Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

La Deidad de Cristo

 

 

Todas las citas utilizadas en este artículo son tomadas de la versión de la Biblia “Traducción del nuevo mundo de las Santas Escrituras”. A continuación, se encuentra el mismo pasajes pero extraído de la Biblia versión Reina-Valera 1960.

 

El tema de la Deidad de Cristo es un tema extraordinariamente interesante. De ello me di cuanta una vez que estando yo en mi hogar, pasaron Unos Testigos de Jehová (TJ) que me dijeron que Cristo era una creación de Dios, y que por ello no tiene atributos divinos.

 

Para tal argumento utilizaron el versículo siguiente:

 

Colosenses 1:15

“Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación

 

         Como en aquella época (principios del 2002) yo no era cristiano (era católico), no pude rebatir ni aceptar dicho argumento, pues mi conocimiento de la Palabra de Dios era, por no decir menos, insignificante; claro si que la duda quedó plantada en mi corazón.

         Con el paso del tiempo, llegue a aceptar a Cristo como mi Señor y mi Salvador personal (ahora soy Bíblico Bautista) y volvió a nacer en mi la curiosidad acerca de la Divinidad de mi Señor Jesucristo.

 

         Comencé a estudiar el tema para ver qué evidencias tenemos acerca de Dios Hijo, y por qué los TJ no la aceptan. Pero para ello decidí utilizar la Biblia de dicha denominación y ver qué errores pudiese tener. Pero, siguiendo los consejos de mi pastor, en lugar de buscar errores en la Biblia de los TJ, busqué evidencias en ella que avalen la Deidad de Jesús, y para mi sorpresa las encontré.

 

         Debo decir que no soy un gran estudioso de la Biblia, ni mucho menos soy un erudito respecto al tema, pero pese a ello encontré muchas evidencias de que Jesús es Dios. Espero de corazón, y ruego al Señor por ello, que este humilde estudio (que seguramente podría ser mucho mejor) ayude a muchas personas a encontrar la verdad, y que acepten al Verdadero y Único Jesucristo Señor nuestro.

Si desean enviarme comentarios, los cuales me serviran mucho, envienmne un correo a acaceres1_02@hotmail.com

 

         Espero en el Señor poder seguir completando cada vez más este estudio.

 

 

 

“¡Mira! Estoy de pie a la puerta, y toco.

Si alguno oye mi voz y abre la puerta,

yo entraré en su [casa] y cenaré con él, y él conmigo.”

Revelación 3:20

 

 

 

 

Estudio 1: Jesucristo es llamado Dios                                  Estudio 6: Despejen el camino de Jehová

 

Estudio 2: Mi Salvador                                                           Estudio 7: El primero y el último

 

Estudio 3: El Creador del Universo                                        Estudio 8: La luz del mundo

 

Estudio 4: Honores que le pertenecen a Dios                        Estudio 9: ¿Quién es?

 

Estudio 5: Los atributos de Dios                                            Estudio 10: Su voz

 

 

 

 

 

Para la Gloria de nuestro Señor Jesucristo

 

 

Jesucristo es llamado Dios.

 

Isaías 9:6

“Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; y el regir principesco vendrá a estar sobre su hombro. Y por nombre se le llamará Maravilloso Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras).

 

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

¿Podría decirse que Jesús es poderoso, pero no todopoderoso? Ciertamente no, pues la misma expresión se utiliza para referirse a Jehová:

 

Deuteronomio 10:17 

Porque Jehová su Dios es el Dios de dioses y el Señor de señores, el Dios grande, poderoso e inspirador de temor, que no trata a nadie con parcialidad ni acepta soborno” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras).

 

Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma cohecho” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Jeremías 32:18

Aquel que ejerce bondad amorosa para con miles, y que paga el error de los padres en el seno de sus hijos después de ellos, el Dios [verdadero], el Grande, el Poderoso, Jehová de los ejércitos por nombre” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras).

 

“que haces misericordia a millares, y castigas la maldad de los padres en sus hijos después de ellos; Dios grande, poderoso, Jehová de los ejércitos es su nombre” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Lucas 1:49

 

“porque grandes obras me ha hecho el Poderoso, y santo es su nombre” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras).

