Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 

 

Una visión evangélica cristiana,
cristiana liberal y médica

 

 

 

 

 

 

 

Alfred Kinsey entrevisto miles de hombres en los años cuarenta y concluyó que el 95 por ciento se masturbaba, en los sesentas, William Master y Virginia Johnson elevaron la cifra al 99 por ciento.

 

Dr. Harold Litten en el libro “the joy of solo sex”.

 

Contenido

 

Introducción

Creencias médicas antiguas

Realidades médicas

Oposición del cristianismo

Posición apropiada dentro del cristianismo

Argumentos evangelistas en contra

Argumentos católicos en contra

Argumentos mormones en contra

La verdad en la Biblia sobre la masturbación

 

 

Este ensayo está dedicado a la Cirujano General de los Estados Unidos, Joycelyn Elders. Cuando se le hizo una pregunta sobre la educación sexual en las escuelas públicas, ella contestó que “la masturbación debería ser algo que se enseñara en las escuelas”. En unas pocas horas, se le pidió que renunciara a su puesto.

 

 

Introducción

De acuerdo a las preguntas frecuentes del alt.sex.masturbation, la definición de masturbación es una actividad sexual que envuelve únicamente a una persona. Otros términos emocionalmente neutros que son utilizados es la auto-exploración, auto-estimulación o auto-erotismo, mientras que se pueden utilizar otros términos negativos como auto-violación u onanismo. En el lenguaje popular hay muchísimos más términos como chaqueta, paja, etc.

 

Masturbarse es una acción en la que habitualmente una persona frota sus propios órganos sexuales con sus dedos, manos u objetos. La técnica perfecta varía de una persona a la otra. Si se mantiene un nivel constante de estimulación y excitación, se produce, en la mayoría de los casos, un orgasmo, que en el caso de los hombres es acompañado de la eyaculación.

 

El diccionario Webster’s del nuevo mundo define al orgasmo como una agitación, gran excitación, especialmente el clímax de la excitación sexual. Para aquellos que han experimentado un orgasmo, no es necesaria una explicación con palabras, pero para aquellos que no, no habrá explicación que logre describir la sensación de la que se trata, en el caso que una persona deseará experimentar un orgasmo a través de la masturbación, encontrará fácilmente las instrucciones en este sitio web primera vez u otro similar.

 

El sitio web Jackingworld dirigió una encuesta entre sus lectores y los resultados indicaron que el promedio de veces que una persona se masturba por semana varía entre 11 veces a una edad de once años a 5 veces cuando se alcanza la edad de 35 años. En realidad se pueden apreciar diferencias muy significativas en la frecuencia con una persona se masturba a la de otra. El 84 por ciento de los participantes en la encuesta señalaron que comenzaron a masturbarse antes de alcanzar los trece años de edad. Durante sus experiencias masturbatorias el 89 por ciento dijo haberse sentido feliz y relajado, un 10 por ciento, culpable y el uno por ciento restante experimentaba nerviosismo; sin embargo, entre las personas religiosas la sensación de culpa se extendió a un 20 por ciento aproximadamente. En investigaciones recientes se ha probado que la educación religiosa no reduce el número de personas que se masturban, especialmente en los jóvenes, tampoco afecta la frecuencia con la que la practican, logrando por consiguiente que el número de personas que experimentan culpa sea mayor.

 

 

 

Regresar al inicio

 

 

Antiguas creencias médicas sobre la masturbación.

A finales del Siglo XVIII, un médico suizo, llamado Tissot, creía que las alteraciones en el torrente sanguíneo durante la actividad sexual podría conducir a daños en los nervios e incluso a la locura. Él creía que especialmente la masturbación era peligrosa en este aspecto. Un médico estadounidense contemporáneo de Tissot, Benjamín Rush, también veía a la masturbación como una práctica peligrosa para la salud mental y física, él escribió varios artículos sobre este tema que fueron leídos muy ampliamente por la población. En el Siglo XIX, Kellog inventó los Corn Flakes como parte de una dieta que él creía que podía disminuir el apetito sexual y con ello disminuir la práctica de la masturbación. El Dr. Graham inventó los Graham Cracker con las mismas intenciones. El ampliamente usado libro de texto “Enfermedades del infante y la infancia” describe la masturbación en su capítulo de “desordenes funcionales y nerviosos” hasta 1940.

