27        La familia: institución fundamental.

           La familia es la comunidad básica de la estructura  social donde sus miembros, unidos por el amor, encuentran el ámbito insustituible para crecer como personas.

            “La familia es una comunidad de personas, la célula social más pequeña, y como tal es una institución fundamental para la vida de toda sociedad” (CF n. 17).

 

28        Todo matrimonio, por su origen y su naturaleza, tiene la vocación y la misión de transformarse en familia. Llamado a ser comunidad de vida y amor, regida por Dios y establecida sobre la alianza de los esposos que mutuamente se entregan y aceptan, la familia tiene cuatro cometidos:

    a)    ser comunidad de personas en diálogo con Dios;

    b) ser “Santuario de vida”, promotora y servidora de la vida, ya que el derecho a la vida es la base de todos los derechos humanos;

    c) ser “célula primera y vital de la sociedad”, promotora del desarrollo y protagonista de una auténtica política familiar;

    d) además, “a la luz de la fe”, o sea en el matrimonio sacramental, ser “Iglesia doméstica” que acoge, vive, celebra y anuncia la Palabra de Dios.