Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Revista de Domingo


| Juan Béjar Chávez | Bandera indígena, reivindicación y polémica | Nuestro patrimonio intangible no tiene políticas culturales | Becerro con cabeza de foca y patas de cerdo nació vivo | Derrame de petróleo: El mayor desastre ecológico de Bolivia | APDHO: Existe materia justiciable y tipicidad en el caso Transredes | Recambio en el Amazonas


Juan Béjar Chávez

ñ

Por: E. Aquino Aramayo

Nos referimos a un personajes que de alguna manera ha contribuido a los cambios, especialmente sociales, en la ciudad de Oruro. De don Juan Béjar Chávez se sabe que nació en la república del Perú sin especificar el lugar. Dejó su país a la edad de 34 años, por la ciudad de Puno, cruzando el lago Titicaca hacia el puerto de 

El puesto de venta de Don Juan

Guaqui. También se desconoce las razones que ha tenido para no quedarse en la sede de gobierno. Llegó a la ciudad de Oruro, según sus propias declaraciones, el ocho de julio de mil novecientos ocho.

A los diez días de haberse radicado en esta ciudad altiplánica, instaló "La primera industria de limpieza de calzados", según dijo alguna vez. Puesto de lustrado de calzados en la plaza principal de la ciudad. Desde ese momento se hizo uno de los defensores de los intereses orureños.

Su agradecimiento y cariño a Oruro alguna vez lo expresó por escrito en una hoja volante que se distribuyó el diez de febrero de mil novecientos setenta y cinco. En esa hoja criticó a nacionales y extranjeros que no fueron agradecidos con Oruro, al decir "Capital y cuna del mejoramiento económico de millares de seres humanos que han pisado ésta ciudad de Oruro, en gratitud han dejado la ingratitud y el desprecio, me refiero a un ochenta por ciento". Y pedía a todos los extraños de esta ciudad: "así hermanos de ultramar y Bolivia, contribuid con un grano de arena para el progreso de Oruro y Bolivia entera".

Este señor que es recordado por quienes lo conocieron, como pulcro en el vestir, teniendo preferencia por los trajes claros y corbatas anchas y coloridas, usaba también un sombrero de ala corta, de esos que se conoció como "petiteros". Se dice que fue "esotérico", al respecto como tarjeta de presentación, el año 1973, tenía una pequeña libreta del tamaño de las tradicionales tarjetas. En la tapa de la libreta estaba escrito: "Dios Todo Poderoso/JUAN BEJAR CH./ESPIRITISTA/Ecuador, Ustárez y Menacho/Oruro Moderno/Oruro/Bolivia". En el interior en una hoja plegada del tamaño de media carta hablaba del espiritismo, en la que planteaba como ajena a lo sobrenatural y cumplidora de la ley predicada por Cristo. Sin importar su inclinación religiosa o ideológica, don Juan Béjar fue un caballero.

En tiempos que llegó el Sr. Béjar a la ciudad de Oruro, los talleres artesanales tenían el orden jerárquico de la colonia, sistema que se ha mantenido hasta mucho después de la revolución de mil novecientos cincuenta y dos. En esa jerarquía, era Maestro Mayor, a la vez de instructor, representante del taller y pariente espiritual de los operarios y oficiales, el dueño. En la industria minera y el comercio, se repetía la escala social de las mutuales de la que los dueños eran sus presidentes. Es así que según otro volante de mayo de mil novecientos sesenta y seis, don Juan nos dice: "el 10 de noviembre de 1918, proclamé la independencia del obrerismo del tutelaje capitalista criollo y de su poderío". Una federación sindical donde estaban afiliados los trabajadores con salario, a cuenta propia y los operarios de los talleres artesanales. Claro que los dirigentes eran artesanos, no los obreros ni trabajadores del comercio.

Poco antes de la creación de la Federación Sindical de Oruro, el trece de agosto de mil novecientos dieciocho, se había instalado en nuestra ciudad, "la primera pastelería, confitería y fiambrería", donde el orureño ya podía servirse fuera de casa un buen café con pasteles sin que sea día de fiesta.

En un principio el Sr. Béjar fue vecino de la plaza de la Ranchería, donde puso su concurso para reclamar de las autoridades mejoras que llegaron con el tiempo. Construyó su casa en el nuevo barrio por la que con otros orureños hizo gestiones para darle un diseño arquitectónico moderno, es así que se dio el nombre al barrio de "ORURO MODERNO" de la que sólo tenemos como novedad, para esos tiempos, el diseño de sus avenidas y calles, no así sus edificios. Cuando lograron efectivizar el barrio, don Juan logró que se dé inicio a una Feria Franca el 10 de febrero de mil novecientos cuarenta y siete. No fue escuchado en su constante solicitud, desde el año de mil novecientos cuarenta y nueve para pavimentar la plaza "6 de Agosto" (hoy plaza Pagador). Con espíritu progresista solicitó a la colonia de los yugoslavos la construcción de un quiosco del tipo colonial para la plaza de Oruro Moderno. A los israelitas pidió doce bancos de plaza. A la prefectura le propuso la construcción de una sede social para los vecinos, con instalación de altavoces para escuchar música. No logró nada de lo que se propuso. El gobierno sí atendió en la parte educativa al crear una escuela primaria en el barrio. Y "el 25 de diciembre de 1963, obsequié una pileta (de agua potable" en la Av. Ustárez y Ecuador, para el servicio público".

Este orureño por decisión propia, ha tenido un puesto de venta en el Mercado Campero, que atendía junto con su esposa la señora Victoria. Su puesto de venta era el "Arco" # 48, entrando por la puerta de la calle Velasco Galvarro a la mano derecha. Se lo identificaba por un letrero con la forma de un cerdito. Letrero muy conocido por las amas de casa y también por los estudiantes de ese tiempo porque en ella compraban su pasta de hígado y el jarabe para los refrescos, cuando tenían sus fiestas juveniles. En el "arco" había un otro letrero en la que se leía "Los que aprecian una buena presentación/conservación, atención e higiene/-Compran aquí-/". Los jamones y salchichas se encontraban colgados, los otros productos en urnas de vidrio o en frascos. El Sr. Béjar atendía con su guardapolvo blanco con su respectiva calatrava.

