Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

DECISIONES DE MEZCLA DE PRODUCTOS

 

Una línea de productos es un grupo de productos que están estrechamente relacionados porque funcionan de manera similar, se venden a los mismos grupos de clientes, se comercializan a través de los mismos tipos de expendios o quedan dentro de ciertos rangos de precio.

 

Las líneas de productos tienden a alargarse con el tiempo. La compañía debe administrar con cuidado sus línea  de producto: estirando la línea o rellenado la línea. se estira una línea de productos cuando una compañía alarga su línea  mas allá de su alcance actual.

La mezcla de producto de una compañía puede describirse según su amplitud, longitud, profundidad y consistencia.

 

La amplitud y longitud de la mezcla de producto

Se refiere al número total de productos que maneja la compañía. También podemos calcular la longitud promedio de una línea, dividiendo la longitud total (total de marcas) por el número de líneas.

 

La profundidad de la mezcla de producto

Indica cuántas versiones de cada producto se ofrecen dentro de la línea.

 

La consistencia de la mezcla de producto

 

Se refiere a que tan parecidas son las diversas líneas en cuanto a su uso final, sus requisitos de producción, canales de distribución u otros factores.

Estas cuatro dimensiones de la mezcla de producto constituyen los puntos de partida para definir la estrategia de producto de una compañía.

 

Esta puede incrementar su negocio de cuatro maneras:

Puede añadir nuevas líneas, con lo cual amplía su mezcla. De esta forma, las nuevas líneas aprovechan la reputación de la compañía en sus otras líneas.

O puede también alargar sus líneas de producto para convertirse en una compañía de línea completa.

 

También es posible añadir más versiones de cada producto y con ello profundizar su mezcla.

Finalmente, la compañía puede buscar una mayor – o menor – consistencia de línea de producto, dependiendo de si quiere adquirir una sólida reputación en un solo campo o en varios.

Para tomar estas decisiones, no solo es necesario comprender bien los deseos de los consumidores y las estrategias de los competidores, sino también prestar cada vez más atención a las políticas sociales que son cada vez más importantes y afectan las decisiones sobre productos.

 Componentes de la Mezcla

 

En el diseño de la mezcla de productos, es importante que la empresa establezca el comportamiento que deben asumir algunos de sus componentes. Dicho comportamiento corresponde a los productos líderes, los productos de atracción, los productos tácticos.

Las características que presenta cada uno de estos productos son:

 

Producto Líder:

 

Es aquel producto que brinda las mayores ganancias a la empresa. 

 

Producto de Atracción:

 

Es aquel que es utilizado para atraer al cliente. Por ejemplo, en el caso de una empresa que comercializa televisores, ésta puede tener como producto de atracción a su modelo económico; ello permite que los vendedores de televisores tengan la oportunidad de ofrecer a los clientes los productos de la mezcla.

 

Producto de Estabilidad:

 

Es aquel producto que permite a la empresa evitar las fluctuaciones en ventas que podría estar experimentando. Éste es el caso de una empresa que produce helados, los que cuentan con mayor aceptación en la época de verano y que tiene como producto de estabilidad a los chocolates para la temporada de invierno.

 

Producto Táctico:

 

Es aquel que es utilizado por la empresa para reforzar su posición frente a la competencia. Las empresas líderes hacen uso de productos tácticos con la finalidad de atacar a sus retadores. Es el caso de una empresa fabricante de leche evaporada que sacó al mercado una nueva marca de leche en polvo para contraatacar a una empresa competidora.

Decisiones De Mezcla De Productos