 

Un popular manual de salud en el hogar de 1871, describe a la masturbación como:

 

“...un hábito degradante y destructivo. Probablemente no hay un vicio más destructivo para el cuerpo y la mente... [la masturbación] retarda el crecimiento, deshabilita las capacidades mentales y reduce a la víctima a un estado lamentable. La persona afectada busca únicamente el estar solo, y no desea disfrutar de la sociedad o de las amistades. La persona que se masturba se ve afectada por constante migraña, insomnio y cansancio, dolor en varias partes del cuerpo, indolencia, melancolía, pérdida de la memoria, debilidad en la espalda y en los órganos reproductivos, pérdida del apetito, cobardía, imposibilidad para ver a las demás personas a los ojos, falta de auto-estima y pérdida de la confianza en sus propias habilidades... [eventualmente] habrá una condición degradante del sistema, repentinas elevaciones de la temperatura en la cara, la apariencia del rostro será más pálida y fría, los ojos tendrán un profunda apariencia de estar perdidos, el cabello se secará y se partirá en las puntas, seguidamente habrá un dolor sobre la región del corazón, falta de la respiración, variaciones en la velocidad del latido del corazón, síntomas de dispepsia comenzarán a aparecer, el sueño será molestado constantemente, habrá constipaciones, tos, irritación de la garganta, y finalmente la persona completa se convertirá en un desecho físico, mental y moral.”

 

“Algunas otras consecuencias de la masturbación, son la epilepsia, la apoplejía, la parálisis cerebral, envejecimiento prematuro, descargas involuntarias de semen o fluidos vaginales, que generalmente ocurren durante el sueño, después de orinar o cuando se evacuan los intestinos. Entre las mujeres, además de las consecuencias ya señaladas, habrá histeria, irregularidades en el período menstrual, catalepsia y extraños síntomas nerviosos.”

 

En todo este pasaje no hay ni el más mínimo elemento de verdad. Pero uno si puede imaginar vagamente el estrés que este libro y otros similares agregaban a la vida de la gente del siglo pasado.

 

Otros daños que se suponía eran causados por la masturbación era la locura, desordenes nerviosos, crecimiento de cabello en la palma de las manos, pérdida de la visión, esta ultima dio lugar a la famosa pregunta ¿puedo hacerlo hasta que necesite usar lentes? Otros rumores más recientes dicen que la masturbación causa acné, que ocasiona resfriados más seguidamente o que reduce el tamaño de los genitales.

 

 

 

A pesar de los avances reportados por la ciencia estas creencias aún son ampliamente compartidas por las personas y en muchas casos se relacionan con formas negativas de pensar dentro de la religión. La gran pregunta es ¿qué persona ha padecido alguna de estas cosas por masturbarse? Una gran cantidad de personas se ha masturbado o se masturba y jamás se ha visto un caso donde esta práctica sea la causa de daños físicos como los que fueron descritos anteriormente.

 

 

 

Regresar al inicio

 

 

Hechos médicos sobre la masturbación

R. Janall comentó en la columna “pregúntele a los doctores” que la masturbación reporta una serie de beneficios al individuo entre los que se cuenta los siguientes:

 

  • La masturbación permite la exploración de fantasías sexuales placenteras.
  • La masturbación alivia la tensión sexual y a menudo produce un sentimiento de placer y tranquilidad.
  • La masturbación ayuda a la persona a sentirse más segura sobre su sexualidad.
  • La masturbación es una actividad en la que el individuo aprende sobre el placer haciendo más fáciles las prácticas sexuales con su pareja.
  • La masturbación controla impulsos hacia conductas sexuales inapropiadas y previene desordenes sexuales.
  • Además la masturbación es una practica de sexo seguro ya que no hay forma de que la persona se quede embarazada o que se contagie de alguna enfermedad sexualmente transmisible.

 

En el sito web Solo Yo se encuentra una lista más extensa de las beneficios probados que la masturbación reporta al individuo que la practica.

 

A pesar de la amplia lista de beneficios que se indica sobre la masturbación la sociedad mantiene vivas muchas creencias negativas en torno a esta conducta sexual de ellos se puede mencionar que:

 

La frecuente fricción de los genitales durante la masturbación ocasiona irritaciones y otros daños a la piel: Esto es posible en casos donde el individuo se masturbe repetidas veces durante el día, pero puede ser fácilmente prevenido usando un lubricante como los productos comerciales KY, Aqua Lube o Soft Lube, también puede ser usada la saliva o inclusive agua o jabón durante el baño.

 

La masturbación roba el tiempo útil a las personas: En la realidad los adolescentes son quienes se masturban más frecuentemente y no emplean mucho tiempo para ello, comparativamente dedican mucho menos tiempo a la masturbación que a otras actividades como ver televisión o estar con los amigos.

 

 

La mejor prueba de que la masturbación no es una práctica negativa es el hecho de que muchísimas personas se masturban a lo largo de toda su vida sin sufrir un solo efecto negativo en su salud o en su personalidad.

