Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

OVNIs y Humanoides en CUBA

(NOTA: Esta cronología la hemos formado con los testimonios de testigos oculares y del programa "Buscando una Respuesta" que por dos años mantuvimos en la radio de Miami.)

A.C.

(Antes de Castro)

1930.-Provincia de la Habana. Guines. Hora: 12.p.m.
Según la Sra. Arcadia Alvarez, su padre el Dr. M.T., quien era capitán de la Marina de Guerra Cubana, venía por la carretera de Guines en dirección a la Habana, luego de la medianoche, cuando los faroles de su automóvil alumbraron a un hombrecito de unos tres piés de estatura. El doctor pensó que era un niño perdido y, extrañado por encontrarse un niño a esa hora por esos parajes, decidió detenerse. Salió del vehículo y se acercó al "niño", tratando entonces de levantarlo del suelo, pero no pudo moverlo porque pesaba "como si fuera de plomo". Impresionado y consternado por el encuentro con aquel hombrecito, le dejó allí, abordó su automóvil y continuó su marcha. Más tarde, por el año 1951, el Dr. M.T. fué testigo también del aterrizaje de un extraño objeto con luz muy brillante cerca del puente en Cojimar.

1941.- Provincia de Matanzas. Zona del Perico. Hora: 3.a.m.
Vecinos del lugar observaron a "una estrella grande" moverse por el cielo.

1945.- Isla de Pinos. Hora: 11.a.m.
Un "objeto pequeño" se vió sobrevolando la isla.

1947.- Cuidad de la Habana. Hora: 9.p.m.
La Sra. Mercedes Vila ve un extraño objeto volador "color carmelita con forma de tabaco que tenía alas con forma, como las mariposas, hacia arriba" y que venía descendiendo hasta detenerse por unos tres o cuatro minutos, girando entonces en un ángulo de 90 grados, desapareciendo entonces de la vista. El OVNI venía del este hacia el sur y para la testigo se veía sólido. El misterioso artefacto no emitía luces y parecía ser iluminado por las luces de la ciudad de la Habana.

1947.- Provincia de Las Villas. Ciudad Remedios.
Según información dada por el Dr. Francisco Jover Jiménez, historiador de la ciudad de Remadios. este fué requerido por las autoridades del Ayuntamiento para que reconociera mádicamente a una joven del barrio de Dolores. La joven en cuestión estaba muy nerviosa y hablaba de algo que le acababa de ocurrir. De acuerdo a esta, ella lavaba ropa cuando vió una luz muy grande y brillante venir hacia ella. Aquella luz procedía de un aparato con forma de dos grandes platos unidos por sus bordes. El aparato, dijo la muchacha, aterrizó sin hacer ruido, saliendo entonces de él un hombre de talla normal de casi seis pies de alto, con un traje muy brillante y muy blanco, el cual tenía una especie de reflector en la frente. El mencionado ser se le acercó y señalando con los dedos de la mano hacia ella le dijo, a manera de pregunta, señalando a su vez hacia la tierra: ¿Terra..? ¿Terra..? De ahí, según ella, cayó desmayada al suelo y no supo más de lo ocurrido hasta volver en sí, viendo que el ser extraño y su aparato habían desaparecido.

1947.- Provincias de Matanzas, Camaguey y Oriente.
El Lcdo. Fernando C. Mendigutía, abogado entonces de la Compañía Cubana de Aviación, informó que, en ese año, volando en un avión Douglas DC-3 que había despegado del aeropuerto de Rancho Boyeros, más tarde llamado José Martí, a eso de las ocho de la noche, y mientras el avión iba sobre la ciudad de Matanzas, vió, junto a toda la tripulación y demás pasajeros, "..una intensa luz color verde que se reflejaba sobre el ala izquierda del avión".
De acuerdo a su versión de los hechos, se levantó y se dirigió a la cabina de vuelo, donde encontró al piloto, según él, el capitán Sigfredo de los Reyes, al copiloto y al sobrecargo muy exitados. El capitán le dijo que acababa de pasar un susto tremendo, pues de pronto habían visto una intensa luz verde con forma de esfera que se dirigía directamente hacia el avión y por un momento temieron que chocaría con ellos pero, al llegar justo delante de ellos se desvió hacia la izquierda y desapareció a gran velocidad.
Acababa de decir esto el piloto cuando se recibió por radio una llamada del piloto de otro avión de Cubana de Aviación, que acababa de despegar del aeropuerto de Camaguey, y que volaba sobre la ciudad de Ciego de Avila, quien decía que tuvieran cuidado, porque acababa de pasar por su lado una luz verde en dirección al avión (el avión en que viajaba el Lcdo. Mendigutía).
Días después otro avión de Cubana de Aviación, piloteado por el capitán Alvarez Buillas, tuvo otro encuentro con una gran e intensa luz sobre el mar, casi a la altura del horizonte.. El capitán, al aterrizar en el aeropuerto de Antilla, provincia de Oriente, pudo ver esta brillante luz y examinarla por medio de un teodolito. La mencionada luz comenzó a moverse y desapareció a una velocidad increíble.

