quienes haya sido delegada la responsabilidad por el medico veterinario competente. El sacrificio destinado al consumo humano se hará por métodos, que no entrañen crueldad, sufrimiento o prolongación de la agonía. Deberá efectuarse en locales adecuados y específicamente previstos para tal efectos. Queda prohibido que niños, niñas y adolescentes sacrifiquen animales o presencien el acto del sacrificio. Esta disposición es aplicable a cualquier animal. Los animales deberán tener un promedio de descanso de un mínimo de doce horas (12) previo al sacrificio. Queda expresamente prohibido el sacrificio de hembras preñadas.

PARÁGRAFO PRIMERO: A los efectos de esta ordenanza se entiende por eutanasia o sacrificio eutanásico  de un animal, provocar la muerte del mismo sin dolor o sufrimiento.

PARÁGRAFO SEGUNDO: Los pueblos indígenas asentados en el Municipio Maracaibo, que se dedican a la comercialización de la carne para consumo humano podrán utilizar los métodos propios de su cultura y transmitírselo a sus generaciones, conforme a sus costumbres.

 ARTÍCULO 8: Se prohíbe la tenencia, transporte, venta, comercio interno y exportación de animales salvajes y silvestres en las áreas urbanas del Municipio Maracaibo. Asimismo se prohíbe sustraerlos de su hábitat natural con fines de cautiverios. La violación a esta norma será sancionada con la multa prevista en los artículos 61, 64 y 65 de esta ordenanza.

 PARÁGRAFO ÚNICO: Todo ciudadano está en la obligación de denunciar la violación de este artículo por ante los Órganos de Policía competente o la Autoridad Municipal del Ambiente, a fin de que practiquen el decomiso de las especies animales comercializadas y de ser posible gestionar su devolución a su hábitat natural, aplicándose las previstas en estas ordenanzas y en la Ley Penal del Ambiente.

 

Capitulo 2.

DE LA MATRICULACIÓN DE PERROS, GATOS Y OTROS ANIMALES DOMÉSTICOS

ARTÍCULO 9: Los perros, gatos u otros animales domésticos que circulen en jurisdicción del Municipio Maracaibo deberán ser registrados por sus dueños, tenedores o representantes, ante el Refugio Municipal de Animales adscritos a la Autoridad Municipal del Ambiente, dentro de los primeros cuatro (4) meses de vida del animal.

ARTÍCULO 10: A los efectos de efectuar el registro correspondiente, el propietario o tenedor responsable deberá consignar el certificado  de vacunación antirrábica vigente expedido por la autoridad sanitaria o por un médico veterinario en ejercicio de la profesión, quien entregará la tarjeta sanitaria respectiva. Las autoridades del Refugio Municipal de Animales una vez registrado el animal expedirá una chapa metálica de registro, que deberá portar el animal para poder salir a la calle.

   ARTÍCULO 11: La tarjeta sanitaria de Registro estará debidamente numerada y especificará los siguientes datos mínimos:

    1. Identificación del domicilio del propietario del animal.

    2. La reseña del animal con indicación de edad, nombre, raza, color y sexo.

    3. Datos de vacunación, en la cual se dará prioridad a la vacunación antirrábica si fuere el caso y la de su expiración y lote de vacuna.

    4. Identificación del médico veterinario que efectuó la vacunación antirrábica con indicación de los datos personales.

PARÁGRAFO ÚNICO: La tarjeta sanitaria será permanente y en ella se incorporarán periódicamente los datos relativos a la vacunación.

ARTÍCULO 12: La chapa metálica de registro tendrá grabado el código y el número asignado en forma exclusiva al animal y la fecha de inscripción en el registro.

ARTÍCULO 13: El propietario o tenedor del animal cancelará al fisco municipal una tasa administrativa de 0.20 Unidades Tributarias por la expedición de la chapa metálica a los efectos de obtener el registro.

ARTÍCULO 14: No estarán sujetos al registro previsto en esta ordenanza los perros y gatos que estén transitando por el Municipio Maracaibo por un tiempo no mayor de noventa (90) días.

