Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
 
Notas Agropecuarias Venezuela 
 
URGE REVISIÓN DE LA RESOLUCIÓN BRUCELOSIS
En Gaceta Oficial N° 37.773, de fecha 11 septiembre de 2003 se publicó la Resolución DM/Nº 127 dada en Caracas el 05 de septiembre de 2003 por el Ministerio de Agricultura y Tierras (Despacho del Ministro), contentiva de las nuevas Normas para el Programa de Prevención, Control y Erradicación de la Brucelosis. Como quiera que en la democracia participativa que prevé la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, los asuntos de interés público deben ser conocidos y consultados ampliamente entre los diferentes actores de la sociedad antes de la toma de decisiones oficiales importantes, lo que no parece haber sido el caso de la citada Resolución, es imperativo que los ganaderos y médicos veterinarios del país formulen y canalicen a través de sus respectivos gremios las observaciones que tengan a bien realizar, en el objetivo de que pueda lograrse lo antes posible la revisión concertada de la normativa. De esta manera una nueva resolución posibilitaría el éxito de tan importante campaña sanitaria con la participación debida de los integrantes del circuito pecuario, y no el fracaso sin ellos como hasta ahora planteado antes de comenzar.
Ref. Piñate, B.,P.E.  Notas Agropecuarias Venezuela 6(9). Ultima hora - Maracay, miércoles 14 de Enero de 2004
http://notasagropec.cjb.net 
.

