Pablo Huneeus, sociólogo y escritor chileno, en un intento más por rescatar los valores tradicionales de nuestro país, ha recopilado 1.708 refranes y proverbios, los más sabrosos de nuestro idioma, esos que aliñan la conversa ción y dan sabor a toda comunicación.
Para juntar estas esmeraldas del castellano que aún afloran en los potreros, Pablo Huneeus trajinó valles perdidos, desvalijó transeúntes y saqueó refraneros. Ocho años tardó en rescatar del olvido tanto dicho de campo y adagio de antaño. Unos divertidos, otros filosóficos, todos enseñan algo; son píldoras de sabiduría popular, reunidas en su nuevo libro "Perro con Corbata Nadie lo Mata". En esta página mostramos una pequeña parte de ellos...

Dichos Caballunos

Nunca digas estoy, cuando en el estribo estés, que muchos
en el estribo, suelen quedar a pie.

Puedes llevar un caballo al agua, pero no puedes obligarlo a beber.

Se metió en las patas de los caballos.

A caballo regalado no se le miran los dientes.

No se cambia de caballo en medio del río.

El potro llora con un ojo y ríe con el otro.

El caballo y la mujer, al ojo se han de tener.

Asno callado por sabio es contado.

Lo cuidan más que al caballo del cura.

Ligera de cascos salió la niña.

Más feo que patada de mula cuesta abajo.

Es como mula de porfiada.

Chúcara era, pero la tengo comiendo de la mano.

Más apretado que poto de mula en tiempo de tábanos.

La miel no es para el hocico del burro.

Burro hambreado no siente la huasca.

Cuando un burro rebuzna, los demás paran la oreja.

Un burro no se ríe de otro burro.

Partida de caballo, llegada de burro.

No juzgues a un caballo por su montura.

No te pongas detrás del caballo, delante del toro, ni al lado del malo.



Dichos Perrunos

Donde hay un hueso, hay un perro.

Anda más serio que perro en bote.

Se lo llevan como el perro y el gato.

El perro del hortelano no come, ni deja comer.

Más tonto que perro nuevo.

El perro muerde la mano que le da de comer.

¡Otra vez hizo perro muerto el desgraciado! (Irse sin pagar).

No tiene padre ni madre, ni perro que le ladre.

Perro que ladra no muerde.

Si con perros duermes, con pulgas amaneces.

Ni en pelea de perros se le ha visto.

Ahora que murió el perro, se acabará la rabia.

Perro con corbata, nadie lo mata.

Anda con la cola entre las piernas.

Perro acariciado, mueve la cola.

¡Tranquilo el perro!

Mientras más conozco a los hombres, más quiero a mi perro.

Esta es una vida de perros.



Dichos gatunos

Es más flojo que gato de chalet.

Más ladrón que gato de campo.

Tan breve como estornudo de gato.

De noche, todos los gatos son negros.

¿Y quién le pone el cascabel al gato?

No saques las castañas con la mano del gato.

Le anda buscando la quinta pata al gato.

Esto es una bolsa de gatos.

La curiosidad mató al gato.

Cada gato se rasca con sus propias uñas.

Le pasaron gato por liebre.

Se defiende como gato de espaldas.

Más corto que viraje de laucha.



Dichos Vacunos

Cada vaca cría a su ternero.

Son tiempos de vacas flacas.

Al pie de la vaca, fresquita está la leche.

Mientras unos ordeñan las vacas, otros beben la leche.

Al hombre por la palabra, al buey por los cachos.

No pongas la carreta antes del buey.

Hay que tomar el toro por las astas.

El toro nunca se acuerda que fue ternero.

A buey viejo, pasto tierno.

Vamos arando dijo la mosca en el cacho del buey.



Los Mansos Corderos

¡Aquí está la madre del cordero!

Lo culparon de un cuanto hay; es el chivo expiatorio.

En toda familia hay una oveja negra.

Van por lana, y salen trasquilados.

Cada oveja con su pareja.

¡Buenas noches los pastores!



Puro Chanchullo

Estoy más contento que chancho en el barro.

La culpa no es del chancho, sino de quien le da afrecho.

Es como un chancho en misa.

Chancho limpio no engorda.

Es chancho que no da manteca.

No le des cerezas al chancho ni consejos al tonto.

Me pillaron chanchito.



Las Aves del Campo

Cría cuervos y te sacarán los ojos.

¡No me venga con tencas zurdas y zorzales overos!

Se echó el pollo, y no lo vimos más.

Este es gallo de pelea.

En la cancha se ven los gallos.

Anda a palos con el águila.

El que nace chicharra, muere cantando.

Fue entre gallos y medianoche.

Sintió el gallo cantar y no sabe en qué lugar.

El gallo en su gallinero qué bien se sacude y canta, pero el que duerme en casa lejana, abatido se levanta.

Es más importante el huevo que el cacareo.

La gallina no cacarea delante del gallo.

Es gallina que cacarea fuerte cuando pone.

La primera gallina que cacarea no es la que puso el huevo.

Una cosa es cacarear y otra es poner el huevo.

Gallina vieja, da la mejor cazuela.

Es más cagado que palo de gallinero.

Estaban todos, de chincol a jote.

Lo pillaron volando bajo.

¡Hasta aquí vamos bien! dijo el pavo en la puerta del horno.

Es para emborrachar la perdiz que habla tanto.

Este huevito quiere sal...

No se hacen tortillas sin quebrar huevos.

Más vale pájaro en mano que ciento volando.

Pájaros de un mismo plumaje vuelan juntos.

Se las emplumó, se echó a volar.

Una golondrina no hace verano.

¡Dele con que las gallinas mean!

Murió pollo el muy cínico, sin decir ni pío.

¡Callado el loro!, que por escupir al cielo le cayó en la cara.

Anda como loro en el alambre de nervioso.

Está tan a disgusto como pollo en corral ajeno.



Dios y sus Acólitos

Hay que prenderle una vela a cada santo.

No es santo de mi devoción.

Tiene santos en la corte.

Va a desvestir a un santo para vestir otro.

A Dios rezando, y con el mazo dando.

Dios los cría, el diablo los junta.

Los cuidados del sacristán mataron al cura.

A quien madruga, Dios le ayuda.

Por donde pecas pagas.

El hábito no hace al monje.

Dios castiga, pero no a palos.

A quien se muda, Dios le ayuda.

Más falso que Judas.

El cura Gatica, predica pero no practica.

No se puede repicar y andar en la procesión.

La procesión va por dentro.

Sacristán que vende cera y no tiene cerería ¿de dónde pecatas meas si no de la sacristía?

El ojo es el espejo del alma.

De todo hay en la villa del Señor.

La necesidad tiene cara de hereje.

No creo en brujas, pero que las hay, las hay.

Más sabe el diablo por viejo, que por diablo.

Dios da el timón, pero el diablo infla las velas.

No puedes servir a Dios y al diablo.

El camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones.

Pueblo chico, infierno grande.

Más vale diablo conocido que santo por conocer.

El diablo no es tan negro como lo pintan.

Más hipócrita que el diablo vendiendo cruces.

Se fue donde el diablo perdió el poncho.

Si naciste para martillo, del cielo te caen los clavos.

Aquí, el diablo metió su cola.



Cerrar | Chile...un país de contrastes