ARTÍCULO 15: El registro de los perros utilizados por los órganos de seguridad pública está exento del pago de la tasa prevista en el artículo 13; asimismo estos animales quedan exceptuados de las prohibiciones y limitaciones previstas en el artículo 6 de esta ordenanza.

ARTÍCULO 16: Las compañías privadas de vigilancia canina están en la obligación de registrar y vacunar a todos los perros que utilicen para la prestación de su servicio debiendo estar suficientemente entrenados para la vigilancia en cuestión. La empresa velará por la alimentación y salvedad adecuada que garanticen el bienestar de los animales. La violación de esta norma acarreará la aplicación no sólo de la multa prevista en los artículos 62 y 63 de esta ordenanza, sino del decomiso de los ejemplares respectivos.

Capitulo 3.

DE LAS OBLIGACIONES

ARTÍCULO 17: El dueño o tenedor de un animal domestico o que lo tenga bajo su cuidado y responsabilidad, deberá extremar las medidas de precaución a los fines de evitar a los vecinos y a la comunidad en general, las molestias, inconvenientes y excesivos ruidos más allá del límite tolerable que pueda causar el animal, alterando la paz y tranquilidad de estos. En consecuencia se prohíbe dejar al animal solo en la vivienda o en lugares en los cuales se aloje durante lapsos que pongan en peligro su vida y su bienestar, y la tranquilidad y convivencia de los vecinos.

ARTÍCULO 18: A los efectos de dar cumplimiento a la prohibición establecida en el artículo anterior, l0os vecinos afectados podrán denunciar los hechos o situaciones por ante la junta de condominio, en caso que residan en viviendas o apartamentos reguladas bajo el sistema de propiedad horizontal de la junta administradora. Si se tratase de un parcelamiento o urbanismo; o por ante las Asociaciones de Vecinos cualesquiera sea el tipo de vivienda, a objeto que los dueños, tenedores o responsables del animal adopten las medidas a que haya lugar. En tales casos, si no se lograre la paz y la tranquilidad pública, será obligatoria que los dueños, tenedores o responsables encomienden la guarda del animal a personas responsables o instituciones dedicadas a su atención o al Refugio Municipal de Animales, los propietarios o dueños de animales que violen esta norma deberán cancelar la multa prevista en los artículos 62 y 63 de esta ordenanza.

ARTÍCULO 19: El dueño del animal doméstico o el que lo tenga a su cuidado está en la obligación de retirar, recoger de las calles, avenidas, parques u otros lugares públicos las deposiciones o materias fecales de sus animales. Se prohíbe que los animales domésticos realicen sus deposiciones sobre las aceras, zonas verdes o restantes elementos de la vía pública destinados al paso o estancia de los ciudadanos. Los propietarios o tenedores de los animales deberán recoger y retirar los excrementos, limpiando la vía pública, aceras, zonas verdes, parques, etc. que hubiesen ensuciado. Los excrementos podrán:

    a) Incluirse en la basura por medio de la bolsa de recogida habitual.

    b) Depositarse sin envoltorio alguno en los lugares habilitados para los perros, si los hubiere.

    c) Depositarse dentro de bolsas perfectamente cerradas, en papeleras y contenedores.

El incumplimiento a esta norma acarreará la imposición de la multa prevista en los artículos 61 y 63 de esta ordenanza.

ARTÍCULO 20:Todo animal doméstico que fuese encontrado en un lugar publico sin estar acompañado de su dueño o de alguna persona que vele por su cuidado, podrá ser recogido bien por la Autoridad Municipal del Ambiente, por la Policía Municipal de Animales, previa demostración de la identificación del mismo, y previo el cumplimiento de los trámites necesarios para proceder a la entrega del animal.

PARÁGRAFO ÚNICO: Los animales que ingresen al Refugio Municipal de animales y no sean reclamados por sus dueños en un lapso no menor de Ocho (8) días contados a partir de su captura, cumplidos como hayan sido los trámites legales atinentes a la localización del propietario, tenedor o responsable del animal. Transcurrido dicho lapso serán entregados a las Fundaciones de Protección de Animales, existentes en el municipio Maracaibo, o a las asociaciones protectoras de animales, destinadas a los mismos fines, cuyos órganos administrativos podrán adoptar las medidas a que haya lugar en la forma en que crean mas conveniente en defensa y protección del animal.