 

“Porque me ha hecho grandes cosas el Poderoso; Santo es su nombre” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Juan 20:28

“En contestación, Tomás le dijo: “¡Mi Señor y mi Dios!”.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Entonces Tomás respondió y le dijo: !!Señor mío, y Dios mío!” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Isaías 9:6

“Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; y el regir principesco vendrá a estar sobre su hombro. Y por nombre se le llamará Maravilloso Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras).

 

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

 

¿Hay otros dioses? Claro que si, ¿Jesús es otro dios?

No. Dios es claro en decirnos lo siguiente:

 

2 Reyes 17:35

“cuando Jehová celebró un pacto con ellos y les mandó, diciendo: “No deben temer a otros dioses, y no deben inclinarse ante ellos ni servirles ni hacerles sacrificios” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras).

 

 

Satanás es el dios de este mundo, y al igual que en el caso anterior, notemos que dios está escrito en minúscula, pues es “otro dios” (delante del cual no me debo inclinar, no debo temerle ni debo servirlo) y no el verdadero Dios. Queda claro que Jesús no es “otro dios”, sino que es el Dios Poderoso.

 

 

 

 

Mi Salvador

 

Tito 1:3

“mientras que a sus propios tiempos puso de manifiesto su palabra en la predicación que me fue encomendada, bajo mandato de nuestro Salvador, Dios” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“y a su debido tiempo manifestó su palabra por medio de la predicación que me fue encomendada por mandato de Dios nuestro Salvador” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Tito 1:4

“a Tito, un hijo genuino según una fe de la que participamos en común:
Que haya bondad inmerecida y paz de parte de Dios [el] Padre y de Cristo Jesús nuestro Salvador.” (
Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“a Tito, verdadero hijo en la común fe: Gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo nuestro Salvador.” (Versión Reina-Valera 1960)

Tito 2:10

“no cometiendo robos, sino desplegando buena fidelidad a plenitud, para que en todas las cosas adornen la enseñanza de nuestro Salvador, Dios.”  (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“no defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Tito 3:4

“Sin embargo, cuando se manifestó la bondad y el amor para con el hombre de parte de nuestro Salvador, Dios” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Tito 3:6

“Este [espíritu] él lo derramó ricamente sobre nosotros mediante Jesucristo nuestro Salvador” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Si Jesucristo no es Dios, entonces la Biblia (que es la perfecta Palabra de Dios) se contradice a si misma y Jesús sería entonces un falso dios, pues:

 

Salmos 18:31

“Porque, ¿quién es un Dios fuera de Jehová?” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)


”Porque ¿quién es Dios sino sólo Jehová?” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Deuteronomio 4:35

“A ti... a ti se te ha mostrado, para que sepas que Jehová es el Dios verdadero; no hay otro además de él.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“A ti te fue mostrado, para que supieses que Jehová es Dios, y no hay otro fuera de él.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Deuteronomio 4:38

“Y bien sabes hoy, y tienes que hacer volver a tu corazón, que Jehová es el Dios verdadero en los cielos arriba y sobre la tierra abajo. No hay otro.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Aprende pues, hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro” (Versión Reina-Valera 1960)

 

1Reyes 8:60

“a fin de que todos los pueblos de la tierra sepan que Jehová es el Dios verdadero. No hay otro.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“a fin de que todos los pueblos de la tierra sepan que Jehová es Dios, y que no hay otro.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

 

 

 

 

 

Jesucristo es el creador del universo

 

Juan 1:3

“Todas las cosas vinieron a existir por medio de él, y sin él ni siquiera una cosa vino a existir. Lo que ha venido a existir” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras).