1950.- Ciudad de la Habana. Reparto Almendares.
A la caida de la tarde. Una señora con sus dos hijos reportaron a un "objeto azul circular" que los sobrevoló.

1950.- Ciudad de la Habana. Reparto Almendares. Cine Arenal. Hora: 12.p.m.
Tres OVNIs fueron observados por espacio de media hora.

1952.- Provincia de Oriente. Municipio de Palma Soriano. Candonga. Hora: 11.p.m.
Servando De la Cruz, informó que a eso de las once de la noche, se vió en el cielo una luz sumamente brillante, la cual estaba detenida en el aire y de repente comenzó a moverse, haciendo movimientos de zig-zag. Unas 50 personas fueron testigos de las evoluciones aéreas del OVNI por espacio de una hora.

1953.- Ciudad de la Habana. Casino Deportivo, Miramar. Hora: por la mañana.
"Yo ba caminando con su hija de 3 años, y al pasar frente a un señor que estaba sentado en el muro, me señaló al cielo y me dijo: "Un platillo volador", y yo miré y no vi nada, pero el insistió, y volví a mirar y observé un disco azul que se confundía con el cielo, y parecía del tamaño de una luna llena. Lo miré unos segundos, y volví la cara para preguntarle al señor si podría ser un globo de gas, y me dijo que nó, porque lo venía observando la trayectoria de norte a sur y que iba a una velocidad fantástica, y cuando volví a mirar donde lo había dejado, no lo vi, y el señor me dijo, ya desapareció".

1953.- Provincia de Las Villas, Trinidad.
El ex teniente del ejército cubano, Sr. Waldo Martínez Arbona, dijo que iba en un jeep militar una noche hacia el Hospital Topes de Collantes, junto a otros, y al doblar una de las muchas curvas de la carretera Trinidad-Topes, el motor del vehículo dejó de funcionar y las luces de este se apagaron.Entonces vieron una luz muy brillante de color verde que pasó abajo de la llamada "curva del muerto". La intensidad de la luz duró unos dos minutos y fué apagándose. Al cabo de ese tiempo, el motor del jeep funcionó nuevamente y los testigos continuaron su viaje muy exitados por el avistamiento. Al otro día volvieron al lugar, encontrando un círculo quemado de unos 15 a 20 metros de diámetro, unos 45 a 60 pies de diámetro, en el lugar donde habría aterizado la luz.

1954.- Cabañas. Hora: 7:31 p.m.
Un OVNIs fué visto y fotografiado por un testigo que prefiere mantenerse anónimo.

1953.-Ciudad de la Habana. Agosto. Hora 6:00 p.m.
Samuel Delgado, oficial de la Marina de Guerra, salió de su trabajo y se dirigió a la calle San Bernardino, esquina a la de Buenos Aires. Al llegar frente a la fábrica de Crusellas se detuvo y miró hacia el cielo. No había ni una sola nube. Cruzó la calle y entró en el edificio frente a la fábrica y subió hasta el cuarto piso donde vivía su hermana Gladis.
Nada más entrar en el departamento se dirigió al balcón. De repente, vió un gran resplandor que tenía forma de halo. Le dió la impresión de dos platos de sopa puestos uno contra el otro. El objeto tenía unos 20 ó 25 metros de diámetro. Tenía tres ventanas redondas y lo estuvo observando por dos o tres minutos. Sin abandonar el baocón llamó a su hermana y a un amigo suyo que se hallaba en la bodeguita en los bajos del edificio. Los tres testigos quedaron estupefactos mirando aquél extraño artefacto que por un buen rato permaneció estático justo encima de la fáfrica. Luego "se balenció como si fuera el péndulo de un reloj" y a la tercera o cuarta vez salió disparado hasta una altura de unos 10 mil metros donde se paró en seco. Allí estuvo medio minuto y de nuevo salió lanzado como una flecha hacia arriba y se perdió.
Samuel, como era militar, estaba familiarizado con los aviones de la Marina y en aquella época todavía no había visitado Cuba ni siquiera un helicóptero y mucho menos aviones de reacción.