 
Publicada en Gaceta Oficial N° 37.773, de fecha 11 septiembre de 2003.
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DE AGRICULTURA Y TIERRAS. DESPACHO DEL MINISTRO.
RESOLUCIÓN DM/N° 127 CARACAS, 05 de septiembre 2003
193° Y 144°
RESOLUCIÓN
Por cuanto al estado le corresponde desarrollar y privilegiar la ganadería nacional,
Por cuanto, el Estado debe garantizar la seguridad alimentaria de la población, y por tanto le incumbe elevar la productividad y mejorar la calidad sanitaria de los productos de origen animal, para la cual se establecerá un control estricto sobre la Brucelosis, tendente a su erradicación en las especies bovina, bubalina, caprina, ovina y porcina,
Por cuanto, la Brucelosis es una enfermedad de origen bacteriano que afecta a las diferentes especies animales especialmente bovinos, bubalino, caprinos, ovinos y porcinos siendo además una zoonosis de gran importancia en el país,
Por cuanto el Ministerio de Agricultura y Tierras, conforme a lo previsto en la Ley Sobre Defensas Sanitarias Vegetal y Animal, es el organismo competente para prevenir, controlar y erradicar las plagas y enfermedades que afectan la producción animal y vegetal, a fin de garantizar, al público consumidor, la calidad de los productos y subproductos derivados de éstos,
De conformidad con el numeral 8 del artículo 76 de la Ley Orgánica de Administración Pública, en concordancia con lo establecido en los numerales 1 y 2 del artículo 11 del Decreto Sobre Organización y Funcionamiento de la Administración Pública Central, y los artículos 1° y 2°, literales c) y f), de la Ley Sobre Defensas Sanitarias Vegetal y Animal, este Despacho resuelve dictar las siguientes,
NORMAS PARA EL PROGRAMA DE PREVENCION, CONTROL Y ERRADICACION DE LA BRUCELOSIS
Artículo 1º. La presente Resolución tiene por objeto establecer las normas para prevenir, controlar y erradicar la Brucelosis en las especies bovinas, porcinas, bubalinas y pequeños rumiantes y a todas aquellas susceptibles a la enfermedad,
que se encuentren en todo el territorio nacional, orientada a mejorar la productividad pecuaria y garantizar la seguridad alimentaria de la población.
Artículo 2º. Se facultad al Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), adscrito a éste Ministerio, para que implemente el Programa Nacional de Prevención, Control y Erradicación de la Brucelosis, en todo el Territorio nacional, de acuerdo a las normas establecidas en la presente Resolución.
Artículo 3º. El Programa de Prevención, Control y Erradicación de la Brucelosis se cumplirá en dos (02) etapas: la primera se iniciará de manera inmediata para las especies bovinos, bubalinos, porcinos y pequeños rumiantes y, la segunda en un término no mayor de dos (02) años, contados a partir de publicación de la presente Resolución, para otras especies susceptibles a la enfermedad.
Artículo 4º. Las Direcciones Regionales del Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA) serán responsables del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Brucelosis, la cual se realizará en Frigoríficos, Mataderos, Sala de Matanzas, Plantas Receptoras de Leche y Procesadoras de Productos y Sub-Productos de Origen Animal.
A tal efecto, las Direcciones organizaran en cada Estado un Plan Operativo Anual para el Programa.
Artículo 5º. El Programa de Brucelosis, comprenderá las siguientes actividades básicas:
  1. Vigilancia Epidemiológica.
  2. Diagnóstico sistemático de la Brucelosis en los animales, adoptando criterios epidemiológicos, clínicos y de laboratorio.
  3. Identificación, aislamiento, seguimiento y remisión a matadero o frigorífico de los positivos, en un lapso no mayor de quince (15) días.
  4. Sacrificio de los animales positivos.
  5. Aplicación de las actividades de control de la movilización y comercialización de animales, productos y sub-productos destinados a fortalecer el cumplimiento del Programa.
  6. Caracterizar la enfermedad en cada entidad para establecer un sistema de clasificación de predios y áreas libres de Brucelosis.
  7. Vacunación antibrucélica obligatoria para las especies susceptibles e inmunizables.
  8. Aplicación de medidas sanitarias profilácticas a nivel de predios.
  9. Campaña de educación y divulgación sanitaria local, regional y nacional con participación de los sectores interesados (oficial y privado).
  10. Elaboración de un manual de normas y procedimientos para la creación y funcionamiento de los centros veterinarios de procesamiento de muestras.
  11. Producción y abastecimiento oportuno de Biológicos.
  12. Un Sistema de Adiestramiento y Acreditación de médicos veterinarios en general.
Artículo 6°. Los médicos veterinarios debidamente acreditados por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), en el libre ejercicio de su profesión, serán los ejecutores del Programa de Brucelosis, los cuales asumirán el compromiso de cumplir sus responsabilidades y, en caso de incumplimiento serán sancionados según lo establecido en la Ley Sobre Defensa Sanitarias Vegetal y Animal.
Artículo 7°. Los médicos veterinarios adscritos al Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA) serán los coordinadores, supervisores y evaluadores locales del Programa de Brucelosis.
Artículo 8°. Los médicos veterinarios, que deseen obtener la acreditación para el Programa de Brucelosis, deberán reunir los siguientes requisitos:
  1. Título universitario expedido por una Universidad reconocida.
  2. Ejercer su profesión de manera libre e independiente.
  3. Estar capacitado en el área respectiva.
  4. Seguir los lineamientos previamente establecidas por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), según corresponda a los principios de ética, consideración y respecto.
  5. Completar el formulario para obtener la acreditación, acompañado con el currículo vitae.
  6. Realizar y aprobar el curso teórico-practico de adiestramiento epidemiológico en el laboratorio y en el campo, organizado por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA).
Artículo 9°. Los médicos veterinarios deberán dirigirse en forma personal a las oficinas regionales del Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), a fin de solicitar los formularios correspondientes, para obtener la acreditación para el Programa de Brucelosis.
