Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Aspectos de la comercializacion de zanahoria

en Colombia

 

 

 

 

 

 

La zanahoria (Daucus Carota L.) es una planta umbelífera de producción bianual que se cultiva en climas templados y fríos. Aunque existen muchas variedades de zanahoria (1), las más cultivadas comercialmente en Colombia son las zanahorias medianas tipo Nantes o Cartean; como consecuencia de lo anterior, puede decirse que el comercio de la zanahoria en nuestro país gira en torno de un producto relativamente homogéneo cuyas diferencias, que se reflejan en los precios, están determinadas por aspectos tales como la calidad, la presentación y el origen del producto.

En general, en los mercados mayoristas colombianos se considera que la zanahoria de mejor calidad (2)  es aquella que tiene muchas rugosidades, es de color fuerte y no presenta puntos negros producidos por hongos, es de buena calidad el producto que al partirlo es consistente y al apretarlo no suelta agua. El producto que mejor cumple con estas especificaciones es el proveniente de la Sabana de Bogotá, debido a esto, el precio pagado en las diferentes ciudades del país es superior al de producto que llega de otras partes del país.

En Colombia las principales zonas productoras de zanahoria están ubicadas en el altiplano cundiboyacense y en los departamentos de Antioquia y Nariño. El mercado mayorista más importante para esta hortaliza es Corabastos, dado que allí se transa una parte considerable del la producción del centro del país. En general, puede decirse que existe una relativa especialización en el abastecimiento de este producto porque usualmente la producción de cada zona se destina a cubrir la demanda de mercados específicos y sólo cuando ocurre un incremento desmesurado de los precios los comerciantes deciden buscar el producto en otros lugares para cubrir el faltante en la oferta. No es común, pues, que haya un intercambio permanente del producto entre los diferentes mercados. En el cuadro No.1 se relacionan los principales lugares de origen de la zanahoria y sus mercados de destino:

Cuadro No. 1

Origen Destino
Altiplano cundiboyacense Bogotá, Barranquilla, Ibagué, Villavicencio, las poblaciones ubicadas en los departamentos del centro del país y el eje cafetero
Antioquia Medellín, poblaciones de Antioquia, Córdoba, Sucre, parte del eje cafetero y Valle del Cauca
Nariño Valle del Cauca y eje cafetero

Esa especialización de los mercados en cuanto a sus zonas de abastecimiento incide en la evolución de los precios de cada ciudad y contribuye a integrar los mercados, especialmente si se considera que la producción del altiplano cundiboyacense (la más importante de país por su excelente calidad) se destina a abastecer mercados tan diferentes como el de Bogotá, el de Barranquilla o el de Armenia.

En el Gráfico No. 1 se muestra el comporta­miento de los precios en los mercados de Cali, Pereira y Medellín en el período comprendido entre junio de 1996 y septiembre del 2000 y en el Gráfica No. 2 los precios en Bogotá, Ibagué y Villavicencio en el mis­mo período.

Como puede observarse en  los gráficos, los precios evolucionaron en una forma muy similar en todos los mercados; este comportamiento indica, por una parte, que los productores han organizado sus cronogramas productivos de tal manera que pueden garantizar que haya producción durante todo el año y que no se presenten fuertes crisis de escasez o sobreoferta.

No hay que olvidar, sin embargo, que el cultivo de zanahoria es bianual y que, por tanto, habrá por lo menos dos épocas en el año en las cuales los precios disminuyen en forma significativa en relación con otras épocas del año, porque coinciden las cosechas en diferentes partes del país. Además, hay que tener en cuenta que en Colombia actúan otros factores ajenos a los ciclos de producción y al proceso de comercialización que, en un momento dado, pueden afectar el normal abastecimiento de los mercados y, en consecuencia, incidir en los precios, razón por la cual el patrón estacional que eventualmente podría colegirse del comportamiento de los precios no se presenta igual en todos los años ni con la misma in­tensidad en los mismos meses.

La evolución acompasada de los precios su­giere, por otra parte, que el mercado de la zanaho­ria en Colombia está cada vez más integrado y que los canales de comunicación entre las diferentes pla­zas se han ido consolidando hasta lograr que, en épocas de escasez en un mercado, los comerciantes acudan a la oferta de otras regiones para cubrir la demanda y estabilizar los precios. Las pruebas de cointegración de Johansen corroboran lo dicho an­teriormente pues indican que hay un alto grado de integración entre todas las series a las cuales se les aplicó la prueba (3).

Examinando las variaciones de los precios al por mayor de la zanahoria contra las cotizaciones de la remolacha, el tomate y la cebolla cabezona, que pueden ser considerados como sus potenciales susti­tutos en la dieta de los colombianos, se encontró que los coeficientes de correlación son muy bajos. Por ejemplo, en Bogotá, la correlación (4) con el tomate fue de 0.08 y con la remolacha de 0.02, mostrando que no se encuentra evidencia que señale que ante un aumento en los precios de la zanahoria los consu­midores sustituyen en parte el consumo de esta hortaliza por cualquiera de estos dos productos.

Estos resultados corroboran la existencia de una gran ineslasticidad de la demanda a sus precios reforzado por el hecho de que los volúmenes de zanahoria que habitualmente compran las amas de casa no son muy apreciables y, por lo tanto, un aumento en el precio no afecta sustantivamente el presupuesto dedicado a la compra de la canasta de alimentos.

Como ya se señaló, aspectos tales como la calidad o la presentación de la zanahoria marcan diferencias en el comportamiento de los precios en algunos mercados, especialmente en aquellos en donde se transan zanahorias de diferentes procedencias, como en las ciudades de Cali y Barranquilla.