ARTÍCULO 21: Todo animal doméstico, procedente de otras jurisdicciones que deban permanecer temporalmente en el Municipio Maracaibo, por mas de noventa (90) días deberá estar acompañado de su propietario, tenedor o responsable de su cuido, quedando obligado a portar el correspondiente registro de Vacunación vigente.

ARTÍCULO 22: Al transportar penas, gatos u otros animales domésticos dentro de la jurisdicción de este Municipio, estos deberán portar la correspondiente chapa y su Certificado de Vacunación Antirrábica.

ARTÍCULO 23: El Propietario, tenedor o responsable de un animal, deberá reparar el daño físico o material que este cause, aunque se hubiese perdido o extraviado, a no ser que se pruebe que el accidente ocurrió por falta de la víctima, o por el hecho de un tercero, tal como lo establece el Código Civil venezolano vigente o leyes que regulan la materia.

Capitulo 4.

DEL USO DE ANIMALES EN EXPERIMENTACIÓN

ARTÍCULO 24: Sólo se podrá utilizar animales vivos en experimentos, realizados en lugares idóneos destinados para ello, que sean imprescindibles para el estudio y avance de la ciencia, siempre que se demuestre que los mismos tienden al control, prevención, diagnóstico o tratamiento de enfermedades que afectan al hombre y a los animales. En todo caso, las condiciones higiénico- sanitarias deberán ser optimas, tanto respecto al personal competente que intervenga en tales experimentos, como para los animales.

PARÁGRAFO PRIMERO: La actividad científica que requiera el uso de animales sólo podrá ser realizada por Centros o Laboratorios de Experimentación, Hospitales, Universidades Públicas y Privadas, principalmente bajo el asesoramiento de expertos en Zootecnia, Veterinaria, Medicina u otra carrera científica e involucrar a las Facultades de Ciencias Veterinarias de todas las Universidades Públicas y Privadas y Escuelas de Zootecnia. La realización de estas actividades deberán ser autorizadas por las autoridades sanitarias correspondientes.

PARÁGRAFO SEGUNDO: Si el experimento produce daños corporales al animal, deberá aplicarse la eutanasia de inmediato.

ARTÍCULO 25: Queda prohibida la vivisección y disección de animales por personas que no hayan sido debidamente autorizadas para ello por los organismos de institutos competentes, de acuerdo a la Ley.

ARTÍCULO 26: Queda prohibido abandonar a un animal después de haber sido utilizado en experimentación.

ARTÍCULO 27: Se prohíbe el uso de animales en ensayos y experimentos, cuando existan métodos alternativos, tales como, Pruebas In Vitro, modelos computarizados, videos, fotografías y demás técnicas idóneas permitidas para estos fines. La violación de esta norma no sólo acarreará la aplicación de la multa prevista en el artículo 61 de esta ordenanza, sino el decomiso de los animales respectivos.

Capitulo 5.

DE LOS ZOOLÓGICOS, CIRCOS, FERIAS, ACUARIOS Y DE LA FAUNA SILVESTRE

ARTÍCULO 28: Las disposiciones previstas en esta ordenanza referidas a la protección de los animales se aplicará a los cautivos en los zoológicos, circos, ferias, acuarios y de la fauna silvestre, independientemente del uso de animal o fauna que se encuentre en ellos, sea o no autóctono de Venezuela.

ARTÍCULO 29:Las personas que en zoológicos, circos, ferias, acuarios, ofrezcan a los animales cualquier base de alimentos u objetos, cuya ingestión puedan causar daños o enfermedad a estos, serán sancionadas de acuerdo a esta ordenanza teniendo, además, en caso de muerte del animal, que pagar su valor como bien patrimonial del Municipio si se trata de zoológico o acuario municipal y en caso contrario le pagará el valor del animal al propietario o dueño del mismo.