 

“Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Vemos que Jesucristo es Dios al leer Juan 1:3 junto a Isaías 42:5 y Apocalipsis 4:11

 

Isaías 42:5

“Esto es lo que ha dicho el Dios verdadero, Jehová, el Creador de los cielos y el Magnífico que los extiende;” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Así dice Jehová Dios, Creador de los cielos, y el que los despliega; el que extiende la tierra y sus productos;”  (Versión Reina-Valera 1960)

 

Apocalipsis 4:11

“Digno eres tú, Jehová, nuestro Dios mismo, de recibir la gloria y la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y a causa de tu voluntad existieron y fueron creadas”. (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Salmos 102:25

“Hace mucho tú colocaste los fundamentos de la tierra misma, y los cielos son la obra de tus manos.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Desde el principio tú fundaste la tierra, Y los cielos son obra de tus manos.” (Versión Reina-Valera 1960)

Si leemos estos pasajes junto a Hebreos 1:10, queda claro que Cristo, el creador del universo es Dios

 

Hebreos 1:10

“Y: “Tú en [el] principio, oh Señor, colocaste los fundamentos de la tierra misma, y los cielos son [las] obras de tus manos.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, Y los cielos son obra de tus manos.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

 

 

 

 

Jesucristo recibe honores que le pertenecen a Dios

 

Revelaciones 5:12, 13

“que decían con voz fuerte: “El Cordero que fue degollado es digno de recibir el poder y riquezas y sabiduría y fuerza y honra y gloria y bendición. Y a toda criatura que está en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra y en el mar, y a todas las cosas que hay en ellos, oí decir: “Al que está sentado en el trono y al Cordero sean la bendición y la honra y la gloria y la potencia para siempre jamás ”. (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

Apocalipsis 5:12, 13

“que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.  ” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Juan 5:23

“para que todos honren al Hijo así como honran al Padre. El que no honra al Hijo no honra al Padre que lo envió.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Si Cristo no es Dios, entonces Dios se contradice a si mismo pues:

Isaías 48:11

“Por mi propia causa, por mi propia causa actuaré, porque, ¿cómo podría uno dejarse profanar? Y a ningún otro daré mi propia gloria.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Por mí, por amor de mí mismo lo haré, para que no sea amancillado mi nombre, y mi honra no la daré a otro.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jesucristo posee atributos que solo Dios puede poseer.

 

Dios es eterno

 

Génesis 21:33

“Después de aquello él plantó un tamarisco en Beer-seba e invocó allí el nombre de Jehová el Dios de duración indefinida.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Y plantó Abraham un árbol tamarisco en Beerseba, e invocó allí el nombre de Jehová Dios eterno.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Jesucristo es eterno

 

Isaías 9:6

“Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; y el regir principesco vendrá a estar sobre su hombro. Y por nombre se le llamará Maravilloso Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras).

 

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

 

 

Miqueas 5:2

“Y tú, oh Belén Efrata, el demasiado pequeño para llegar a estar entre los miles de Judá, de ti me saldrá aquel que ha de llegar a ser gobernante en Israel, cuyo origen es de tiempos tempranos, desde los días de tiempo indefinido.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

“Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Dios es omnipresente

 

Jeremías 23:24

“¿O puede cualquier hombre estar ocultado en escondrijos y yo mismo no verlo?”, es la expresión de Jehová. “¿No lleno realmente yo mismo los cielos y la tierra? —es la expresión de Jehová” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“¿Se ocultará alguno, dice Jehová, en escondrijos que yo no lo vea? ¿No lleno yo, dice Jehová, el cielo y la tierra?” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Jesucristo es omnipresente

 

Mateo 18:20

“Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Dios es omnisciente

 

Proverbios 15:3

“Los ojos de Jehová están en todo lugar, vigilando a los malos y a los buenos.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Los ojos de Jehová están en todo lugar, Mirando a los malos y a los buenos.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Cristo es omnisciente

 

Juan 21:17

“Le dijo por tercera vez: “Simón hijo de Juan, ¿me tienes cariño?”. Pedro se contristó de que por tercera vez le dijera: “¿Me tienes cariño?”. De modo que le dijo: “Señor, tú sabes todas las cosas; tú bien sabes que te tengo cariño”. Le dijo Jesús: “Apacienta mis ovejitas.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Jesús y el Padre son uno.