 

 

 

Regresar al inicio

 

 

Oposición cristiana a la masturbación

Entre la población mundial de habla hispana, la mayoría de las personas participan dentro de la Iglesia Católica Romana y podrían pensar, al leer este ensayo, que solamente va dirigido a quienes participan en una Iglesia Protestante, ya que estas personas son llamadas comúnmente cristianos. Sin embargo, este ensayo aborda puntos de vista tanto protestantes como católicos, recordando que ambas iglesias forman parte de la creencia cristiana, ya que ambas a pesar de las diferencias que presentan de forma, comparten un mismo denominador que es la fe en el Nuevo Testamento de la Biblia.

 

 

 

La prohibición de la masturbación en la mayoría de los grupos religiosos se debe a que esta no es un acto reproductivo y que por no producir un embarazo debería ser considerado como un acto en contra de la naturaleza de la especie.

 

Otros señalan además que Dios creó el sexo con la intención de que fuera disfrutado exclusivamente por las parejas casadas, siempre y cuando fueran una mujer y un hombre, ya que la intimidad física permite un mejor acercamiento de la pareja y la masturbación por ser una practica solitaria impide que se logre lo anterior.

 

La oposición religiosa a la masturbación ha disminuido con el paso del tiempo y se espera que en un futuro esta desaparezca totalmente.

 

 

 

Regresar al inicio

 

 

Creencias del cristianismo liberal sobre la masturbación

En la Biblia no se encuentra ningún pasaje en el que se discuta directamente el tema de la masturbación, e inclusive el mismo Jesucristo nunca dio su propia opinión sobre ella, aunque sí proporcionó cientos de instrucciones para conducir nuestras vidas, aparentemente para él, este tema no debería ser de gran relevancia.

 

Un comentario que Jesús hace sobre las fantasías sexuales se observa en Mateo 5:28

 

“...Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adultero con ella en su corazón.”

 

Al parecer, en este pasaje, una persona que tiene fantasías en las que tiene alguna actividad sexual con otra persona comete un pecado similar al adulterio. Este pasaje cobra relevancia porque la mayoría de las personas tienen ese tipo de fantasías cuando se masturban.

 

Los cristianos no deberían basar sus códigos morales exclusivamente en la Biblia. (No hay que olvidar que los católicos también son cristianos.) Es necesario considerar también todos los hechos que revelan la ciencia y la medicina, incluyendo toda investigación que se realice en materia de sexualidad humana. La gran mayoría de profesionales en sexualidad humana y salud mental han concluido que las fantasías sexuales son perfectamente normales y saludables para el individuo, y en ningún caso pueden ser peligrosas. La atracción sexual hacia otras personas es también natural, y hasta cierto punto, automática e imposible de evitar. Por supuesto que si una persona no reconoce que sus fantasías son precisamente eso y comete algún acto inapropiado para llevarlas a la realidad, en ese caso si se pude considerar que la persona ha pecado además de que se ha convertido en un criminal.

 

Además muchos cristianos dejan de dar importancia al pasaje de Mateo 5:28 de la misma forma que ignoran los pasajes en los que se requiere que una mujer se cubra la cabeza en la iglesia, que prohíben el uso de ropa hecha de poliéster mezclado con algodón o que prohíben la comida que contenga puerco o camarones. No hay razón para considerar las fantasías durante la masturbación como algo de suma importancia.

 

Hay cinco elementos que se consideran en torno a la masturbación y la persona cristiana debería analizarlos como lo hacemos a continuación:

 

Tocar uno mismo sus genitales con la mano.

El cuerpo humano es una estructura magnifica, y ninguna de sus partes es por naturaleza, sucia, maligna o intocable. Si se observa una fotografía tomada muy de cerca de la piel del prepucio, del pene, del clítoris, de la vulva, de la palma de la mano, del pecho o del cuello, es imposible encontrar una gran diferencia, porque la piel en todas las partes del cuerpo tiene la misma estructura. Y si la piel tiene la misma estructura a lo largo de todo el cuerpo y esta compuesta de los mismos materiales ¿por qué, entonces, se considera que hay partes del cuerpo que se pueden tocar y partes que no se pueden tocar? Tomando en cuenta esto por muy religiosa que sea la persona no hay forma de considerar pecaminoso o incorrecto el tocar los propios genitales.

 

Disfrutar las sensaciones que se obtienen por la
estimulación manual.

