Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
17 de marzo

25 de Abril de 2002

Lo que realmente pasó el 13 de Abril

Darío Carpio
Ideal Bolivariano

Muchos de nosotros no sabe qué pasó realmente todo el día 13 de Abril. Declaraciones del gobierno, de la oposición, de la prensa y hasta de la periodista Patricia Poleo, no han llenado la cabeza de demasiada información inútil de lo que verdaderamente sucedió. De cualquier manera, la narración que haré a continuación es, con la mayor objetividad posible, la que creo verdadera y la que me suena más lógica. Entonces, ésta no es una narración basada en todo lo que se ha dicho, sino lo que he logrado descifrar por todo lo que viví ese glorioso día.

Era Viernes 12 de Abril. Todos los chavistas, los que habían quedado aferrado a su ideal, estaban en shok. La creíble renuncia del Presidente Chávez, asumiendo entonces al poder Pedro Carmona y la proclamación de su decreto, nos había dejado atónitos, desconcertados, en un limbo entre la impotencia, la tristeza y el choque de emociones. Aún así, las esperanzas no estaban perdidas. Mañana, pasado mañana, dentro de dos años, algún día fracasaría este reciente golpe de estado que Estados Unidos apoyó, mientras países Latinoamericanos lo condenaban. Pero todavía, miles de miles de venezolanos estábamos en un mar entre la confusión y los sentimientos... todavía.

Una esperanza comenzó a vislumbrar: el Presidente Chávez no ha renunciado. En Internet comenzaron a publicarse artículos sobre el posible suceso, pero sería en la mañana del sábado cuando las personas se inquietaran más. En efecto, casi nadie se enteró el viernes de esa información que merodeó por Internet, así que de nuevo muchos se levantaron cabizbajos, pero muchos otros no. Al regarse rápidamente a través de llamadas telefónicas, mensajes y voces de que el Presidente Chávez no había renunciado, todos los chavistas comenzaron a animarse. Pronto, los Círculos Bolivarianos, ayudados de diversos personajes del gobierno, empezaron a organizar a las personas, todos los cerros se preparaban para bajar. Mientras tanto, las televisoras privadas, llenas de noticieros en días anteriores, optaron por pasar comiquitas, películas y programas de entretenimiento, sin nunca anunciar siquiera, la posible información de que el Presidente Chávez nunca pensó dimitir y que nunca firmó el decreto. De alguna manera, también en la mañana del sábado se cometieron numerosos allanamientos de casas y alcaldías, como se había hecho el día anterior. El viernes se detuvo al Ministro de Interior y Justicia y luego al gobernador del estado Táchira, luego de registrar, sin orden judicial, sus hogares y oficinas. Entre esos dos días también se logró arrestar a Tarek William Saab y se le allanó su residencia, al igual que a numerosos gobernadores y alcaldes que estaban a favor del gobierno del presidente Chávez, incluyendo a la alcaldía del Municipio Libertador por la Policía Metropolitana. Todos los allanamientos y persecuciones se hicieron sin orden judicial.

El pueblo comenzó a salir masivamente a partir de las 9 y 10 de la mañana. El día anterior pequeños grupos lo habían hecho en varios lugares de la capital, el mayor tenía en su haber 500 personas, y aún así, fueron reprimidos por la Policía Metropolitana. Volviendo al punto, en Maracay comenzó a reunirse una congregación frente a la base aérea Rumores iban y venían de que un capitán de la Fuerza Armada se había sublevado con 2000 soldados a su disposición en ese lugar. También en Valencia se comenzaron a reunir las personas frente al cuartel, en el sector La Granja. En Caracas, varios personajes del gobierno revolucionario habían comenzado a hablar por medios de comunicación internacionales y habían organizado a el pueblo, y éste comenzaba a salir.

Para el mediodía, la tensión era mortal. Los rumores iban y venían con más rapidez, entre ellos los posibles asesinatos de Freddy Bernal y Aristóbulo Istúriz. Las noticias por Internet corrían también como pan caliente: mipunto.com confirmaba la sublevación del General Baduel en Maracay, seguido del General Torres Finol (Muerto en un accidente recientemente). Sin embargo, las televisoras seguían pasando comiquitas como si nada estuviera pasando en el país. Pero fuentes internacionales como Radio Caracol (Colombia), Telemundo (Miami) y CNN en Español, seguían difundiendo noticias y noticias que acercaban al pueblo a una posible victoria, aunque nadie todavía apostaba a ello.