ARTÍCULO 30: Los representantes de zoológicos, circos, ferias y acuarios públicos o privados, deberán mantener a los animales en locales suficientemente amplios que le permitan libertad de movimientos. Durante su traslado no podrán ser inmovilizados en posición antinatural que les ocasiones sufrimientos y lesiones, provistos de suficiente luz y espacio para respirar. Durante el traslado se observarán las normas previstas en esta ordenanzas a través de sus dependencias respectivas o pena de suspensión de la licencia por el lapso de un (01) año.

PARÁGRAFO ÚNICO: En la permanencia de animales en zoológicos, circos, ferias y acuarios públicos o privados deberán cumplirse normas de seguridad y protección para los asistentes.

ARTÍCULO 31: Las autoridades del Refugio Municipal de Animales, serán las encargadas de supervisar el trato que se le da a los animales que habiten en zoológicos, ferias y acuarios. Si los animales se encuentran en mal estado o fuesen víctimas de maltrato o crueldad serán auxiliados por las Sociedades Protectoras de Animales debiendo ser sometidas a los exámenes médicos necesarios. De comprobarse el maltrato mal estado podrán ser confiscados y trasladados a un lugar donde sean tratados adecuadamente. De ser el caso se les aplicará la eutanasia. Los gastos en que se incurran serán cubiertos por los propietario de parques, circos, ferias, acuarios o jardines, zoológicos públicos o privados.    

ARTÍCULO 32: Se prohíbe la tenencia de animales salvajes en áreas urbanas fuera de los parques zoológicos, a tal efecto las Autoridades del Refugio Municipal de Animales, la Policía Municipal o Brigada Ambiental, u otras organizaciones de protección al animal, podrán solicitar que los animales pertenecientes a la fauna silvestre que no se encuentren en buenas condiciones higiénicos- sanitarias adecuadas a su especie sean reivindicados.

Capitulo 6.

DEL TRANSPORTE DE ANIMALES

ARTÍCULO 33: El transporte y movilización de animales domésticos en jurisdicción del Municipio Maracaibo sólo podrá hacerse en vehículos particulares o en transportes para carga. Queda prohibida la movilización de animales, en unidades destinadas a transportar alimentos y medicinas. Igualmente queda prohibido transportarlos en unidades de transporte público salvo que sean transportadas en jaulas de transportes similares.

ARTÍCULO 34:El traslado deberá efectuarse a través de la utilización de procedimientos que no impliquen crueldad o maltrato. Queda estrictamente prohibido arrastrar o suspender a los animales de sus miembros en costales o en las maletas de los automóviles y tratándose de aves con alas cruzadas o colgando de las patas atadas.

ARTÍCULO 35:El transporte de aves o animales domésticos, deberá efectuarse en cajas cuya construcción sea sólida para resistir sin desplomarse el peso de los animales, dotadas de suficiente ventilación y amplitud apropiada.

ARTÍCULO 36:Se prohíbe el transporte de animales hembras en avanzado estado de preñez, salvo en caso de emergencia en los cuales sea necesario su traslado. Si se tratase de animales que pertenezcan a distintas especies que vayan en el mismo medio de transporte, los animales deberán separarse físicamente. Los animales adultos deberán estar separados físicamente de los jóvenes; las hembras con sus cría o las que amamantan, separadas de las otras hembras. Los animales no deben ser transportados conjuntamente con mercancías.

ARTÍCULO 37:Cuando se trate de viajes o traslados de varias horas, antes de la carga, los animales deberán ser inspeccionados por un médico veterinario colegiado, que asegure su aptitud para el viaje. La carga de animales deberá ejecutarse bajo las normas previstas en esta ordenanza. El veterinario expedirá un certificado en el que conste la identificación de los animales, su aptitud para el viaje y las características del medio de transporte a utilizar, este certificado será presentado ante el Refugio Municipal de Animales que depende de la Autoridad Municipal del Ambiente quien expedirá un permiso para su traslado. 

Capitulo 7.