Los interesados completarán el formulario respectivos, al cual anexará de su currículum vitae y lo entregará ante la misma oficina regional.
Artículo 10°. Las autoridades del Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), evaluarán los recaudos presentados por los interesados, y los seleccionará, una vez agotada las siguientes etapas:
Artículo 11°.El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (S.A.S.A) organizará cursos teóricos-práctico de adiestramiento epidemiológico en el laboratorio y en el campo, y actualización, para los médicos veterinarios candidatos a ejecutores y para los médicos veterinarios adscritos al mismo organismo, que participarán como Coordinadores o Supervisores, del Programa Nacional de Brucelosis.
Artículo 12°. Las Universidades, el Instituto de Investigaciones Veterinarias, los Colegios Médico Veterinarios, el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (S.A.S.A), u otra Institución autorizada que organizaren cursos de actualización para la acreditación del Programa Brucelosis, deberán obtener previamente la aprobación del Ministerio de Educación Superior, y deberá comprender entre otras las materias siguientes:
1. Legislación de Sanidad Agropecuaria y sus Reglamentos.
2. Las exigencias de los Programas Sanitarios del Sector Animal.
Todas las instituciones que coordinen los cursos de procesamiento de muestras para Brucelosis, deberán participarlo con la debida antelación al Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), a fin de que se designe un funcionario idóneo en la materia para colaborar como instructor y orientador en los Programas Sanitarios, en los aspectos de Programación, Legislación, Acciones Sanitarias, Vigilancia Epidemiológica, etc.
Artículo 13°.Los aspirantes que fueren aprobados para ingresar al Programa de Brucelosis, recibirán del Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (S.A.S.A), en forma gratuita las credenciales para realizar las actividades, en un plazo no mayor de ocho días hábiles.
La acreditación tendrá una vigencia de un (1) año, no obstante, la misma es renovable por período iguales, previa evaluación que se realizará al efecto.
Artículo 14°. Las oficinas regionales del Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), elaborarán y mantendrán actualizado el "Registro Regional de Acreditaciones", que a su vez conformarán la base de datos del "Registro Nacional de Acreditaciones", el cual funcionará en la Dirección General del Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), a fines de evaluar e integrar a la Red de Vigilancia Epidemiológica Estatal a los médicos acreditados para intervenir en el Programa Nacional de Brucelosis.
Artículo 15°. Los Médicos Veterinarios acreditados deberán integrarse a los Comités de Sanidad Agropecuaria con la finalidad de realizar las acciones del Programa Nacional de Brucelosis bajo la orientación del Coordinador Sanitario del Servicio Autónomo Sanidad Agropecuaria, Regional y Municipal.
Artículo 16°. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), evaluará periódicamente en el campo a los ejecutores del Programa Nacional de Brucelosis en caso de constatarse irregularidades se aplicarán sanciones establecidas en la Ley Sobre Defensas Sanitarias Vegetal y Animal.
Artículo 17°. Anualmente en fecha que establecerá con antelación el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), deberá evaluar y actualizar las Metodología del Programa y del Diagnóstico utilizado por los ejecutores.
Artículo 18°. Los médicos veterinarios acreditados para el programa de Brucelosis, deberán cumplir con las obligaciones siguientes:
  1. Planificar previamente su trabajo, y entregar al funcionario que se desempeñe como Coordinador del Comité Sanitario Municipal, acreditado por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (S.A.S.A), un cronograma mensual de actividades.
  2. Apoyar el Sistema de Vigilancia Epidemiológica del Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), para ello deberán remitir mensualmente toda la información en los formularios destinados a ese fin, en especial utilizarán el "Certificado Sanitario Nacional", suministrando los datos con la mayor fidelidad.
  3. Mantener al día la ficha sanitaria con la información epidemiológica y de producción en cada predio donde actúen realizando inoculaciones preventivas, toma y procesamiento de muestras.
  4. Notificar periódicamente sobre sus labores en lo relativo a procedimientos, objetivos, metas cumplidas y eventualidades sanitarias de emergencia que comprometan la salud de los rebaños nacionales de cualquier especie.
  5. Sujetar las actuaciones a las Leyes de Sanidad Animal y Sanidad Vegetal, y sus Reglamentos, las resoluciones y disposiciones jurídicas vigentes en sanidad animal y sanidad vegetal.
  6. Proveerse del material mínimo necesario: tubos y agujas de extracción de sangre, gradillas, cavas, bragas, marcadores, hierros sanitarios, planillas de remisión de muestras con protocolo final de Brucelosis, así como otro material que se requiera.
  7. Llevar una relación de los animales inmunizados en el certificado de vacunación, en el formato aprobado por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA) y suministrado por los Colegios de Médicos Veterinarios.
Artículo 19°. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (S.A.S.A), supervisará y evaluará sistemáticamente las actividades, a fin de constatar el cumplimiento de la Legislación de Sanidad Agropecuaria.
Artículo 20°. La acreditación otorgada para el Programa de Brucelosis por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), es intuito personae, en consecuencia no podrá ser cedida ni traspasada o transferida en modo alguno a una persona distinta de su titular.
Artículo 21°. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), podrá revocar en cualquier momento la acreditación para el Programa de Brucelosis, cuando ocurra cualquiera de las siguientes circunstancias:
