Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Información de Producción  

  La Historia

Volver a la página principal...

 

La vida en la Gran Barrera de Arrecifes está llena de peligros si uno es un pequeño pez payaso.  Y para Marlin, un padre solo decidido a proteger a su único hijo, Nemo, existen constantes temores y ansiedades.  Cuando llega el momento en que Nemo abandona su anémona, para asistir al primer día de escuela, Marlin nerviosamente lo acompaña y sufre ante cada uno de sus movimientos. 

Inicio

Información de Producción

 

Los ganadores del Premio de la Academia y creadores de las películas “Toy Story”, “A Bug’s Life” y “Monsters, Inc.” se lanzan a un mundo totalmente nuevo, animado por computadora, de diversión, fantasía y sincera emoción con su majestuosa nueva aventura bajo el agua, “BUSCANDO A NEMO”.  La más reciente película de Pixar Animation Studios, presentada por Walt Disney Pictures, relata los cómicos y arriesgados viajes de dos peces - el excesivamente cauteloso Marlin y su curioso hijo Nemo – quienes se separan en la Gran Barrera de Arrecifes.  Alentado por la compañía de Dory, un amistoso pero olvidadizo pez, Marlin se embarca en un viaje peligroso y se convierte en el inesperado héroe de un esfuerzo de proporciones épicas para rescatar a su hijo, quien por su cuenta trama algunos audaces planes para regresar sano y salvo a casa. Escrita y dirigida por Andrew Stanton, quien fue nominado al premio Oscar, co-director del éxito de 1998 de Disney/Pixar “A Bug’s Life” y co-guionista en las cuatro películas anteriores de Pixar, “BUSCANDO A NEMO” establece una nueva marca en el arte y la tecnología de la animación por computadora con su increíble mundo submarino habitado por memorables personajes.  Lee Unkrich, co-director de “Toy Story 2” y “Monsters, Inc.”, se desempeña una vez más en esa función y presta su pericia en la realización cinematográfica a este proyecto.  La película fue producida por Graham Walters, un veterano con nueve años en Pixar quien fue jefe de producción en “Toy Story 2”.  Basado en una historia original de Andrew Stanton, el guión de “BUSCANDO A NEMO” fue escrito por Stanton, Bob Peterson y David Reynolds. Thomas Newman, el compositor nominado múltiples veces al Premio de la Academia, debuta con Pixar en “BUSCANDO A NEMO”, con una emocionante y sofisticada música, considerada por los realizadores un personaje más de la película. La asesoría de todo el proyecto en general, desde el papel de productor ejecutivo, está a cargo de John Lasseter, vicepresidente ejecutivo creativo de Pixar y realizador ganador del Premio de la Academia, director de “Toy Story”, “A Bug’s Life” y “Toy Story 2” y productor ejecutivo en “Monsters, Inc.”  De acuerdo con Lasseter: “Esta película eleva absolutamente el estándar para Pixar y para el arte de la animación por computadora.  Me siento muy orgulloso de Andrew por hacer una película que representa su visión y nos da algunos de los personajes más encantadores que Pixar jamás haya creado.  La película es extraordinariamente bella y llena de drama y emoción reales, de profundidad y de estupenda comedia.  Como padre de cinco hijos, esta era definitivamente una historia con la que me podía sentir identificado.  Como realizadores, nos gusta que la emoción sea verdadera y honesta.  Y a pesar de que ‘Nemo’ es totalmente una fantasía, está basada en cosas que le son familiares al público.  La relación entre padre e hijo, el primer día de escuela, son cosas que todos entienden aunque esta película sea acerca de peces en un arrecife de coral”. “Técnicamente, hemos llevado las cosas más lejos que nunca para Pixar”, continúa Lasseter.  “Solamente animar a los peces fue difícil, pero nuestro equipo técnico ha creado un ambiente bajo el agua que es digno y hermoso.  El verdadero mundo submarino es tan espectacular que ya es un mundo de fantasía.  Nuestro reto era mostrarle al público nuestro océano caricaturizado.  Queríamos que supieran que este maravilloso mundo no existe, pero que utilizando las asombrosas herramientas que tenemos en la animación computarizada lo hacemos lucir totalmente creíble.  Nuestra meta es siempre hacer las cosas creíbles, no realistas.  Al estilizar el diseño de las cosas, agregando más geometría y realzando los colores, pudimos crear un mundo natural y verosímil para nuestros personajes”. Un talentoso equipo de los mejores actores ayudó a los realizadores a encontrar la personalidad de Nemo y de los otros miembros del colorido reparto.  El aclamado actor, director y comediante Albert Brooks presta su talento vocal y su ritmo para la comedia a Marlin, el inquieto y ligeramente neurótico pez payaso padre.  La comediante ganadora del premio Emmy, Ellen DeGeneres, entrega una memorable y cautivante actuación como la irresoluta voz del eternamente optimista pez cirujano azul, Dory.  Alexander Gould, de nueve años de edad, (quien actúa desde los dos años de edad y cuyos créditos incluyen “Ally McBeal”, “Malcolm in the Middle” y “Boomtown”) brinda la voz del aventurero y joven pez payaso, Nemo. Añadiendo mordacidad a las voces de los tiburones Bruce, Anchor y Chum respectivamente, están Barry Humphries (“Dame Edna”), el actor y comediante australiano Eric Bana (“The Hulk”) y el neocelandés Bruce Spence (“Mad Max”).  El director y guionista Andrew Stanton sigue la corriente y entrega una despreocupada interpretación vocal como la imperturbable tortuga marina, Crush.  El actor ganador del Premio de la Academia Geoffrey Rush (“Shine”) improvisa con una interpretación de alto vuelo al indiscreto pelícano Nigel.  