Hay muchas formas para estimular el cuerpo y generar sensaciones placenteras en él, tomar un baño perfumado en una tina o acostarse en la playa y dejar que los rayos del sol bronceen el cuerpo, experimentar un masaje o estimular manualmente los genitales, en todos estos casos el placer se experimenta por un agente externo que estimula las terminaciones nerviosas encargadas de reconocer esas sensaciones placenteras. La única diferencia entre otras formas de estimulación y la masturbación es la intensidad de las sensaciones que se experimentan. Una persona religiosa podría concluir entonces que la estimulación manual de los genitales no es una acción pecaminosa de la misma forma en los otros ejemplos no lo son.

 

Tener fantasías con la persona a que se ama o
con quien se desearía tener alguna relación.

Las fantasías son pensamientos muy personales que producen placer y que no tienen forma de causar daño a los demás. Dado entonces que las fantasías son inofensivas no hay forma de que estas vuelvan un pecado a la masturbación.

 

Experimentar un orgasmo.

El orgasmo es una experiencia sensual muy intensa que todo ser humano puede experimentar. Fisiológicamente hablando, la sensación más parecida al orgasmo es el estornudo, considerando esto por muy religiosa que sea la persona, esta deberá ver el orgasmo como una experiencia muy placentera pero a fin de cuentas moralmente neutra como ocurre en el caso del estornudo.

 

En el caso de los hombres, tener una eyaculación.

Los testículos producen semen a una velocidad increíblemente rápida y las reservas que se encuentran cerca de la próstata son reabastecidas inmediatamente después de que una parte de semen ha sido expulsado durante la eyaculación, no importa que tan seguido se eyacule, siempre habrá más semen para abastecer las reservas, inclusive si las reservas no se vacían por medio de la masturbación o del coito, el organismo tendrá que vaciarlas por sí solo en forma de poluciones nocturnas (sueños húmedos). La conclusión inclusive para una persona muy religiosa es que la eyaculación es inofensiva y también moralmente neutra.

 

 

Una posición adecuada es considerar a la masturbación como una actividad inofensiva, que no está relacionada con el pecado y que genera un placer necesario para el individuo así como otros más beneficios.

 

 

 

Regresar al inicio

 

 

Creencias sobre la masturbación del cristianismo evangelista y fundamentalista

Está probado que en la Biblia no se encuentra un solo versículo que condene la práctica de la masturbación. Sin embargo, esta actividad es ampliamente rechazada principalmente por los grupos evangelistas. Adelante se discuten cinco artículos que abordan el tema desarrollando diferentes argumentos para probar su posición antimasturbatoria. Dos de ellos incrementan el temor al castigo eterno en el infierno para todos aquellos hombres y mujeres que se masturban.

La masturbación es un una forma de adulterio. Las clases bíblicas enseñan que la masturbación es una violación a uno de los diez mandamientos: “no cometerás adulterio”. Estas lecciones se refieren a uno de los escritos de San Pablo en Corintios 7:4:

 

En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer; 2 pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. 3 El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. 4 La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. 5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de consentimiento mutuo, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.

 

LBC comenta “en otras palabras, el cuerpo de la esposa pertenece no solamente a ella, sino que pertenece a su esposo y de forma similar el cuerpo del esposo no pertenece exclusivamente en él, sino que pertenece a su esposa. Esta es la traducción a la expresión convertirse en uno por el matrimonio, por lo tanto todas las formas de actividad sexual fuera del matrimonio son pecaminosas, de igual forma que lo son todas las formas de actividad sexual orientadas al individuo mismo sin importar sin están dentro o fuera del matrimonio son muchos más pecaminosas y lujuriosas, en lugar de ser santas, amorosas y placenteras de Dios... Por lo tanto la masturbación, la fornicación, la homosexualidad, la pornografía, etc. son pecaminosas y son una violación del séptimo mandamiento... el principio más importante que se debe recordar es que el sexo es únicamente para la satisfacción y goce mutuo exclusivamente dentro del matrimonio”.

 

La masturbación es pecaminosa por las
fantasías sexuales que genera

Las “verdaderas lecciones de la vida” pretenden enseñar que la masturbación no es un pecado sexual del mismo nivel que la fornicación (relaciones premaritales), pero esta se vuelve un pecado cuando se acompaña, lo cual ocurre muy frecuentemente, de fantasías sexuales y pensamientos impuros, además de que también es un pecado si se convierte en un hábito cotidiano. Ellos recomiendan que las energías sexuales se reorienten al servicio de Dios y de los demás, se recuerdan las citas de Jesús como aparecen arriba en Mateo 5:28.