A los mercados de Granabastos y Barranquillita, en Barranquilla, llega zanahoria es procedente de Bogotá y de Santander (5) . En la Gráfica No. 3 se ob­erva que la procedente de Bogotá tiene un precio superior, encontrándose un diferencial del orden del 19%, en promedio, durante todo el período de estudio frente a la zanahoria que entra a través de Santander. El diferencial más alto se presentó durante el mes de mayo de 2000 y llegó a ser de un 62%. La calidad del producto de la Sabana de Bogotá, que es reconocida por los comerciantes como la mejor, define esas diferencias. Nótese, sin embargo, que en noviembre de 1999 la diferencia del precio de la zanahoria procedente de Santander fue superior en un, 40% al precio de la zanahoria de Bogotá.

AI realizar la prueba de causalidad de Granger (6),  para determinar cuál clase de zanahoria impone los precios en Barranquilla y genera la disponibilidad a pagar por la otra se encontró que aunque las series de precios tienen incidencia una sobre la otra los precios de la zanahoria que proviene de Santander causan los causan los precios de la de Bogotá, es decir, que el producto que llega desde Santander permite la estabilización de los precios.

Además, gracias a las pruebas de cointegración (7), se pudo comprobar que las series se encuentran integradas, lo que lleva a concluir que la oferta de estos productos se complementa mutuamente y que, en épocas de escasez y altos precios de la zanahoria de Bogotá, los compradores fácilmente pueden sustituirla, con la hortaliza que llega a través de Santander.

En la ciudad de Cali, por su parte, los mercados se abastecen con producto procedente de la Sabana de Bogotá, Antioquia, Pasto e Ipiales. Como se puede ver en la Gráfica No. 3, los precios más altos se pagan por la zanahoria que proviene de la Sabana de Bogotá, aunque este producto no siempre esta disponible en el mercado pues sólo ingresa cuando la oferta e Ipiales es insuficiente para cubrir la demanda.

AI comparar la evolución de los precios de la zanahoria procedente de Bogotá y de la de mayor regularidad en el mercado, es decir, la de Ipiales, durante las semanas en que hay oferta de la hortaliza de Bogotá, se encuentran diferencias de 15%, en promedio. Estos diferenciales se explican porque la zanahoria de Bogotá, por ser un producto más uniforme y tener un tamaño más regular, es considerada por los comerciantes como de mejor calidad.

Los diferentes mercados mayoristas del país se abastecen de producto que llega desde diferentes zonas del país y dependiendo de la zona, la  zanahoria tiene un precio diferente; sin embargo, esta diferenciación de acuerdo a la zona de procedencia no genera productos diferenciados ya que el consumidor no reconoce la diferencia de acuerdo a su origen. Por tanto, en los mercados mayoristas estas diferencias de precios las define la calidad del producto, tal es el caso de la zanahoria que se cultiva en la Sabana de Bogotá, que es la que tiene mejor precio de acuerdo con las exigencias del mercado mayorista. AI interior de cada uno de los mercados más que relaciones de competencia entre los productos de diferente procedencia se presentan relaciones de complementariedad, lo que implica que cuando hay escasez del producto las demás zonas de abastecimiento cubren estas deficiencias y así se regulan los precios al interior de cada mercado.

Se realizaron algunas pruebas para establecer si existe algún producto que sea el más importante en los mercados, es decir, el que impusiera el precio. Se encontró que los resultados son diferentes en las distintas ciudades, encontrándose que no hay un mismo producto en todas las ciudades que generara los precios de los otros. Por ejemplo, en la ciudad de Barranquilla los resultados arrojaron que la variedad que causaba los precios era la procedente de Santander, mientras que el la ciudad de Cali los precios de la zanahoria se causan a través de los precios del producto procedente de Bogotá.

Los canales de comunicación entre los distin­tos agentes que comercializan zanahoria en los mercados mayoristas del país es muy ágil y eficiente generando el ambiente propicio para que el merca do se encuentre integrado: cuando existe una fuerte variación en los precios en un mercado ocasionada por un aumento inusual de la oferta.

____________

 Notas:

1. Las variedades de zanahoria se clasifican según su color y tamaño de las raíces, en rojas cortas, medianas o semilargas y largas. Para mayor información, ver el cultivo de zanahoria en http://www.infoagro.com/hortalizas/zanahoria.asp

2. Las normas que definen las condiciones de calidad de la zanahoria en Colombia son la NTC 1226, NTC 1226-2 (empaque) y NTC 1226-3 almacenamiento y transporte.

3. Por ejemplo, se encuentra que entre las ciudades de Armenia, Pereira y Bogotá las series están integradas al 99%; asimismo se encuentran integradas las series de Bogotá y Medellín a un 99%. También entre Barranquilla y Bogotá las series se encuentran integradas en un 95% y entre Medellín y Barranquilla se encuentran integradas al 95%.

4. La correlación calcula es grado de sustituibilidad entre estos dos productos. Cuanto más cercano a uno sea el resultado, mayor será la posibilidad de que los productos se sustituyan entre sí.

5. La zanahoria que entra desde Santander no es realmente santandereana sino que se produce en Simijaca (Cundinamarca), pero se comercia a través de Santander.

6. Se dice que una variable Z causa X en el sentido de Granger (ayuda a predecir X) cuando, en presencia del pasado de X, el pasado de Z ayuda a explicar X.

7. Resultados de la prueba de cointegración demuestran que las series están integradas al 99%.

   

 


 

Inicio de esta página

 

Última actualización: 3 de noviembre de 2001