  1. Que el acreditado para el Programa de Brucelosis, incumpla con la entrega del cronograma mensual de actividades a la oficina de Sanidad Animal de la jurisdicción donde se ejecuta la actividad.
  2. Por suministrar información falsa o simulada en los formularios que debe entregar periódicamente al Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA).
  3. Por inobservancia de las obligaciones previstas para los acreditados en el Programa de Brucelosis en la presente Resolución.
  4. Inasistencia injustificada a los cursos programados de capacitación y/o actualización
  5. Cesión o préstamo de la acreditación a médicos veterinarios no acreditados.
  6. El suministro de información o certificación de actividades no ejecutadas.
  7. Utilización de biológicos y productos farmacéuticos no registrados por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (S.A.S.A).
  8. Por inobservancia de las leyes, reglamentos o las disposiciones normativas que rigen la materia de sanidad animal o vegetal.
Artículo 22º. El diagnóstico definitivo de la Brucelosis en todas las especies susceptibles obedecerá a criterios epidemiológicos y clínicos, apoyados en examen de laboratorio realizados con métodos serológicos y de aislamientos del germen, de acuerdo a las normas internacionales adoptadas por los laboratorios de referencia internacionales y por el laboratorio de referencia nacional (Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias- Unidad de Laboratorios de Sanidad Animal del Instituto de Investigaciones Agrícolas (UNILAB).
Artículo 23º. Se utilizará como prueba oficial de campo para el diagnóstico de la Brucelosis, la Prueba de Card Test (Rosa de Bengala), quedando para confirmación definitiva las siguientes pruebas: Elisa competitiva, Prueba lenta en tubo, Prueba del 2 Mercapto – Etanol y/o fijación de complemento.
Artículo 24°. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA) y el Laboratorio Nacional de Referencia, establecerán los criterios específicos en diagnóstico de Brucelosis para especies diferentes a los bovinos, siempre bajo las normas de los Laboratorio de Referencia Internacionales.
Artículo 25º. Para los efectos de importación de animales, el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), recomendará las pruebas de laboratorio que considere convenientes para el diagnóstico y el tipo de vacuna antibrucélica.
Artículo 26°. El procesamiento y el diagnóstico de laboratorio se realizará en:
  1. Los Centros Veterinarios de Procesamientos de Muestras.
  2. Los Laboratorios autorizados por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), que reúnan las condiciones expresadas en el manual de acreditación correspondiente.
Artículo 27º. Los Colegios de Médicos Veterinarios, participarán activamente en el funcionamiento de los Centros Veterinarios de Procesamientos de muestras, los cuales serán supervisados por médicos veterinarios del Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA).
Artículo 28º. Los Centros Veterinarios de procesamientos de muestras y los laboratorios acreditados por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), que incumpla con los requisitos exigidos en el Manual de Procedimientos para el Programa Nacional de Brucelosis serán temporales o definitivamente clausurados de acuerdo a la gravedad de la falta.
Artículo 29º. Todo propietario o tenedor de animales, en el territorio nacional, estará obligado a reunir su rebaño para la toma de muestras, destinadas al proceso de laboratorio, en el sitio, hora y fecha establecidos mediante notificación previa escrita del médico veterinario debidamente acreditado por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA).
Cada predio prestará un apoyo integral para el desarrollo eficiente del trabajo sanitario.
Artículo 30º. La toma de muestras a hembras bovinas se realizará a partir de los 20 meses de edad. Sin embargo, cuando sean necesarias movilizarlas con cualquier finalidad, y su edad esté comprendidas entre 3 y 19 meses, deberán estar inmunizadas con vacunas antibrucélica, ser negativas al diagnóstico de Brucelosis y el resto del rebaño deberá tener vigente lo concerniente al Programa de Brucelosis.
Los sueros de los machos bovinos se examinarán a partir de los seis (6) meses de edad, o antes de la movilización.
Artículo 31°. En los predios en donde resultaren los animales negativos a las pruebas de diagnósticos, se debe repetir la prueba a los cientos ochenta (180) días, en el caso de resultar nuevamente negativo el efectivo (dos pruebas negativas semestrales) ubicará al rebaño en un régimen anual de diagnóstico. La negatividad estará referida a todas las especies susceptibles a la enfermedad presente en el predio.
Artículo 32º. Si en un predio considerado negativo aparecen animales positivos, el mismo volverá al régimen de diagnóstico semestrales, hasta lograr la negatividad.
Artículo 33º. En los predios, donde hayan animales cuyo diagnóstico arroje resultados positivos a Brucelosis, los ejecutores del Programa de Brucelosis deberán observar el siguiente procedimiento:
  1. Reseñar los animales, identificándolos con una "B" a fuego en la región masetérica izquierda.
  2. Prescribir al propietario del predio para separar los animales afectados del rebaño, el cual deberá cumplirse estrictamente.
  3. Ordenar el beneficio de los animales en un lapso no mayor de quince (15) días hábiles luego de haberse detectado la brucelosis, en caso de prorrogarse dicho lapso, los animales serán beneficiados a la mayor brevedad que amerite el caso, sin que por ello medie indemnización alguna a favor del propietario.
Artículo 34º. Los animales cuyas pruebas de diagnósticos resultaren positivos a Brucelosis, solo podrán ser movilizados y comercializados para ser beneficiados en un matadero, sala de matanzas o frigorífico.
Artículo 35º. El propietario o la persona autorizada del predio afectado proveerá las facilidades necesarias para el transporte de los animales, cuyo diagnóstico de Brucelosis sea positivo, al matadero, sala de matanzas o frigorífico que el médico veterinario acreditado para el Programa Brucelosis seleccione para el beneficio de estos animales y con el documento de reseña especial emitido por éste.
 