 

La masturbación de una forma de impureza y
suciedad

El ministro RBC admite que la Biblia no tiene referencias específicas sobre la masturbación. Sin embargo, él admite que la autocomplacencia habitual puede incluirse en las practicas conocidas como lujuriosos, impuras y sucias. No tiene forma de explicar por qué la masturbación debe ser catalogada de esa forma pero da algunas citas bíblicas como:

 

Levítico 15:16-17

 

16 Cuando el hombre tuviere emisión de semen, lavará en agua todo su cuerpo, y será inmundo hasta la noche. 17 Y toda vestidura, o toda piel sobre la cual cayere la emisión del seme, se lavará con agua y será inmunda hasta la noche. 18 Y cuando un hombre yaciere con una mujer y tuviera emisión de semen, ambos se lavarán con agua, y serán inmundos hasta la noche. 19 Cuando la mujer tuviere flujo de sangre, y su flujo fuere en su cuerpo, siete días estará apartada y cualquiera que la tocare será inmundo hasta la noche.

 

Marcos 7:20-22

 

18 El les dijo: ¿También vosotros estáis así sin entendimiento? ¿No entendéis que todo lo de fuera que entra en el hombre, no le puede contaminar, 19 porque no entra en su corazón, sino en el vientre y sale a la letrina?  Esto decía, haciendo limpios todos los alimentos. 20 Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre. 21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios , las fornicaciones, los homicidios, 22 los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. 23 Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.

 

Segunda de Corintios 12:21

 

20 pues me temo que cuando llegue, no os hallé tales como quiero, y yo sea hallado de vosotros cual no queréis; que haya entre vosotros contiendas, envidias, iras, divisiones, maledicencias, murmuraciones, soberbias, desordenes; 3 que cuando vuelva, me humille Dios entre vosotros, y quizá tenga que llorar por muchos de los que antes han pecado, y no se han arrepentido de la inmundicia y fornicación y lascivia que han cometido.

 

Gálatas 5:19

 

18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. 19 Y manifiestas son las obras de la carne que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas, acerca de las cuales les amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

 

Efesios 5:3-5

 

2 Y andad en amor como, también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante. 3 Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; 4 ni las palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. 5 Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. 6 Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.

 

Colosences 3:5

 

5 Hacer morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; 6 cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia.

 

Las citas en Gálatas y Efesios son particularmente atemorizantes porque afirman que tal gente “no heredara el reino de Dios”. Todos ellos serán conducidos al pozo de fuego donde morirán. En un nota positiva, se rechaza el concepto que considera intrínsecamente diabólicos los deseos y sentimientos sexuales, para ellos este concepto es una antigua herencia agnóstica.

 

También vale la pena ver como para algunas cosas la religiosidad se impone mientras que otras son aceptadas como algo totalmente natural, en este caso se condena la masturbación por la emisión del semen, pero cabría preguntarse si este ministro, al mismo tiempo que condena a quienes se masturban, condena también a las mujeres que no se retiran de los demás por los sietes días que demanda este pasaje de la Biblia cuando se presenta el flujo menstrual.

 

La masturbación está en contra de la ley
natural

Las clases de vida bíblica” tienen un grupo de noticias interactivo y un suscriptor argumenta desde un punto de vista completamente diferente sobre la ley natural. Él señala que el órgano sexual es únicamente para la procreación y únicamente para el otro cónyuge, nunca para el auto placer. Su señalamiento parece implicar que un hombre no puede usar su pene para orinar y que no puede tener placer sexual al hacer el amor con su esposa. Lo anterior no puede ser práctico, lo siguiente es imposible. Cuando una pareja hace el amor ¿por qué solamente uno de ellos debe experimentar placer? Probablemente, él trata de decir algo completamente diferente, los órganos sexuales son para ser usados únicamente para fines reproductivos y para el placer de ambos esposos al mismo tiempo, pero él no cita ninguna razón o pasaje bíblico para defender su afirmación.

 

Él señala que la masturbación se produce por un deseo de lujuria y que esta es condenada por la primera de Corintios 6:13, en donde se denuncia la fornicación. [12 Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. 13 Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo. 14 Y Dios, que levantó al Señor, también nos levantará con su poder.] Pero no proporciona una razón con la que se relacione. Por definición la masturbación es practicada a solas y la fornicación se realiza entre dos personas no casadas. Él advierte que las personas que no piensan igual que él no serán salvadas y corren el riesgo de pasar la eternidad en el infierno.

 

La masturbación es una violación al propósito
divino de Dios para el sexo

Dawson McAllister de la “Red de Respuestas Cristianas” condena la masturbación por variedad de razones.

 

En Génesis 2:18 se describe como Dios creo el sexo para terminar con la soledad del hombre, [18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él. 19 Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese como las habría de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. 20 Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; más para Adán no se halló ayuda idónea para él. 21 Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras este dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. 22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.] por lo tanto el sexo es para dos personas y entonces la masturbación va en contra del propósito que Dios creo para el sexo.