Willem Dafoe (nominado al Oscar por “Platoon” y “Shadow of the Vampire”) es la voz de Gill, el melancólico ídolo moro que lidera la pandilla del acuario y toma al recién llegado Nemo bajo su aleta.  Allison Janney (tres veces ganadora del premio Emmy por “West Wing”) hace un giro “estelar” como la astuta estrella de mar, Peach. Brad Garrett (el policía hermano de Raymond en “Everybody Loves Raymond”, que ganara el premio Emmy) proporciona la voz a Bloat, el pez globo con una tendencia a los excesos emocionales y físicos.  Stephen Root (“King of the Hill”) interpreta a Bubbles, el pez cirujano amarillo obsesionado por las burbujas.  Vicki Lewis (“NewsRadio”) le presta su voz a Deb (y Flo), una pensativa damisela tres bandas blanca y negra con una crisis de identidad.  Brindando la mezcla perfecta de pánico y desesperación a Gurgle, un pez gramma loreto cuyo miedo a los gérmenes lo convierte en un verdadero latoso, está el veterano actor de cine y teatro Austin Pendleton.  El mejor narrador de Pixar, Joe Ranft (que anteriormente le dio voz a Wheezy, el solitario y chillón pingüino de juguete en “Toy Story 2” y a Heimlich, la feliz oruga alemana en “A Bug’s Life”) expande su repertorio vocal con su papel de Jacques, un quisquilloso camarón limpiador a quien le encanta fastidiar. Desde el punto de vista visual, “BUSCANDO A NEMO” es un asombroso logro, estéticamente atractivo y revolucionario a la vez.  El diseñador de producción Ralph Eggleston (ganador del Oscar por dirigir el cortometraje animado de Pixar “For the Birds” y diseñador de producción en la original “Toy Story”) estableció la imagen y estilo de la película.  Los dos directores de fotografía de la película, Sharon Calahan y Jeremy Lasky, agregaron a la imagen y emoción del ambiente submarino de  “Nemo” su innovadora forma de abordar la iluminación y distribución.  La iluminación de Calahan ayudó a darle a la película una cualidad moderna del proceso de tres colores de Technicolor y realzó el efecto submarino con escenarios de fondo suaves, colores vibrantes y hermosos resplandores.  El experto manejo de la distribución por parte de Lasky (movimientos de cámara, escenario) profundizó la sensación de estar debajo del agua y aprovechó al máximo las posibilidades dramáticas de la película. “BUSCANDO A NEMO” proporciona un espectacular modelo para todos los miembros del equipo técnico y creativo de Pixar.  Para narrar la historia en forma convincente, el equipo técnico tenía que descubrir nuevas y mejores formas de animar imágenes submarinas por computadora.  Se realizó una extensa investigación y aplicación para estudiar las propiedades del agua y se crearon nuevas herramientas para proporcionar el rango completo de posibilidades requeridas por el guión.  El supervisor de dirección técnica Oren Jacob dirigió el increíble esfuerzo para capturar la imagen y sentimiento de un arrecife orgánico de coral y un vasto océano que respondiera en forma realista a la acción de los personajes.  Al comienzo, Jacob y los genios técnicos globales de Pixar (supervisados por Michael Fong) identificaron cinco componentes clave que sugieren un ambiente submarino: iluminación (patrones de iluminación cáustica que bailan en el suelo marino y rayos de niebla que brillan de la superficie), material particulado (los siempre presentes restos que aparecen en el agua), el oleaje (el constante movimiento que empuja a las plantas y a la vida acuática), la oscuridad (cómo el color de la luz se filtra a la distancia y la distancia aparece oscura) y los reflejos y refracciones.  Si se agregan burbujas, ondas, gotas y círculos, tendremos los elementos de un ambiente muy complejo. Jacob explica: “Esta película es mucho más complicada que ‘Monsters, Inc.’ debido a que casi todas las tomas involucran cierta clase de programa de simulación o movimiento simulado.  En promedio, ocurren mucho más cosas por cuadro en esta película en comparación a lo que hemos hecho antes.  Había una mayor interdependencia que antes entre los diversos departamentos y con frecuencia hacíamos escrutinios para asegurar que la iluminación y otros componentes estuvieran perfectos”. El productor Graham Walters agrega: “Fue extraordinario trabajar en‘BUSCANDO A NEMO’ y cada etapa del proceso superó nuestras expectativas. A lo largo de la producción, los miembros del equipo técnico veían las escenas sin editar y se asombraban de lo que veían.  El arrecife de coral es particularmente hermoso: terminó pareciendo que alguien le había abierto la mente a Ralph Eggleston y la había vaciado en la pantalla.  Andrew fue un gran líder y nos inspiró a todos.  Él siente un enorme respeto por el público y nunca lo subestima.  Siempre se esfuerza por lograr que las películas de Pixar obtengan más del lenguaje de la cinematografía y por expandir los límites del medio. Y Lee Unkrich fue un socio fantástico, ayudándolo a llevart a la pantalla la película que él imaginó”. La producción de “BUSCANDO A NEMO” empezó en enero de 2000 y el equipo técnico llegó a contar con 180 personas. Toda la animación fue realizada en las nuevas y modernas instalaciones de Pixar Animation Studios en Emeryville, California. David Stainton, presidente de Walt Disney Feature Animation, concluye: “El talentoso equipo de Pixar continúa asombrando y entreteniendo al público con sus increíbles logros técnicos y su habilidad para narrar historias que nos conmueven a todos.  ‘BUSCANDO A NEMO’ es otro triunfo para el estudio y un gran debut para Andrew Stanton como director por derecho propio.  Estamos orgullosos de nuestra continua relación con John Lasseter y con todos los magníficos realizadores de Pixar y sentimos que este reciente esfuerzo representa otro gran avance para el arte de animación computarizada”.