 
Artículo 36º. Los animales positivos deben beneficiarse bajo las normas especiales de asepsia y al final de la faena normal del matadero, frigorífico o sala de matanzas.
 
 
Artículo 37º. Se establece como requisito obligatorio para la venta de animales para cría, recría, ceba, comercialización de semen, producción de leche, productos y sub-productos, participación en ferias ó cualquier otro tipo de concentración, el diagnóstico de Brucelosis con resultado negativo, para todos los animales del predio y la vacunación antibrucélica vigente.
 
Artículo 38º. Todo animal que ingrese a una finca, deberá poseer diagnóstico de Brucelosis con resultado negativo y deberá permanecer aislado del rebaño durante un periodo de treinta (30) días, y una vez transcurrido éste lapso será incorporado al rebaño, previo diagnóstico de Brucelosis con resultado negativo.
 
Artículo 39º. Todo productor que no justifique la desaparición en su fundo de un animal reaccionante positivo, no podrá optar al aval sanitario por incumplimiento de los programas sanitarios.
 
Artículo 40º. En los predios positivos a brucelosis, no podrán ingresar animales procedentes de otros estados o municipios, ni movilizarse animales con fines diferentes al beneficio.
 
Artículo 41º. El Médico Veterinario ejecutor deberá comprobar y certificar ante el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), la muerte o desaparición de cualquier animal positivo. La falta de esta certificación determinará la prohibición de ingreso y egreso de animales al predio.
 
Artículo 42º. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria, otorgará el certificado "Libre de Brucelosis", cuando la totalidad de los animales existentes en un predio resulten negativos a dos (2) diagnósticos semestrales consecutivos.
No obstante, para que el certificado especial, otorgado al Predio, se mantenga vigente, requiere que los animales que se encuentren en el mismo, sean sometidos a diagnósticos de Brucelosis anuales sucesivos, arrojen resultados negativos.
 
Artículo 43º. Se declarará "Zona Libre de Brucelosis", cuando todos los predios ubicados en un determinado espacio geográfico, sean declarados negativos a Brucelosis.
 
Artículo 44º. Al existir evidencias del reaparecimiento de Brucelosis de una zona libre, la misma perderá ese carácter hasta que epidemiológicamente se demuestre la ausencia de la enfermedad.
 
Artículo 45º. Para los fines de la Vigilancia Epidemiológica el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), realizará muestreos seroepidemiológicos en animales ingresados al matadero con datos de origen para detectar los predios afectados por Brucelosis.
 