Es en el Mercado Campero donde se le ocurrió crear la fiesta de los mercados, la primera misa y procesión se efectuó el diez de noviembre de mil novecientos cincuenta y uno, presidida por la Santísima Virgen de Copacabana.

Don Juan Béjar Chávez, falleció en Oruro, el veinticinco de octubre del año mil novecientos ochenta y cuatro, a la edad de ciento diez años. Había nacido en el Perú un veinticuatro de junio de mil ochocientos setenta y cuatro. Vivió en la ciudad de Oruro por setenta y seis años, fue líder en acontecimientos sociales y comerciales. De su creación perduran el gremio de los lustrabotas, el sindicalismo gremial, la Feria Franca de Oruro Moderno y la fiesta de los mercados.

 

Bandera indígena, reivindicación y polémica

ñ

Por Manuel Robles Sosa (*)

 

La Paz.- La propuesta de incorporar como símbolo nacional boliviano a la Wiphala o bandera indígena, ha comenzado a generar un debate de diversos matices, aunque la idea gana aceptación por los argumentos que invocan la necesidad de reflejar la creciente importancia de los pueblos originarias, a los que pertenece el 60 por ciento de la población del país.

Un proyecto de ley para elevar a la wiphala al nivel de la bandera roja, amarilla y verde, el escudo y el himno nacionales, fue presentado en la primera quincena de octubre por el socialdemócrata Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR), con el fin de expresar la matriz indígena y originaria de Bolivia y la condición multiétnica y pluricultural del país, según los proponentes.

Erika Brockman, senadora mirista, invocó además la necesidad de hacer patente la vocación boliviana de unidad en la diversidad.

El ex presidente Jaime Paz Zamora, jefe del MIR, aclaró que la idea no es sustituir a la bandera nacional, como entendieron algunos medios de prensa, sino agregar como símbolo nacional a la wiphala, una enseña cuadriculada y multicolor que ha ganado inusitada vigencia en los últimos años y está siempre presente en las marchas populares, no sólo de campesinos, sino también de obreros y estudiantes.

Paz Zamora recordó que el proyecto no es en realidad nuevo y que su partido lo planteó hace 10 años, cuando él era presidente, pero no logró acogida en el Parlamento de entonces, y apunta a plasmar el concepto de "Bolivia Total", sin exclusiones como las que han sufrido durante siglos, desde la época colonial, los originarios de estas tierras.

El vicepresidente Carlos Mesa, un conocido periodista e historiador, respaldó la idea de que la Wiphala sea también un símbolo nacional. "Es sin duda una bandera con la que una parte muy importante de la comunidad boliviana se identifica y, a mí me parece justo que podamos incluir a la wiphala", comentó.

No veo ningún problema que esa hermosa bandera que es la Wiphala pueda ser reconocida como un símbolo vinculado a un sector tan importante de Bolivia, agregó.

El líder del Movimiento Indígena Pachakuti (MIP), Felipe Quispe -uno de los seis diputados de la agrupación-, acusó de demagógica la propuesta del MIR por considerar que este partido representa intereses neoliberales contrarios a los de los pueblos originarios y revalidó su demanda de que la bandera nacional actual sea, directamente, reemplazada por la Wiphala.

Según el MIP, de radical indigenismo, la enseña republicana fue creada por la minoría blanca y de raíz hispana que fundó Bolivia cuando en 1825 se escindió de Perú, y no es cabalmente originaria, por lo que en las comunidades del Altiplano occidental en los que Quispe tiene gran influencia, la bandera tricolor prácticamente no se reconoce.

Paz Zamora defendió la vigencia de la bandera presente como símbolo histórico de la República de Bolivia y Mesa rechazó la posibilidad de prescindir de ella, porque, según dijo, "es intocable y el símbolo central que une a todo el país".

Para fundamentar su posición, el MIP apela a la afirmación de que la Wiphala ya existía cuando llegaron los españoles a estas tierras, como enseña usada en las faenas agrícolas y fiestas religiosas, por los indígenas aymaras y quechuas -su uso actual se extiende también a los andes peruanos- que al llegar los españoles la convirtieron como bandera de resistencia.

Así lo sostiene el historiador y diputado del MIP Germán Choquehuanca, quien dice que la Wiphala es la representación del cruce de dos Arco Iris, macho y hembra, cuya unión se expresa en una figura cuadriculada con los siete colores.

Sin embargo, la historiadora Teresa Gisbert afirma rotundamente que los originarios no usaban banderas y que solamente tenían como enseñas estandartes de plumas.

Asevera que las más antiguas representaciones de la Wiphala datan del siglo XVI, después de la llegada de los españoles, época a la que pertenecen cuadros coloniales de pintores aborígenes e ilustraciones de piezas de cerámica indígenas en los que aparece la cuadriculada enseña, lo que abona a la tesis de que la Wiphala fue creada para oponerla a la rojo-amarilla de los invasores.

La propuesta socialdemócrata fue rechazada, con fuerte matiz regionalista, por pobladores de la oriental ciudad de Santa Cruz -la de mayor población de ancestros europeos y raza blanca- según mostraron encuestas televisadas en las que los cruceños argumentaban que ellos no eran ni quechuas ni aymaras y no se les podía imponer un símbolo correspondiente sólo a indígenas del occidente andino.

Felipe Quispe replicó que quienes se oponen en Santa Cruz forman parte de una minoría "q'ara" (blanca) que no representa a los pueblos guaraníes del oriente, los cuales, aseguró, sí se identifican con la Wiphala como símbolo de lucha contra la opresión.

