Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

El Misterio del


"Monstruo de Missouri"

Por Mario Andrade

Mayo 25, 2001

La Sociedad Internacional de Criptozoología ha vuelto a abrir el caso del "Monstruo de Missouri". Durante el pasado mes de abril, se reanudaron las investigaciones sobre avistamientos de ese misterioso ser que datan desde 1972. Miembros de dicha organización examinaron el área donde sucedieron los hechos, recogiendo así un sin número de declaraciones de testigos. La razón por la reapertura de esa investigación es de comprobar si existe una posible relación entre esa criatura y el ya conocido "Bigfoot" ó pata grande.

Un grupo de zoólogos está también tratando de averiguar si esa pequeña área del poblado de Missouri, en el estado norteamericano de Louisiana, puede abastar suficiente alimento para una de esas entidades. Según el zoólogo Richard Greenwell, el propósito de reanudar la investigación es de documentar y evaluar evidencia sobre existencia de animales que se han reportado sin haberse verificado como fauna de esa localidad.

En 1972 en la pequeña ciudad de Missouri, avistamientos de ese animal por varios testigos motivó a zoólogos y a las autoridades locales a lanzar una investigación que concluyó sin éxito. Los testigos describieron al "Monstruo de Missouri" como una criatura relativamente grande, melenuda, y con un olor repugnante. Muchos investigadores entusiastas del fenómeno Yeti llegaron a creer que pudo haberse tratado de uno de esos seres.

"No nos guiamos por simples actos de fe", comentó Greenwell. "Simplemente analizamos toda la información sobre las evidencias. A veces es preciso tomarse incluso hasta años para llegar a una conclusión formal", dijo después de haber entrevistado a Bill Riley, quien asegura haber tenido un encuentro con el misterioso animal en 1972.

Riley dijo que la criatura lo persiguió hasta llegar a un portal de una granja cerca de la carretera 79 en ese poblado. Según Riley, el animal emitía un olor a sulfuro y medía aproximadamente dos metros y medio. Nunca había contado su encuentro con aquel misterioso ser a nadie por temor al ridículo. Sin embargo, el asegura que los tiempos han cambiado y hoy existe cierta comprensión con respecto a éstos temas. Ademas, no se siente incómodo al saber que no fue el único que lo vio ya que decenas de testigos del poblado también lo vieron. Inclusive, ciertos testigos aseguran haberlo visto hace sólo cinco años.

VOLVER