Artículo 46°. Se otorgará el aval sanitario requerido para la movilización de los animales, con el aporte de datos por parte de los Médicos Veterinarios acreditados para el Programa de Brucelosis, a aquellos predios que se encuentren libre de Brucelosis, salvo que pierdan esa condición.
Se restituirá el Aval Sanitario al predio afectado, una vez que el Médico Veterinario acreditado para el Programa de Brucelosis presente las pruebas diagnósticas de negatividad del rebaño y la relación del beneficio de los reactores.
 
Artículo 47º. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), integrado en la Comisión Nacional de Zoonosis, garantizará al Ministerio de Salud y Desarrollo Social, los mecanismos necesarios para informar con antelación sobre la certificación de negativo a los predios proveedores de receptorías y/o queseras, para que previo al otorgamiento de la autorización, registro o permiso sanitario de funcionamiento o comercialización de establecimiento, de almacenamiento, procesamiento o distribución de productos o subproductos lácteos, se exija la presentación de los certificados especial Libre de Brucelosis, que se expide conforme a la presente Resolución.
 
Artículo 48º. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (S.A.S.A), autorizará al Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias – Unidad de Laboratorios de Sanidad Animal del Instituto de Investigaciones Agrícolas (UNILAB), para la fabricación, control y venta de antígenos para el diagnóstico de Brucelosis, la cual deberá remitir a aquél, mensualmente, la relación de ventas efectuadas al Colegio de Médicos Veterinarios, a las personas u organismos autorizados.
No, obstante, en caso de que la producción de antígenos, por parte del Instituto de Investigaciones Agrícolas sea insuficiente para cubrir la demanda, el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA) podrá autorizar a laboratorios privados, previo el cumplimiento de los requisitos establecidos, para fabricar e importar los mismos.
 
Artículo 49°. Los Centros Veterinarios de Procesamiento de Muestras podrán adquirir de los laboratorios fabricantes los antígenos para el diagnóstico de la Brucelosis, previa autorización del Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA).
 
Artículo 50°. Los Centros Veterinarios de procesamientos muestras, los laboratorios acreditados por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA) y los Colegios de Médicos Veterinarios Regionales informarán mensualmente al Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria, sobre la existencia de biológicos para el diagnóstico e inmunización de la Brucelosis, detallando su uso y distribución.
 
Artículo 51°. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (S.A.S.A) autorizará la elaboración, importación y comercialización de la vacuna RB-51, Cepa 19 y otras que se consideren necesario incorporar y supervisará la aplicación de éstas.
 
Artículo 52°. El Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias – Unidad de Laboratorios de Sanidad Animal del Instituto de Investigaciones Agrícolas (UNILAB) y los laboratorios de Referencia Internacionales realizarán el control de calidad de manera sistemática y obligatoria para autorizar la comercialización de la vacuna RB-51, CEPA 19 y las que incorpore el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria para el Programa de Brucelosis.
 
Artículo 53°. El Laboratorio que obtenga la autorización correspondiente para elaborar o importar las vacunas Cepa 19, RB-51 y las que luego se incorporen, deberá enviar a la Dirección General del Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), copia simple del protocolo de elaboración y control de calidad de las mismas, en el que se especifique el número de lote, presentación del producto, control de calidad, número de dosis, fecha de elaboración, fecha de expiración, prueba de inocuidad, prueba de esterilidad, porcentaje de reversión, número de gérmenes viables por dosis, vacío, humedad y cualquier otra información relevante sobre las mismas.
 
Artículo 54°. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria, autorizará la utilización de la Vacuna RB-51, que reúna las siguientes características:
  1. Debe estar libre de contaminación.
  2. El P.H. debe oscilar entre 6,5 y 6,7.
  3. El recuento viable, en la fecha de producción no deberá ser menor de 10.000 a 34.000 millones de células de brucella por dosis en 2ml. No permitiéndose una cantidad menor de 3.000 millones de células de brucella en la fecha de expiración.
  4. El producto terminado debe tener comprobación de vacío, con humedad residual nunca mayor del 3%.
  5. La validez de la vacuna no podrá ser mayor de un año.
  6. El envase será de vidrio neutro y resistente.
  7. En la etiqueta del envase se deberá indicar el nombre del laboratorio, número, de lote, fecha de preparación y de expiración, recuento viable; de manera muy visible el número de dosis por frasco, recomendaciones de conservación, dosis a ser aplicada, modo de restituirla, especie, sexo y edad indicada para aplicación, necesidad de marcar los animales inoculados y la recomendación de no utilizarla en machos, ni en animales cuyo diagnóstico haya sido positivo.
  8. Las vacunas tendrán tres (3) presentaciones: de cinco (5), diez (10) y veinticinco (25) dosis.
Artículo 55º. Los laboratorios acreditados para fabricar o importar vacuna RB-51 estarán obligados a cubrir la demanda nacional del biológico, a fin de elevar la cobertura de vacunación.
 
