Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

  Teoría de Lugares Centrales

Principal Arriba Vínculos Contenido Buscar
 

Principal
Arriba



Teoría de Lugares Centrales

 

 

Walter Christaller*

 

 

 

 

 

 

Walter Christaller; Berneck bei Calw (1893)-Königssee (1969)

La terminología del modelo de Christaller es directa. Los Lugares Centrales son a grandes rasgos sinónimos de las ciudades que se utilizan como centros en las comunidades regionales, proporcionándoles mercancías centrales, como tractores, y servicios centrales, como tratamiento hospitalario. Los lugares centrales varían en importancia. Los centros de orden superior almacenan una amplia variedad de mercancías y servicios; los centros de orden inferior, una variedad menor de mercancías y servicios, -es decir, alguna parte limitada de la gama ofrecida por el centro superior. Las regiones complementarias o hinterland son áreas servidas por un lugar central. Aquellas para centros de orden superior son grandes y solapan las pequeñas regiones complementarias de los centros de orden inferior.

Las escuelas proporcionan un buen ejemplo de una organización de lugar central. La escuela primaria local proporciona un centro de orden inferior (utilizando los términos de Christaller) que suministra a una pequeña parte de la ciudad o a una comunidad rural. Existe un importante número de tales en cualquier estado, y allí se enseña a niños que proceden de tan solo unas pocas millas cuadradas en los alrededores es decir, pueden poseer pequeñas regiones complementarias). Por encima de las escuelas elementales se sitúan los servicios de orden superior proporcionados por los colegios de bachillerato elemental, los institutos y los colegios mayores universitarios de diversos tipos. En tanto nos desplazamos hacia arriba en la escalera de la enseñanza, el número de centros decrece y sus regiones complementarias se hacen más extensas. En la parte superior de la escalera se sitúa la universidad del estado, a veces una sola institución que atiende a estudiantes de todo el estado, su región complementaria. La enseñanza es tan solo un ámbito de difusión de las mercancías centrales y de los servicios centrales que da carácter a las organizaciones de los lugares centrales y que ayudan a distinguir las funciones de los lugares centrales de un asentamiento de los de otro.

Christallrt definió las centralidad de un núcleo urbano como la proporción entre todos los servicios allí proporcionados (tanto para sus propios residentes como para los visitantes procedentes de su región complementaria) y los servicios necesarios tan solo para sus propios residentes. Las ciudades con una alta centralidad proporcionan muchos servicios por residente,  y aquellas con baja centralidad pocos servicios por residente. Christaller descubrió que el número de ofertas telefónicas era un indicador útil del alcance de las mercaderías centrales de que disponía una ciudad. Utilizando los datos telefónicos, definió la centralidad de una población como igual al número de teléfonos en la ciudad, menos la población del asentamiento multiplicada por el número medio de teléfonos por habitante en la región complementaria de la ciudad. Una ciudad de 25 000 habitantes con 5 000 teléfonos en una región con tan sólo 1 teléfono cada 50 personas presentará un índice de 5 000-25 000 (1/50), o 4 500. De este modo el índice mide básicamente la diferencia entre el nivel de servicios esperado (es decir el necesario para que una ciudad sirva a sus propios habitantes) y el nivel de servicios medido realmente dentro del centro.

Los posteriores investigadores han revisado la terminología de Christaller para incluir dos sencillos conceptos: El primero es el llamado requisito de umbral o condición de entrada, por debajo del cual un lugar no podrá ser capaz de suministrar un bien de mercado. Es decir, por debajo de dicho umbral, las ventas serán demasiado pocas para que las compañías ganen beneficios adecuados. El segundo concepto añadido era el de ámbito de difusión o alcance económico, los límites del área de mercado para la mercancía. El límite inferior del área de mercado se determina por el requisito de umbral, y su límite superior se define por la distancia más allá de la cual el lugar central no es ya capaz de vender las mercancías. Si asumimos que el viaje resulta igualmente fácil en todas las direcciones, el alcance de una mercancía será un círculo perfecto. Este círculo es el límite exterior de un cono de demanda en el que la cantidad de una mercancía central consumida decrece con la distancia desde el lugar central, debido al aumento en el precio del transporte.

Regiones complementarias

Suponiendo un cono de demanda circular para las mercancías centrales, Christaller demostró que un grupo de lugares centrales similares tendrá regiones complementarias hexagonales con los lugares centrales organizados en una red triangular. (...)

Los modelos hexagonales surgen directamente a partir de cinco presunciones simplificadas:

1.- Una llanura isotrópica no limitada con una distribución homogénea de potencial de compra. 

2.- Mercancías centrales a adquirir en el lugar central más próximo.

3.- Todas las partes de la llanura deben ser servidas por un lugar central; es decir, las áreas complementarias deben llenar completamente la lanura.

4.- Minimización del movimiento del consumidor.

5.- Ningún exceso de beneficio a ganar por ningún lugar central.

