Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 

 

 

Melie y la dolorosa crónica del dolor:

 

Hay muchas clases de dolor. El dolor que duele, el dolor que sangra, el dolor que solo se siente, el dolor de una muela que te podría matar una noche, el dolor de perder a alguien, el dolor que no sabes que sientes pero que allí está. Después de haber caído de la cama, Melie llegó a la conclusión de que el dolor no es más que una reacción causada por tu cerebro reclamándote lo increíblemente estúpido que eres. Y es cierto! Eres un idiota al no darte cuenta de muchas cosas, como el haber evitado caerte de la cama. El dolor se manifiesta de dos formas: llorar y fingir felicidad. Esta última es la forma más estúpida de demostrar dolor, porque lo haces conciente de que algo te duele y no quieres que los demás se den cuenta, pero ellos lo saben, tú eres diferente a los demás. Pero es mejor que quejarte todo el tiempo. Y a veces yo estoy de malas y otras veces tú estás de malas, pero no me lo dices y yo no puedo adivinar, ella tampoco... lo más triste del asunto es que me gustaría hablar, pero no se puede. Y así es como el dolor duele y Bus no lo podrá evitar ( Irak, estamos contigo). Eddie: yo sé que estas cartas también te llegan a ti, y quiero que sepas que aunque Melie está triste, tú la haces feliz.

 

P.D. Gracias, los quiero mucho