1954.- Entre Cuba y la Florida. Noviembre. Hora: 4:30 a.m.
Dos fragatas de la Marina de Guerra cubana, la "José Martí" y la "Máximo Gómez", se encontraban patrullando la costa norte de Cuba entre las 4 a 6 millas de la costa frente a la Provincia de Matanzas. Su destino era la bahía de la Habana. A eso de las 4:30 de la mañana comenzaron a observar unas intensas luces en el horizonte. Cuando algo similar ocurre, el oficial a cargo debe de informar a su comandante sobre la situación. Las luces aparecieron por el noroeste. Los barcos fueron puestos en alerta. Las luces se aproximaron a una tremenda velocidad y en unos segundos estaban sobre los dos barcos. Eran tres luces formando una V. Siguieron a las fragatas por 4 o 6 minutos.
En ese momento, y como las dos fragatas estaban en alerta de combate, la mayoría de los marineros estaban afuera mirando a las luces. El fotógrafo a bordo de una de las naves activó una cámara de película y filmó los OVNIs cuando estaban arriba de los barcos y siguió las luces hasta que muy despacio y con dirección al oeste, desaparecieron en el horizonte.
La película duró de 7 a 10 minutos y el telefoto siguió los OVNIs hasta unas 2 millas del horizonte. La película, en blanco y negro, era de calidad superior. En algunos cuadros se podía observar las luces y la estructura superior de las fragatas. La cámara estaba situada junto a los cañones de próa de una de las naves. Los OVNIs mantuvieron la misma distancia entre ellos y el fotógrafo tuvo que mover la cámara para filmar las tres luces hasta que, en los últimos cuadros se ven las tres luces, a poca velocidad, perderce en el horizonte.
Diez días después del avistamiento enseñaron la película a los altos mandos militares cubanos en el edificio de la Marina Cubana. Nuestro testigo estuvo presente y nos confirmó que también los radares de las fragatas detectaron 3 ogjetos cuando los OVNIs aparecieron en el horizonte hasta que desaparecieron en el oeste.
Analizando la película, un experto declaró que se podía ver la forma de un objeto dentro de las intensas luces. Esto creó un gran impacto entre los presentes.
La película fué enviada, en un avión de la Marina, al servicio de inteligencia de la US. Navy en Key West, Florida.
La mayoría de los altos oficiales viven ahora en la Florida y desean mantener su anonimato. Este reporte está basado en entrevistas a oficiales y marineros que fueron testigos oculares.

1956.- Ciudad de la Habana. Universidad de la Habana. Hora: 10 a.m.
El autor, cuando estudiaba su carrera de abogado en la Universidad de la Habana, observó a un grupo de estudiantes, en la Plaza Cadenas de la Universidad, mirando y señalando hacia el cielo. Pudo ver una luz muy intensa estacionada bajo las nubes. Al día siguiente, en varios periódicos de la Habana, apareció la noticia: "Platillo Volador sobre la Habana", despertando su interés sobre el fenómeno OVNI.


1957.- Provincia de Pinar del Río. Diario Prensa Libre. Fecha: 13 de Noviembre.
"Avisan un platillo volador vecinos de Minas de Matahambre". Pinar del Río, noviembre 11 -- Vecinos de Minas Matahambre dijeron haber visto un platillo volador a unos 8,000 piés de altura. La versión fue confirmada en esta ciudad por los viajantes de farmacia, José Marta Nieto y Carmelo Guzmán, vecinos de Pinar del Río, quienes dijeron que habían visto un "platillo volador, que tenía forma de sombrero, del tamaño de un avión, el cual se detuvo durante un minuto, exacto sobre Minas de Matahambre y después desapareció a gran velocidad rumbo al mar, dejando una estela brillante".

1957.- Provincia de Oriente. Bacuranao. Hora: 4.a.m. Fecha: Invierno.
Dos pescadores deportivos, Raúl y Luis, observaron un "enorme y brillante Ovni, color blanco-rosado", salír del mar creando olas de espuma blancas. El OVNI iluminó las nubes volando sobre el barco de los testigos, creando una "lluvia artificial" con las gotas de agua salada que escurría.

1957.- Provincia de Oriente. Guantánamo. Hora: 9.p.m. Fecha: Diciembre.
Un destacamento de soldados comandados por el Capitán Fermín Fernandez, los Tenientes Pablo Rosa y José Tamargo, observaron una luz amarilla bajar perpendicularmente del cielo, resultando ser un enorme disco plateado que aterrizó a corta distancia de ellos. Sorprendidos por el avistamiento, los soldados se fueron en retirada. Los tres oficiales hicieron un semi círculo y abrieron fuego cruzado con sus ametralladoras Thomsons calibre 45. Asombrosamente, las balas nunca dieron en la estructura metálica del OVNI. "Tenía una zona que repelía las balas". Entonces, el OVNI comenzó a iluminarse de una luz amarilla, subiendo y desapareciendo en el cielo.

1957.- Provincia de Las Villas. Ciudad de Cienfuegos. Hora: 7:30 a.m.
Los pasajeros de un pequeño lanchón que hacía el recorrido entre Castillo de Jagua, Real de Cienfuegos, Cayo Arenas, Pasa Caballos y otros puntos, vieron una mañana, cuando salían del Castillo de Jagua, hacia el sur, un enorme objeto volador muy brillante en el cielo. El OVNI hacía cambios bruscos en movimientos de zig-zag y un poco más tarde desapareció velozmente, desplazándose hacia alta mar.

1957.- Provincia de Las Villas. Cienaguita. Hora: 11.a.m.
El administrador de la Central San Agustín, el Sr. J.M., volaba en su avión Piper junto al inspector de campo de dicha central, a unos 3,000 pies de altura, sobre la Colonia Cienaguita, cuando vieron a unos 1,500 pies debajo de su avioneta, se encontraba un enorme objeto plateado de un tamaño comparable con el de un avión Constellation. El administrador lanzó su avión en picada para observar mejor al extraño objeto, pero el OVNI se desplazó a una velocidad vertiginosa, desapareciendo.

Continuará...

VOLVER