La iniciativa del MIR, por cierto, es parte del impacto de la elección, por primera vez en la historia, de decenas de parlamentarios indígenas en los comicios de junio pasado, principalmente en las filas del izquierdista y opositor Movimiento al Socialismo (MAS), que, en buena medida con el apoyo de ese sector de la población, alcanzó un ajustado segundo lugar en los comicios.

"Un tercio del Congreso de la República está expresado con la Bolivia profunda, aquella que habla quechua, aymara, chiquitano y guaraní (lenguas aborígenes), que viste poncho (ruana), que proviene del área rural o de los barrios marginales de las ciudades, es la Bolivia Total que apuesta por un futuro del país con participación y equidad de oportunidades", argumentó la diputada Brockman.

La creciente influencia y presencia política de los indígenas en Bolivia dio lugar también a gestos del nuevo gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, que escogió originarios para responsabilidades de relieve, como Mateo Laura, primer prefecto (gobernador) indígena de La Paz. Apenas asumió, Laura lanzó un discurso en aymara y dispuso izar en el frontis de la Prefectura la Wiphala, junto a la bandera nacional boliviana, donde desde entonces ambas flamean a diario.

En el Parlamento se considera la posibilidad de nombrar juristas indígenas para altos cargos en el Poder Judicial, a los que nunca accedieron los originarios. Un periodista sugirió que además se nombre quechuas, aymaras o guaraníes como superintendentes de sectores económicos y hasta embajadores en el exterior.

(*) El autor es Corresponsal de Prensa Latina en Bolivia. E-Mail: serviex@prensa-latina.cu 

 Nuestro patrimonio intangible no tiene políticas culturales

ñ

- No existen políticas para la investigación, registro y preservación de las expresiones intangibles del Carnaval de Oruro ni de aquellas existentes en el departamento. Por Fabrizio Cazorla Murillo*

 

LA PATRIA

Además del Carnaval, por su excepcionalidad religiosa, ancestral e intercultural, Oruro 

Cada elemento del cargamento posee un significado para la comunidad

mantiene en todo el departamento la riqueza de un patrimonio intangible que también se expresa en rituales, costumbres, música, baile, medicina y artes culinarias. Todo una práctica vigente que hasta el momento no tiene políticas culturales para su investigación, preservación y difusión.

Según el presidente de la Asociación de Conjuntos del Folklore, Ascanio Nava, no existen políticas como tal, sino más bien antecedentes que se adelantaron en función de un diagnóstico de la cultura regional para que se pueda realizar una inventariación comenzando por los hechos culturales para luego entrar a la creación de un sistema de identificación de las manifestaciones en el ámbito departamental. "Es crear un inventario de la cultura popular y tradicional en Oruro como base para las ideas de proyectos que habrá que alentarlos".

OBRA MAESTRA DEL PATRIMONIO

Después de casi dos años de la Declaratoria de Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de Humanidad, no se emprendió una labor de sistematización, clasificación e interpretación del patrimonio intangible, porque hasta el momento no se conformó la Fundación para la Cultura de Oruro, o porque la misma Universidad Técnica de Oruro, con tres carreras de ciencias sociales, no tomó la iniciativa de gestionar proyectos de esta naturaleza.

La Cátedra UNESCO de mes de septiembre del 2001, con la presencia destacados estudiosos del patrimonio intangible y gestión cultural, solamente avanzó con el perfil de proyectos.

Ascanio Nava señala que no existen políticas, pero si hay los elementos necesarios para buscar los mecanismos o instancias que las diseñen a través del Consejo Departamental de Cultura o el Viceministerio de Cultura, como entidad estatal.

Para el escritor e intelectual Alberto Guerra Gutiérrez, las autoridades de la prefectura y el municipio tienen que considerar dentro sus presupuestos que la cultura es algo fundamental, porque el fenómeno del patrimonio intangible es departamental y no local.

PROTECCION

En tanto qué ocurre con las políticas de protección y preservación de nuestro patrimonio intangible. Según Ciro Caravallo, experto venezolano en patrimonio intangible, el rol de la comunidad será fundamental en la preservación cuando tiene que reactivar permanentemente sus tradiciones, incorporando elementos que tienen significado contemporáneo para su cultura.

"No es simplemente un problema de regular, de organismos que normen una fiesta, actividad, o una música, sino es la participación activa, divertida y gozosa de la gente lo único que puede dar sentido a la continuidad del patrimonio intangible", comenta Caravallo al señalar que ésto no limita que los investigadores de la cultura aporten con elementos para que la comunidad entienda sus prácticas.

Asegura que lo único que puede permitir la vigencia del patrimonio intangible es la participación comunitaria, donde también habrá que difinir una política específica para el fortalecimiento de estos procesos.

Es también hablar de los actores, quienes como protagonistas del hecho cultural intangible, son susceptibles de modificar sus saberes por influencias, más de las veces mediáticas o culturales.

"Lo importante es desarrollar un sentimiento de propiedad de cada uno de los factores en los que intervenimos, porque se está dando un tipo de transformaciones, distorsiones y cambios violentos", comenta el presidente de la Asociación de Conjuntos, enfatizando que el tema de la protección del patrimonio intangible significa ingresar a proyectos de reproducción o retransmisión de toda esta sabiduría, logrando su sustentabilidad y elevar una reflexión con los actores "porque no tenemos que desvincular al protagonista de la legislación".

QUE PROTEGER

Proteger la innumerable cantidad de expresiones culturales intangibles que están involucradas con el patrimonio físico o tangible, en la amplia geografía del Departamento de Oruro. Cada pueblo con sus festividades religiosas y celebraciones ancestrales. Lo tangible de su música, del contenido de sus cánticos, oraciones, ofrendas, leyendas, relatos y supersticiones permanecen en el saber de la cultura popular y tradicional, porque su espacio de encuentro y ritualidad está en las iglesias, las pucaras, las viviendas, los calvarios, los cementerios, las imágenes santorales, los arcos de plata, etc.