DE LAS FUNDACIONES O ASOCIACIONES DE PROTECCIÓN AL ANIMAL

ARTÍCULO 38: Las personas naturales o jurídicas dedicadas a la protección de animales, deberán funcionar bajo figura legal de Fundación o Asociación Civil sin fines de lucro, las cuales deberán cumplir con los requisitos establecidos por la ley y su documento constitutivo-Estatutario estará debidamente protocolizado ante una Oficina Subalterna del Registro.

ARTÍCULO 39: Las Fundaciones o Asociaciones de Protección de Animales podrán intervenir en defensa de la integridad y bienestar de los Animales, de acuerdo a los fines y objetivos previstos en su Acta Constitutiva y Estatutos de la Asociación

ARTÍCULO 40: Las Fundaciones o Asociaciones de Protección de Animales, además, podrán presentar proyectos de Reglamentos e instrucciones necesarias para la mejor aplicación de la protección de los animales, promoviendo campañas de concienciación ciudadana mediante charlas, folletos, etc. Parroquiales, Intendentes de Seguridad, policía Regional, Municipal, Brigada Municipal, Autoridad Municipal del Ambiente, Asociaciones de Vecinos y Escuelas.

ARTÍCULO 41: Las Fundaciones o Asociaciones de Protección al animal podrán a disposición de las autoridades del Refugio Municipal de Animales, los Veterinarios que sean necesarios para la supervisión de las normas de transporte y cría de los Animales.

Así mismo, podrán efectuar las inspecciones que sean necesarias en zoológicos, circos, ferias, clínicas, retenes, laboratorios, hospitales, tiendas, criaderos, mataderos, y viviendas que sean solicitados por las autoridades municipales con el fin de constatar el cumplimiento de esta ordenanza.

Capitulo 8.

DE LAS TIENDAS QUE VENDEN Y DE LAS INSTITUCIONES DEDICADAS A DAR ANIMALES EN ADOPCIÓN

ARTÍCULO 42: Ninguna institución, establecimiento comercial o persona natural o jurídica, podrá vender o dar en adopción, animal domestico alguno, sin haber sido debidamente vacunado, de acuerdo a lo establecido por las leyes respectivas y esta ordenanza.

ARTÍCULO 43: Los establecimientos comerciales, instituciones, o personas naturales o jurídicas dedicadas a la venta de animales domésticos, deberán mantener los locales o lugares destinados a este fin; en optimas condiciones de salubridad e higiene. Sus representantes, serán responsables de la salud de los animales destinados a la venta o para darlos en adopción, previo cumplimiento de los extremos de la ley

ARTÍCULO 44: Se prohíbe el comercio ambulante de animales, sean domésticos, salvajes y silvestres, dentro del ámbito de la jurisdicción del Municipio Maracaibo. La violación de esta norma acarreara no solo la paliación de la multa prevista en los artículos 61, 64, 65 de esta ordenanza, sino que la autoridad competente decomisara los animales objeto del comercio ambulante y remitirlos de inmediato al Refugio Municipal de Animales

Capitulo 9.

DE L0S FISCALES

ARTÍCULO 45: La Autoridad Municipal del Ambiente designara fiscales ad-honorem que supervisen el cumplimiento de las obligaciones previstas en la presente ordenanza. Dicha selección se efectuara entre las personas postuladas por las sociedades protectoras de animales o fundaciones similares.

Capitulo 10.

DEL REFUGIO MUNICIPAL DE ANIMALES

ARTÍCULO 46: El Refugio Municipal de Animales será una institución adscrita a la Autoridad Municipal del Ambiente y se destinara a retener a aquellos animales que circulen en contravención de la presente ordenanza y que se hallaren en estado de rabia, encefalitis equina, toxoplasmosis, erlichosis u otro tipo de enfermedad. Así mismo, el Refugio Municipal de Animales se encargara de la guardia y custodia de aquellos animales decomisados por la autoridad competente, derivados del comercio ilegal de los mismos, hasta que se devuelvan a su habitad natural o se remitan a las sociedades protectoras de anímale, para su posterior donación.

