Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!



SURF Y FILOSOFIA

El Surf es un deporte, eso lo sabemos todos lo que lo practicamos.  Y es lo que saben los que no lo practican y que ven imágenes de Surf en la televisión o en revistas o que se compra zapatillas Reef o ropa Rip Curl, etc...  Lo que tal vez no saben es que el Surf no es solo un deporte, sino que tiene un fondo intelectual y filosófico  muy profundo que va más allá de realizar una actividad deportiva o de esparcimiento.  El Surf puede parecer al simple observador un deporte como tantos otros. O sea, una actividad física para divertirse y distraerse. Pero la verdad es que va mas allá de ser un deporte en si, el Surf es una manera de vivir la vida.  De alguna manera el que elige el Surf elige no estar en la ciudad, elige cuidar el medio ambiente, elige cuidar su físico etc... El Surf es un deporte y requiere, tal vez más que otros, un buen estado físico y por supuesto, saber nadar.  Pero el Surf no termina al salir del mar y guardar la tabla en la funda. Es amor al Océano, amor a la naturaleza, a estar descalzo en la arena tibia de la playa o la arena fresca de la orilla.  Es amor al bienestar tanto físico como mental, a la vida sana en general.(Hay excepciones!)  El Surf encierra por lo general una actividad intelectual importante: se requiere paciencia, sabiduría, perseverancia y fortaleza del espíritu.  Los primeros en acercarse al deporte del Surf fueron intelectuales, estudiantes, profesionales cautivados por el contacto con la naturaleza y la armonía de los elementos.




PROBLEMÁTICA DEL SURF Y DE LA VIDA


¿Que es mejor? esperar el Holón, la súper ola, la grande, la que nos dará la mayor de las satisfacciones y la ``ride of your life´´? O entretenerse con las olitas, esas que son divertidas pero que no nos completan, que no colman nuestros mayores deseos? Es bastante curioso como muchas veces por estar jodiendo con las olitas, uno se pierde el tan ansiado Holón... que pasa de largo, que nos dice porqué no me esperaste en vez de perder tiempo con las olitas? Pero esperar el Holón puede ser aburrido...puede ser una espera muy larga... Esto nos enseña a ser pacientes. Que virtud importante! Y tal vez sea la mayor de las virtudes. Ya que la experiencia nos demuestra que el Holón siempre llega, a todos les llega su Holón. A algunos antes (siempre hay tipos con suerte), a otros mas tarde. Lo importante es que hay que hay que estar preparados y atentos. Es muy frustrante dejar pasar el Holón, remarlo y no poder alcanzarlo, o agarrarlo y que nos revuelque. Hay que ser prudente con el Holón, la revolcada puede lastimarnos seriamente y dejar heridas por largo tiempo. Pero si se lo agarra bien, con preparación, va a ser el que mejor nos lo haga pasar, será algo inolvidable, y tal vez para siempre. Y acá está el problema, como nos preparamos para la llegada del Holón? Y, agarrando olitas. Pero cuidado: que eso no te haga perder el Holón... Vigilen permanentemente el horizonte, que tu Holón puede estar por llegar. Les dejamos a continuación un texto muy bueno, es de Epictete, de la corriente filosófica de los Estoicos y les recomendamos que no dejen de leerlo. EL texto fue provisto por nuestro profesor de Filosofía del Liceo Jean Mermoz, Monsieur Colle.




MANUAL DE PENSAMIENTOS

“La perseverancia y fortaleza para remar contra el oleaje Luchar contra las fuertes espumas y resistir al cansancio, Con el objetivo de llegar a donde se quiere estar.”

«PACIENCIA: Una vez que logramos pasar el rompiente y que estamos sentados en nuestra tabla, se requiere paciencia, hay que esperar que vengan las olas. Las olas vendrán a su debido tiempo y tendremos que elegir una dentro del montón.

«INTELIGENCIA: si elegimos una ola muy alta o empinada podemos clavarnos de punta en el agua y ser revolcados violentamente, y así saber lo que siente una media al ser centrifugada en el lavarropas! Si la ola es muy chica no tendrá fuerza y no nos llevará con ella y habremos gastado energía remando al divino botón, si es muy frontal y rompe-coco no nos dará una surfeada muy larga...

«SABIDURIA:al adquirir horas de agua salada, ya seremos algo mas sabios y sabremos reconocer las buenas olas al verlas venir.

1-De todas las cosas del mundo, algunas dependen de nosotros, y otras no. Las que dependen de nosotros son nuestras opiniones,nuestros movimientos, nuestros deseos, nuestras inclinaciones, nuestras aversiones. En una palabra, todas nuestras acciones.

2-Las que no dependen de nosotros son: el cuerpo, los bienes, la reputación o el que dirán, en una palabra, todas las cosas que no son del orden de nuestras acciones.

3- Las cosas que dependen de nosotros son libres por naturaleza, nada las puede detener ni hacerles obstáculo. Las que no dependen de nosotros son débiles, esclavas, dependientes, sujetas a miles de obstáculos e inconvenientes, y enteramente extranjeras a nosotros.

4- Recuerda entonces que si crees libres las cosas que por naturaleza son esclavas, y propias a vos las que dependen de otros, encontraras a cada paso que des, obstáculos, estarás afligido, preocupado y te quejaras de los dioses y de los hombres. Pero si crees tuyo lo que te pertenece por naturaleza, y extranjero lo que pertenece al orden de los demás, jamás alguien te forzará a hacer aquello que no desees, ni te impedirán hacer lo que realmente quieras hacer, no te quejaras de nadie, no acusaras ni culparas a nadie de tus males, no harás nada, ni la mas mínima cosa en contra de tu voluntad. Nadie te hará ningún mal y no tendrás enemigos ya que no te sucederá nada malo.

5- Si aspiras a tan grandes bienes, recuerda también que no debes trabajar mediocremente para adquirirlos, y que con respecto a las cosas exteriores, debes renunciar completamente a unas, y dejar las otras para otro momento. Ya que si buscas conseguirlas juntas y persigues también los grandes bienes de los que hablamos antes, tal vez no obtengas estos últimos por haber deseado los primeros. Y ciertamente no adquirirás los grandes bienes que pueden ellos solos, hacer a tu libertad y felicidad.

6- De esta manera, ante toda imaginación perturbadora, está listo para decir: No eres más que una imaginación, y nada más que lo que pareces. Luego examina bien la cuestión, profundízala, y para sondearla sírvete de las reglas que has aprendido. Sobre todo de la primera que es saber si la cuestión que te aflige está entre las cosas que dependen de vos, o entre las que no dependen de vos. Y si está entre las cosas que escapan de vos, dite a ti mismo sin problemas:``No es asunto mío.