Por eso se ha propuesto la posibilidad de incorporar como tema de proyecto la Declaratoria de Patrimonio de la Humanidad a la Misión Agustina en el Departamento de Oruro, reconstruyendo una historia que es el presente y el mañana para las más de 300 comunidades donde se establecieron los religiosos. La obra agustina es el testimonio de arte sacro y arquitectónico que impulsa a una vigorosa religiosidad católica y ancestral, practicada y mantenida por la oralidad y por las fuentes de lo intangible.

A diferencia de otros centros culturales, Oruro es el único que goza de una arqueología riquísima, pero una arqueología que tiene connotaciones y denotaciones estrictamente ritualísticas, comenta Ascanio Nava.

"Hay en Oruro un proceso de creación religiosa sumamente profunda y eso no vemos en ninguna otra parte de Bolivia. Nos estamos refiriendo a la serie de elementos pétreos de un proceso intangible que no han quedado como vestigios o testimonios muertos sino que siguen siendo práctica cultural e incluso cotidiana del orureño", expresa el presidente de la Asociación de Conjuntos del Folklore.

CARNAVAL

El mismo Carnaval de Oruro - explica Nava- siendo una profunda festividad ritual religiosa ha centralizado la convergencia de distintas culturas bajo la imagen de la Virgen del Socavón. "Son 18 especialidades de danza que representan a 18 expresiones o culturas diferentes, esa es su excepcionalidad, su interculturalidad y su intangibilidad que tiene energía para globalizarse y ser asimilado en otros espacios tanto del interior como del exterior".

Oruro es la cuna de compositores, músicos y pintores; de hábiles careteros, de creativos bordadores, de imaginativos coreógrafos, de sabios yatiris, de expertos tejedores y de incansables danzarines que dan vida a un patrimonio intangible que hasta ahora no tiene políticas culturales para mantenerse en el tiempo ni tampoco la voluntad de las autoridades para convertirse en la nueva alternativa de reactivación y desarrollo en la región.

* Periodista de LA PATRIA

 

Su hocico parece de un perro pekinés

Becerro con cabeza de foca y patas

de cerdo nació vivo

ñ

* Su cabeza tenía agua y a los pocos minutos de nacer murió en la comunidad agropecuaria de Sora, causando pánico y movilizaciones

Por Humberto Apaza Orozco (*)

La población de Sora, ubicada a 20 kilómetros al Sureste de esta ciudad, reaccionó alarmada por la parición de un becerro con cabeza de foca, hocico de perro pekinés, cuatro patas cortas, parecidas a las de un cerdo y encorvadas y una cola larga.

El monstruo nació vivo a las 07:00 

La cabeza del becerro es parecida a la de una foca

horas del lunes 14 de octubre, entre los animales de propiedad del comunario Emiliano Tarqui, dependiente de la comunidad milenaria de Sora, en la jurisdicción del Municipio de Machacamarca.

El extraño animal salió del vientre de la vaca, respiraba dificultosamente y a los pocos minutos murió. El propietario no sabía qué hacer, ante semejante acontecimiento, porque jamás había pensado ver un monstruo entre sus manos nerviosas.

De inmediato pensó que le había llegado una maldición, porque en vez de llegar una hermosa vaquilla o un torito, era un monstruo con una cabeza grande y las patas no habían desarrollado normalmente. "Es un enano, un monstruo", dijo la concejala del municipio de Machacamarca, Guillermina Achocalla.

El monstruo macho nació con 70 centímetros de largo, 38 centímetros de alto, una cabeza de 19 centímetros, un hocico achatado y deforme, una frente muy sobresalida, las extremidades delanteras y traseras pequeñas, como si fuera de un cerdo, una cola muy larga y un cuello corto.

"El animal será disecado, para mostrar ante el mundo los daños irreversibles que ocasionó la empresa Transredes, con el derrame de petróleo al río Desaguadero", explicó la presidenta de la Asociación de Mujeres del Municipio de El Choro, Rosario Apaza Chambi.

Dijo que estos son los efectos de la contaminación del río Desaguadero, después de dos años y nueve meses de ocurrido el derrame. "Todos los comunarios creen que el nacimiento de este monstruo ocurrió por el derrame de petróleo y existe una preocupación de todos los sectores que viven alrededor del lago Uru Uru, el lago Poopó y el mismo río", agregó.

La extraña cría de vaca, sólo es un ejemplo de los muchos animales que nacieron deformes. El médico veterinario, Guido Sempértegui, certificó que después del derrame de petróleo, atendió 20 casos parecidos, de los cuales 16 son ovinos y 4 vacunos, particularmente de la zona de Chuquiña.

Dijo que las deformaciones ocurren, porque las hembras gestantes "consumieron sustancias tóxicas; es igual que un alcohólico que, en el futuro, también tendrá niños con deformaciones".

Explicó que antes del derrame de petróleo, también habían animales con deformaciones, con patas cortas o muy largas, con cabezas grandes, en los alrededores de las minas que echaban sus aguas tóxicas a los ríos o porque los animales consumían copagira.

Guillermina Achocalla dijo que hay "centenares de animales deformes que fueron enterrados por los comunarios, que se perdieron, porque no tuvieron el cuidado de disecarlos, para exigir a la empresa Transredes el pago de una indemnización justa a todas las comunidades que soportaron este daño irreparable".

Una cría de una llama fue vista con ocho dedos, hace varios meses.

"Transredes se comprometió pagar una indemnización por cada animal muerto y perdido y por esta clase de daños irreversibles, pero ahora esa empresa se niega a cumplir sus compromisos. Aquí están las pruebas, para que Transredes se convenza del daño a la agricultura y la ganadería", dijo Rosario Apaza.

"Transredes se ha pasado de largo de muchas comunidades, sin pagar la indemnización por los daños irreparables, pero ahora, si es necesario, continuaremos las movilizaciones en Oruro", afirmó el dirigente campesino Ernesto Challapa.

