Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Folklore: Medicina Folclórica

Nombre con que se distingue a la medicina no académica que practican curanderos, manosantas, brujos, hechiceros, etc., cuyo saber se basa en el empirismo puro y en la tradición. Ajena totalmente a la charlatanería y a la delincuencia ejercida por inescrupulosos individuos, la medicina folklórica merece todo respeto. A ella acuden enfermos no sólo de las comunidades campesinas, sino también de las ciudades. Muchas veces hemos tenido conocimiento de curaciones a las que vulgarmente se las llama milagrosas y que en cierta medida sí lo son, pero que nosotros preferimos llamarlas curaciones no explicables racionalmente.

La medicina folklórica que está en renovada vigencia, se practica en todo el continente americano, así como en los restantes continentes. destacándose especialmente Africa y Asia.

Se le conoce con distintos nombres: Folkmedicina, Folklore médico, Medicina ethnográfica, Medicina popular, Medicina aborigen, etc., y en Italia Demoitría, Etnochiatria, Etnolatrica, ha sido definida de distintas maneras tanto en nuestro país como en el resto de Indoamérica, pero si bien es cierto ello no es menos cierto que el concepto es si no idéntico, muy semejante.

Antonio Castillo de Lucas, español, la define así: Es el estudio y aplicación de todos los conocimientos de la sabiduría popular a la Medicina. Comprende, por tanto, cuantas materias contiene el vasto campo del folklore en su relación con la salud del hombre y sus enfermedades.

Y agrega: Medicina popular, Folklore médico y Folk medicina, son sinónimos.

Dora Isabel Jiménez define a la Medicina popular como el conjunto de ideas y prácticas acerca de la enfermedad, su curación y prevención, que no está integrado dentro del sistema médico científico.

María Teresa Camargo, de Brasil, afirma: Medicina popular o folklórica tiene por objetivo observar estudiar y analizar el comportamiento del hombre afectado por problemas de salud. Este comportamiento comprende las medidas adoptadas tanto para prevenir dolencias como para curarlas.

El desarrollo de estudios relacionados con la medicina popular han contribuido con importantes informaciones al esclarecimiento de la ciencia médica.

La medicina popular que observamos en la sociedad contemporánea es un conjunto de conocimientos tradicionales, comprendiendo desde los conocimientos médicos antiguos ejercidos por eruditos, en general sacerdotes, hasta los elementos de nuestros días.

Y Alceu Maynar Araujo, también de Brasil, dice: se considera Medicina rústica al conjunto de técnicas, de fórmulas, de remedios, de prácticas, de gestos que el habitante del lugar de una región, echa mano o aplica para el restablecimiento de su salud o para precaver dolencias.

Y Oreste Plath de Chile entiende que lo que se llama Medicina popular hoy en día son supervivencias, creencias que tuvieron su origen en los pueblos primitivos y con los que aplicaban y curaban las enfermedades y sus causas.

Las poblaciones, aún las más primitivas, tienen conceptos propios sobre la salud y la curación de las enfermedades. Estas ideas y prácticas aseguran a los que las comparten, un sentimiento de seguridad tan fuerte que son los que inspiran su conducta.

Podrían agregarse otras definiciones que en el fondo diferirían muy poco de las expuestas, de manera que pasamos a señalar que en nuestro país la medicina folklórica tiene plena vigencia y aún se ha acrecentado en los últimos diez años, tanto en los medios rurales como en los urbanos.

Daniel Díaz
Tel. 0341-4326531
e-mail: khorus@profarnet.com.ar