Mientras CNN en Español mostraba llamadas del Vicepresidente Diosdado Cabello, el Fiscal Isaías Rodríguez y la primera dama, Marisabel de Chávez desde la clandestinidad, Radio Caracol Noticias anunciaba que se había formado una gigantesca masa de personas en las afueras del Palacio de Miraflores, desde poco antes del mediodía. Rato después anunciaría que William Lara, junto con Aristóbulo Istúriz y otros ministros del gabinete del derrocado presidente Chávez, tomaban junto con el pueblo congregado, el Palacio sede del Ejecutivo Nacional. Esto fue entrando la tarde, como a las 2:00 y 3:00 PM. Vale la pena destacar que Radio Caracol era el único medio de comunicación que estuvo en Miraflores durante la tarde del sábado 13, llenándose de méritos para que DirecTV, transmisora de la radio, sacara del aire su señal, justamente a las 4:00 PM. Todavía, las televisoras no mostraban la realidad: el gobierno de facto de Pedro Carmona llegaba a su fin, y seguían pasando su transmisión cotidiana de películas y béisbol. Temprano en la tarde, no sé realmente si antes o después de que el pueblo tomara Miraflores, Carmona se comunicó con CNN en Español y anunció que todo estaba normal, que los "pequeños" focos de subversión habían sido controlados. Todo esto lo decía, mientras mipunto.com anunciaba en esos momentos que habían al menos 600.000 personas en las calles de Caracas, todas pidiendo ver al Presidente Chávez. Todo esto ocurrió hasta las 4:00 PM.

Las cosas comenzaron a ponerse más difíciles a partir 4 de la tarde. DirecTV suspendió la transmisión de Radio Caracol más o menos a esa hora (Por lo que se hacía imposible escuchar esa radio en Venezuela, a excepción del estado Táchira) y mipunto.com, una de las pocas páginas de Internet venezolana con información de último minuto, cerró su sección de noticias. Por lo tanto, la desinformación pasó a ser mucho más latente. Los rumores comenzaron a cobrar más vida, aunque ya las cosas comenzaban a esclarecerse.

Fue en esos momentos de la tarde, cuando muchos oficiales de la Fuerza Armada Nacional, comenzaron a retirarle su apoyo a Carmona, observando la gran cantidad de personas que salieron a defender a su país. Otros lo hicieron al ver los grandes errores del ex presidente de Fedecamaras. Entonces, Vásquez Velazco, presionado por sectores de la FAN que en verdad tenían el poder (Es decir, era los que en verdad tenían soldados, aviones y tanques a granel a su disposición), propuso una serie de condiciones al gobierno de facto de Carmona, sin reconocer todavía que se trataba de un golpe de Estado. Fue lo último que se escuchó de Vásquez Velazco aquella tarde.

Ya en la noche, a partir de las 6:00 PM, la victoria bolivariana parecía estar cantada pero todavía nadie se confiaba. Mientras en Maracay, Baduel y Torres Finol advertían que no bajaban guardia hasta que no regresara el Presidente Chávez, Aristóbulo Istúriz y William Lara confirmaban desde Miraflores, junto con todo el pueblo, que al menos más del 90% de las guarniciones militares del país ratificaban su apoyo al Teniente Coronel, a la Constitución Bolivariana y a las leyes. En esos momentos, es cuando Isaías Rodríguez y Lara (Presidente de la Asamblea Nacional), califican de inconstitucional el gobierno de facto de Pedro Carmona y ratifican a Hugo Chávez Frías como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Ellos, para ese momento, esperaban la llegada del Vicepresidente Diosdado Cabello para juramentarlo como presidente provisional.

Es también a esa hora cuando relativamente pequeñas masas del pueblo se dirigen a las televisoras privadas del país. Estos medios no habían informado en ningún momento al país de lo que estaba pasando, durante todo el día. La gente, con signos de molestia, fue a protestar para que las televisoras pasaran por un momento la realidad del país. Éstas se encontraban a la defensiva, por haber sido atacadas durante la tarde (RCTV), por un grupo de antisociales que se demostró que nada tienen que ver con los verdaderos bolivarianos. Aún así, tuvieron que mostrar la realidad, de que Venezuela pasaba por un momento histórico donde el pueblo marcó la diferencia.

La euforia del pueblo se dio con la renuncia de Pedro Carmona, que igual no tenía validez, ya que era un gobierno inconstitucional. A partir de las 7:00 PM, Venezolana de Televisión recuperó su señal y comenzó a informar al pueblo de lo que estaba pasando. Esa misma noche se juramentó a Diosdado Cabello como presidente provisional, y se esperaba la llegada de Hugo Chávez, que se encontraba detenido en la Orchila, pero las negociaciones para su retorno ya se habían comenzado. También se detuvo a Pedro Carmona, a su gabinete y a los generales golpistas que lo acompañaban. La gente, el pueblo, el verdadero y pacífico pueblo se reunía en Miraflores. Las personas estaban entusiasmadas, porque para bien o para mal, habían pasado un día inolvidable. Habían pasado un día lleno de emociones desde la impotencia y tristeza, pasando por la tensión, hasta la alegría y la euforia. El pueblo por primera vez había triunfado, y por segunda vez su revolución.

Darío Carpio
Lechería, 25 de Abril de 2002

Tomado de Ideal Bolivariano


Regresar
Home