 

Claro que viendo el pasaje más allá del versículo 2:18, se nota como este es un relato en donde no se habla de sexo, sino de ayuda como dice, ya que sí Dios tenía en mente la cuestión sexual no habría creado primero a los animales, o ¿acaso serían ellos con quienes al principio pensó que el hombre tendría relaciones sexuales, arrepintiéndose después creando a la mujer?

 

Como las fantasías sexuales suelen acompañar a la masturbación, él cita Proverbios 12:11, a pesar de que en este pasaje no aparece una sola referencia que aluda a las fantasías sexuales. [10 El justo cuida de la vida de su bestia, mas el corazón de los impíos es cruel. 11 El que labra a tierra se saciará de pan; mas el que sigue a los vagabundos es falto de entendimiento. 12 El impío es enredado en la prevaricación de sus labios, mas el justo saldrá de la tribulación.]

 

La masturbación puede dañar sexualmente a una persona y por eso la vida sexual de una pareja puede sufrir también. Tampoco ofrece una razón que explique cómo ocurre todo eso, y mucho menos cita algún estudio que pruebe su conclusión.

 

Él indica, además, que la masturbación es una forma insalubre para sobrellevar la soledad. De vuelta él no ofrece una sola referencia o prueba de su afirmación y por eso uno podría decir que lo mismo se aplica a una persona que adopta un perro o un gato para hacerse compañía.

 

Finalmente menciona que “la masturbación es casi siempre un síntoma de necesidad desesperada”, y como siempre no hay una explicación o evidencia científica que apoye sus afirmaciones.

 

 

 

Regresar al inicio

 

 

Creencias en la iglesia católica

Lamentablemente la Iglesia Católica se ha distinguido a lo largo de su historia por ser una institución al extremo intolerante, no solo hacia aquellas personas ajena a ella, sino también hacia sus mismos miembros. En los párrafos siguientes se puede observar como, además de no ofrecer alguna razón válida para evitar la  masturbación, la iglesia toma una postura en donde reconoce que si no existe una razón, ella tiene el derecho para obligar a las personas de la forma más antidemocrática posible. Hoy en día se reconoce la necesidad de llevar la democracia a todos los ámbitos de la existencia humano, y cada individuo debe cuestionar el papel que la fe tiene en ello, no es posible que el individuo católico siga aceptando ordenes de una jerarquía que actúa de la forma más autoritaria, respaldándose en la ignorancia del individuo que no puede darse cuenta que muchos de esos mandatos salen del simple capricho de los mismos hombres que detentan el poder en la Iglesia.

 

 

 

El Papa Paulo VI anunció una declaración en 1975 que abordaba varios aspectos de la ética en la sexualidad y algunos de sus comentarios se aplican a la práctica de la masturbación:

 

“...la masturbación constituye un grave desorden moral...”

 

“...la masturbación es un acto intrínseca y seriamente desordenado... el uso deliberado de la facultad sexual fuera de la relación conyugal contradice esencialmente la finalidad de esa facultad. Por culpa de ella [la masturbación] se adolece de una creciente falta del orden moral en las relaciones sexuales como así se les llama, aquella relación que se realiza ‘con la intención plena del darse mutuamente para la procreación humana en el contexto del verdadero amor.’ Todo ejercicio de la sexualidad debe estar reservado a esta relación regular.”

 

“Inclusive si no puede ser probado en las Escrituras que esto se condena como un pecado por su nombre, la tradición de la Iglesia tiene el derecho para entenderlo y condenarlo todas las veces que en el nuevo testamento se menciona la palabra impureza o falta de castidad, como cualquier otro vicio que sea contrario a la castidad y al continencia.”

 

“La frecuencia del fenómeno que estamos tratando ciertamente debe ligarse al innata debilidad del hombre que sigue al pecado original, pero debe también ligarse a la perdida del sentido de Dios, con la corrupción de la moral que es promovida por la comercialización del vicio, con el incontrolable libertinaje de tantos entretenimientos y publicaciones de acceso público, así como también la negligencia para ser modestos, ya que la modestia es la guardiana de la castidad.”

 

 

 

Regresar al inicio

 

 

Creencias Mormonas

De igual forma que la Iglesia Católica, la comunidad mormona trata de imponer un pensamiento negativo en la mente cultivando y fomentando la ignorancia en los dos demás, frente a sus dictados no hay explicación por muy científica que sea que los lleve a reconocer sus errores en la forma que tratan a la masturbación, y frente a cualquier opinión contraria, responden con su única arma la intolerancia y el castigo, que en muchos casos no solo es un tormento sicológico sino también corporal.