El director de Medio Ambiente de la Prefectura, Juan Carlos Montoya, dijo que observó el extraño fenómeno y que el informe será entregado al prefecto Ivo Arias, pero además se hará una investigación de todos los casos de animales monstruos que denunciaron los comunarios que viven alrededor del río Desaguadero y el lago Poopó.

(*) Periodista de LA PATRIA

 

Ocurrió en enero del año 2000

Derrame de petróleo: El mayor desastre ecológico de Bolivia

ñ

-El derrame causó impactos, no sólo en el aspecto ambiental, sino social, cultural y económico en las comunidades afectadas

-La compensación a los afectados y la sanción a la empresa contaminadora, no fue suficiente en relación a la magnitud del desastre ecológico

 

Por Norma Campero Gutiérrez (*)

La temporada de lluvias había 

Empleados de Transredes intentan 

limpiar los restos de petróleo

llegado, pero ese mediodía del 30 de enero del 2000 el sol brillaba con una extraña fuerza y sobre el azul cielo se recortaban, curiosas, algunas blancas nubes.

Nadie se imaginaba, en el municipio rural de El Choro, que ese domingo sus vidas sufrirían un cambio radical.

En ese momento, la tubería del oleoducto Sica Sica-Arica se rompía y vertía más de 29.000 barriles de sucio petróleo reconstituido a las aguas del río Desaguadero, que representa la vida misma para los habitantes de las comunidades que habitan sus riberas.

Desde entonces miles de comunarios cambiaron sus actitudes, su modo de vida, comenzaron un doloroso vía crucis, que se prolonga hasta nuestros días.

"Nos sorprendimos al ver las aguas del río con manchas negras, muchos pensamos que alguien había derramado aceite, otros decían que un camión cisterna había echado al río ese líquido. No podíamos imaginarnos que era algo peor", dice aún adolorida, doña Justina Chambi de Machaca, quien ahora pasta sus ovejas a kilómetros del río Desaguadero que pasa por su comunidad en el municipio de El Choro.

"No pensábamos que era tan dañino, en ese entonces inclusive los de Transredes decían que nos iba a servir como abono, entonces mucha gente no se alborotaba", comentó Lucio Chinche, comunario del lugar.

EL DERRAME

El derrame se produjo por la ruptura del oleoducto Sica Sica-Arica 2 (OSSA 2) de propiedad de la empresa transportadora de petróleo Transredes SA. con domicilio legal en Santa Cruz, y afectó a 127 comunidades de los departamentos de La Paz y Oruro contaminando 700 mil hectáreas de terreno, constituyéndose en uno de los mayores desastres ecológicos de Bolivia.

La empresa que conocía sobre los altos riesgos del derrame que se produjo por más de 32 horas, demostró su incapacidad porque no actuó oportunamente, ya que no alertó a los comunarios para que eviten que el agua contaminada ingrese por los canales de riego que atraviesan toda la región. "El Choro ha sido el más afectado, porque utiliza los canales de riego, que, si bien corresponden a un sistema de canalización originaria, su aporte es importante para el riego de las praderas", dijo Gerardo Loayza Chinche, alcalde de ese municipio.

El derrame generó efectos directos e indirectos, que movilizaron a 30 mil personas pobres, en busca de una solución a sus problemas y a su desesperada situación, con una profunda incertidumbre sobre lo que pasará en el futuro, porque los animales morían, los pastizales se secaban y los suelos no producían.

EFECTOS DIRECTOS

Nuestras praderas ya no son como antes, nuestros pastos ya no crecen como antes, no tenemos forraje y no sabemos qué vamos a hacer, dijo Rosario Apaza de Cercado Sur.

Los efectos directos fueron sobre los recursos naturales, que es el medio de subsistencia de los pobladores, pues el agua que es utilizada para consumo humano, de animales, riego de plantas y forrajes, fue contaminada, al igual que las praderas nativas que son el sustento de la ganadería, así como la fauna silvestre, peces del lago Poopó y Uru Uru, patos silvestres y otras aves.

La flora del lugar entre totoras, chijiales, kemparales y otros, sufrieron daños. Los cultivos agrícolas como papa, quinua y haba también fueron afectados en varias comunidades.

"Alrededor del río Desaguadero se desarrollan ecosistemas muy particulares, principalmente extensas planicies de praderas nativas que son fuente principal de alimentación del ganado que poseen las comunidades asentadas en las riberas del río. El impacto del derrame tuvo su mayor efecto en estos pastos nativos", refiere Juan Carlos Montoya, en una investigación del Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB) sobre el derrame de petróleo.

EFECTOS INDIRECTOS

Los animales bebieron el agua y se alimentaron del forraje contaminado, muchos animales nacieron con malformaciones genéticas, otros aparecieron muertos (ovejas y vacas), mientras que otros nacieron deformes.

El hocico deformado y un dedo demás en una de las patas de una cría de llama, que pastaba a orillas del río en los límites entre la provincia Saucarí y Cercado, fue atribuido por Eloy Flores de Cercado Sur, a los efectos de la contaminación.

En varias movilizaciones y marchas los campesinos mostraron crías con dos cabezas, patas deformes, pero la empresa transportadora de hidrocarburos, no consideró estos impactos, aseveró que eran normales, pero no tomó en cuenta que con la contaminación aumentaron.

Los impactos sociales fueron aún mayores, algunas comunidades perdieron el sentido de unidad, su cultura, bajó su situación económica y surgieron conflictos internos, por disputas en la cantidad de asignación de los recursos de compensación. "Aparte del daño ecológico hay un daño social, porque ya ni entre hermanos quieren saludarse", señaló Antonio Machaca, Curaj Mallku de El Choro y Challacollo.

También afectó el mercado local, reduciendo la demanda de los productos de las zonas afectadas y la capacidad productiva a largo plazo.

La compensación no es suficiente, por la muerte del ganado ovino y vacuno y porque los ingresos económicos se han reducido, debido a que nuestros productos como queso, leche y carne, bajaron de precio en los mercados de los centros mineros y otros departamentos, donde dicen que están contaminados, afirmó Loayza.