Inicio

LA HISTORIA  

La vida en la Gran Barrera de Arrecifes está llena de peligros si uno es un pequeño pez payaso.  Y para Marlin, un padre solo decidido a proteger a su único hijo, Nemo, existen constantes temores y ansiedades.  Cuando llega el momento en que Nemo abandona su anémona,  el protector refugio del mar que es su hogar, para asistir al primer día de escuela, Marlin nerviosamente lo acompaña y sufre ante cada uno de sus movimientos.  Cuando Nemo desafía a su padre y nada al otro lado del extraordinario declive del arrecife para investigar un bote, súbitamente es levantado por un buzo mientras Marlin observa, sin poder hacer nada. La sensación de ansiedad de Marlin se transforma en acción desesperada cuando sale nadando frenéticamente en busca de su hijo.  Al pasar por un cardumen, literalmente se topa con Dory, un simpático pez cirujano azul que le ofrece su ayuda.  El único inconveniente es que Dory tiene un severo problema de pérdida de memoria y olvida las cosas ni bien suceden.  Junta, esta extraña pareja marina se dispone a realizar una misión imposible. Mientras tanto, en un consultorio odontológico con vista al puerto de Sydney, Nemo ha terminado en un acuario que es hogar de un colorido grupo de personajes.  El líder es un rudo ídolo moro llamado Gill, que también vino del océano y adonde sueña volver un día.  Los otros compañeros del acuario incluyen a una estrella de mar llamada Peach; un temperamental pez globo llamado Bloat; Bubbles, un pez cirujano amarillo obsesionado por las burbujas; un fóbico gramma loreto llamado Gurgle; un compulsivo camarón limpiador llamado Jacques; y Deb, una damisela tres bandas blanca y negra que cree que el reflejo en el vidrio del acuario es su hermana gemela, Flo.  Cuando Nemo es oficialmente iniciado en la pandilla, vuelve a despertar el deseo de escapar de Gill. Marlin y Dory pronto se encuentran en aguas turbulentas, enfrentando peligros como un trío de tiburones (embarcados en un programa de autoayuda para mejorar la imagen que tienen de ser inconscientes máquinas de devorar), un fascinante pero mortal rape y un enmarañado follaje de medusas.  El dúo también tiene un encuentro cercano con una ballena azul, hacen surf en la Corriente Oriental Australiana (EAC) con una manada de modernas tortugas de mar y repelen el ataque de voraces gaviotas, mientras van rumbo al puerto de Sydney.  Sus aventuras se convierten en material de leyenda, y muy pronto los peces y las aves por igual murmuran acerca de este extraordinario par.  La noticia de este heroico pez payaso que viaja por el océano en busca de su hijo incluso hasta oídos de Nemo, en el acuario. Nemo se siente sorprendido y emocionado cuando se entera de la búsqueda que realiza su padre para encontrarlo.  Con el aliento de Gill y motivado por el fuerte deseo de regresar junto a su padre, Nemo avanza en un audaz plan de fuga.  Pero el tiempo se está acortando; la rebelde sobrina del dentista, Darla (un destructivo dínamo conocido por sacudir a los peces que tiene como mascotas hasta que sucumben), está decidida a elegir a Nemo al día siguiente. A su llegada al puerto de Sydney, Marlin y Dory reciben una gran ayuda de Nigel, un amistoso pelícano que también ha oído acerca de las asombrosas historias de este valiente pez payaso que está buscando a su hijo. Con el tiempo que apremia y numerosos factores en juego, un océano separa a un padre y a su hijo en sus esfuerzos por volver a estar juntos.