 

 

 

Un discurso sobre la masturbación a la Juventud Mormona, el recién fallecido, Mark E. Petersen era miembro del consejo de los doce apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días, mejor conocidos como mormones. Él escribió sin ningún fundamento un artículo en 1970 que se titula “pasos para vencer a la masturbación”. Se ha preguntado a un grupo de LDS que verificaran la autenticidad de ese documento y que confirmaran que no se trataba de un engaño. El artículo continuamente se refiere a la masturbación como el problema.

 

“Nos han enseñado que nuestros cuerpos son el templo de Dios, y por eso tienen que ser limpios para que el Espíritu Santo pueda habitar dentro nosotros. La masturbación es un hábito pecaminoso que por un lado aleja al Espíritu y por el otro causa culpa y estrés emocional. Físicamente la masturbación no es dañina amenos que se practique en extremo. Pero es un acto totalmente egoísta, en secreto y que de ninguna forma expresa el apropiado uso del poder de procreación que ha sido dado a los humanos para cumplir con un propósito eterno. Por lo tanto la masturbación separa a una persona de Dios y desafía el plan divino del evangelio.”

 

“Esta actividad auto gratificante causará la pérdida del auto-respeto, el testimonio se debilitará, y el trabajo misionero así como otros llamados de la Iglesia se convertirán en ofrendas burdas.”

 

“Ustedes pueden ganar esta batalla. La alegría y fortaleza que sentirán cuando lo hagan les dará a toda su vida un soplo radiante de satisfacción y realización.”

 

El apóstol ofrece varias sugerencias prácticas para superar el problema, entre ellas, evitar el estar solo, rezar, hacer ejercicio, gritar “basta” cuando aparece la tentación, recitar un pasaje del evangelio o del libro del mormón, cantar un himno, imaginarse a uno mismo fuerte y en total control, vestirse seguramente por la noche de tal forma que no se pueden tocar fácilmente esas partes vitales, usar una terapia aversiva, por ejemplo, si se experimenta la tentación de masturbarse pensar que se esta tomando un baño en una tina llena de lombrices, y si se comete el acto comerse varias de ellas, reducir el consumo de líquidos en la noche, reducir el uso de especias, usar pijamas que sean difíciles de abrir, holgadas en lugar ser ajustadas, y en caso de ser necesario, amarrarse las manos a la cama. A todas estas son recomendaciones que van en contra de la dignidad humana, en especial aquella que inducen a un castigo físico o emocional.

 

En un segundo discurso sobre la masturbación Boyd K. Packer dio una plática a un grupo de hombres jóvenes mormones en la sesión de apostolado de la conferencia general que se tuvo el 2 de octubre de 1976, en una parte el dijo:

 

“Dentro de su cuerpo tienen el poder de la creación.”

 

“Este es un poder sagrado. El Señor ha ordenado que ustedes lo usen únicamente con la persona que legalmente se hayan casado, él ha decretado penas muy severas para quien lo use inadecuadamente.”

 

“Cuando este poder comienza a formarse, puede pensarse que se tiene una pequeña fábrica dentro del cuerpo, y que esta diseñada para producir ese producto que puede generar la vida.”

 

“Sin embargo, hay algo que nunca se debe hacer. En ocasiones una persona... puede acariciarse a si misma y entonces abrir una válvula que satisface, eso es lo que no deben hacer, porque si lo hacen esa fabrica que agotará muy rápidamente. Además estarán tentados a hacerlo una y otra vez para satisfacerse, rápidamente estarán encadenados a ese hábito, un hábito que no es bueno, un hábito que los dejará con la sensación de estar deprimidos y sentirse culpables.”

 

 

 

Regresar al inicio

 

 

La masturbación y la Biblia

Dos pasajes han sido usados en el pasado para condenar la masturbación. Uno de las escrituras hebreas (viejo testamento) que describe a Onán, esto a llevado a crear el termino “onanismo” para ser usado como sinónimo de la masturbación. Pero un análisis más preciso indica que en ninguna parte del pasaje hay una conexión en realidad con la masturbación. El crimen de Onán fue el uso de un primitivo método anticonceptivo. El segundo pasaje, que proviene de las escrituras cristianas, se refiere a un comportamiento desconocido, ya que el significado de la palabra original en griego se ha perdido.