ARTÍCULO 47: Los animales que fueren capturados en sitios públicos de la ciudad serán transportados en vehículos municipales espacialmente acondicionados para tal fin al Refugio Municipal de Animales y se mantendrán allí por un lapso de ocho (8) días continuos, hasta tanto sean reclamados por sus propietarios. Transcurrido dicho lapso serán entregados a las sociedades protectoras de animales legalizadas para que estas procedan a darlos en adopción a terceras personas.

ARTÍCULO 48: El Refugio Municipal de Animales se encargara de rescatar al anima, trasladarlo efectuar una revisión y chequeo mediante el control sanitario de las enfermedades de las que pueda padecer, vacunarlo, esterilizarlo y si los mismos no son reclamados por sus dueños o propietarios proceder a darlos en adopción a las terceras personas cumpliendo los requisitos exigidos por el reglamento interno del Refugio Municipal de Animales que a tal efecto se dicta.

ARTÍCULO 49: Los animales que fueren llevados al Refugio de Animales, así como también aquellos sospechosos de padecer rabia, serán mantenidos y observados durante un plazo no menor de Ocho (8) días continuos pasados los cuales, si no se presentaren ninguna manifestación de enfermedad, podrán ser devueltos a sus dueños una vez cumplidos los requisitos que establece el artículo 51 de esta ordenanza.    

ARTÍCULO 50: Los animales, tanto domésticos como silvestres, que ingresen al Refugio Municipal de Animales, bien por haber sido capturados en sitios públicos, o por sospecha de padecer de una enfermedad grave o simplemente para observación, deberán permanecer separados de los otros animales que se encuentren en el refugio y aislados en jaulas o casetas individuales, durante los ocho (8) días siguientes a su ingreso, vencido este plazo, sino hubiere presentado algún síntoma de enfermedad, podrá ser suspendido por aislamiento.

ARTÍCULO 51: Los encargados de la Administración del Refugio Municipal de animales darán aviso inmediato a las Autoridades sanitarias y Veterinarias cuando muera un perro que se encuentre en observación haya o no presentado signos de rabia. Los encargados del Refugio deberán tener suficiente entrenamiento para que en estos casos de muerte o sacrificio por estar contaminado de padecerla puedan tomar del cadáver las piezas anatómicas necesarias para conservarlas debidamente, a los fines de las investigaciones conducentes al diagnóstico del caso.   

ARTÍCULO 52: El animal que se encontrare en estado de gravedad o en condición física grave que imposibilite su adopción será sometido a sacrificio eutanásico. El Reglamento interno del Refugio Municipal de Animales determinará cuales serán los animales que reúnan las condiciones para ser sacrificados. 

ARTÍCULO 53: Para retirar un animal del Refugio Municipal de Animales, bien haya ingresado como simple sospechoso por simple captura, o por haberse encontrado deambulando por la ciudad deberá exigirse a quien lo solicite lo siguiente:

    1. Que esté debidamente matriculado de acuerdo a las disposiciones que fija esta ordenanza.

    2. Que durante su permanencia en el Refugio no haya sido mordido por otro animal enfermo o sospechoso de rabia.

    3. Que a juicio del veterinario autorizado del Refugio no sea sospechoso de padecer de rabia.

    4. Que su dueño cancele todos los gastos causados por la permanencia del animal en el Refugio.

ARTÍCULO 54: Los gastos de alimentación, cuido y otros imprevistos con motivo de la permanencia, observación, aislamiento de animales capturados o llevado de cualquier forma al refugio, se cobrarán a la tarifa especial que se establezca en el Refugio y deberán ser cancelados por los dueños de dichos animales. El Refugio contará con una Unidad de Rescate de animales especialmente acondicionada para el traslado de los mismos.

ARTÍCULO 55: El Refugio Municipal de Animales se encargará de difundir la presente ordenanza en el Municipio Maracaibo, así como también de organizar jornadas de vacunación en las diferentes parroquias, campañas de concienciación ciudadana, comenzando por preescolares y otros sectores de interés dentro de las comunidades.