Era desigual las fuerzas entre ambas partes, la empresa desplegó una estrategia de desinformación y poder económico, mientras que las comunidades desinformadas, con poco conocimiento sobre el tema ambiental y su legislación, fueron fácilmente convencidas a firmar convenios marco para la compensación del daño con un determinado monto y donde se acordaba que no se efectuarán posteriores reclamos, demanda, querella, denuncia o acción judicial o extrajudicial contra Transredes. A los afectados no les quedaba otra opción, era perderlo todo o lograr su subsistencia y firmaron ese documento.

ANTECEDENTES

El oleoducto Valle Hermoso (Cochabamba)-Sica Sica (La Paz)-Arica (Chile), se rompió debido al mal estado del ducto que se encontraba sobre caballetes para cruzar el río Desaguadero al sudoeste de Calacoto.

La crecida de las aguas, ayudó a la ruptura del ducto que databa del año 1957, derramando 29.780 barriles de petróleo crudo reconstituido, aproximadamente unos 4.6 millones de litros.

La responsable del ducto, la empresa Transredes que es subsidiaria de las transnacionales Enron (EEUU) y Shell (Holanda-Gran Bretaña), antes del derrame fue advertida por la Superintendencia de Hidrocarburos sobre el deterioro de los ductos.

ALTO CONTENIDO TOXICO

Los componentes del petróleo desde el punto de vista toxicológico son los denominados PAHs y BTEX que se transportaba por el oleoducto, fue descrito como petróleo reconstituido, es decir una mezcla de 60 por ciento de crudo reducido y de 40 por ciento de gasolina. La composición y toxicología de petróleo tenía importantes contenidos aromáticos conocidos por sus efectos cancerígenos y su fuerte impacto en la ecología.

Una información ámplia sobre la toxicidad del petróleo derramado, corresponde al informe elaborado por la consultora del Canadá Pach Services, sobre muestras de suelos afectados que fueron analizadas por el laboratorio independiente AGT, acreditado por la norma internacional ISO 9002.

Estos resultados muestran un nivel apreciable de hidrocarburos en los suelos afectados y se complementan con el análisis de poliaromáticos, que indican una concentración, en todas las muestras, que exceden los niveles críticos aceptados para cultivos de tierra y presentan niveles altos frente al nivel standard aceptable. Estos resultados ponen en evidencia el carácter altamente tóxico del petróleo derramado.

Transredes cuestionó el procedimiento de muestreo de Pach Service, después en un comunicado de prensa afirma que las manchas de petróleo se han biodegradado y que no son tóxicas.

La empresa después de conocer de la contaminación, realizó las primeras acciones de limpieza recogiendo el petróleo en bolsas plásticas donde era depositada la tierra negra, trabajo que en forma manual fue realizado por los mismos comunarios a quienes se les canceló un jornal de 35 bolivianos, no obstante que se había anunciado que la limpieza se efectuaría por medio del despliegue de grandes equipos de última tecnología.

La empresa Polaris Applied Sciences de EEUU, fue contratada por Transredes para que realice la limpieza de las manchas del petróleo que fue detectada desde el aire, determinando que había lugares donde, esa limpieza, no se necesitaba efectuar.

SANCION

Funcionarios del Ministerio de Desarrollo Sostenible, declararon que por el art. 97 del reglamento general de Gestión Ambiental, sólo se puede aplicar una multa máxima de "3 por mil sobre el monto del patrimonio o activo declarado por la empresa", de no tipificarse el derrame como un delito.

Una publicación de Nueva Economía (25/09/2000), califica a Transredes como la primera empresa más grande en activos, con 7.124 millones de bolivianos; la tercera empresa con mayor patrimonio, con 2.700 millones de bolivianos; la tercera empresa con mayores utilidades, del orden de 223 millones de bolivianos y la segunda con mayores márgenes de beneficio, del 47,3 por ciento. La diferencia entre los valores de activos y patrimonio, se debe a que la empresa tiene deudas por el gasoducto al Brasil.

De la anterior información el Foro Boliviano para la Defensa del Medio Ambiente (FOBOMADE), estableció que la multa máxima posible sobre Transredes, debe ser de 21 millones de bolivianos, equivalentes a unos 3.3 millones de dólares, según sus activos ó de 8.1 millones de bolivianos, equivalentes a 1.25 millones de dólares, según su patrimonio. Ambos valores representan cifras mínimas respecto a la magnitud del desastre.

VOCES DE PROTESTA

Fueron pocas las instituciones que manifestaron su protesta hasta el final, al inició del conflicto hubo varias voces que hicieron conocer su preocupación pero luego abandonaron la lucha.

El FOBOMADE, fue una de las instituciones que permaneció al lado de los afectados, gestionando, haciendo seguimiento, elaborando propuestas, diseñando estrategias para enfrentar el desastre, analizando y evaluando el proceso y los conflictos socioambientales. Hans Moeller, presidente de esta institución, manifestó su protesta porque después de ocurrido el desastre de febrero a abril se caracterizó por denuncias y desinformación sobre la magnitud de la contaminación.

"El movimiento cívico y ambiental regional por sus carácter urbano, ha presentado indudables limitaciones para encarar y resolver la problemática, tales restricciones derivan de varios factores que tienen que ver con la falta de interlocución ante la ausencia de la autoridad ambiental y de baja voluntad gubernamental de encarar la problemática", señalaba Felipe Coronado como miembro del directorio del FOBOMADE.

Las autoridades gubernamentales no reaccionaron con la firmeza y autoridad que se esperaba, la debilidad de la Ley de Medio Ambiente no les permitió actuar decididamente para exigir una multa y compensación acorde con el impacto , "Transredes ha compensado una miseria y muchas comunidades no están tomadas en cuenta", declaró molestó Ernesto Challapa del cantón Cari Cari de la provincia Saucarí.