Artículo 56º. Los laboratorios acreditados para fabricar o importar vacuna RB-51 deberán entregarán al Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria una relación trimestral de la venta del producto a cada Entidad Federal.
 
Artículo 57º. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), deberá supervisar trimestralmente los laboratorios productores de vacunas antibrucélica y sus expendios y verificar que los mismos cumplen con el mantenimiento de la cadena de frío y la conservación en óptimas condiciones los biológicos.
 
Artículo 58°. Los laboratorios que se incorpore al proceso de fabricación, importación, comercialización de una vacuna antibrucelíca, antes de salir al mercado deberá:
a) Cumplir con las exigencias establecidas por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (S.A.S.A).
b) Desarrollar a nivel nacional conjuntamente con el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (S.A.S.A), campañas divulgativas dirigidas a productores, profesionales del área rural, instituciones docentes y de investigación, sobre el uso y aplicación de los biológicos, la zoonosis y la brucelosis como enfermedad animal, su prevención y control.
c) Elaborar y distribuir folletos informativos descriptivos de los biológicos y el Programa Nacional de Brucelosis.
d) Promover experiencias conjuntamente con el Instituto de Investigaciones Veterinarias y las Universidades, por lo menos dos veces al año, orientadas a demostrar a nivel de campo la excelencia de su biológico. El protocolo de investigación será diseñado por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria.
 
Artículo 59º. Los Colegios de Médicos Veterinarios podrán apoyar al Programa Nacional de Brucelosis, mediante la adquisición, almacenamiento y distribución de las vacunas antibrucélicas autorizadas por el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), previo el cumplimiento de las formalidades previstas en la presente Resolución.
 
Artículo 60°. Se establece la vacunación antibrucelica obligatoria para el ganado bovino.
 
Artículo 61°. Las aplicaciones de las vacunas Cepa 19 y RB-51, deberán efectuarse de la siguiente manera:
  1. Vacuna Cepa 19.
  2. -A terneras entre tres (3) y ocho (8) meses de edad por una sola vez.
  3. Vacuna RB-51.
-A terneras entre tres (3) y ocho (8) meses de edad, siendo la edad optima de cinco (5) meses y repetirse su aplicación en la edad comprendida entre los diez (10) meses y quince (15) meses, preferiblemente a los doce (12) meses.
-Sé podrán vacunar hembras bovinas adultas, exceptuando las positivas a Brucelosis y las preñadas.
-La revacunación de vacas quedará condicionada a la situación epidemiológica de enfermedad en el área del predio.
- No se vacunarán machos.
Artículo 62°. Los médicos veterinarios, ejecutores del programa de Brucelosis, vacunarán o supervisarán las vacunaciones antibrucélica, identificando al animal con algunos de los métodos previstos en la presente Resolución, previamente acordado y asentado en acta con el Médico Veterinario oficial responsable de la zona.
 
Artículo 63º. Los métodos para identificar al animal vacunando contra la Brucelosis son los siguientes:
  1. Marca al fuego en la región masetérica izquierda con una "V" de ocho centímetros (8 cm).
  2. Piquete en forma de "U" en la porción media borde superior de la oreja derecha, o
3. Arete metálico contentivo de la siglas de la zona, tipo de vacuna y fecha.
 
Artículo 64°. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), dictaminará la metodología de vacunación cuando se trate de especies diferentes a los bovinos.
 