ARTÍCULO 56: El Refugio Municipal de Animales estará dotado del personal necesario para el mejor cumplimiento de sus funciones.

Su dirección y administración estarán a cargo del personal que, a tal efecto, designe la Autoridad Municipal del Ambiente. las autoridades sanitarias del estado Zulia, las Facultades de Veterinaria y de Zootecnia de las Universidades Públicas y Privadas que funciones en el Municipio Maracaibo y las Sociedades Protectoras de Animales legalmente constituidas, podrán asesorar, supervisar y colaborar técnicamente al Refugio Municipal de Animales, así como también coadyuvarán ad-honoren con todo lo relacionado a la vigilancia veterinaria de los animales allí retenidos.  

ARTÍCULO 57: En el Refugio Municipal de Animales se llevarán cuidadosamente todos los registros necesarios sobre los ingresos, observación y egreso de los animales que fuesen llevados a él.

ARTÍCULO 58: Cuando alguna Universidad Pública o Privada en sus facultades de veterinaria, zootecnia o medicina, laboratorios o institutos científicos y de investigaciones solicita al Refugio Municipal de Animales el envío de animales para estudios experimentales o científicos, la dirección del refugio podrá entregar a aquellos animales una vez observados y evaluados de acuerdo a los términos previstos en esta ordenanza y dentro de los plazos requeridos para el caso que no hayan sido reclamados por sus dueños.

Asimismo, las instituciones mencionadas en el primer párrafo de este artículo en conjunto con las autoridades sanitarias, con el Colegio de Veterinarios, las Sociedades Protectoras de Animales que operan en el Municipio, deberán prestar su colaboración ad-honoren, para realizar campañas de vacunación, esterilización, control sanitario y, en general, cuando el refugio Municipal  de Animales requiera de ellos.

ARTÍCULO 59: Dentro de el Refugio Municipal de Animales se creará un Departamento Legal, que será el encargado de canalizar las denuncias sobre abuso y maltratos al animal, de recibir y sustanciar todos los casos de denuncias por accidentes ocasionados por imprudencia o negligencia de los tenedores o propietarios del animal, y en general, de cualquier denuncia a las prohibiciones previstas en la presente ordenanza.

Capitulo 11.

DE  LAS INFRACCIONES Y SANCIONES

ARTÍCULO 60:Los infractores a la presente ordenanza serán sancionados con multas, cuya imposición corresponderá a la Autoridad Municipal del Ambiente a través de la Brigada Ambiental y la Policía del Municipio Maracaibo y del Refugio Municipal de Animales.

ARTÍCULO 61: La imposición de las sanciones podrá comportar el traslado de los animales por parte de la Unidad de Rescate y su posterior entrega al Refugio Municipal de Animales adscritos a la Autoridad Municipal del Ambiente que los enviará a las Fundaciones Protectoras de animales. Dicha retención tendrá carácter preventivo mientras se instruye el expediente preventivo, oída la opinión de un médico veterinario y de la institución protectora de animales.

ARTÍCULO 62: Se considerarán infracciones leves, el incumplimiento de las previsiones legales contenidas en los artículos 2, 5, 6, 10 y 19.  

ARTÍCULO 63: Se considerarán infracciones graves, el incumplimiento de las previsiones legales contenidas en los artículos 3 y 4 numerales 1, 3, 9, 10, 11, 12 y los artículos 9, 17, 18, 20, 21, 23, 24, 26 y 29.

ARTÍCULO 64: Se considerarán infracciones gravísimas, el incumplimiento de las previsiones legales contenidas en el artículo 4 numerales 2, 4, 5, 6, 7, 8 y 13 y los artículos 6, 7, 8, 16, 25, 31, 32, 34, 42 y 44.  

ARTÍCULO 65: Las infracciones leves serán sancionadas con multas que van desde la tres (3) hasta cinco (5) unidades tributarias (UT).

Las infracciones graves con multas que van desde seis (6) hasta doce (12) unidades tributarias (UT).