SANCIONES

La auditoría ambiental realizada por la consultora ENSR Internacional, determinó en 3.7 millones de dólares de compensación a las comunidades afectadas, de los cuales 300 mil están aún en espera hasta que la comunidad de Chuquiña pueda cobrar; además que se estableció en 2.2 millones de dólares la adecuación ambiental de la zona afectada, sin embargo, hasta la fecha no se conoce el plan de remediación ambiental a ejecutarse.

La auditoría también estableció una multa de 1.9 millones de dólares, pero Transredes apeló y este caso aún no ha sido resuelto por la justicia. Mientras que un total de 700 mil dólares se estableció para la apertura de una oficina en la ciudad, para que realice un trabajo científico-técnico de seguimiento y monitoreo ambiental.

RESTOS

Hoy, todavía se advierten restos del petróleo porque, en la arena a orillas del río, se observan líneas negras que se forman como ondas debido al movimiento del agua. El alcalde del El Choro, señaló que "si no se observa a simple vista la contaminación, existe todavía tipo ÔsandwichsÔ cubiertas con tierra, que el viento las destapa".

Transredes actuó estratégicamente en el manejo de este tema, pues con la dilatación del proceso de compensación, originó cansancio y división en los comunarios. La dilatación tuvo efectos colaterales porque generó desconfianza y la fragmentación de las comunidades, que luego realizaron sus propias gestiones ante la empresa, debilitando el sentido colectivo de la demanda de sus derechos, rompiendo su unidad y la defensa de su fuente de vida, el río Desaguadero.

Hoy los comunarios recuerdan el pasado con rabia ya que interrumpió su pobre pero apacible vida.

La contaminación les provocó temor y la incertidumbre en el futuro ya que luego de más de 2 años de haberse producido el derrame, comienzan a producirse hechos extraños como el nacimiento de crías de animales deformes que nacen vivas, respiran con dificultad, lanzan un quejido lastimero y mueren.

El tiempo ha pasado y los mediodías ya no son tranquilos.

(*) Periodista de LA PATRIA

 

 La contaminación vulneró varios derechos humanos

APDHO: Existe materia justiciable 

y tipicidad en el caso Transredes

ñ

 

LA PATRIA

La Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Oruro (APDHO), en un análisis de las leyes vigentes (penal, civil y medio ambiental) en el país, con relación a la contaminación ambiental de Transredes, afirma que existe materia justiciable y tipicidad para seguir a los ejecutivos de la empresa una acción por la vía penal.

Según Derechos Humanos también se atropellaron los derechos de tercera generación o derechos solidarios, relacionados con los derechos ambientales y colectivos que son vulnerados por actividades o negligencias que como el caso Transredes conlleva un atentado contra los siguientes derechos humanos:

El derecho a la vida, a vivir en un medio ambiente sano. Este derecho fue puesto en riesgo por la contaminación del río Desaguadero en cuanto afecta al agua utilizada por los comunarios para riego y como agua potable.

El derecho a la seguridad alimentaria, pero por la contaminación del agua y el suelo usado por las comunidades como fuente de alimentos o agua potable, se impidió que las comunidades puedan producir sus alimentos, tradicionales y generando un círculo de dependencia alimenticia.

El derecho a la conservación del medio ambiente y los recursos naturales, este derecho es el más vulnerado por el derrame atentando al equilibrio ecológico del área, con impredecibles consecuencias.

El derecho a la información, a la participación y a la capacidad de decisión, pero Transredes violó sistemáticamente este derecho al propiciar políticas de desinformación y a negarse proporcionar información fidedigna sobre los alcances del desastre.

El derecho a presentar demandas y peticiones, sin importar quienes presentan las demandas, sean rectas o indirectamente afectados y,

El derecho a demandar responsabilidad, composición y reparación.

DELITOS AMBIENTALES

Los delitos ambientales son considerados infracciones graves que hacen al interés público; su conocimiento y resolución corresponde al Organo Jurisdiccional (Poder Judicial) y está prevista por la Ley del Medio Ambiente en su art. 105 en el Reglamento de Gestión Ambiental art. 108 y el Código Penal en su art. 216 inc. 2 y 9. los delitos medioambientales deben ser propugnados de oficio por las autoridades pertinentes, en el caso correspondía que la Prefectura y el Viceministerio de Medio Ambiente insten la prosecución de la acción penal correspondiente, pero aún cuando la dimensión de la catástrofe fue públicamente reconocida por estas autoridades. Así lo determina de forma expresa el art. 1001 inc C) de la Ley de Medio Ambiente.

La eventualidad de la contaminación es normada de forma específica por el reglamento en Materia de Contaminación Hídrica, norma que determina obligaciones ineludibles de prevención y control para las Prefecturas y los propios Gobiernos Municipales (art. 10 y 11) en aplicación estricta de estas normas correspondía a estas autoridades la Declaratoria de Emergencia Hídrica y la prosecución de las acciones legales pertinentes.

El tipo penal previsto por el art. 216 es considerado un delito de carácter público en cuanto el bien jurídicamente protegidos es la SALUD PUBLICA, su infracción es sancionada severamente por la Ley, con hasta 10 años de reclusión. La comisión culposa de delitos contra la salud pública está prevista de forma expresa por el art. 220 del Código Penal.

MATERIA JUSTICIABLE Y TIPICIDAD

Los antecedentes conceptuales y normativos evacuados precedentemente, llevaron a la APDHO a la inexcusable conclusión de que existe materia justiciable y tipicidad absoluta. En el caso de Transredes, se ha cometido un delito considerado grave por sus resultados y emergencias y por tanto corresponde forma ineludible el procesamiento penal de los ejecutivos de Transredes, exigiendo la reparación que sea posible, del daño provocado y la indemnización de los daños y perjuicios irreparables y que corresponden conforme a Ley.