 

En la primera de Corintios 6:9, Pablo lista una serie de actividades que evitarán que las personas hereden el reino de los cielos [7 Así que, por cierto, es ya una falta en vosotros que tengáis pleitos entre vosotros mismos. ¿Por qué no sufrís más bien el agravio? ¿Por qué no sufrís el ser defraudados? 8 Pero vosotros cometéis el agravio, y defraudáis, y esto a los hermanos. 9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis, no los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.] Este versículo ha sido traducido de muy diversas maneras entre las 25 versiones de la Biblia que se ha revisado para este ensayo. Uno de los comportamientos mencionados, en el griego original, es malakoi arsenokoitai en el griego original. Malakoi significa delicado. Esta palabra se ha traducido igual en Mateo 11:8 [¿O qué salisteis a ver? ¿A un hombre cubierto de vestiduras delicadas? He aquí, los que llevan vestiduras delicadas, en las casas de los reyes están.] Lucas 7:25 [Mas ¿qué salisteis a ver? ¿A un hombre cubierto de vestiduras delicadas? He aquí, los que tienen vestidura suave y viven en deleites, en los palacios de los reyes están.] como delicado o como suave. El significado de arsenokoitai se ha perdido. Algunas fuentes en la iglesia temprana interpretan la frase como una referencia a las personas de moral suavizada, es decir, sin ética. Este es muy probablemente el término correcto porque esas personas aún conocerían el significado de la palabra. Otros en la iglesia temprana piensan que hacía referencia a las prostitutas de un templo, es decir las personas que tenían relaciones sexuales como una forma ritual en los templos paganos, [y de esta interpretación el pecado sería el adorar otro dios]. Sin embargo, no falto quien la acomodara a quienes practican la masturbación y este idea se difundió universalmente por la época de Martín Lutero. Durante el siglo XX se comenzó a entender más ampliamente el carácter natural de la masturbación y como comportamiento más aceptado, las nuevas traducciones de la Biblia dejaron de hacer referencia a la masturbación y atacan otras conductas como la homosexualidad. El último escrito religioso que interpreta este término de esa forma es la Enciclopedia Católica de 1967.

 

Cada traductor toma cualquier actividad que en su grupo particularmente se desaprueba y por eso la coloca en la palabra perdida del versículo. Y como un error compartido nadie ha puesto una nota al pie de página que diga la verdad, es decir que el significado de la palabra se ha perdido y que en realidad están tratando de adivinar su significado.

 

Los cristianos conservadores tienden a preocuparse bastante por su propia salvación y la de toda su familia y amistadas. Resulta lamentable que uno de los comportamientos que llevarían a un cristiano a la pérdida de su salvación sea hoy en día desconocido. Ellos podrían peligrosamente tener tal comportamiento sin saberlo y por lo tanto tendrán que pasar la eternidad en el infierno.

 

El pasaje de Génesis 38:6-9 describe como el primer esposo de Tamar, Er, fue matado por Dios porque él era un hombre de baja moral. Bajo la antigua ley judía, el hermano de Er, Onán, tenía que tener coito con Tamar, y el primer hijo que tuvieran sería atribuido a Er. Como ninguno de los descendientes que tuviera con Tamar se considerarían sus hijos, Onán decidió usar un método anticonceptivo muy común e inefectivo para prevenir un embarazo en Tamar. Él usó el coito interrumpido, es decir que Onán retiraba su pene de la vagina de Tamar antes de que eyaculara, y entonces “derramaba su semilla sobre el suelo”. A Dios le desagrado esta acción (no embarazar a Tamar) y por eso también mató a Onán. [6 Después Judá tomó mujer para su primogénito Er, la cual se llamaba Tamar. 7 y Er, el primogénito de Judá, fue malo ante los ojos de Jehová, y le quitó Jehová la vida. 8 Entonces Judá dijo a Onán: Llégate a la mujer de tu hermano, y despósate con ella, y levanta descendencia a tu hermano. 9 Y sabiendo Onán que la descendencia no había de ser suya, sucedía que cuando se llegaba a la mujer de su hermano, vertía en tierra, por no dar descendencia a su hermano. 10 Y desagradó en los ojos de Jehová lo que hacía, y a él también le quito la vida.]

 

 

 

Onán fue castigado por desobedecer las ordenes de Dios, jamás fue castigado por masturbarse. De todas las posiciones en contra de la masturbación, la religiosa continúa siendo la más grande, pero como se demostró aquí, como todas las demás carece de fundamentos para sostenerse. A partir de estas líneas esperamos que las personas puedan conciliar su fe con una practica igual de necesaria para su vida, la masturbación.

 

 

 

Regresar al inicio

 

 

 

Compartir tu experiencia ahora es más fácil, utiliza nuestra nueva forma de contacto en línea

 

_______________________________________________________________________________

©2001

Solo Yo

All rights reserved.