 
Artículo 65º. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria, a fin de establecer un Sistema Epidemiológico para Brucelosis, deberá:
  1. Instaurar un Sistema de Información Integrado, que permita mantener actualizado a las instituciones sanitarias sobre el comportamiento epidemiológico de la enfermedad, para así adoptar acciones oportunas.
  2. Coordinar muestreos seroepidemiológicos de Brucelosis en mataderos, salas de matanza, receptoria lecheras y fábricas procesadoras de productos y subproductos de origen animal.
Artículo 66°. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), promoverá la integración del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, las Universidades, las Instituciones Internacionales, Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias -Unidad de Laboratorio de Sanidad Animal del Instituto de Investigaciones Agrícolas (UNILAB), el Instituto Nacional de Higiene, para realizar las investigaciones especiales necesarias para el avance en el Programa como son: el aislamiento de las cepas actuantes en animales y humanos, eficiencia de las pruebas diagnósticas, comportamiento de las cepas actuantes a nivel de campo, el rol que juegan las otras especies como ovinos y caprinos en la ocurrencia de la enfermedad, así como la participación de las especies salvajes de su mantenimiento.
 
Artículo 67º. Por intermedio de la Comisión Nacional de Zoonosis (Sub Comisión Nacional de Brucelosis, Tuberculosis Leptospirosis) se propiciará una integración intersectorial para cooperar en la prevención control y/o erradicación de la Brucelosis en las poblaciones humanas y animal.
 
Artículo 68°. Cuando en un predio, matadero o centro de salud se diagnostiquen casos de Brucelosis la autoridad sanitaria a quien competa deberá informar a la autoridad homologa para adoptar las medidas de control y vigilancia requerida.
 
Artículo 69º. El Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA), en coordinación con las empresas, laboratorios e instituciones nacionales, estadales o municipales, organismos internacionales, vinculados con el problema de la Brucelosis, se programará campañas de divulgación sobre la enfermedad y otras zoonosis, su prevención y profilaxis, dirigidas a la población rural, para lo cual se utilizarán los centros pilotos de las mismas.
 
Articulo 70º. Se prohibe expresamente lo siguiente:
  1. La movilización de animales de predios que no cumplan con la vacunación antibrucélica.
  2. .Otorgar certificado sanitarios nacional, certificado de salud y movilizar animales (productos y subproductos derivados de éstos) en los predios donde existan animales cuya prueba de diagnóstico haya arrojado resultado positivo, hasta tanto no se cumplan con procedimientos previstos en la presente Resolución.
  3. La comercialización para cría o ceba de animales y la movilización de animales para ferias, exposiciones, subastas o cualquier evento ganadero, cuya prueba de diagnóstico haya arrojado resultados positivos.
Artículo 71º. Las infracciones a esta Resolución, serán sancionadas de acuerdo a lo previsto en la Ley sobre Defensas Sanitarias Vegetal y Animal, sin perjuicio de la aplicación de otras sanciones a que haya lugar en otras leyes.
 
Artículo 72º. Las Autoridades Nacionales, Estatales y Municipales están obligadas a cooperar en el desarrollo del Programa de Erradicación de la Brucelosis.
Las Asociaciones de Productores, los propietarios y los encargados de los predios bajo el Programa de Brucelosis deben prestar toda clase de apoyo a los funcionarios del mismo, a fin de dar cumplimiento a las normas de esta Resolución.
 
Artículo 73º. Se deroga la Resolución N° 378 del 30/08/1965, publicada en Gaceta Oficial N° 27.826 del 31 de Agosto de 1965 y la Resolución N° 0123 del 14/10/1968, publicada en Gaceta Oficial N° 28.753 del 14 de Agosto de 1968 y la Resolución N° 087 del 30/06/2003, publicada en Gaceta Oficial N° 37.728 de fecha 9/07/2003.
 
 
Comuníquese y Publíquese,
Por el Ejecutivo Nacional
 
EFRÉN ANDRADES LINARES
Ministro de Agricultura y Tierras

                                    
Pedro E. Piñate B. MV, MSc. 
Centro de Estudios Ganaderos 
Apartado 2124
Maracay 2101 Aragua VENEZUELA
Tel Cel 0414-451.7658  Desde el exterior marque +58 (414) 451.7658
E-mail: ppinate2003@yahoo.com  Website:
http://notasagropec.cjb.net
 
(Ultima actualización: Miércoles 14 de Enero de 2004)