Las infracciones gravísimas serán sancionadas, con multas que van desde dieciocho (18) hasta treinta (30) unidades tributarias (UT). El monto de la unidad tributaria será ajustado anualmente de acuerdo al Código Orgánico Tributario. En la imposición de sanciones, se tomará en cuenta para graduar la cuantía, los siguientes aspectos:

    1. El grado de daño infringido al animal.

    2. La trascendencia social y el perjuicio causado.

    3. El ánimo de lucro ilícito y la cuantía del beneficio, obtenido por la comisión de la infracción.

    4. La reiteración o reincidencia en la comisión de las infracciones.  

ARTÍCULO 66: Los organismos encargados de cumplir la presente ordenanza, dispondrán de dos instancias administrativas: la encargada de recibir y sustanciar el procedimiento y la encargada de decidir la procedencia o no de la sanción prevista. Habrá dos modos de proceder: de oficio, en los casos de flagrancia y por denuncia.

ARTÍCULO 67: En caso de flagrancia, al momento de ser sorprendida una persona en la comisión de cualesquiera de las conductas prohibidas por la presente ordenanza, será notificada inmediatamente de cuál es la forma concreta que está infringiendo y seguidamente, en compañía del funcionario actuante, se trasladará a la sede de la Policía Municipal, o del Refugio Municipal de Animales a fin de que, se levante un acta motivada, donde consten los siguientes datos: fecha y hora, nombre y apellidos y demás datos del funcionario actuante: nombre, apellido, cédula de identidad, dirección, grado de instrucción y profesión del infractor; descripción de los hechos que constituyen la falta cometida e indicación de la sanción concreta a aplicar. 

PARÁGRAFO ÚNICO: Constatarán igualmente en el acta los argumentos que tenga en su descargo la persona objeto de la sanción.

ARTÍCULO 68: El acta descrita en el artículo anterior será sometida de inmediato a la consideración de la Autoridad Municipal del Ambiente, la cual oirá al presunto infractor y decidirá acerca de la procedencia de la sanción prevista, en un lapso no mayor de cinco (5) días hábiles. 

ARTÍCULO 69: En caso de denuncia, esta será tramitada por ante la Autoridad Municipal del Ambiente, la cual librará la notificación al presunto infractor, así como los elementos de convicción que aportaren, respectivamente, la Autoridad resolverá en un plazo de cinco (5) días hábiles.

ARTÍCULO 70: Contra la decisión tomada por la Autoridad Municipal del Ambiente se podrá intentar Recurso de Reconsideración Administrativa y el Recurso Jerárquico, de conformidad con los plazos y procedimientos previstos en la Ley Orgánica de Procedimiento Administrativo.

ARTÍCULO 71: Cualesquiera de las sanciones aplicadas al infractor conllevan la obligación de asistir a un curso sobre protección y cuidado de animales que será dictado en alguna de las instituciones de protección de animales de acuerdo a lo que determine la Policía del Municipio Maracaibo o la Brigada Ambiental o la Autoridad Municipal del Ambiente o el Refugio Municipal de Animales. 

ARTÍCULO 72: Se deroga la ordenanza sobre matriculación de perros y Perrera Municipal del Distrito Maracaibo, de fecha 18 de Mayo de 1955 publicada en la Gaceta Municipal del Distrito Maracaibo, Extraordinaria Nº 3 de fecha 31 de Mayo de 1955. 

ARTÍCULO 73: La presente ordenanza entrará en vigencia a partir de su publicación en la Gaceta Municipal.

Dada, firmada y sellada en el Salón de Sesiones del Concejo Municipal de Maracaibo, a los 03 días del mes de Diciembre de dos mil uno. Años 191 de la Independencia y 142 de la Federación.

Regístrese y Publíquese.

Dr. Gian Carlo Di Martino

Alcalde- Presidente

Lobsang K. Naffi Rincón

 Secretario Municipal

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

ESTADO ZULIA

ALCALDÍA DEL MUNICIPIO MARACAIBO

Maracaibo, 03 de Diciembre de 2001. Años 191 de la Independencia y 142 de la Federación.

        CÚMPLASE,

Dr. Gian Carlo Di Martino

Alcalde

                                                                                       Siguiente