La procedencia de la vía penal se encuentra allanada por la propia normatividad medioambiental la que prevé responsabilidad civil y penal de los legalmente responsables de empresas como Transredes SA, art. 108 del reglamento General de Gestión Ambiental, norma congruente con el art. 13 tercero contenido en la Ley 1768 que modificará al Código Penal; esta responsabilidad es por tanto civil y penal.

El derecho de perseguir actos que como estos de instaurar demandas ante el Organo Jurisdiccional se encuentra previsto por el art. 7 de la CPE, por el art. 109 del Reglamento de Gestión Ambiental y comprende no solo un reto sino la obligación de todo ciudadano de denunciar actos que comprendan delitos.

Sobre las transacciones entre los comunarios y la empresa, la APDHO estableció desde el principio que no se puede transar un delito.

 

 Recambio en el Amazonas

ñ

Por Isaac Bigio(*)

 

LONDRES, Especial para LA PATRIA

En apenas 4 meses se están cambiando sustancialmente los gobiernos de 4 de las 5 repúblicas amazónicas. En Colombia, Bolivia, Brasil y Ecuador el oficialismo perdió la primera ronda electoral. En los 3 primeros casos la oposición ganó. En el último caso aún no se puede saber quien tendrá la victoria.

Tanto en Bolivia como en Ecuador

Cambio de gobierno en cuatro

países sudamericanos

ninguno de los candidatos llegó al cuarto de los votos válidos en los primeros comicios. La diferencia entre los 2 primeros puestos y entre éstos y sus más inmediatos contendores es pequeña.

Mientras en Ecuador una segunda vuelta presidencial deberá elegir al nuevo mandatario, Bolivia es el único país amazónico donde no existe ese mecanismo y donde el legislativo usualmente designa al Ejecutivo.

En los 2 países amazónicos más poblados la oposición ganó ampliamente la primera ronda. En Colombia Alvaro Uribe triunfó en el primer turno con más del 50%. En Brasil Luis Ignacio da Silva "Lula"â se acercó a esa cifra en la primera ronda y podrá ser reelecto con el mayor porcentaje que detente cualquier presidente de la región.

En estos 2 casos se ha producido un importante giro. En Bogotá, por primera vez desde el restablecimiento de la democracia bi-partidaria en 1958, un independienteâ venció a los conservadores y liberales. En Brasilia gana por primera vez un sindicalista fabril y el Partido de los Trabajadores.

El aluvión electoral favoreció en Colombia a un candidato asociado a la extrema derecha. En Brasil, por el contrario, éste favoreció a quien debutó en política como líder de la izquierda dura y clasista.

En Bogotá ya no está un Pastrana que buscaba un compromiso con la guerrilla y en Brasilia ya no está un Cardoso que buscaba moderar políticas de ajuste del FMI. Ambos mandatarios han sido remplazados por quienes le cuestionaban haber dejado crecer a la subversión, o a la pobreza.

Uribe ha sido acusado por sus detractores como el representante de narcos y paramilitares. El sostiene que él ha conseguido un consenso para imponer orden en la nación más violenta del hemisferio. Quiere incrementar el presupuesto y el número de uniformados e informantes para poder erradicar a la subversión.

Las dos guerrillas (FARC y ELN) sostienen que la mayor parte de los colombianos no fueron a votar, que la base electoral presidencial sería mínima y que ellos controlan decenas de regiones. Otras áreas del país están en manos de los "paras". Uribe quisiera que el estado detente el monopolio del poder en toda la nación.

Lula tiene una evolución inversa. Su partido que irrumpió pidiendo a los trabajadores luchar contra sus patrones ha ido dejando de lado su discurso revolucionario. Lula, al igual que Allende, llega a la presidencia tras 3 previos intentos electorales fallidos. Mientras en Chile la Unidad Popular aplicaba una política de nacionalizaciones y de fuertes conflictos con EEUU, el nuevo PT lleva como vicepresidente a un millonario y acepta la economía de mercado. Lula, sin embargo, deberá hacer frente a su propia base social en la cual hay sindicatos combativos y organizadores de tomas de tierras.

Tanto Uribe como Lula hablan de construir estados fuertes e incluso de modernizar a sus ejércitos. El primero tiene la concepción thatcheriana de un estado que se disocia de mucha intervención económica y social para concentrarse en el orden. El segundo tiene la concepción socialdemocratizante de un estado que se hace fuerte con mayor participación en la economía y en la distribución de beneficios.

Mientras Uribe es uno de los aliados más firmes de Bush en su ofensiva anti-terrorista, Lula es más cercano a Mandela o Schroeder en sus reticencias a atacar Irak y buscar soluciones políticas antes que militares. Mientras Uribe es apuntalado por grandes hacendados, el PT ha sido votado por el Movimiento Sin Tierra y dentro de sus filas hay muchos antiguos amigos de las FARC y el ELN.

En Bolivia y Ecuador ninguno de los nuevos presidentes ha de tener un fuerte respaldo parlamentario y deberán realizar gobiernos de componendas. Ambos países se han caracterizado por su inestabilidad social y por olas de protestas sindicales, sociales y regionales y por un creciente movimiento indígena. En Quito y La Paz las 2 alternativas presidenciales han tendido a polarizarse entre un sector neo-liberal timoneado por un acaudalado empresario, y otro sector que cuestiona al monetarismo y propone reformas sociales.

Los magnates Sánchez de Lozada y Novoa aparecen asociados con las multinacionales y sus políticas de apertura a los mercados e inversiones. El sindicalista cocalero Evo Morales y el militar Luis Gutiérrez se vinculan a movimientos sociales y plantean defender al capital nacional y la soberanía.

En el altiplano la presidencia cayó en Sánchez aunque el mayor triunfador de los comicios pudo haber sido Morales encabezando un movimiento sindicalista de masas. En Ecuador es un golpista quien pretende capitalizar al movimiento social. Mientras el triunfo del capitalista Novoa potenciaría a Sánchez y Uribe, el de Gutiérrez sería bien visto por Chávez o Lula.

(*) Profesor e investigador de la London School of Economics & Political Sciences