Los hexágonos son productos de nuestro intento de colocar tantos conos de demanda circular como sea posible en la llanura. Si es necesario que todas las partes de la llanura reciban los servicios desde un lugar central, los círculos se solaparán. Perdo debido a nuestra segunda suposición, que los consumidores efectuarán sus compras en el lugar central más próximo, las áreas de superposición se bisecarán. Se logrará una situación perfectamente competitiva tan sólo cuando la llanura sea servida por el máximo número de lugares centrales, que ofrecen mercancías centrales idénticas a idénticos precios con respecto a las regiones hexagonales complementarias del mismo tamaño. Tan sólo esta disposición asegura que los consumidores se desplazan la menor distancia posible hasta los lugares centrales.

Jerarqía de los lugares centrales

Christaller fue capaz de explicar los distintos niveles de los lugares centrales dentro de una jerarquía urbana de asentamiento, variando el tamaño de las regiones complementarias. Planteó tres casos:

El primero de ellos es el principio de mercado, en el que el suministro de mercancías desde los lugares centrales está situado lo más cerca posible con respecto a los lugares a suministrar. Un lugar central de orden superior servirá a dos de sus vecinos de orden inferior. Puede hacerse así sirviendo tan solo dos de los seis vecinos equidistantes más próximos y poseyendo así una región complementaria asimétrica. Alternativamente, un lugar central de orden superior puede compartir compartir los vecinos con otros dos, por ejemplo, vecinos competidores. (...). Esta disposición se denomina sistema K=3, donde K se refiere al al número de lugares servidos, es decir el lugar central más dos de sus más cercanos vecinos o el lugar central más un tercio de cada uno de sus seis vecinos más próximos.

El segundo es el principio de tráfico o de transporte en el que los límites de las regiones complementarias vuelven a organizarse de nuevo para permitir un modelo más eficaz que en el primer caso. En la actualidad la mayoría de los lugares centrales se  hallan situados junto a las rutas de tráfico entre las ciudades mayores. Esta situación se representa por la jerarquía K=4, donde un lugar de orden superior sirve a tres lugares adyacentes de orden inferior. Puede hacerlo dominando tres de sus vecinos más cercanos o compartiéndolos con otro lugar central del mismo orden.

El tercer sistema presentado por Christaller es el principio administrativo en el que existe una situación muy clara con respecto al lugar de orden superior y a sus vecinos de orden inferior. Es decir, cada centro de orden inferior se encuadra claramente dentro del área comercial de un solo lugar central. Estas disposiciones es probable que resulten más estables política y económicamente que los asentamientos dividos. Esta relación produce la jerarquía K=7.

Los tres casos asumen que las relaciones establecidas para un nivel (por ejemplo, entre pueblos y pequeñas ciudades) serán también de aplicación a otros y más altos niveles (por ejemplo entre pequeñas poblaciones y ciudades más importantes). Normalmente se denominan jerarquías con K fija porque operan las mismas relaciones fijas en todos los niveles de la jerarquía de asentamiento. Ello significa que podemos ampliar cada una de las variantes de los tres lugares centrales de Christaller edificando niveles cada vez más altos sobre el sistema básico. Considérese la situación donde un segundo y un tercer lugar central K=4 se superpone sobre el primero. En tanto añadimos cada nivel superior sucesivo, el tamaño de las regiones hexagonales aumenta y el número de lugares quedareducido a un cuarto. Así, si una región poseía 2000 lugares centrales en el nivel inferior, poseería 500 en el nivel siguiente y 125 en el siguiente. Si comenzamos por la zona superior, podemos establecer esta relación de un modo sencillo. En un sistema idealizado de escuelas K=4 con tres niveles, 1 colegio universitario atraerá a estudiantes de 4 institutos, cada uno de los cuales acogerá a niños procedentes de 4 escuelas primarias (es decir 16 en total). Para cada uno de los tres casos considerados por Christaller, las secuencias típicas serían de 1, 3, 9, 27 para las jerarquías K=3; 1,4,16,64 para la jerarquía K=4 y 1, 7, 49, 343 para la jerarquía K=7.

Tipos de ciudad Orden Población (Habs.) Distancia entre ciudades (Km) Áreas de influencia (Km2)
Landstadt (L) Superior 500 000 187 35 000
Provinzstadt (P)   100 000 109 11 650
Gaustadt (G)   30 000 63 3 880
Bezikstadt (B)   10 000 36 1 243
Kreisstadt (K)   4 000 21 414
Amtsort (A)   2 000 13 140
Marktort (M) Inferior 1 000 7 47

Ódenes y distribuciones de las ciudades en el sistema de Christaller, basados en el Sur de Alemania.

*En: "Geografía: una síntesis moderna", Peter Hagget, Barcelona, 1994.



 

Principal ] Arriba ]

Envíe un mensaje a geoleo@adinet.com.uy con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Prof. Leonardo D. Olivera
Última modificación: 30 de October de 2009