 

Juan 10:38

“Además, les he dado la gloria que me diste, para que ellos sean uno así como nosotros somos uno.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.” (Versión Reina-Valera 1960)

Cristo, Jehová

 

 

 

 

 

 

 

 

Despejen el camino de Jehová

 

Isaías 40:3

“¡Escuchen! Alguien está clamando en el desierto: “¡Despejen el camino de Jehová! Hagan recta la calzada para nuestro Dios a través de la llanura desértica.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Este pasaje hace alusión a Juan el Bautista, como encontramos en el Evangelio de Mateo.

 

Mateo 3:3

“Este, de hecho, es aquel de quien se habló por medio de Isaías el profeta con estas palabras: “¡Escuchen! Alguien clama en el desierto: ‘¡Preparen el camino de Jehová! Hagan rectas las veredas de él’.”  (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, Enderezad sus sendas.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Juan el Bautista tenía una misión: preparar el camino para Jesucristo. Pero Isaías dice claramente: “¡Preparen el camino de Jehová!”

 

Juan 1:29-34

“Al día siguiente contempló a Jesús que venía hacia él, y dijo: “¡Mira, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo! Este es aquel de quien dije: Detrás de mí viene un varón que se me ha adelantado, porque existió antes que yo. Ni siquiera yo lo conocía, pero la razón por la cual yo vine bautizando en agua fue para que él fuera puesto de manifiesto a Israel”. Juan también dio testimonio, y dijo: “Vi el espíritu bajar como paloma del cielo, y permaneció sobre él. Ni siquiera yo lo conocía, pero El Mismo que me envió a bautizar en agua me dijo: ‘Sobre quienquiera que veas el espíritu descender y permanecer, este es el que bautiza en espíritu santo’. Y yo [lo] he visto, y he dado testimonio de que este es el Hijo de Dios”. (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo. Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado a Israel, por esto vine yo bautizando con agua. También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él. Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo. Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.(Versión Reina-Valera 1960)

 

Entonces Jesús es Jehová, pues Juan vino a “Preparar el camino de Jehová”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dios, el primero y el último

 

Isaías 44:6

Esto es lo que ha dicho Jehová, el Rey de Israel y el Recomprador de él, Jehová de los ejércitos: ‘Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay Dios.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Cristo, el primero y el último:

 

Revelaciones 1:17

“Y cuando lo vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su mano derecha sobre mí y dijo: “No tengas temor. Yo soy el Primero y el Último” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

Apocalipsis 1:17

“Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último (Versión Reina-Valera 1960)

 

Revelación 22:13

“Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin.” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

Apocalipsis 22:13

“Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo soy la luz del mundo

 

Juan 8:12

“Por lo tanto Jesús les habló otra vez, diciendo: “Yo soy la luz del mundo. El que me sigue, de ninguna manera andará en oscuridad, sino que poseerá la luz de la vida” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”  (Versión Reina-Valera 1960)

 

Salmo 27:1

Jehová es mi luz y mi salvación. ¿De quién he de temer?” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?” (Versión Reina-Valera 1960)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Quién es el Señor de señores?

 

Jehová

 

Deuteronomio 10:17

Porque Jehová su Dios es el Dios de dioses y el Señor de señores, el Dios grande, poderoso e inspirador de temor, que no trata a nadie con parcialidad ni acepta soborno” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma cohecho” (Versión Reina-Valera 1960)

 

 Cristo

 

Revelaciones 17:14

“Estos combatirán contra el Cordero, pero, porque es Señor de señores y Rey de reyes, el Cordero los vencerá. También, los llamados y escogidos y fieles que con él están [lo harán]” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Su voz...como muchas aguas

 

Referente a Dios

Ezequiel 43:2

“Y, ¡mire!, la gloria del Dios de Israel venía de la dirección del este, y su voz era como la voz de vastas aguas” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“y he aquí la gloria del Dios de Israel, que venía del oriente; y su sonido era como el sonido de muchas aguas, y la tierra resplandecía a causa de su gloria.” (Versión Reina-Valera 1960)

 

Referente a Cristo

Revelaciones 1:15

“y sus pies eran semejantes al cobre fino cuando fulgura en el horno; y su voz era como el sonido de muchas aguas” (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

“y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas.” (Versión Reina-Valera 1960)